Costumbres ecuador

Ecuador, al ser un país pluriétnico y multicultural, se destaca por la celebración de muchas tradiciones y costumbres celebradas a lo largo y ancho de este país. Sin embargo, aquí abordaremos las más conocidas por los ecuatorianos. Top 10 de las mejores costumbres y tradiciones del Ecuador: 1. La diablada Pillareña Amorfinos – Costa – Costumbres y Tradiciones del Ecuador Como parte de los rodeos se destacan los amorfinos, que consisten en composiciones cortas poéticas o canciones de origen popular. Estos forman parte de la tradición oral de los pueblos, en donde a diferencia de la copla, se llega a mezclar lo romántico con sentimientos impuestos a ... Tradiciones De Ecuador. Creencias, Fiestas, Costumbres Y Comidas. Ecuador es un país lleno de historia y cultura, con numerosas e interesantes fiestas tradicionales. Algunas de las cuales conservan sus raíces indígenas, y otras están marcadas por la influencia de la cultura española y católica. Ecuador es un país rico en cultura llena de costumbres y tradiciones. Los días festivos representan cada expresión, desde carnavales, navidades, días religiosos, etc. Todo se compone por comidas típicas, bailes y colores. De esta manera, son muy variadas las costumbres y tradiciones de Ecuador, para un mayor disfrute de su cultura. Costumbres y tradiciones del Ecuador por regiones. De la misma forma es importante tener en cuenta que una de las regiones de Ecuador se trata de la región costera o el litoral, en tal sentido, por lo que respecta a las tradiciones del Ecuador en esta región del país hay que destacar que como se ha mencionado anteriormente se basan en el ... COSTUMBRES Y TRADICIONES DE LOS GALÁPAGOS. Entre las costumbres y tradiciones de la Islas Galápagos podemos mencionar: Las fiestas de provincialización en Santa Cruz y San Cristobal. Las fiestas patronales. Las fiestas de Santa Águeda. Celebración del día de Santa Aguedilla (6 de Febrero). Deporte popular es el Ecuavoley . No podríamos entender las costumbres ecuatorianas sin tener en cuenta su diversidad étnica y regional, conformada por la presencia de indígenas, blancos, mestizos y afroecuatorianos repartidos entre la sierra, oriente, la región insular y la costa. Descubre a continuación cuáles son las principales costumbres y tradiciones de Ecuador. En Ecuador tenemos la costumbre que para despedir el año que está por terminar quemamos en la calle a un monigote de aserrín o de papel periódico llamado “año viejo”. Estos monigotes pueden ser desde un simple muñeco anónimo de aserrín, el presidente del país, Mickey Mouse, o cualquier personaje de moda. Festividades. Una de las costumbres más importantes de ecuador es la celebración de los carnavales, en especial el Carnaval del Chimborazo, una festividad donde se mezcla la cosmología andina y la influencia europea, siendo una fiesta en honor a la abundancia una semana antes de la etapa de abstinencia por cuaresma.Los cantos, la música, la comida típica y las danzas son los ingredientes ... Las tradiciones y costumbres de Ecuador son celebraciones, maneras de actuar y elementos culturales que se llevan dando desde tiempos antiguos en este país. Algunas de las más importantes son la fiesta del Sol, la celebración de las cruces, la música ecuatoriana, el rodeo montubio y la festividad de Yamor, entre muchas otras.

comunidad latina worldwide

2015.01.21 05:04 Jay_V comunidad latina worldwide

This subreddit is for everyone who is living, working, studying, or travelling in a foreign country and would like to find out about events or meet up with other members of the latino community or of their native country. *Este subreddit es para toda que está viviendo, trabajando, estudiando, o viajando en un país extranjero y le gustaría averiguar sobre eventos o reunirse con otros miembros de la comunidad latina o de su país.*
[link]


2020.06.26 00:56 Tiigerchill Cositas...:(

Bueno acabo de tener una charla con mi padre y pues necesito desahogarme mi padre hoy a venido borracho algo que como que se le está volviendo costumbre enfin hoy llega y me dice que quiere que saque notas de 8 para arriba en bachillerato o sino me mandará para ecuador(estoy en españa) el caso es que yo acabo de terminar la Secundaria con una nota de 5,7 un nota bastante baja. Bueno yo le he dicho voy a estudiar bachillerato y me dice eso que como no saque una nota de 8 me manda para ecuador y pues no me dará nada de reglos ni nada cosa que me es bástate igual, lo que me choca es que me vaya hacer estudiar algo que no me gusta que es la ingeniería eléctrica y además quiere que en bachillerato saque una nota más arriba de 8... y dice que encima juego con ventaja que me ponga estos 3 meses de vacaciones antes de volver al colegio a estudiar el temario de bachillerato bueno era eso gracias por los que llegaron hasta aquí sólo quería desahogarme.FACTS...
submitted by Tiigerchill to espanol [link] [comments]


2019.08.29 21:54 Pepe-Argento [Mega Thread] Origen de palabras y frases argentinas

Estimados rediturros, en base al post del usuario que hoy descubrió la etimología de Michi (gato), vengo a hacerles entrega del thread que se merecen aquellas personas curiosas.
Seguramente faltan varias palabras pero dejo las que fui recolectando. ----
A CADA CHANCHO LE TOCA SU SAN MARTÍN.
Alude al 11 de noviembre, día de San Martín de Tours, patrono de Buenos Aires, que se celebra comiendo lechón. Significa que a todos les llega en algún momento la compensación por sus buenos o malos actos.
A SEGURO SE LO LLEVARON PRESO.
Viene de Jaén, España, donde los delincuentes eran recluídos en el Castillo de Segura de la Sierra. Originalmente se decía `a (la prisión de) Segura se lo llevaron preso`, que advertía de no robar, para no terminar en Segura. Hoy significa que nadie está libre de alguna contingencia.
AL TUN TÚN.
Con la expresión `al tun tún`, los paremiólogos no se ponen de acuerdo: para unos deviene de `ad vultum tuum`, que en latín vulgar significa `al bulto`, y para otros, es una voz creada para sugerir una acción ejecutada de golpe. De cualquier forma, hoy `al tun tun` indica algo hecho sin análisis ni discriminación.
ANANÁ.
Es una fruta nativa de América del Sur, deliciosa, decorativa y habitualmente asociada con los climas tropicales. El vocablo ananá proviene de nana, que en guaraní significa perfumado. Y fueron los colonizadores portugueses quienes adaptaron esta voz original guaraní para acercarla al modo en que hoy la usamos en la Argentina. Otra de sus nominaciones, piña, se debe a Cristóbal Colón, quien al verla por primera vez (en 1493, en la isla de Guadalupe) pensó erróneamente que había encontrado un tipo de piñón de pino.
ATORRANTES.
Lo de `atorrantes` viene de principios del siglo pasado, cuando colocaron unos grandes caños de desagüe en la costanera, frente a la actual Casa de Gobierno, en lo que hoy es Puerto Madero. Éstos tenían la leyenda `A. Torrant et Cie.` (nombre del fabricante francés) bien grande a lo largo de cada segmento de caño, y estuvieron casi más de un año hasta que, por fin, los enterraron. Mientras tanto `se fueron a vivir a los caños` cuanto vago, linyera y sujetos de avería rondaban por la zona y así surgió este dicho. Cuando la gente se refería a las personas que vivían en esos caños, los llamaban "A-Torran-tes". Más adelante se llamó así a toda persona vaga o de mal comportamiento.
BACÁN.
Aunque casi ya no se emplea, podemos escuchar esta palabra en muchísimos tangos de comienzos del siglo XX. “Mina que de puro esquillo con otro bacán se fue”, dice la letra de Ivette, compuesta por Pascual Contursi. “Hoy sos toda una bacana, la vida te ríe y canta”, reza Mano a mano, el clásico de Celedonio Flores. Del genovés baccan (jefe de familia o patrón), el término alude a una persona adinerada, elegante, amante del buen vivir y acompañó un fenómeno social: el surgimiento de la clase media y la figura del hombre capaz de darse ciertos lujos y exhibirlos.
BANCAR.
Con frases como “Yo te banco” o “No te banco más”, bancar es uno de los verbos que más usamos los argentinos para expresar si aguantamos, toleramos o apoyamos a algo o alguien. El origen del término es bastante discutido. Algunas opiniones señalan que alude al banco en el que nos sentamos, en el sentido de que este soporta nuestro cuerpo. Sin embargo, otros argumentan que se trata de una expresión popularizada gracias a los juegos de azar. Es que “bancame” era la súplica que hacían los apostadores a los responsables de la banca en los casinos.
BARDO.
Esta voz comenzó a utilizarse en la década del 80 y se propagó rápidamente, incluso con su verbo derivado: bardear. Se aplica para indicar la ocurrencia de problemas, líos, desorden o embrollos. Para algunos es una especie de “lunfardo del lunfardo” porque se trata de una simplificación del término balurdo, otra locución coloquial que tomamos del italiano (balordo: necio o tonto). Así que están avisados: la próxima vez que digan que algo “es un bardo”, sepan que del otro lado del océano pueden interpretar que se refieren simplemente a una tontería.
BERRETÍN.
Una obsesión, un capricho, una esperanza acariciada sin fundamento racional… eso es un berretín. De origen genovés, donde beretín alude a una especie de gorro o sombrero, la creatividad popular nombró así a los deseos intensos que llevamos en la cabeza. El tango supo recoger esta palabra. Por ejemplo, Niño bien arranca: “Niño bien, pretencioso y engrupido, que tenés el berretín de figurar”. Esta voz, hoy casi en desuso, también llegó al cine. En 1933 se rodó Los tres berretines, la segunda película argentina de cine sonoro que narraba tres pasiones porteñas: fútbol, tango y cine.
BOLÓ.
Sin lugar a dudas, boludo es una de las palabras que identifican a los argentinos y que más transformó su sentido a lo largo de las últimas décadas. De ser agresiva e insultante, se convirtió en una expresión inocente y típica empleada para llamar la atención del otro. En la provincia de Córdoba evolucionó de tal modo que terminó teniendo una sonoridad totalmente diferente: boló. Y la frase “¿Qué hacé’ boló?” podría ser perfectamente el saludo entre dos cordobeses que se tienen la más alta estima.
BOLUDO [Mención especial].
Convertida en un verdadero clásico argentino, boludo (y sus derivados, boludez, boludeo, boludear) fue mutando su significado a través del tiempo.
En el siglo XIX, los gauchos peleaban contra un ejército de lo que en aquella época era una nación desarrolla como la española.
Luchaban contra hombres disciplinados en las mejores academias militares provistos de armas de fuego, artillería, corazas, caballería y el mejor acero toledano, mientras que los criollos (montoneros), de calzoncillo cribado y botas de potro con los dedos al aire, sólo tenían para oponerles pelotas, piedras grandes con un surco por donde ataban un tiento, bolas (las boleadoras) y facones, que algunos amarraban a una caña tacuara y hacían una lanza precaria. Pocos tenían armas de fuego: algún trabuco naranjero o arma larga desactualizada.
Entonces, ¿cuál era la técnica para oponerse a semejante maquinaria bélica como la que traían los realistas? Los gauchos se formaban en tres filas: la primera era la de los "pelotudos", que portaban las pelotas de piedras grandes amarradas con un tiento. La segunda era la de los "lanceros", con facón y tacuara, y, la tercera, la integraban los "boludos" con sus boleadoras o bolas. Cuando los españoles cargaban con su caballería, los pelotudos, haciendo gala de una admirable valentía, los esperaban a pie firme y les pegaban a los caballos en el pecho. De esta forma, rodaban y desmontaban al jinete y provocaban la caída de los que venían atrás. Los lanceros aprovechaban esta circunstancia y pinchaban a los caídos.
En 1890, un diputado de la Nación aludió a lo que hoy llamaríamos "perejiles", diciendo que "no había que ser pelotudo", en referencia a que no había que ir al frente y hacerse matar. En la actualidad, resemantizada, funciona como muletilla e implica un tono amistoso, de confianza. El alcance del término es tan grande que, en el VI Congreso de la Lengua Española, realizado en 2013, el escritor argentino Juan Gelman la eligió como la palabra que mejor nos representa.
BONDI.
A fines del siglo XIX, los pasajes de tranvía en Brasil llevaban escrita la palabra bond (bono en inglés). Por eso, las clases populares comenzaron a referirse al tranvía como bonde (en portugués la “e” suena como nuestra “i”). A partir de entonces, el recorrido del vocablo fue directo: la trajeron los italianos que llegaban desde Brasil y, cuando el tranvía dejó de funcionar en Buenos Aires, se convirtió en sinónimo popular de colectivo.
CAMBALACHE.
Es el título del emblemático tango escrito por Enrique Santos Discépolo en 1935. Pero, ¿sabés qué significa exactamente esta palabra? Originalmente deriva del verbo cambiar y en nuestro país se utilizó para nombrar a las antiguas tiendas de compraventa de objetos usados. Este es el sentido que se le da en el tango cuando dice: “Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache, vi llorar la Biblia junto al calefón”. Por eso, el significado se transformó en sinónimo de desorden o mezcla confusa de objetos.
CANA.
Existen diferentes versiones para explicar cómo surgió este vocablo que en lunfardo significa unívocamente policía. Una dice que proviene de la abreviatura de canario, que se empleaba en España para designar a los delatores. Aunque la historia más extendida lo ubica en el idioma francés, del término canne, y alude al bastón que portaban los agentes del orden. Como sea, cana pasó a nombrar a la policía y, más tarde, se empleó como sinónimo de cárcel (“ir en cana”). Hoy también se utiliza la expresión “mandar en cana” para decir, con picardía, que dejamos a alguien en evidencia.
CANCHA.
Apasionados por el deporte, los argentinos repetimos frases que ya forman parte de nuestra genética. “El domingo vamos a la cancha” es una de ellas. Como es sabido, cancha es el espacio que se destina a eventos deportivos y, en ocasiones, a algunos espectáculos artísticos. Pero lo que pocos conocen es que esta palabra proviene del quechua, lengua originaria en la que kancha significa lugar plano. La acepción que en la actualidad le damos a esta expresión llegó con la práctica de la lidia de toros y pronto se expandió a todos los deportes.
CANILLITA.
El origen de esta palabra es literalmente literario. La voz se toma de Canillita, una pieza teatral escrita por Florencio Sánchez en los primeros años del siglo XX. El protagonista es un muchacho de 15 años que trabaja en la calle vendiendo periódicos para mantener a su familia. Como sus piernas son muy flaquitas y lleva unos pantalones que le quedaron cortos por los que asoman sus canillas, lo llaman Canillita. Desde 1947, el 7 de noviembre se celebra el Día del Canillita en homenaje a la muerte del gran escritor uruguayo, autor de otra obra emblemática M’hijo el dotor.
CATRASCA.
Puede que, a menudo, muchos de los que utilizan esta palabra para referirse socarronamente a las personas torpes o propensas a los pequeños accidentes no tengan cabal idea de su significado literal. Sucede que esta expresión se establece como síntesis de la frase “Cagada tras cagada”. En la Argentina, se hizo popular en 1977 a partir de la película El gordo catástrofe, protagonizada por Jorge Porcel, quien personificaba un hombre que vivía de accidente en accidente y al que todos llamaban Catrasca.
CHABÓN.
Desde el tango El firulete, de Rodolfo Taboada, que dice “Vos dejá nomás que algún chabón chamuye al cuete y sacudile tu firulete…”, hasta After chabón, el último disco de la banda de rock Sumo, esta voz del lunfardo se instaló en la cultura argentina como sinónimo de muchacho, tipo o pibe. El término deriva de chavó (del idioma caló, usado por el pueblo gitano), que significa joven, muchachuelo. De allí provienen, también, algunas variantes como chavo y chaval, empleadas en diferentes países de habla hispana.
CHAMAMÉ.
La palabra chamamé proviene del guaraní chaá-maì-mé (“estoy bajo la lluvia” o “bajo la sombra estoy”). Según Antonio Sepp, musicólogo jesuita, los nativos se reunían bajo un enorme árbol y, en forma de ronda, hablaban y cantaban ordenadamente a lo largo de la noche; respetaban así la sabiduría de los años, sin negarles un lugar a los más jóvenes. Muchas veces terminaban danzando y desplazándose como en un rito de adoración o gratitud. Es en esos espacios de encuentro donde se cree que nació el chamamé, esa marca de identidad musical de la Mesopotamia.
CHAMIGO.
La oralidad reunió che y amigo en un solo término para dar origen a una tercera palabra: chamigo. En este caso, el vocablo che proviene del guaraní, y no del mapuche ni del valenciano, donde tiene otros significados. En guaraní, che es el pronombre posesivo mi, y por eso chamigo quiere decir mi amigo o amigo mío. Esta voz se emplea en Chaco, Corrientes, Misiones y Entre Ríos, provincias donde la cultura guaranítica tiene mayor peso. “El chamigo es algo más que lo común de un amigo, es esa mano que estrecha con impulso repentino”, canta el chamamecero Antonio Tarragó Ros.
CHANGO.
En el noroeste se usa la palabra chango, o su diminutivo changuito, como sinónimo de niño o muchacho. El término deriva de una voz quechua que significa pequeño. Una zamba dice “Cántale, chango, a mi tierra, con todita tu alma, con toda tu voz, con tu tonadita bien catamarqueña; cántale, changuito, lo mismo que yo”. Nieto, Farías Gómez y Spasiuk son solo tres de los Changos que ha dado el folklore argentino y que llevan este vocablo como apodo, indisolublemente unido a su apellido.
CHANTA.
Se trata de la abreviatura de la voz genovesa ciantapuffi, que significa planta clavos; es decir, persona que no paga sus deudas o que no hace bien su trabajo. Pero en nuestro país, cuando le decimos chanta a alguien, nos referimos a que no es confiable o creíble, que es irresponsable o no se compromete. Aunque también se asocia a la picardía si se emplea para nombrar a aquel que finge y presume cualidades positivas. En otras palabras, un chanta sería un charlatán, un chamuyero. En cambio, “tirarse a chanta” es abandonar las obligaciones o, como se dice en la actualidad, “hacer la plancha”.
CHAUCHA Y PALITO.
Se estima que esta frase nació en nuestro campo y se la usa para referirse a algo de poco beneficio económico o ínfimo valor. El palito alude al de la yerba que flota en el mate mal cebado: aquello que no sirve, que está pero molesta. En el caso de chaucha refuerza el sentido: para el gaucho, básicamente carnívoro, la chaucha era un vegetal sin importancia, barato, del que prefería prescindir. Además, en tiempos de la colonia, chaucha se denominaba una moneda de poco valor. Como decir “poco y nada”, pero referido unívocamente al valor monetario.
CHE.
Es una de las palabras que más nos identifica en el mundo. Casi como una seña personal. La usamos para llamar la atención del otro, para quejarnos o simplemente como interjección. La historia más difundida sostiene que es una voz mapuche que significa gente. Sin embargo, otra teoría señala que proviene de Valencia (España), donde le dan usos similares a los nuestros. Ernesto Guevara, ya que de Che hablamos, debe su apodo a la recurrencia con que empleaba la muletilla en su discurso coloquial.
CHORIPÁN.
A mediados del siglo XIX, los gauchos que habitaban las zonas rurales del Río de la Plata dieron origen a una de las minutas que más caracteriza los domingos de los argentinos: el choripán. El término, que es un acrónimo de chorizo y pan, nació en los tradicionales asados gauchescos cuando comer una achura entre dos trozos de pan empezó a ser costumbre. Hoy, a esta denominación que ya es un símbolo identitario de nuestro vocabulario, se le acoplaron dos sándwiches más: vaciopán y morcipán.
COLIFA.
Colifa es un término muy popular que empleamos para expresar, con cierta ternura, que alguien está loco, piantado o rayado. Aunque el sentido común nos lleva a pensar que proviene del término colifato, los estudiosos explican que coli deriva del vocablo italiano coló (que significa, justamente, chiflado). A su vez, colo es loco al vesre ()al revés en lunfardo). Entonces, colifato, y su apócope colifa, aparecen como transformaciones de ese término original que en el habla de la calle sumó sílabas con fines únicamente creativos.
CROTO.
La expresión `Croto` se remonta a la década del `20, cuando el entonces Ministro de Obras Públicas y Transporte, Crotto, implementó una especie de certificado de pobreza y cuyo portador podía viajar gratis en los tranvías y trenes. Hoy en día se denomina con este nombre a toda persona mal vestida que con su apariencia denota su estado de indigencia.
CUARTETO.
En cualquier lugar del mundo se denomina cuarteto a un conjunto de cuatro integrantes, pero para los argentinos se trata, además, de un género musical con influencias de la tarantela y el pasodoble. Este ritmo tropical, que comenzó a bailarse en las zonas rurales de la provincia de Córdoba durante la década del 40 y se popularizó en todo el país en los 90, es una creación cien por ciento argentina. Sus dos exponentes más emblemáticos, Carlos “La Mona” Jiménez y Rodrigo Bueno, convirtieron a este género en una alegre y festiva marca de identidad.
DEL AÑO DEL ÑAUPA.
Se trata de una expresión muy antigua y, decirlo así, puede parecer redundante. Porque ñaupa es una voz quechua que significa viejo o antiguo. En general, se emplea para aludir a un acontecimiento que data de tiempo atrás. La creencia popular considera que Ñaupa fue una persona que tuvo una existencia asombrosamente prolongada. Muy utilizado en la década del 30, suele asociarse al lunfardo, en especial cuando se dice que un tango es “del año del ñaupa”. Su equivalente en España es “del tiempo de Maricastaña”. La versión moderna sería "del año del orto"
DESPIPLUME.
Muchas veces, los medios de comunicación masiva logran instalar expresiones en el habla cotidiana gracias a memorables personajes de ficción y, también, a los guiones de algunas publicidades. Es el caso de despiplume, una voz que nació en la década del 70 en un spot de la famosa marca de coñac Tres plumas protagonizado por Susana Giménez. A través de un juego de palabras, la idea fue asociar el término despiole al producto. Sin dudas, lo lograron, pues si bien hoy la expresión casi no se usa, cualquiera sabe qué queremos decir cuando afirmamos que “esto es un despiplume”.
DULCE DE LECHE.
“Más argentino que el dulce de leche”, dice la expresión popular. Sin embargo, son varios los países que se atribuyen su creación. Nuestra versión cuenta que esta delicia nacional nace de una casualidad. En 1829, Juan Manuel de Rosas esperaba a Juan Lavalle, su enemigo político, en una estancia. La criada hervía leche con azúcar para cebar el mate y olvidó la preparación por largo tiempo en el fuego. Aún así, Rosas quiso probar la sustancia espesa y amarronada que se había formado en la olla. Para sorpresa de la criada, le encantó y decidió bautizarla dulce criollo.
EN PAMPA Y LA VÍA.
Quedarse sin un peso, agotar los recursos, tener que vender la casa… Cualquiera de estas circunstancias puede expresarse con el mismo dicho: “Me quedé en Pampa y la vía”. ¿Alguna vez escuchaste de dónde viene este dicho? Tiene una ubicación geográfica muy precisa porque la calle La Pampa se cruza con la vía del tren muy cerca del hipódromo de Buenos Aires. Cuenta la leyenda que los jugadores que apostaban a los caballos, cuando tenían un día de mala racha y lo perdían todo, se iban del barrio en un ómnibus que salía del cruce de Pampa y la vía.
FIACA.
La historia de esta palabra –que todos asociamos a la pereza y desgano– se origina en el habla de los almaceneros de barrio procedentes de Italia. En genovés, fiacún alude al cansancio provocado por la falta de alimentación adecuada. Y fueron estos comerciantes quienes diseminaron el término que, con el uso coloquial, se transformó en fiaca. Como habrá sido que se instaló, que una de las famosas Aguafuertes porteñas de Roberto Arlt se refiere al tema: “No hay porteño, desde la Boca a Núñez, y desde Núñez a Corrales, que no haya dicho alguna vez: ‘Hoy estoy con fiaca”.
GAMBETA.
Proviene de gamba, que en italiano significa pierna, y es un término que usamos en diferentes contextos. Por ejemplo, “hacer la gamba” es ayudar a otra persona. Claro que, si las cosas no salen bien, decimos que lo que hicimos fue “meter la gamba”. Puntualmente, gambeta refiere a un movimiento de danza que consiste en cruzar las piernas en el aire. Pero en el Río de la Plata funciona como metáfora de otro arte, el fútbol: porque en el campo de juego, gambeta es el movimiento que hace el jugador para evitar que el contrario le arrebate la pelota. Por eso, en el uso cotidiano, cuando sorteamos obstáculos decimos que gambeteamos.
GAUCHADA.
En nuestro lenguaje cotidiano, hacer una gauchada es ayudar a alguien sin esperar nada a cambio. La gauchada era una actitud típica de los gauchos, un gesto completo de solidaridad. Es que estos hombres cumplieron un rol clave en la guerra de la Independencia por su valentía, habilidad para cabalgar y gran conocimiento del territorio. Por el contrario, hacer una guachada es cometer una traición, aunque detrás de esta expresión haya un sentido más trágico que desleal. Y es que guacho refiere a la cría animal que perdió a su madre, y por extensión, a los niños huérfanos.
GIL.
A la hora de dirigirse a alguien en forma peyorativa, gil es una de las expresiones preferidas por los argentinos. Asociada a la ingenuidad o a la falta de experiencia, algunos sostienen que proviene de perejil, otra voz coloquial que en una de sus acepciones puede emplearse con un significado parecido, puesto que hasta hace unos años era una hortaliza tan barata que los verduleros directamente la regalaban. Sin embargo, gil proviene del caló, una antigua lengua gitana en la que gilí quiere decir inexperto.
GUACHO.
En el campo se denomina como guacho al ternero que queda huérfano.
GUARANGO.
Es lamentable, pero algunas palabras que usamos cotidianamente provienen de situaciones históricas de discriminación y exclusión. Es el caso de guarango, que si bien en la actualidad se emplea como sinónimo de grosero, maleducado o malhablado, fue instalada por los españoles de la conquista como referencia despectiva y racista hacia los nativos que hablaban en guaraní. Decirle guarango a la persona que emplea un vocabulario soez es ofensivo pero no por la adjetivación que pretende, sino porque su origen alude a una descalificación arbitraria.
GUASO.
La frecuencia con que se emplea el término guaso en Córdoba lo convierte en un cordobesismo. Pero ser guaso en esta provincia tiene por lo menos dos niveles. Cuando alude a un hombre: “El guaso estaba tomando algo en el bar”, la palabra solo sirve para definirlo como individuo masculino (en este caso, guaso funciona como sinónimo de tipo, chabón, etc.). Pero también se emplea para hacer referencia a alguien grosero o de poca educación: “No seai guaso vo’”. Y es tal la dinámica del vocablo que permite hiperbolizarlo, de manera que algo guaso pueda crecer hasta ser guasaso.
GUITA.
En lunfardo, el dinero tiene infinidad de sinónimos: mango, viyuya, morlaco, vento, mosca, tarasca. También existe un lenguaje propio para hablar de su valor: luca es mil, gamba es cien y palo es millón. Sin embargo, el origen del término guita es difícil de rastrear. Una de las versiones más difundidas sostiene que proviene del alemán, específicamente del germano antiguo, de la voz witta, usada para denominar algo fundamental sin lo cual no se puede vivir. A su vez, witta también proviene del latín vita que significa vida.
GURÍ.
¿Alguna vez te dijeron gurí o gurisa? Seguramente fue cuando todavía eras un chico. Porque el término proviene de la voz guaraní ngiri y significa muchacho, niño. Es una palabra que podemos escuchar en Corrientes, Misiones y Entre Ríos, y por supuesto también en la República Oriental del Uruguay. “¡Tu recuerdo ya no es una postal, Posadas! Ni tu yerbatal, ni tu tierra colorada. Con un sapukay siento que tu voz me llama porque tengo en mí, alma de gurí”, dice la letra del chamamé Alma de gurí.
HUMITA.
La humita es mucho más que un gusto de empanada. Pero son pocos los que saben que la palabra proviene de la voz quechua jumint’a, un alimento que preparaban los antiguos pueblos indígenas del continente (incas, mayas y aztecas). Hecho a base de choclo triturado, la preparación incorpora cebolla, tomate y ají molido, se sirve envuelto en las mismas hojas de la planta del maíz. Este delicioso y nutritivo plato es típico de Chile, Bolivia, Ecuador, Perú y el norte argentino.
IRSE AL HUMO.
“Se me vino al humo” es una imagen cotidiana en el habla de los argentinos. El dicho alude al modo en que los indígenas convocaban a los malones y figura en el Martín Fierro, de José Hernández: “Su señal es un humito que se eleva muy arriba / De todas partes se vienen / a engrosar la comitiva”. Pero también la registra Lucio V. Mansilla en Una excursión a los indios Ranqueles: “El fuego y el humo traicionan al hombre de las pampas”, escribe dando a entender que una fogata mal apagada o la pólvora que quemaban los fusiles bastaban para que lanzas y boleadoras acudiesen a la humareda.
LABURAR.
Laburar surge naturalmente del verbo lavorare (trabajar en italiano), que a su vez deriva de labor en latín, cuyo significado es fatiga, esfuerzo. La connotación negativa se encuentra también en los orígenes del término en español ya que trabajar proviene del vocablo latín tripalium, traducido como tres palos: un instrumento de castigo físico que se usaba contra los esclavos. De modo que si bien el laburo dignifica y es salud; el origen de su locución nos remonta a situaciones que poco tienen que ver con esos significados.
MATE.
La propuesta es natural en cualquier parte: “¿Y si nos tomamos unos mates?”. Esta infusión, la más amada por los argentinos, toma su nombre, como muchas otras palabras, de la lengua quechua. Porque mati es la voz que empleaban los pueblos originarios para referirse a cualquier utensilio para beber. Y es que mate tiene la particularidad de aludir al contenido, pero también al continente. Un término que para los rioplatenses significa mucho más que una bebida. Porque la mateada es un ritual, un espacio de encuentro y celebración.
MORFAR.
Proviene de la palabra italiana morfa que significa boca. Con el tiempo y el uso, la expresión adquirió nuevos sentidos: padecer, sobrellevar, sufrir: “Me morfé cuatro horas de cola”. En el ámbito del deporte, especialmente en el terreno futbolístico, suele emplearse el giro “morfarse la pelota”, algo así como jugar solo sin pasar el balón a los otros jugadores. Pero tan instalado estaba el término en la década del 30, que el historietista Guillermo Divito creó un personaje para la revista Rico Tipo que se llamaba Pochita Morfoni, una señora a la que le gustaba mucho comer.
MOSCATO.
Quizás los más jóvenes asocian el término a la famosa canción de Memphis La Blusera, Moscato, pizza y fainá. Sin embargo, el tradicional vino dulce, llamado así porque está hecho con uva moscatel, perdura más allá del blues local y sigue siendo un clásico de los bodegones y pizzerías de todo el país. El hábito llegó con los inmigrantes italianos a fines del siglo XIX, pero la costumbre de servirlo cuando se come una buena porción de muzzarella es propia de nuestro país y comenzó a establecerse allá por 1930.
NO QUIERE MÁS LOLA.
Lola era el nombre de una galleta sin aditivos que a principios del siglo XX integraba la dieta de hospital. Por eso, cuando alguien moría, se decía: `Este no quiere más Lola`. Y, desde entonces, se aplica a quien no quiere seguir intentando lo imposible.
ÑANDÚ.
De norte a sur y hasta la provincia de Río Negro, el ñandú es una de las aves que más se destaca en los paisajes de la Argentina. Este fabuloso animal de gran porte, que puede llegar a medir hasta 1,80 m de altura, toma su nombre de la lengua guaraní, en la que ñandú significa araña. La explicación alude a las semejanzas entre los elementos de la naturaleza. Los pueblos originarios veían un notorio parecido entre el plumaje del avestruz americano -y las figuras que se forman en él- y los arácnidos que habitan las regiones subtropicales.
NI EN PEDO.
Para ser tajantes, a veces decimos que no haremos algo "Ni en pedo", "Ni mamado", o “Ni ebrios ni dormidos”. Algunos sostienen que la expresión nació cuando Manuel Belgrano encontró a un centinela borracho y dormido. Enseguida, habría establecido una norma por la que “ningún vigía podía estar ebrio o dormido en su puesto”. Otra versión dice que, tras el triunfo en Suipacha, alguien alcoholizado propuso un brindis “por el primer Rey y Emperador de América, Don Cornelio Saavedra”. Mariano Moreno se enteró y lo desterró diciendo que nadie “ni ebrio ni dormido debe tener expresiones contra la libertad de su país”.
NO QUIERE MÁS LOLA.
Cuando no queremos más complicaciones, nos cansamos de participar en algo, o necesitamos cesar alguna actividad, decimos: “No quiero más lola”. En la Buenos Aires de 1930 se fabricaban las galletitas Lola. Elaboradas con ingredientes saludables, eran indicadas en las dietas de los hospitales. En ese contexto, cuando un enfermo podía empezar a ingerir otro tipo de alimentos, se decía que “No quería más lola”. Otro uso, más oscuro: cuando fallecía un paciente internado, obviamente, dejaba de comer. De ahí el dicho popular: “Este no quiere más lola”.
PANDITO.
Los mendocinos emplean muchos términos propios que pueden escucharse en su territorio y también, debido a la cercanía, en Chile (y viceversa). Una de las voces más representativas de este intercambio lingüístico es guón, apócope del huevón chileno. Existen algunas otras, pero menos conocidas. Por ejemplo, pandito. ¿Pero qué significa? Proviene de pando y quiere decir llano o poco profundo. “Me quedo en lo pandito de la pileta” o “Donde topa lo pandito”, que alude a donde termina el llano y comienza la montaña.
PAPUSA.
El lunfardo, la creatividad de la calle y el tango se ocupan de piropear y resaltar la belleza de la mujer. Quizá, una de las palabras que mejor lo hace sea papusa, empleada para referirse a una chica bonita, atractiva o espléndida. Este término, que también funciona como sinónimo de papirusa, se puede encontrar en clásicos del tango rioplatense como El ciruja, de Alfredo Marino, o ¡Che, papusa, oí!, de Enrique Cadícamo, que inmortalizó los versos “Che papusa, oí los acordes melodiosos que modula el bandoneón”.
PATOVICA.
Llamamos patovicas a quienes se ocupan de la seguridad de los locales bailables. Pero esta expresión nació lejos de las discotecas y cerca de los corrales avícolas. Allá por 1900, Víctor Casterán fundó en Ingeniero Maschwitz un criadero de patos y lo llamó Viccas, como las primeras letras de su nombre y su apellido. Alimentados con leche y cereales, los patos Viccas eran fornidos y sin grasa. La semejanza entre estos animales y los musculosos de los gimnasios surgió enseguida. Que los hercúleos custodios de los boliches terminaran cargando con ese mote, fue cuestión de sentarse a esperar.
PIBE.
Los rioplatenses suelen utilizar la expresión pibe como sinónimo de niño o joven. Existen diferentes versiones sobre su origen. La más difundida señala que proviene del italiano, algunos creen que del lombardo pivello (aprendiz, novato) y otros que se tomó del vocablo genovés pive (muchacho de los mandados). Pero la explicación española aporta el toque de humor. La palabra pibe, del catalán pevet (pebete), denominaba una suerte de sahumerio que gracias a la ironía popular y la subversión del sentido pasó a nombrar a los adolescentes, propensos a los olores fuertes.
PIPÍ CUCÚ.
Este argentinismo se usa para decir que algo es espléndido o sofisticado. La divertida leyenda cuenta que se popularizó en la década del 70 cuando Carlos Monzón llegó a París para pelear con el francés Jean-Claude Bouttier. Antes del combate, el argentino recibió la llave de la ciudad y, al tomar el micrófono para agradecer el honor, se dispuso a repetir el discurso que había ensayado largamente. La carcajada de la platea se desató cuando Monzón, en lugar de decir “merci beaucoup” (muchas gracias en francés) tal como lo había practicado, expresó algo nervioso: “pipí cucú”.
PIRARSE.
Pirarse es piantarse. Es decir, “irse, tomarse el buque”. Y literalmente así nace este verbo. El piróscafo era un barco a vapor que, en los primeros años del siglo XX, constituía la forma más rápida de viajar de un continente al otro. Por eso, la expresión “tomarse el piro” empezó a usarse para decir que alguien se marchaba de un lugar de manera apresurada. Sin embargo, el tiempo le otorgó otro significado: el que se iba, podía hacerlo alejándose de la realidad: “Está pirado”, “No le digas así que se pira”. Entonces, pirarse pasó a ser sinónimo de enloquecer.
PONCHO.
El poncho es una prenda sudamericana típica por definición que forma parte de la tradición criolla. Por simpleza, comodidad y capacidad de abrigo, es utilizado hasta el día de hoy en la Argentina, Chile, Ecuador y Bolivia. El origen de la palabra que lo denomina tiene muchísimas variantes, pero una de las más difundidas explica que proviene del quechua, punchu, con el mismo significado. Otra versión la relaciona con punchaw (día en quechua), como una analogía entre el amanecer de un nuevo día y la acción de emerger la cabeza a través del tajo del poncho.
PORORÓ.
Si algo destaca al maíz y a sus distintas preparaciones en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, es la gran cantidad de voces que lo nombran. Lo que en Buenos Aires se conoce como pochoclo y en otros países son rosetas de maíz; en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Santa Fe se le llama pororó. Esta palabra encuentra su origen en el guaraní. Es que los nativos le decían pororó a todo aquello que generaba un sonido estruendoso y, como es sabido, la preparación de este alimento, provoca la idea de pequeñas explosiones.
TANGO.
El tango es uno de nuestros géneros musicales y de danza más tradicionales. Sin embargo, la etimología de su nombre es objeto de fuertes controversias. Hay quienes dicen que el término proviene de tangomao, un africanismo con el que se definía a los traficantes de esclavos en la época colonial. De este modo, en América se llamó tango a los sitios donde se reunían los africanos para bailar y cantar. Otra teoría señala que el mismo vocablo entró en la segunda mitad del siglo XIX, desde Cuba y Andalucía, para denominar un género musical que en el Río de la Plata adquirió su propia idiosincrasia.
TENER LA VACA ATADA.
“Vos tenés la vaca atada”, le decimos a quien disfruta de un garantizado bienestar económico. El dicho nace en el siglo XIX, cuando en la Argentina se impuso el modelo agroexportador y muchos estancieros se enriquecieron gracias a la vasta cantidad de hectáreas que podían explotar. En aquellos tiempos, era común que los nuevos ricos viajaran a Europa con sus familias. Era costumbre que también llevaran a su personal de servicio y una vaca para obtener la leche para sus hijos durante el viaje. El animal tenía que viajar sujeto en un rincón de la bodega del barco. Esa es la famosa vaca atada.
TILINGO.
Hay palabras que, como si se tratara de una moda, aparecen y desaparecen del uso cotidiano según el contexto histórico. Es el caso de tilingo, la expresión popularizada por Arturo Jauretche, quien la instaló en el habla de los argentinos como un adjetivo para calificar a las personas que se preocupan por cosas insignificantes y ambicionan pertenecer a una clase social más alta. Además, este pensador emblemático del siglo XX actualizó el empleo de cipayo e introdujo los términos vendepatria y medio pelo.
TIRAR MANTECA AL TECHO.
Seguramente más de una vez le habrás dicho a alguien: “Dejá de tirar manteca al techo”. El giro busca expresar la idea de un gasto ostentoso e innecesario y su origen se ubica en la Buenos Aires de 1920. Por entonces, los jóvenes adinerados se divertían en los restaurantes de moda arrojando rulitos de manteca con el tenedor. Le apuntaban al techo y el objetivo era competir para ver quién era capaz de dejar pegados más trozos al cielo raso, o cuál de todos se mantenía adherido por más tiempo. Una práctica absurda de la que, afortunadamente, solo nos queda la expresión cotidiana.
TODO BICHO QUE CAMINA VA A PARAR AL ASADOR.
Tomado del Martín Fierro, el libro de José Hernández icono de la literatura gauchesca, este refrán se basa en la idea de que cualquier animal se presta para ser asado y comido. Sabido es que en la Argentina amamos los asados y todo el ritual que los envuelve. Pero, además, con el tiempo el dicho “Todo bicho que camina va a parar al asador” evolucionó sumando otros significados. Durante las décadas del 40 y 50, la frase fue utilizada también para hacer alusión a las cosas o personas cuyas acciones tienen un final previsible.
TRUCHO.
Desde hace algunas décadas es un término de uso ineludible en nuestro lenguaje cotidiano. Para los argentinos, las cosas falsas, tramposas o de mala calidad son truchas. Y dentro de esa categoría entran también las personas fraudulentas. Deriva de la palabra truchimán, muy común en el español antiguo y que refiere a personas sin escrúpulos. El empleo de trucho se hizo popular en 1986 cuando, a raíz de la crisis ecológica causada por algunas empresas en el río Paraná, el periodista Lalo Mir comentó en su programa radial que los funcionarios debían dar la trucha (cara) porque si no eran unos truchos.
VAGO.
Córdoba tiene su propia tonada, su propia forma de hablar y, claro, su modo particular para usar las palabras. En cualquier otra región, el término vago hace referencia a alguien perezoso, a un holgazán que nunca tiene ganas de hacer nada. Pero en esta provincia, vago puede ser cualquiera. Es que la palabra se utiliza para dirigirse a otra persona en forma totalmente desenfadada. Así, una frase como “El vago ese quiere trabajar todo el día” no encierra ninguna contradicción si es pronunciada dentro de los límites del territorio cordobés.
VIVA LA PEPA.
Contra lo que pudiese creerse, `viva la Pepa` no es el grito de alegría de un buscador de oro, sino el que usaban los liberales españoles en adhesión a la Constitución de Cádiz, promulgada el 19 de marzo de 1812, en la festividad de San José Obrero. Como a los José se los apoda Pepe, en vez de decir `viva la Constitución` -lo que conllevaba llegar a ser reprimidos- los liberales gritaban `viva la Pepa`. Hoy, en Argentina, su significado se ha desvirtuado y se parece a `piedra libre`.
YETA.
Significa mala suerte y se cree que deriva de las palabras napolitanas jettatura (mal de ojos) y jettatore (hombre maléfico que con su presencia produce daño a los demás). En 1904 se estrenó la obra ¡Jettatore!, de Gregorio de Laferrere, sobre un hombre con un aura funesta, y, desde entonces, los supersticiosos mantienen viva la palabra yeta. Por ejemplo, se emplea la expresión “¡Qué yeta!” en lugar de “¡Qué mala suerte!” ante una situación desafortunada. También se dice que alguien es yeta cuando se sospecha que trae mala suerte o que está enyetado cuando todo le sale mal.
ZAMBA.
No hay que confundir zamba, género folklórico argentino, con samba, música popular brasileña. Porque el simple cambio de una letra nos puede hacer viajar de una cultura a otra. La historia cuenta que durante la conquista española se denominaba zambo al hijo varón de un negro con una indígena. Por extensión, la música y la danza de esta comunidad pasó a llamarse zamba, ya que las coplas que se cantaban iban dirigidas a las mujeres. Esta danza proviene de la zamacueca peruana que, al llegar a la Argentina, incorporó el pañuelo como elemento característico.
submitted by Pepe-Argento to argentina [link] [comments]


2019.08.20 17:38 lblack_sugarl Muñecos de extraña procedencia.

Buenas queridos usuarios de reddit la verdad estaba buscando un reddit que me permitiera publicar cierta evidencia de lo que les estoy a punto de contar, un día en Salinas, Playas de Ecuador, decidimos pasear en el mercadillo de artesanía por la noche, no lo hacemos de costumbre porque queda un tanto lejos y siempre cuando vamos a ese lugar compramos cosas, ya sean artesanías de madera, collares etc. Pero esta vez había un puesto distinto algo nuevo que nunca había visto, un puesto que vendían muñecos hechos de distintos materiales, pero con apariencias extrañas, me parecían muy creepy y por esa misma razón decidí comprar uno, su apariencia era de un duende con unas cadenas y un delfín simulando un pez en uno de sus brazos, sinceramente me parecían haber sido sacados del universo de Tim Burton, luego al quedarme impresionado le pregunte al chico que si el los había hecho, el me dijo que su madre los hizo, le dije que si pensaba participar en una casa de animación ya que su madre tenia talento y me respondió que no algo nervioso luego cambio de tema y lo compramos, luego nos lo llevamos a casa luego de largas horas y cito, cosas raras empezaron a pasar desde que llegó el muñeco, eso sin incluir su repentina desaparición, soy escéptico de estas cosas pero me pareció muy curioso el caso, así que si sigue pasando algo los seguiré manteniendo en contacto, por cierto, no hubiera publicado nada de esto , si la noche pasada no hubiera encontrado unos pájaros muertos en el patio de mi casa.
submitted by lblack_sugarl to drossrotzank [link] [comments]


2019.03.12 00:40 Twatburger9000 Una Norteamericana

Hola!
Perdon sí mi Español no es tan bueno, ingles es mi primer idioma.
Voy a ir a Ecuador por unos semanas al fin de abril, y quiero preguntar si hay algo que necesito saber sobre los costumbres de Ecuador. No quiero ser grossera con nadie, pero todavio no lo se nada sobre la gente de Ecuador. Todo los documentarios que encuentro son en ingles, y creo que va estar mejor so yo le pregunto a la gente de este país, y no a otras personas de los estados unidos.
Gracias a todos, que tengan un buen dia! :)
submitted by Twatburger9000 to ecuador [link] [comments]


2018.12.11 18:16 unyunoro Maximilian Camino: La emigración toca fondo

El drama de los venezolanos emigrantes va a agravarse durante el año 2019. A esa idea deben acostumbrarse los potenciales viajeros, y saber a qué atenerse cuando se lancen a la aventura migrante, particularmente a las naciones latinoamericanas.
Para los demás países de Suramérica, este 2018 fue el del shock de la emigración venezolana. Se enfrentaron a un fenómeno para el que no estaban preparados y tuvieron que asumir, tomando a la carrera medidas de paños calientes.
Huyendo del caos venezolano, a los países vecinos llegaron cientos de miles de nuevos habitantes no acostumbrados a las normas locales, muchos de ellos durmiendo en plazas. Otros, en grupo tomaron canchas y locales municipales, aturdiendo a los nativos, presionando su tranquilidad, cambiando modus vivendi. En algunas zonas se coparon algunos servicios de salud, afectando a toda la comunidad de lugareños.
Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Chile y Argentina son los países a los que los emigrantes venezolanos están llegando. Estos aspiran a que la solidaridad inicial se mantenga para las nuevas oleadas de desplazados que se prometen para 2019, año de agravamiento de la crisis política, económica y social en Venezuela.
Pero es de prever que los vecinos ya no tendrán la misma paciencia y brazos abiertos como hasta ahora. Ya no habrá capacidad para másalbergues locales especiales para venezolanos. El nivel de solidaridad exhibido hasta ahora va a cambiar porque ya no se verá como algo positivo recibir a tanto inmigrante venezolano que se han visto presionados a salir de su territorio natural.
El nivel de paciencia llegó a Panamá hasta el año 2016, cuando el gobierno del itsmo comenzó a tomar medidas serias para contener el flujo de venezolanos por sus distintos puntos fronterizos. Esas acciones oficiales no fueron más que la consecuencia de las presiones que los propios panameños ejercieron para contener la llegada de los nuevos inmigrantes. No quieren que se albergue gente a costillas de su tranquilidad, sus empleos o la calidad de los servicios que reciben o la afectación de sus costumbres.
La OEA y la ONU, esta última a través de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han intervenido en el asunto visitando las zonas fronterizas de Venezuela y avalando las solicitudes de recursos de los países afectados por el fenómeno migratorio.
Sobre todo Colombia se ha movido en la búsqueda de recursos para poder manejar la diáspora venezolana, que hasta ahora se le ha hecho inmanejable.
El próximo país donde pueden verse cambios es Brasil, afectado esencialmente en su frontera norte y que desde el 1 de enero tendrá un nuevo gobierno que promete más severidad en el manejo de la inmigración.
Hasta ahora ha exhibido cierta calma y ha sido solidario. Pero esa solidaridad tiene tiempo finito.
Ya los venezolanos somos como los desplazados sirios de América. Y esto tendrá consecuencias sobre la situación interna que vive el país. Ya no habrá válvula de escape y se agudizará la presión interna sobre el presidente Maduro. Ya ni la esperanza de salir del país para algunos será una opción. Muchos inmigrantes regresarán y la mayoría adversarán al Gobierno. Se le sumará este descontento a la lista larga que ya tiene el Presidente.
Lo cierto es que para algunos la emigración en Venezuela tocó fondo. Se acabo la ilusión por otra tierra y a diferencia de Cuba no existirá una ley de Pies secos.
Le puede interesar:
submitted by unyunoro to u/unyunoro [link] [comments]


2018.09.17 18:11 sebastianlizardi Reflexión sobre los aforamientos, la separación de poderes, y la impunidad de los corruptos

Hola
.
Acaba de salir la noticia de que Pedro Sánchez pretende reformar la constitución para acabar con los aforamientos. Una de las principales reivindicaciones de Ciudadanos, y también desde sectores de Podemos.
.
Os voy a dar mi opinión, como de costumbre voy a llevar un poco la contraria. Creo que esto es un tema importante sobre lo que hay que hacer una reflexión, y no dejarse llevar por la demagogia y el discurso fácil.
.
En España, al igual que en otros países, existe un problema grave de impunidad de los corruptos. La corrupción nos cuesta mucho dinero, dinero que nos roban, y los culpables salen impunes, no devuelven lo robado, ni pisan la cárcel, y si un juez se atreve a plantar cara a los grandes corruptos puede salirle muy caro, sino que le pregunten a Elpidio Silva, que metió en la cárcel a Miguel Blesa, luego de eso le inhabilitaron como juez, Blesa quedó libre; o que le pregunten a Baltasar Garzón, que también se metió con quien no debía, también inhabilitado. Eso en España, en otros países a los jueces valientes, a los jueces honrados, directamente los matan. Y los corruptos campan a sus anchas, porque son una mafia.
.
La impunidad de los corruptos es un problema grave de la sociedad. Ante esto vienen partidos como Ciudadanos que dicen tener la "solución" al problema, que es acabar con los aforamientos. De esta manera, como los jueces del Tribunal Supremo son puestos a dedo por los partidos políticos (los mismos corruptos eligen qué jueces les van a juzgar), si se acaban los aforamientos, los corruptos tendrán que vérselas con valientes y honrados jueces de la Audiencia Nacional, y ahí se termina la impunidad. Problema resuelto. Todo por la gracia de Ciudadanos y sus medidas de regeneración.
.
También se usa el argumento, sobre todo desde sectores de Podemos, de que los aforamientos son un "privilegio" de la casta política, que quien ha cometido un delito, ya sea un cargo público, debe ser juzgado en las mismas condiciones que cualquier ciudadano. Suena fantástico. Igualdad ante la ley. Corruptos al paredón. Fantástico. Dan ganas de votar a un partido con ese discurso.
.
Ok. Voy a profundizar un poco sobre el tema, que es bastante complejo.
.
En primer lugar, en mi opinión, el origen del problema no son los aforamientos. El problema, el verdadero problema, es el sistema de elección de jueces. El sistema de elección de miembros del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Supremo, y de la Fiscalía General del Estado.
.
El congreso elige a los miembros del CGPJ, que a su vez elige a los jueces del TS. Por su parte el gobierno elige al FGE. Es decir, los partidos políticos tienen control sobre el poder judicial. Y en última instancia, los políticos corruptos pueden elegir al juez que va a juzgar su propio caso. El hecho de acabar con los aforamientos (reforma de la constitución incluida), el hecho de que los políticos puedan ser juzgados por jueces de la Audiencia Nacional, no cambia el hecho de que los partidos políticos siguen eligiendo a los miembros superiores del poder judicial. No hay separación de poderes. El legislativo y el ejecutivo controlan el poder judicial. Y si se acaba con los aforamientos, sigue sin haber separación de poderes, sigue sin haber justicia independiente.
.
Pero hay más. Esto no termina aquí. Hay que entender para qué sirven los aforamientos desde un principio, esos supuestos privilegios de la casta política. Lo cierto es que los aforamientos son una herramienta precisamente para que haya una separación de poderes efectiva. No del judicial respecto del ejecutivo y legislativo, sino al revés. La realidad es que el poder judicial (que tiene mucho, mucho poder) puede ejercer una presión torticera sobre miembros del legislativo o del ejecutivo. Igual que hay políticos corruptos, puede haber jueces corruptos. Igual que hay políticos reaccionarios, puede haber jueces reaccionarios.
.
De esto no te das cuenta hasta que gobiernas, por eso Podemos, que no ha gobernado nunca el estado, sigue con su discurso de que los aforamientos son privilegios de la casta. Cuando gobiernen no dirán lo mismo, creedme.
.
Hay muchos casos de injerencia del poder judicial en el legislativo o ejecutivo. En Brasil, jueces corruptos y reaccionarios tienen en prisión a Lula, sin base jurídica, y le han inhabilitado para ser candidato a presidente. Hay que recordar que según las encuestas Lula es el único candidato presidencial que vencería en primera vuelta a Jail Bolsonaro, el candidato de la extrema derecha ultrarreaccionaria y ultraliberal de Brasil. En Argentina, jueces corruptos y reaccionarios han ordenado el allanamiento del domicilio de Cristina Kirchner sin otra base jurídica que la condena mediática, mientras Macri aplica el ajuste del FMI. En Ecuador, jueces corruptos y reaccionarios pretender inhabilitar a Rafael Correa, mientras Lenin Moreno deshace toda las reformas de la Revolución Ciudadana de la última década. Esto mismo le pasará a los miembros de Podemos cuando gobiernen, no tengo duda. Y les harán un impeachment igual que le hicieron a Dilma Roussef. Las verdaderas élites corruptas, usan todas sus armas y todo su poder frente a gobiernos populares, incluyendo la presión torticera y la injerencia del poder judicial mediante jueces corruptos y reaccionarios.
.
Por este motivo, los aforamientos, aunque suene raro, son una herramienta de separación de poderes, que garantizan la independencia de los miembros del poder ejecutivo y del poder legislativo democráticamente electos, sean progresistas o conservadores, liberales o comunistas.
.
¿Por qué un partido ultraliberal como Ciudadanos, un partido de las élites empresariales, quiere acabar con los aforamientos? Buena pregunta. ¿Qué pasaría si no hubiera aforamientos? Pues pasaría que cualquier juez podría juzgar a legisladores y gobernantes democráticamente electos. Y cualquier empresario corrupto podría sobornar a un juez para que impute a un político que no le guste, o cualquier juez reaccionario podría imputar a un político que no le guste. O la presión mediática podría hacer que un juez impute sin base jurídica a un político, porque los medios de comunicación dicen que es corrupto, es decir, el poder de los medios de comunicación (que ya es gigante) crecería aún más. Por ese motivo, un partido del IBEX35 como es Ciudadanos reivindica tan insistentemente acabar con los aforamientos, nada sería de mayor agrado para las élites empresariales corruptas.
.
Aún así seguimos con el problema de la impunidad de los políticos corruptos, que se aprovechan de su aforamiento para eludir la justicia. Más bien se aprovechan de que sus partidos controlan el CGPJ y el TS, que es distinto. Porque ser aforado no significa ser inviolable, como el rey (eso sí que es un privilegio), ser aforado significa que debes ser juzgado por un tribunal de mayor instancia, y en todo país democrático debe haber un tribunal de mayor instancia al que poder apelar (un principio democrático, la apelación), es decir el Tribunal Supremo.
.
Hay que ir al origen del problema, que es el sistema de elección de jueces. Para ello habría que reformar la constitución. La cosa es que para acabar con los aforamientos también habría que reformar la constitución. Sobre esto quiero detenerme. Pablo Iglesias suele decir que si PSOE y PP quieren cambiar la constitución, Podemos puede forzar un referendum. Fantástico. Pero cuidado. Porque PSOE, PP o cualquier gobierno corrupto, puede hacer un referendum-trampa. Me explico, pueden hacer un referendum con una pregunta tipo "¿Estás a favor de este cambio en la constitución para luchar contra la impunidad y la corrupción política?", y en esa misma reforma meter todo tipo de cambios regresivos en la constitución. Esto se ha hecho multitud de veces en la historia de diferentes países, por eso se dice a veces que los dictadores suelen hacer uso de referendums y plebiscitos para legitimar sus reformas regresivas. Lenin Moreno acaba de hacerlo el año pasado en Ecuador. Recomiendo ver las 7 preguntas que planteó el gobierno de Ecuador para su reforma constitucional, que es básicamente una reforma regresiva y antidemocrática, "legitimada" por un referendum tramposo.
.
Mi propuesta:
.
Sistema mixto de elección de jueces. De cada órgano superior de justicia, una tercera parte (el 33%) se elige por el congreso con mayoría cualificada; otro 33% en elecciones con sufragio limitado a jueces, fiscales y abogados colegiados; y el otro 33% en elecciones con sufragio universal. Separación de poderes. Justicia independiente pero no autárquica. Equilibrio de poder y contrapoder. Check and balance.
.
Bueno, esa es mi opinión.
.
Un abrazo.
submitted by sebastianlizardi to podemos [link] [comments]


2018.02.19 04:54 adonis28850 Impresiones de 3 días en San Juan

Sólo pretendía compartir un par de reflexiones sobre mi estancia en PR, pero antes de nada, decir que hablo desde la ignorancia, y después de haber pasado únicamente 3 días en PR, San Juan más concretamente.
Una vez aclarado esto, al lío. He tenido la suerte de viajar por diferentes países de América Latina (Cuba, Ecuador, etc., así como Grenada), y siempre me he llevado una impresión muy grata y auténtica de todos esos sitios. Gente que vive con lo básico, pero que se identifican con su cultura, la defienden, y están orgullosos de ello. Antes de venir a PR me esperaba algo parecido, y aunque en parte he encontrado algo de eso, mi impresión principal - y triste, bajo mi punto de vista - es que por desgracia esto es un poco como un parque de atracciones de los USA. Me explico, me he encontrado un país que depende de sobremanera del turismo, y que por culpa de esto se amolda y cambia en función de lo que los turistas (99% ?! Americanos) quiera o les guste. Me he encontrado a un país adormecido, y a su gente conformista, totalmente comprando el estilo de vida Americano y sus costumbres (idioma, comida, forma de vestir, forma de actuar, etc.) como si fuese la epítome de lo avanzado y la perfección, cuando es todo lo contrario. Podría seguir dando ejemplos, y hablar largo y tendido, pero en resumen, me he encontrado un país que pasó de ser por casi 400 años una colonia Española, a ser ahora una colonia Americana, aunque más encubiertamente.
Dos ejemplos que me impactaron sobremanera, y que me entristecieron mucho:
El primero fue el estar en una terraza bebiendo tranquilamente una copa y disfrutando de un cantante local, en dicho bar había un gato que supongo sería de los dueños del local. En un momento dado, un joven Americano empezó a jugar con el gato, y cuando la camarera vino, se sacó de la cartera X dólares, y dijo que quería comprar al gato, que cuanto valía... se puede ser más estúpido, egocéntrico, presuntuoso?! acaso a todo en esta vida hay que ponerle precio como por allí hacen?!.. la camarera sonrió y no dijo nada..
El segundo tiene que ver con la alimentación. Es asombroso la cantidad de niños obesos que he visto en 3 días aquí. Escuelas enteras yendo a comer con los niños a Burger Kings/Wendys/Pizza Huts... Acaso la alimentación tradicional PRiqueña no es mucho más rica y saludable que eso?! Que futuro nos espera cuando a los niños no se les educa de pequeños a llevar una dieta saludable en vez de ir a comer a todos los fast food Americanos que parecen haber conquistado los puntos más emblemáticos de San Juan?!
Pido perdón si alguien se siente ofendido, aclarar como ya he dicho que lo que acabo de comentar es basado en una estancia muy limitada en PR, y segundamente que lo hago intentando hacer una crítica constructiva y objetiva, desde el punto de vista de alguien que no es ni PR ni de USA, y por lo tanto más neutral si cabe. Estoy seguro que PR y su gente se merece algo más y mejor que lo que tiene, pero mientras no se quite el complejo de colonia que he observado estos días, mejorar la situación va a ser difícil...
No soy yo amigo de patrias o de estados, todos somos seres humanos que habitamos el mismo planeta, creo pues que mostrar el amor a unas tradiciones y a una gente no se hace izando una bandera, cantando un himno, o llenándose el pecho y la boca de palabras vacías, sino, parafraseando a un gran autor: el movimiento se demuestra andando...
Saludos.
submitted by adonis28850 to PuertoRico [link] [comments]


2018.02.08 11:08 Subversivo-Maldito La pesadilla de los negristas. La actualidad de Gramsci y lo nacional-popular...Debate muy interesante entre Emmanuel Rodríguez y Carlo Formenti...

Los amigos Manolo Monereo y Javier Aguilera me solicitan mi respuesta a la recensión crítica de Emmanuel Rodríguez de la edición española de mi último libro, La variante populista. Acepto su invitación tras algunas dudas, porque el texto de Rodríguez no me pareció que pudiera suscitar un debate interesante: tras replicar a los numerosos ataques de los “negristas” italianos, su lectura me provoca, en realidad, una sensación de dejà vu (es curioso que los intelectuales post-obreristas, aunque declarándose refractarios a las jerarquías y a las disciplinas de partido o de movimiento, emplean un lenguaje que nunca se distancia del catálogo de conceptos que el “maestro” Antonio Negri y sus fieles han codificado en un verdadero y propio catecismo). Nada nuevo en el frente hispánico, por tanto, pero vayamos al asunto.
No me detengo sobre la primera parte del artículo, que propone un sintético, y no siempre riguroso y fiel, resumen de las tesis del libro. Respecto a la segunda parte, que por el contrario entra en los asuntos de fondo, contestaré sucintamente sobre las cuestiones más relevantes: Estado y economía; capital y trabajo; tecnología y composición de clase; pueblo y nación y Europa y América Latina. De la crítica que Rodríguez hace a lo que he escrito sobre la relación entre Estado y globalización capitalista, alguien podría pensar que no ha leído el libro, pero visto que lo ha leído, me veo obligado a tomar nota de su mala fe. En parte alguna del libro encontraréis la tesis de que la globalización coincidiría con el triunfo del mercado sobre el Estado. Al contrario: siguiendo el análisis, entre otros, de Dardot y Laval, sostengo que no estamos frente a una “retirada” del Estado de la economía, sino en un proceso de desmantelamiento de la sociedad fordista y de sus instituciones políticas, nacionales y supranacionales, totalmente proyectado, planificado y realizado por los estados conforme a los principios del ordoliberalismo, que se basan en la existencia de un Estado fuerte, al que atribuyen una doble tarea: 1) crear las condiciones jurídicas, políticas y culturales necesarias para el funcionamiento del mercado, del que se reconoce explícitamente la incapacidad de autoregularse (cfr. von Hayek y otros), y 2) construir un sujeto social "hecho a medida" de las necesidades de la fase actual del desarrollo capitalista.
Vayamos ahora a las relaciones entre capital y trabajo y entre tecnología y composición de clase. La concepción post-obrerista de la relación capital-trabajo en la actual fase capitalista propone una mezcla contradictoria de neo-proudhonismo y arqueología marxista. A la arqueología marxista pertenece el entusiasmo por el progreso tecnológico (bien sintetizado por el Manifiesto aceleracionista que relanza el concepto –que suena hoy como un patético residuo del siglo XIX– según el cual el desarrollo de las fuerzas productivas crea por sí mismo –por hegeliana necesidad histórica– las condiciones para la transición al socialismo). Un entusiasmo que elimina el problema de la no neutralidad de la tecnología (en particular de la tecnología digital, que genera un nivel incomparablemente más radical de subordinación/integración de la fuerza de trabajo en el capital respecto al de las tecnologías fordistas), y presume que el proletariado puede heredar el sistema técnico del capital tal y como es para convertirlo en el instrumento de su propia emancipación.
Neo-proudhoniana es, por el contrario, la idea de un capitalismo “parasitario” (impugnada por Marx en su crítica al socialismo utópico) que “roba a la fuerza de trabajo los resultados de una cooperación social que se desarrollaría espontánea y autónomamente del comando capitalista (a quien sostiene idioteces similares habría que sugerirle que se aprenda de memoria el Capítulo VI Inédito del Capital). De aquí se derivaría la tesis de la ruptura de las relaciones de fuerza entre el trabajo vivo y el trabajo muerto, por la que hoy el primero dominaría/usaría al segundo y no a la inversa. Y llegamos aquí al ridículo: los “trabajadores del conocimiento” que los post-obreristas identifican con la nueva vanguardia revolucionaria son, en todo caso, reducidos ellos mismos a trabajo muerto, a capital fijo en su forma digitalizada, compuesta por la integración entre computadora, software e inteligencia humana objetivada, estandarizada y sistematizada, mientras la “creatividad” de este sector laboral se reduce al desarrollo de tecnologías, productos y servicios que sirven para controladisciplinar la amplia masa de trabajadores ejecutivos, precarizados, descentralizados en áreas de bajo costo y sobreexplotados. Estamos, por tanto, ante una versión post-moderna de la aristocracia obrera de leniniana memoria o incluso a la de los empleados en diseño de métodos y sistemas de control de la era taylorista.
En este punto debo añadir tres incisos. Uno: Rodríguez rechaza mis críticas al concepto de trabajo inmaterial sosteniendo que el término no hay que entenderlo en sentido literal, sino como “subsunción general de la subjetividad en los procesos de valorización del capital (la vida puesta a trabajar)”. Pero aquí la abstracción se hace, si ello fuera posible, más “inmaterial”, impalpable, resultando que, en vez de atribuir a las concretas formas de vida un papel antagonista, en cuanto irreduciblemente externas a las relaciones de producción, se impone a la vida reducida a pura abstracción el papel de “capital variable”. Dos: las tesis recien expuestas se basan esencialmente en las páginas del “Fragmento sobre las máquinas” de los “Grundrisse”, donde Marx habla al final de la ley del valor. Teniendo en cuenta que la teoría marxista del valor trabajo, tomada en clave puramente económica (además de ser científicamente contestable: véase Sraffa), pierde todo contenido subversivo (contenido referido a las relaciones de fuerza entre las clases y no a la teoría económica), es evidente que las formas concretas en las que la teoría “se encarna” en las diversas fases del desarrollo capitalista cambian con el tiempo, así como es evidente que se podrá hablar del fin de la ley del valor sólo si y cuando se acabe con el dominio del capital sobre el trabajo. Rodríguez y los negristas sueñan que viven en un mundo donde esto ya ha tenido lugar: benditos sean, pero mientras sigan soñando, el capitalismo “tendrá los siglos contados” (citando las palabras de un conocido economista). Tres: los negristas se obstinan en leer la crisis como fruto exclusivo de las contradicciones inmanentes al modo de producción, siendo incapaces de captar la naturaleza eminentemente política de la crisis actual: una crisis de hegemonía que hace que grandes masas populares dejen de delegar y de confiar en las élites, mientras que solo éste carácter político de la crisis nos permite tener alguna esperanza de relanzar la lucha de clases. Antes de pasar a los temas de lo nacional-popular, haré dos consideraciones.
La primera referida a la crisis de la globalización. De la delirante visión de un mundo unificado que Negri expuso en Imperio (versión post-moderna del super-imperialismo de Kautsky) no queda rastro alguno. Esto no significa que se hayan acabado los flujos globales financieros (los comerciales, por el contrario, efectiva y significativamente se han ralentizado, mientras crecen las pulsiones proteccionistas y mercantilistas), sino que hemos entrado en una fase de caos sistémico (cfr. Wallerstein y Arrighi) en el que renace la lucha inter-imperialista entre las grandes potencias, las mega-empresas multinacionales (que mantienen, se diga lo que se diga, relaciones estratégicas con sus países de origen), y los bloques regionales. El esquema de centro, semiperiferia y periferia sigue siendo válido pero sufre modificaciones con el rápido desarrollo de las relaciones geopolíticas de fuerza, surgiendo imperialismos subregionales (Brasil, por ejemplo) que crean sus propias periferias, pero aparecen a su vez subordinados a bloques regionales más poderosos (Estados Unidos y China, en primer lugar).
La segunda se refiere al progresivo eclipse del concepto de multitud en los discursos post-obreristas (en ausencia de toda consideración autocrítica, algo ya típico: cuando una categoría se queda sin fundamento alguno, los negristas pasan de largo fingiendo como si nada hubiera pasado). El fracaso de tal concepto, incapaz de dar cuenta de las dinámicas reales de los conflictos de clase de los últimos veinte años, ha llevado a la recuperación de la categoría obrerista “clásica” de composición de clase, aunque declinada en formas nuevas. Paradójicamente, el concepto de multitud, a pesar incluso de su abstracción, representaba un avance, mientras que la vuelta a los conceptos obreristas tradicionales es un paso atrás, aunque sólo fuera porque la de multitud era una imagen más cercana a la realidad de una masa fragmentada de piezas de clase heterogéneas, resultado de medio siglo de contrarrevolución neoliberal.
El mérito de haber afrontado esta realidad “hecha pedazos” y de haber descrito las modalidades de una posible recomposición política lo tiene Ernesto Laclau y su concepto de pueblo. En su crítica, los post-obreristas, como de costumbre, juegan sucio. Mantienen que la idea de pueblo en Laclau coincide de hecho con la que fue configurándose históricamente con el nacimiento de los modernos estados-nación y las grandes revoluciones burguesas. Por el contrario, Laclau habla de pueblo en relación a un proceso (específicamente asociado a la crisis de los sistemas políticos post-democráticos, surgidos de la contrarrevolución neoliberal) a través del que: 1) los distintos momentos conflictivos generados por la incapacidad sistémica de responder a determinadas reivindicaciones económicas, sociales, identitarias, etc, pueden –en determinadas circunstancias y condiciones– aglutinarse en torno a una demanda particular que asume un papel hegemónico; 2) inéditos proyectos políticos pueden aprovechar la ocasión de estos “momentos” para construir un pueblo, para dar así unidad simbólica a los distintos impulsos antagonistas y encauzarlos hacia un resultado contra-hegemónico y antisistémico. En mi libro estas tesis son asumidas críticamente (sin esconder los puntos débiles: que se trata de una descripción empírico/fenoménica de algunos procesos reales, el excesivo peso atribuido al aspecto retórico/comunicativo de los fenómenos sociales frente a una escasa atención al papel de las clases sociales, etc), pero sobre todo son releídas a la luz del pensamiento gramsciano y de las categorías de hegemonía, guerra de posiciones, el hacerse Estado de las clases subalternas, el partido como formación de intelectuales orgánicos, etc.
El último punto es dirimente porque, siendo verdad que el que escribe compartió durante mucho tiempo la historia del obrerismo italiano, como recuerda Rodríguez (que como sus amigos italianos me reprocha tácitamente la “traición”), es igualmente cierto que mi biografía política se inicia, entre finales de los 60 e inicios de los 70 del siglo pasado, en una formación política que se denominaba, no casualmente, Grupo Gramsci. Por lo que para mí la recuperación de la teoría gramsciana es, más que un giro, un retorno a los orígenes, impuesto por la extraordinaria actualidad que el pensamiento de Gramsci está hoy revelando (véase su redescubrimiento en América Latina, Asia y África). Que se me vincule al giro trontiano, por tanto, no tiene fundamento alguno, teniendo en cuenta que Tronti siempre fue, y lo sigue siendo, antigramsciano: su fidelidad al PCI y a sus posteriores mutaciones hasta el PD se debe fundamentalmente (véase la larga vídeo-entrevista dirigida por mí y publicada por DeriveApprodi) a su autodefinición como “viejo bolchevique”, es decir, un realista político (su amor por Maquiavelo y Schmitt no es casual) que decide estar allí donde más fuerza hay para defender así mejor los intereses de los más débiles (argumento débil, pero que nada tiene que ver con Gramsci). En mi libro, la capacidad de las tesis de Laclau (y más aún la del Gramsci nacional-popular) para analizar la realidad de los conflictos sociales y políticos contemporáneos se mide sobre todo en relación a las revoluciones bolivarianas (Venezuela, Bolivia y Ecuador) y a los casos de Podemos en España y de Sanders en los Estados Unidos. En la edición griega del libro, que está a punto de salir, he actualizado y profundizado estas partes y he añadido algunos párrafos dedicados al ascenso de Corbyn en Inglaterra, al movimiento de Mélenchon en Francia, a Syriza y a la evolución de Podemos y del M5S (Movimiento 5 Estrellas) italiano. Aquí me limitaré a algunas notas sobre Europa y América Latina, a las que sin embargo debo adelantar un breve excursus sobre el tema de la relación entre Estado, pueblo y nación.
La formidable aceleración histórica que el mundo ha sufrido a partir de la contraofensiva capitalista tras el ciclo de luchas de los años 60 y 70 del siglo XX y su aparente triunfo definitivo, asociado al derrumbe del bloque soviético y a la revolución tecnológica iniciada en los años 90, han neutralizado la capacidad de análisis e iniciativa política de las izquierdas: las socialdemocracias se han convertido en masa al neoliberalismo, las izquierdas radicales entraron en una depresión, entre remordimientos y nostalgia del compromiso fordista o –en el caso de los post-obreristas– se dejaron llevar por la euforia de un imaginario vuelco en las relaciones de fuerza entre el capital y el trabajo. No sorprende, por tanto, que no sepan captar los elementos, al mismo tiempo, de continuidad y de discontinuidad entre la crisis de la primera y de la segunda globalización. El concepto de globalización viene asumido acríticamente en la versión ideológica que proporciona el pensamiento único dominante, eliminando el hecho de que la internacionalización de los flujos de dinero y de mercancías es un dato permanente de la historia del capitalismo, eliminando la actualidad del análisis leninista del imperialismo (que obviamente hay que actualizar respecto a la caótica evolución de las relaciones de fuerza geopolíticas señaladas con anterioridad) y asumiendo el discurso cosmopolita burgués que anuncia el triunfo definitivo del mercado sobre la política por el que, de vez en cuando, se aceptan “de forma realista” las restricciones de la economía o, peor, se atribuyen al cosmopolitismo burgués las virtudes del internacionalismo proletario. De la cuestión nacional, que ha agitado durante más de un siglo el debate en el marxismo, se han perdido los rastros de los años 70 del siglo pasado, cuando el presunto fin de la época colonial ha marginado los análisis de autores como Franz Fanon, Samir Amin o Gunder Frank (por no hablar de los teóricos del sistema mundo). De ahí que hoy cualquier referencia a la soberanía nacional sea tildada como algo de derechas. Poco importa que ello haya regalado a los populismos de derechas el apoyo de amplias masas proletarias, tanto las pertenecientes a los sectores inferiores “incivilizados, racistas y sexual-fóbicos” (Franco Bifo Berardi ha hablado con desprecio de nacional-obrerismo) que no interesan a una izquierda que apuesta por las vanguardias de los trabajadores del conocimiento.
Admitiendo por un momento que los “verdaderos” proletarios sean hoy estos sectores más aculturados de la clase trabajadora (que yo sigo sobre todo considerando clases medias emergentes), ¿cuándo tales sujetos (o las viejas aristocracias obreras) han hecho una revolución? ¿Es o no un hecho que todas las grandes revoluciones socialistas las hicieron las masas campesinas, dirigidas por minorías obreras e intelectuales pequeño-burgueses? Es o no un hecho que en todos estos procesos revolucionarios la cuestión de la soberanía popular y nacional (inseparables) han desempeñado un papel determinante, porque sólo cuando las situaciones en las que la opresión nacional y la explotación de clase iban juntas se daban las condiciones revolucionarias. Condiciones políticas no económicas (Gramsci dijo que Lenin hizo una revolución contra “el Capital” conquistando el poder en un país económicamente atrasado). ¿Es o no un hecho que también hoy en los países occidentales las masas populares reivindican intereses y necesidades que les niegan los procesos de internacionalización de los flujos de mercancías y de dinero?
Si la soberanía popular y nacional no se funda en reivindicaciones identitarias de tradiciones, tierra y sangre, sino en procesos de construcción hegemónica de una comunidad de lucha, de un pueblo que nace uniendo distintos impulsos antagonistas contra las élites políticas y económicas, si la nación es entendida como la proyección simbólica de un pueblo que comprende a todos aquellos que –prescindiendo de la etnia, la lengua, la religión, el sexo, etc– viven y luchan en un determinado territorio, no existe razón alguna para que ese tipo de ideas sean de “derechas”. Como máximo se podrá decir que es una estrategia política perdedora en base al dogma de la imposibilidad de realizar el socialismo en un sólo país. Pero las revoluciones bolivarianas se han hecho a contrapelo de las izquierdas radicales (troskistas, maoistas, neoestalinistas, post-obreristas, etc) empeñadas en degollarse en estériles luchas ideológicas, fueron el resultado de procesos muy similares a los descritos por Laclau, nacieron de la conjunción de rebeliones de masas contra los gobiernos neoliberales y partidos y líderes populistas que cooptaron/integraron en su seno a sectores de las izquierdas y los movimientos. ¿Estas revoluciones no son socialistas? Quizás. ¿ Que hoy todas están en crisis cercadas por el imperialismo y las nuevas luchas sociales? Es verdad. Pero eso no significa que no tengan nada que enseñarnos (y no sólo en lo negativo). Representan de hecho las únicas experiencias que han sabido interrumpir la hegemonía del consenso de Washington. Su pecado mortal no fue el soberanismo populista , sino el haber apuntado a una integración regional (el ALBA) contra-hegemónica basada casi exclusivamente en la reconversión de la renta petrolera hacia el gasto social, de haber apostado, por tanto, a un neo-extractivismo que no ha permitido desarrollar eficaces estrategias de desenganche (delinking, cfr. Samir Amin) del mercado global. Mientras tanto anotamos que las “izquierdas radicales”, ante las dificultades económicas que estos regímenes están atravesando, se posicionan en la práctica junto a las oposiciones neoliberales de derecha, demostrando otra vez su naturaleza oportunista y su incapacidad de medirse con los tiempos largos de la historia.
¿Que Europa está a distancia estelar de América Latina, de procesos de regreso a burguesías compradoras de sus élite nacionales? ¿Estamos seguros? En la lucha interimperialista que opone a los grandes bloques regionales, Europa es la cazuela entre la gran potencia declinante y la gran potencia emergente, entre EE.UU y China. Europa ha impulsado su proceso de unificación para competir mejor. Pero la condición para hacerlo ha sido un proceso de centralización que ha puesto en manos de Alemania –la única dotada de recursos industriales, financieros, demográficos y técnico-científicos– la hegemonía total sobre los países miembros. Su política neo-mercantilista, basada en el crecimiento de las exportaciones y en los principios ordoliberales que inspiran las políticas económicas (lucha contra la inflación y contención a toda costa del coste de la fuerza de trabajo) han condicionado todo el proceso de unificación, determinando: 1) el desmantelamiento de los sistemas industriales del sur de Europa, reducidos a reservas de mano de obra barata y suministradores de productos semi-elaborados para la industria alemana; 2) la colonización de los países del Este tras la caída de la URSS, la reunificación de las dos Alemanias y la guerra de los Balcanes; y 3) la imposición de políticas feroces de austeridad (administradas conjuntamente con el BCE, el FMI y las instituciones de Bruselas) a los países “indisciplinados” como Grecia (a su vez reducida a casi una colonia). El instrumento que ha permitido realizar esta presión y reducir a la obediencia a los países satélites ha sido la unificación monetaria (sobre el asunto no me extiendo porque existe ya una vasta literatura sobre ello). En otras palabras, en la región europea se ha formado una articulación local del esquema centro, semiperiferia y periferia, que vuelve a plantear, en términos distintos pero no demasiado respecto al contexto latinoamericano, las mismas contradicciones y la misma necesidad de retomar el tema de la soberanía popular y nacional en el análisis teórico y en la gestión práctica de la lucha de clases. Oportunista no es quien invita a tener todo esto en cuenta, sino quien, como Negri, se hace agit prop de un “patriotismo europeo” que corta los amarres con Marx y con Lenin, que describieron siempre el ideal de una federación de países europeos como una pesadilla reaccionaria.
Obviamente, el tema del Estado está estrechamente vinculado al de construcción de un pueblo y al de soberanía popular y nacional. Me limito, por tanto, a concluir afirmando que, frente al anti-estatalismo de las izquierdas radicales y en sintonía con el concepto gramsciano del “hacerse Estado” de las clases subalternas, estoy convencido de que la utopía del “fin del Estado” es un residuo del que hay que desprenderse, al basarse en una idea del “fin de la Historia”, de un Edén en el que todo conflicto inter-humano –y, por tanto, toda exigencia de mediación política– se habrá acabado, una idea que hoy parece no menos improbable que el dogma cristiano de la resurrección y la ascensión final de los justos al Paraíso. En las constituciones bolivarianas se configura un proyecto de Estado que no protege sólo los derechos humanos y civiles, sino también a aquellos sujetos y comunidades colectivas, garantizando su autonomía y el autogobierno democrático, pero sobre todo garantizando la posibilidad de defensa conflictiva de estas prerrogativas también y sobre todo frente al Estado que los reconoce. El hecho de que estas constituciones aún no se hayan utilizado en gran medida no cuestiona la validez del principio. [Fuente: http://ctxt.es/es/20180131/Firmas/17475/carlo-formenti-emmanuel-rodriguez-gramsci-negri-postobrerismo-postmodernismo-europa-estado-izquierda-debate-libro-la-variante-populista.htm]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.06.01 23:07 baiDbai BATZEN, HAGAMOS POLÍTICA PARA QUE NO NOS LA HAGAN ELLOS.

Este manifiesto lo colgamos en plaza Euskadi, por la censura que hay en muchos círculos. https://www.facebook.com/Batzen-Ahal-Dugu-1645383615699439/
Adjuntamos un escrito “UN NUEVO MODELO PARA EL SIGLO XXI”, sobre temas candentes de la actualidad que, por encima de los criterios individuales, pueden servir para la reflexión y el contraste de opiniones. En 16 puntos se presentan hipótesis sobre las posibilidades de conquistar un Gobierno de cambio, lo positivo del acuerdo Unidos Podemos, la importancia de la transversalidad bien entendida, y de impulsar el programa de 50 puntos de la Convergencia donde [email protected] nos sentimos [email protected]. Igualmente se habla del papel de Podemos, la unidad popular, y de las confluencias en este panorama, así como la lucha para impedir la reversibilidad de los avances.
No se trata con este escrito, de buscar afinidades. Sus ideas pueden ser o no compartidas. Su objetivo es otro: fomentar el intercambio de ideas políticas. Es el modo de favorecer la comunicación y la relación entre quienes defendemos Podemos, y queremos que nuestro empoderamiento haga que este proyecto triunfe, y haga claudicar a la casta. Unidos si que Podemos.
Batzen 1 de Junio del 2016.
UN NUEVO MODELO PARA EL SIGLO XXI 16 CUESTIONES DE LA ACTUALIDAD A DEBATE.
1.- La repetición de Elecciones, primera experiencia desde el 78, puede ser interpretada erróneamente como un fracaso, pero de hecho muestra la incapacidad de las élites por hacerse con un Gobierno, bien por continuismo o por alternancia bipartidista, sistema que operaba de forma dominante y con pleno éxito. Es por lo tanto un momento de esperanza, y un indicio de que el cambio puede convertirse en realidad.
2.- Se pueden ganar las elecciones generales. Se puede lograr, aunque sea difícil, un Gobierno de progreso, y hay que intentarlo, aunque también es posible que se forme un Gobierno de coalición de derechas. En ambos casos, el cambio seguirá siendo tarea ardua, porque todo el entramado político-económico, la hegemonía ideológica, la fuerza de la costumbre, aunque ya se constatan indicios de cambio, está alimentado por el continuismo. La clave para que este empuje popular no se venga abajo, está en hacer del mismo, un proyecto ilusionante para esta sociedad post-hegemónica (no autoritaria) que sí desea un cambio.
3.- Toda la batalla actual y futura tiene como núcleo duro la lucha entre el hegemonismo de las élites y el post-hegemonismo que caracteriza la modernidad, por ser diversa. La dificultad de las élites en la crisis, nace de su necesidad por concentrar más poder, al no poder erigirse en hacedores del bienestar. Sus discursos se hacen más ideológicos y mono-temáticos. Más fundamentalistas, “conmigo o contra mí”. Sus prácticas, más encaminadas a provocar un “choque de trenes”. No aportan nuevas ideas, ni ofrecen debates. Todo lo reducen a descalificaciones, “bolivariano o extremista”. En estas prácticas caen también los dirigentes de partidos “reformadores”, en no pocas ocasiones.
4.- En realidad, tratan de imponer el pensamiento único, basada en simbologías y fidelidades a valores tradicionales, como la defensa de España, el anticomunismo, la razón, el orden, y la ley, como sustentadores de la democracia, frente a los independentismos y populismos. Este relato uniformista se mantiene firme en la esencia constitucionalista del 78, las políticas económicas de austeridad, porque cualquier cambio desembocaría en el caos y el “corralito”, como en Grecia o Venezuela. La derecha más influyente, sigue empeñada en evitar cualquier fisura, y su objetivo es crear miedo ante todo intento de cambio.
5.- Hacer que el discurso dominante sea incuestionable choca con el duro escenario del país real, donde el paro, la precariedad, la pobreza siguen ofreciendo un panorama insostenible. Igualmente, choca con una sociedad fragmentada por múltiples problemas, compleja, que necesita saber y conocer las raíces de sus males y las salidas a este caos permanente. Las respuestas de los partidos políticos, sea del PP, como de Cs, PSOE, o el PNV que son idénticas en lo fundamental, sobre todo en materia económica y de igualdad, se reafirman en que no existe otro camino, siguen sin aceptar la dura realidad de unos hechos que hablan por sí mismos. No reconocen que la vieja política ha fracasado. De ahí que sea preciso fomentar el debate, como arma política, sobre la situación y la necesidad de cambiar las políticas económicas y la Constitución para poder salir de este agujero. Es hora de hablar de los déficits, de los ingresos y de los gastos, del camino para crear empleo y revitalizar negocios de nuevo tipo y sostenibles.
6.- Si algo se aprendió, tras la Gran Depresión del 29, fue que hay instrumentos que permiten salir de la crisis. La economía de Singapur, nos permite entender que las economías pueden crecer más mediante buenas regulaciones. Japón ha sido un buen ejemplo para demostrar que con las políticas de austeridad no se sale de la recesión. En EEUU dejaron atrás la crisis gracias a programas de intervención del Estado que Europa no ha aplicado. La ruina de Europa, tras la II Guerra mundial fue superada gracias a políticas keynesianas. Los modelos desarrollistas han ayudado a muchos países, de diferentes tipos, en su desarrollo, como al propio EEUU, o a Ecuador. Volver al modelo neoclásico, y aplicarlo como receta global, como ha hecho el Gobierno de Rajoy, sin contar con aportaciones de otras escuelas más modernas, como la institucionalista, la conductista, la schumpeteriana o la austríaca es un error. Ante un mundo complejo, solo acertaremos, si preservamos la diversidad intelectual y si estimulamos la fertilización cruzada de ideas.
7.- Aún se nos dice que el mundo está dividido en dos bloques, el democrático y el socialista (o comunista). Esta es la gran mentira que se difunde a base de pequeñas dosis diarias de propaganda. El comunismo y el capitalismo puros como modelos reales no existen. Son simples ideas imaginarias, que se suelen defender en base a los conceptos de igualdad y de libertad. Por otra parte, se difunde la falsa idea de que el terrorismo es consecuencia de los Estados fallidos del mundo árabe, y el populismo caótico, derivado de la incompetencia de la sociedad sudamericana. Por último, África, se explota, y “no cuenta”. La idea dominante presenta el mundo como una guerra entre las fuerzas del bien, de la Democracia, que ha de ser defendida, y las fuerzas del mal, el resto. La realidad es bien diferente. Los modelos de países de “socialismo real”, como Rusia y China ya mostraron su agotamiento y fracaso, y el “capitalismo real” monopolista y de cárteles, como EEUU, se halla en franca decadencia, tratando de “auto-protegerse” mediante un modelo neoliberal que concentra poder y acapara excedentes. Es este fracaso lo que en gran medida impide la paz mundial. En el mundo real, además de estas grades potencias, hay innumerables países que no pueden ser alineados en bloques. Países que vienen creando y defendiendo sus propios modelos, donde hay libertades, operan los mercados y son regulados mediante instrumentos públicos, generando riqueza e igualdad. Nuestro reto actual no está en optar entre el capitalismo y el socialismo. El gran reto del siglo XXI es y será construir nuevos modelos, o mejorarlos, para que respondan a la complejidad de la sociedad actual.
8.- Al hilo de esta última idea, la elección entre capitalismo o el socialismo, también se nos inculca la idea de lealtad hacia grandes ideales como ser de derechas o de izquierdas, ser cristianos o ateos, demócratas o populistas, civilizados o extremistas. En estas batallas-trampa nos han metido y en ellas se van nuestras energías por los sumideros. Seguramente todos y todas, el 95% de la población, estamos de acuerdo en que el modelo que buscamos debe garantizar el empleo a toda persona que desee trabajar, un sueldo digno y una renta básica para quien no trabaje, una buena escuela pública y una buena sanidad (soluciones dignas para los refugiados), respeto y libertad de las personas, derecho ciudadano a votar sus diferencias y convivir con los resultados. También estaríamos de acuerdo con que se aplicaran medidas favorables al equilibrio ambiental y ecológico. Ya no se entiende la vida sin un respeto al medio ambiente. Hay países que alcanzan buenos niveles en estos temas, disfrutan del empleo y de una democracia cualificada. Aprender de los demás es conveniente, y crear un modelo propio es el camino.
9.- Aunar al 95% de la población, al 90%, o al 80%, no es fácil. Nadie puede planificarlo y hacerlo, pero es un objetivo necesario para lograr el cambio. Son muchas tendencias, sentimientos, o problemáticas diversas que se interponen a dicha tarea. La transversalidad (convergencia entre diferentes) puede lograrlo, y solo puede lograrlo mediante un programa común que fracture el sistema por sus puntos más débiles (como es el paro, o la precariedad), porque las fracturas abren vías de agua que hacen imparable el nuevo orden deseado. Le llamamos transversalidad, pero podemos llamarlo de otro modo: fraternidad, unidad popular, o pluralidad…, lo importante es que su significante incorpore lo que la ciudadanía reivindica, en cada momento, de forma colectiva. Y esta demanda no es estática, porque un pueblo en movimiento va tomando conciencia de lo que hay que hacer para construir un presente y un futuro. Hay quienes consideran la transversalidad o unidad popular, como un mero proyecto electoralista, como si las políticas anti-cíclicas para crear empleo, poner fin a la precariedad, e impulsar inversiones sostenibles fuera algo superfluo, y estático. Hay quienes consideran que la transversalidad es simplemente construir un bonito relato sin contenido, para unir gentes “buenas” al margen de programas. Ambas actitudes menosprecian los factores del cambio, que son más elementales que los grandes discursos, pero tienen más fuerza que dichos discursos. Recordemos que se hicieron revoluciones solo por “pan, paz y trabajo”. Para construir pueblo hay que ser transversal y por ello respetar, la diversidad de sentimientos, de creencias, de ideologías, identidades, lenguas, culturas, sexos, pensamientos…y dar cauce a su expresión libre. En la comunicación, en el cruce de ideas, en el debate y en el entendimiento se construye pueblo. En esta tarea se logra el mestizaje, la creatividad, la aceptación de lo que es correcto y diverso. Es el modo de librarse de las cadenas del pensamiento único dominante, y de ir dándole cuerpo a un modelo que responda a la modernidad, que es post-hegemonista (anti-autoritaria), y solidaria, signo de lo que la sociedad actual reclama para su presente y futuro.
10.- Podemos nació como una nueva realidad, de la efervescencia populista, cuya principal expresión fue el 15M. El desplome de la confianza social, se dio cuando la explosión de las burbujas financieras y urbanísticas dejó al descubierto la falta de creatividad de las élites y los “humillados”. De las que manejan los hilos del poder, puesto que estaban sumidas en el bucle de la corrupción, y de las que no lo manejan, por estar inmersas en el bucle de la “imitación” (estar conformes con los valores y las pautas hegemónicas del sistema). Una sociedad se derrumba cuando solo imita, no crea. El 15M nació del pensamiento del “no” (“nos decían que esto era Democracia y no lo es”), que es la base de la creatividad. Empezar de cero. Podemos nació de esa misma necesidad, aunque tuvo que caer en la imitación (como no podía ser de otra forma, al estar inmerso en un sistema que hegemoniza el pensamiento). El jacobinismo es una herencia que debe ser apartada de cuajo. La experiencia, en cambio, dio a Podemos las claves para ir superando esta limitación, al sellar un acuerdo con las naciones históricas, y posteriormente con IU. También al abordar la relación con la socialdemocracia como una oportunidad, no algo a destruir, para someter las ideas propias al tamiz del debate. Estos grandes avances en la construcción de la transversalidad por parte de Podemos, pueden y deben tener sus efectos en la tarea aun pendiente, de crear una organización interna, plural y democrática, donde la igualdad de oportunidades y la participación haga que las personas sientan que el proyecto colectivo sea real y profundo.
11.- “Unidos Podemos”, es un paso muy positivo e ilusionante. Observamos, de todos modos, que los miedos juegan fuerte. Hay quienes posicionan a Podemos más a la izquierda después del acuerdo. Hay quienes lo posicionan más a la derecha. También hubo miedos que consideraron el acuerdo con Ada Colau y el reconocimiento del derecho a consulta como claudicación al nacionalismo periférico. También los que creen que tender la mano a la socialdemocracia es una pérdida de tiempo, o una cesión injustificada. Hablamos de esquematismos y de miedos, que son comprensibles. Todo movimiento político entraña riesgos, y los riesgos generan miedos. La vida, en cambio, nos enseña que si no se apuesta no se avanza, máxime en una realidad compleja que requiere soluciones complejas, no puras o tranquilizadoras. Como la vida misma, los populismos se construyen desde cero, no “imitan”, se rebelan. Es nuestra responsabilidad convertir la rebeldía en mayorías, y para esto falta mucho, cuando aún un 70% de la sociedad, que serán aliados, necesita verlo claro.
12.- Conquistar al 95% de la población para el cambio es, por lo tanto, nuestro reto. Nuestro mayor problema es el poder que se nutre de la ideología, del dinero, de las relaciones mediáticas, y viceversa. Pero este poder es el Poder exterior, el de las instituciones vertebradoras, sea la monarquía, el ejército, la iglesia, la prensa o la tradición, que sustentan un orden jerarquizado. Hay otro poder que debe ser considerado, el que nos corresponde como individuos. Cuando el Poder con mayúsculas se siente amenazado y se niega a ceder terreno, se muestra inflexible, autoritario y “auto-protector” ante la complejidad de los acontecimientos. Los individuos como “imitadores” de valores del sistema, también desarrollamos ese instinto y nos convertimos en pequeños sub-poderes que reproducen y refuerzan el “yo auto-protector”. Ese papel del sujeto es la base en la que se sustenta el Poder externo que se perpetúa mediante la “repetición o imitación”, y la no creación. De este modo, en vez de ser transmisores de la equidad, como parte del colectivo, nos convertimos en factores de división, y portadores de nuestra propia “verdad”, olvidándonos que el pueblo sólo se construye como alternativa post-hegemónica (no autoritaria).
13.- Se construye pueblo desde el movimiento, desde el protagonismo ciudadano. Podemos ha de ser un instrumento para que eso sea garantizado. De ahí que un Proyecto como Podemos, ha de respetar y defender aquellos movimientos que forman parte de este progreso, aunque sus programas sean parciales en relación a los ejes del cambio, tales como el feminismo, antimilitarismo, voluntariado, el ecologismo, “zure esku dago”, el animalismo, y demás formas de expresión en defensa de derechos. La transversalidad se hace en la base, en los centros deportivos, sociedades, hogares…o la calle, en el apoyo a estos movimientos. Las cúpulas de los partidos, más que transversalidad, lo que hacen es alianzas programáticas. La cuestión esencial es que estos acuerdos no dejen fuera a los sectores más golpeados por la crisis, como [email protected] [email protected], las personas bajo el umbral de la pobreza y [email protected] [email protected] del sistema.
14.- Nuestro objetivo inmediato es conquistar un Gobierno estatal de progreso. Y en plazo corto un Gobierno Vasco de progreso. Habrá que hacer alianzas y solo hay dos caminos. O aplicar las políticas neoliberales de estos años, o realizar un cambio real, mediante políticas que fortalezcan la competitividad por arriba, mediante I+D, y no mediante recortes por abajo. El programa de Cs promueve el continuismo del PP, y el del PSOE anda a caballo entre estos y el cambio. En la cuestión del programa de Gobierno no se puede jugar. Cualquier indecisión implicaría un fracaso. Es evidente que el programa de Podemos es nítido, transversal y realizable, por más que traten de desprestigiarlo. El nudo gordiano está en el déficit, y en las políticas de empleo. Faltan ingresos y gastos. Se logran ingresos poniendo fin a la corrupción, evitando la evasión fiscal, y con una reforma tributaria. El tema del déficit depende de nuestras negociaciones con la UE, y hay que confiar que esto puede permitirnos lograr tiempo para el cambio. Podríamos iniciar políticas anti-cíclicas con resultados muy esperanzadores. El nudo gordiano no es la economía sino hacer que la democracia se haga valer para reorientarla. Hay que hablar con claridad a la ciudadanía respecto a la importancia de negociar con Europa y la necesidad de mantenernos unidos y firmes, porque continuar con las políticas de austeridad y llevar a efecto más recortes es entrar en un agujero negro sin fin. En todo caso, interesa que el debate sobre esta cuestión se ponga en nuestra hoja de ruta para desarbolar las falacias de la política de los Gobiernos serviles a la troika. En el País Vasco, no habrá Gobierno de progreso si no descubrimos la gran mentira que significa el pacto del PNV y PSE, que refuerza la austeridad y la desigualdad en la ciudadanía vasca. No lo habrá si el futuro Gobierno vasco se sigue constituyendo bajo el liderazgo del PNV. Sea cual sea el resultado de las elecciones generales, lo cierto es que las fuerzas inmovilistas seguirán su ofensiva a la contra. La irreversibilidad implica mantener el rumbo, desmentir los ataques, elevar el discurso político, desentrañar el fondo de la cuestión que no es más que el descarado robo que se hace a la ciudadanía por unos pocos privilegiados.
15.- Europa se está fragmentando. La burocracia, los intereses corporativos, y la moneda común dividen a este proyecto que fue ilusionante en su día. Los objetivos del cambio en el Estado español están íntimamente ligados a la necesidad de lograr una Europa transparente (que renuncie a negociar tratados ocultos), abierta, una Europa que escuche y que sea solidaria. La política impuesta al pueblo griego por parte de la troika sigue fracasando, y este fracaso no es culpa de una sola de las partes. Los problemas de los países miembros de Europa solo pueden tener solución en base a un acuerdo entre acreedores y deudores. La Deuda ha de ser tratada en un foro común, y el modo de hacer frente a la misma ha de ser consensuada. No habrá una Europa nueva si no hay cambio en las políticas de cada país en el sentido progresista. El logro de Gobiernos progresistas tendrá éxito si van acompañados de políticas de fraternidad con países hermanos, en especial con aquéllos que más sufren en el marco europeo. El apoyo al Movimiento Diem 25, “Democratizar Europa o abolir la UE”, va en este mismo camino.
16.- La explosión populista en la que vivimos, que cuestiona el orden establecido, es virgen (como todos los populismos). Nace como reacción al neoliberalismo, y parte desde la nada, por eso puede ser creativo. El populismo es como una ola que crece, pero en algún momento tiene su momento de decrecimiento. Este es un hecho inevitable. Lo importante es que su fuerza transcienda en un modelo social y político coherente y consistente, de tal modo que en horas bajas, queden consolidados la mayoría de los avances logrados en los momentos álgidos. El populismo, por lo tanto, es inmaduro, aunque cuestiona el viejo orden, y no llega a verificar, por sí mismo, su propia maduración. Se auto-protege, se auto-justifica, en base a la existencia de un enemigo exterior, por su incapacidad de definir su papel en el capitalismo global. Su estrategia es pedir más poder para lograr una libertad futura, ausente en el presente. Las demandas concatenadas forman un bucle que genera una huida sin fin. Su madurez solo puede transcender de la propia ciudadanía, personas libres para construir su propio modelo de forma soberana, basado en Instituciones nuevas, no “repetitivas”, y de éxito. Si algo ha de caracterizar el nuevo modelo (1) es que sea fruto de la libertad creativa y de la capacidad de inventar una arquitectura constitucional nueva, con real división de poderes, de reconocimiento de la plurinacionalidad, con nuevas leyes electorales, escrupulosamente democráticas, de transparencia, de justicia y de partidos políticos. Un modelo con nuevas reglas de juego para una sociedad compleja, en el que la colaboración entre las empresas privadas, las instituciones públicas y la universidad estén motivadas por una reorientación del modelo productivo. Un Gobierno Provisional y un proceso constituyente, llegarán a ser necesarios. La clave es la comunicación y el debate, sin que nadie sea [email protected]. Es la palabra, el arma que nos permitirá la construcción de un orden nuevo.
(1). No damos nombre al modelo porque no añade nada que permita orientarnos. Dicho modelo tendrá, sin duda alguna, mucho del republicanismo, también del socialismo, y sin duda, del capitalismo. Es una hipótesis que parte del hecho de que la democracia, la igualdad y el mérito, serán elementos que incorpore el modelo, así como el mercado y la regulación. El modo y la forma que adopten forman parte de la creatividad social.
Batzen Ahal dugu
submitted by baiDbai to PlazaEuskadi [link] [comments]


2015.11.12 18:08 LaBalanzayLaEspada El 20D puede estar sobre 2 ejes.

El primero sería claramente el tema de la territorialidad que le interesa no solo a los independentistas de Mas y Ciu para tapar la corrupción, sino al propio PP que se ha envuelto en los mayores casos de corrupción de la historia de la democracia posiblemente aparte de la situación grave social que asola en España, allí sacaran el típico nacionalismo de la patria que tanta gente apoya aunque no signifique nada para mantener a España unida, yo también me dejaba persuadir por esas cosas pero me dí cuenta que era una manera de manipulación, precisamente cuando cayó la religión necesitaban otra herramienta para persuadir a la mayoría de la sociedad para representar "a un colectivo" -aunque fuera mentira porque el propio hecho de que una minoría y oligarquía se aleje del resto de la sociedad le quita todo significado o significante a ese concepto- y ahí surgió la patria y el nacionalismo burgués -que además siempre tendrá esa dualidad de que le echa la culpa al estado, entonces que sentido de nación va a tener-. También obviamente esto beneficia sobre todo a Ciudadanos ya que se presenta como "nueva política" -aunque no lo sea, y creo que aquí nos hemos equivocado hasta tal punto que pareciera que preferimos a C´s antes que IU- y supone lo que necesita en un pacto de estado el aliado del PP.
Luego estaría la DEMOCRACIA y la PATRIA, pero sobre todo el primer punto, vivimos en un mundo occidental donde prácticamente la democracia y la libertad lo marcan todo, habría que ver hasta que punto se cumplen ambas o si realmente es una mentira, ya con Grecia se vio que no vale de nada las elecciones, que ya no solo es que el pueblo no pueda decidir -salvo esa teoría neoliberal que dice que individualmente tú solo decides según cumples en el mercado aunque el dinero solo lo va a tener los bancos y el empresariado obviamente que es a quiénes les interesa- sino que los parlamentos tampoco. Aquí Alberto Garzón fue más honesto diciendo que Syriza se equivocó y Podemos la cagó de una manera terrible. Poniendo los puntos por encima de la mesa de lo que debería ser una democracia: que la mayoría decida políticamente y el pueblo de forma directa-participativa, unas leyes que protejan al débil, una justicia que castigue al corrupto y el explotador, unos derechos sociales garantizados, unos deberes que deben cumplirse en que la gente sea de una vez actor y no espectadores del escenario de los poderosos, un tratamiento ecológico por supuesto, igualdad ante la ley, separación de poderes, reforma de la ley electoral , referendos y plebiscitos, iniciativas legislativas populares. Aquí ganamos bastante, aparte de la cuestión de la desigualdad y la búsqueda de la emancipación económica ciudadana para cubrir lo mínimo y poder aspirar a lo que te guste en la vida, cosa que no ha conseguido el R78 ya que su modelo fue un fracaso bajo en la burbuja y como toda crisis esos sueños se esfumaron porque el sistema de producción y consumo funciona así, arrastrando a masas hacia la precariedad mientras unos pocos aumentan sus beneficios escandalosamente.
Luego estaría el asunto de la patria, es un tema que hay que tocar, ya basta de la idiotez de odiar a tu país, la ii república y demás , la nación también implica sus gentes, tradiciones, costumbres, el arte, la gastronomía, sus paisajes, el trabajo de la mayoría, la cultura, la literatura, la espiritualidad y no podemos negar todo eso del cuál este país tiene un gran legado ¿Qué es la patria? ¿De qué vale la bandera o ciertos símbolos si luego no son capaces de conseguir lo que dice la Constitución, los Derechos Humanos o de que se preocupe solo de su propiedad y sus cuentas en Suiza mientras el vecino no tiene para sanidad, no tiene vivienda o un trabajo? Pues esas son cuestiones que hay que poner encima de la mesa. La patria sin un sentido colectivo, comunitario y público no tiene razón de ser. Es papel mojado que solo sirve para legitimar la injusticia. Patria es trabajar todos juntos para mejorar las condiciones de la vida de la gente, que uno se preocupe por su barrio, que haya una unión donde haya unas relaciones sociales fluidas donde no fluya el egoísmo y el individualismo más deshumanizado, es lograr proyectos en común, es que el que tenga una máxima responsabilidad esté al lado del último hombre que sufra más, solo así se puede entender la patria.
Un país no puede entenderse sin su patria, basta ya de recordar el pasado (que está muy bien, pero la izquierda parece que solo se preocupa de la II República, la represión franquista, la revolución libertaria, la Guerra Fría), todo eso ya pasó, hay que construir el presente, pon un proyecto de III República como modelo de país, también una construcción económica alternativa que se haga a la práctica, un diseño de democracia sólida y estable mayor que la de Suiza, ahí es donde ganamos.
El PP se va a mover sobre la recuperación económica y el nacionalismo patriótico de unidad. De mantener una seriedad técnica de cara a asuntos internos y política exterior.
El PSOE en que son la opción de cambio frente al PP y que ahora se va a preocupar por la clase media, aparte de copiar a Podemos.
Ciudadanos se pondrá el más contundente en el tema de Cataluña para captar votos de la derecha en España, también juega a que no son tan diferentes del PSOE, y en esa postura de que hay que estar con el IBEX y los trabajadores a la vez... o diciendo que está con las PYMES antes que con las multinacionales (no opina lo mismo JP Morgan o el Banco Sabadell).
Podemos mirará tanto por la democracia frente al TTIP en que la política todavía sirva para controlar la economía además de asumir responsabilidades el pueblo preocupándose por la situación dramática de injusticia y desigualdad en este país. Además de tender puentes con Cataluña -que realmente es la única manera de alegrar ese asunto, porque cómo vas a hacerlo si los españoles odian a los catalanes y los catalanes a los españoles, es absurdo, hay que reconciliar-.
IU se mantendrá firme en sus propuestas con una renovación teniendo a Alberto Garzón como líder frente a la vieja guardia inmovilista -que solo quiere estar al lado del psoe- aunque le queda trabajo por hacer, pero mantiene esa opción de izquierda ortodoxa, tradicional y clásica que creo que es necesaria también, diciendo que hay que disminuir las diferencias de salarios y apostando por el empleo público.
Tenemos que aprovechar que nosotros muchas veces hemos manejado el discurso político -abrir las alfombras, renta necesaria, centralidad del tablero, nueva política- para hacer que el régimen tenga contradicciones internas y externas entre sí mientras reforzamos nuestra posición con el pueblo para construir y tender mayorías sociales -donde también es importante la movilización social, en Ecuador sin la rebelión de los forajidos por ejemplo no hubiera llegado a nada Rafael Correa-.
Y cuidado con caer en discursos triunfadores antes de tiempo porque antes es cierto que había 2 partidos solo, pero ahora somos 4 y el problema es que 3 son del régimen, no 2. Aunque al mismo tiempo se les acabó esa idea de "el pp lo ha hecho mal voto al psoe" "el psoe lo ha hecho mal voto al pp". El que vota a C´s cree que vamos a ser como Alemania, Dinamarca o Suiza, pero es mentira. Ya esos tiempos del PP en el 2000 donde un obrero ganaba mucho o del PSOE en 2006 donde se veía dinero por todas partes se acabaron. En este nuevo paradigma económico Europa ha perdido frente a los países emergentes.
También habría que tener lazos fuertes con los países sudamericanos, con Portugal o Grecia por cierto internacionalmente.
submitted by LaBalanzayLaEspada to podemos [link] [comments]


12 COSTUMBRES de ECUATORIANOS 🇪🇨 - YouTube CULTURAS Y TRADICIONES DEL ECUADOR - YouTube Costumbres, creencias, tradiciones y hábitos del Ecuador ROCIO DURCAL-COSTUMBRES-MEXICO 1991 - YouTube COSTUMBRES Y TRADICIONES DEL ECUADOR Costumbres de Ecuador Rocío Dúrcal ' Costumbres' en Ecuador - YouTube Costumbres y tradiciones en Ecuador Manuel Medrano - Costumbres - YouTube Así se celebran los MATIMONIOS INDÍGENAS  ECUADOR - YouTube

11 costumbres ecuatorianas que desconciertan a los extranjeros

  1. 12 COSTUMBRES de ECUATORIANOS 🇪🇨 - YouTube
  2. CULTURAS Y TRADICIONES DEL ECUADOR - YouTube
  3. Costumbres, creencias, tradiciones y hábitos del Ecuador
  4. ROCIO DURCAL-COSTUMBRES-MEXICO 1991 - YouTube
  5. COSTUMBRES Y TRADICIONES DEL ECUADOR
  6. Costumbres de Ecuador
  7. Rocío Dúrcal ' Costumbres' en Ecuador - YouTube
  8. Costumbres y tradiciones en Ecuador
  9. Manuel Medrano - Costumbres - YouTube
  10. Así se celebran los MATIMONIOS INDÍGENAS ECUADOR - YouTube

Costumbres y tradiciones en Ecuador - Duration: 4:04. Profe Mariani 4,947 views. 4:04. Cuéntamelo Chabelito – Vasco Núñez de Balboa y el avistamiento del mar del sur. - Duration: 7:41. MATERIA ETICA LIDERAZGO Y ANIMACION. This feature is not available right now. Please try again later. Ecuador, un país multicultural Manuel Medrano - Costumbres Parte del Album 'A Juan Gabriel, Amor Eterno' Cortesía de Warner Music Mexico Este Tributo, auspiciado por Seguros Sura, apoya lo... Estudios sociales 2° año de E.B. Costumbres y tradiciones de mi país. SANTA MISA DE HOY VIERNES 7 AGOSTO 2020 MISA HOY IGLESIA CATOLICA DE JESUS Y LA VIRGEN MARIA El Verbo Encarnado 8,374 ... D.R Sony Music Autor : Juan Gabriel- Rocío Dúrcal en Quito -Ecuador Año 1996 Entrevistada por :Doménica Tabacchi Seremos testigos de un matrimonio tradicional indígena y conoceremos un poco sobre esta celebración. Experiencia única en su estilo!. Si sabes de algún matri... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. SUSCRÍBETE AQUÍ: https://www.youtube.com/c/DayanaBeth?sub_confirmation=1 ¡TE AMO ECUADOR! ♥ Te espero en mis otras redes: Instagram: https://www.instagram.... Costumbres de Ecuador: Tradiciones de la sierra, costa y Amazonía ecuatoriana. Más información en: http://www.blogitravel.com/2011/05/pr...