Salir con un hombre diez años mayor

Salir con un hombre mayor , a diferencia de las mujeres cougar , no es algo de moda. Se ha venido dando desde hace muchos años; esa diferencia de edad en la pareja donde los hombres son ... yo tengo 23 y me atraen mayores que yo ahorita me atrae un tipo de 33. creo que la edad no importa, dicen que es bueno que una mujer busque a un hombre que le lleve 3 a 4 anios mas de lo contrario si estuvieras con alguien de tu edad tendrias que restarle 4 anios a el, pues la mujer madura mas rapido que el hombre osea estuvieras con alguien ... Según un artículo de la sección MSN's Lifestyle, 'la diferencia de edad promedio entre parejas casadas es de 3,5 años'. Salir con un hombre que tiene 10 años más puede tener sus beneficios, pero también dificultades. Aunque cada persona y cada relación son únicas, hay algunas pautas que pueden ayudar a ... Salir con un hombre rico no tiene por que ser difícil a menos que tu sola te pero si tu buscas a alguien solo por el dinero las cosas se pueden complicar un Falta: mayor. Salir con un hombre mayor, a diferencia de las mujeres cougar, no es algo de Por más tranquilo que haya sido nuestra pareja, en esos cinco, ocho, diez o. Ventajas de salir con un hombre mayor. ... Si empiezas una relación con un hombre que es diez o quince años mayor que tú, podrás beneficiarte de su experiencia, la cual le permitirá saber cómo debe actuar ante determinadas situaciones y cómo hacer que te sientas bien en todo momento. ¡No olvides que la experiencia es un grado! ¡Que la diferencia de edad no te asuste! Si tienes a un hombre 10 años menor que tú en la mira, voy a contarte cuáles son las razones para que te animes y salgas con él. #1 ¡10 años no son ... Salir con un hombre 10 años mayor es bueno porque es una persona que quiere comprarse un departamento para tener en un futuro una familia. Si una mujer tiene 30 años y es profesional, ... Cómo es realmente salir con un hombre mayor (y no está nada mal) Demuestra que tiene un deseo sexual desligado de la maternidad. A la mujer la critican o ridiculizan. O si ella tiene 30 y él 20, por ejemplo, le dicen que su pareja podría ser su hijo, aunque sólo se lleven diez años. Aquí un listado de las más. 10 Razones para salir con un hombre un poco mayor que tú. Especifica 'vida normal' La verdad es que yo tambien salgo con un hombre 9 años mayor que yo. No, el no quiere casarse conmigo, x dios tngo salir con alguien 15 anos mayor años eso ni se nos ha pasado por la cabeza!

Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas

2020.07.19 23:25 ernsthemingway Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas

Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas
https://preview.redd.it/8ltg2tigovb51.jpg?width=400&format=pjpg&auto=webp&s=b41b3179cef47df8ad714d44590a41e2a9f1f2f9
Edgar Ricardo Arjona Morales, mejor conocido como Ricardo Arjona, nacido en Jocotenango, Guatemala el 19 de Enero de 1964. Todo un personaje polifacético: Licenciado en Comunicación Social, docente aficionado, basquebolista profesional (jugó en las Ligas Mayores de su país), pero por sobre todas las cosas… Poeta, cantante y músico bohemio… de cuarta (es una de sus facetas mas terribles que voy a resaltar aquí).
Comenzó a cantar profesionalmente desde 1985, saltó a la fama internacional en 1992 con el disco Animal Nocturno. Arjona durante toda su carrera como cantautor solo se ha servido de crear rimas insulsas disfrazándolas como historias profundas con gran contenido personal y social como podemos ver en estos videos.
https://youtu.be/lY6doOcRVGQ
https://youtu.be/ielvdtwnhuk
https://youtu.be/U8KWh1WzQrs
Aparte de eso se las da de superstar cuando viaja a presentarse a algún país (sobre todo mi país, Venezuela que para él es una plaza segura para cantar) exige cosas absurdas como ron jamaiquino, galletas nepalíes o chocolate mexicano y además viaja con 400 guardaespaldas y 500 dobles para despistar a sus fans como si de un político importante se tratara Joder!!! ni gente como Pablo Milanés o Silvio Rodríguez andarían en esas cosas (con todo lo que son afectos al gobierno cubano).

Deconstruyendo las Letras de Arjona… Y ver por Que Apesta…
Una de las cosas que mas me ha intrigado fue el sentido de la profundidad de sus canciones y un grupo Anti-Arjona que me encontré en el Facebook, me ayudó un poco:
https://vimeo.com/18028148

Ella y Él Análisis hecho por Pekky Divya Marquez
Grado de apestosidad 8/10
Ella es de La Habana, él de Nueva York
Ella baila en tropicana, a él le gusta el rock
(OK, HASTA AQUI VAMOS BIEN…)
Ella vende besos en un burdel
Mientras el se gradua en U.C.L.A.
(SI, COMO NO. ME VAS A DECIR QUE UN TIPO QUE SE GRADUO EN UNA UNIVERSIDAD DE IVY LEAGUE (DE ESAS SUPER SIFRINAS A LAS QUE CUESTA ENTRAR) SE VA A CASAR CON UNA PROSTITUTA. PAJUO!!)

Ella es medio Marxista, él es Republicano
(OK, OTRO PROBLEMA… LOS REPUBLICANOS TIENDEN A TENER PROBLEMAS CON UNA PERSONA REMOTAMENTE COMUNISTA. ME VAS A DECIR TU QUE LA VAINA VA A RESULTAR).
Ella quiere ser artista, él odia a los Cubanos (PRIMERO QUE NADA, ODIAR A LOS CUBANOS SOLO POR FIDEL ES ABSURDO. Y ADEMAS QUE, ELLA ESTA BIEN PERO SU FAMILIA NO?)
El cree en la Estatua de la Libertad
Y ella en su vieja Habana de la Soledad

El ha comido hamburguesas
Ella moros con crisitanos
El, el champagne con sus fresas
Ella un mojito Cubano
(Y ESO QUE TIENE QUE VER?)
Ella se fue de gira a Yucatán
Y el de vacaciones al mismo lugar
(PENSE QUE LOS CUBANOS NO PODIAN SALIR DE CUBA… A MENOS QUE ELLA FUERA UNA CUBANA DE MIAMI. PERO NO PARECIERA QUE ESO ES LO QUE DICES!

Mulata hasta los pies, el rubio como el sol
Ella no habla Inglés y el menos Español (AJA, ENTONCES COMO COÑO SE VAN A COMUNICAR? POR SEÑAS?)
El fue a tomar un trago sin sospechar
Que iba a encontrar el amor en aquél lugar

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y él se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para él
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor?
Que saben Fidel y Clinton del amor?
(OK. QUIZAS SE OLVIDAN DE SUS IDEOLOGIAS, PERO YO TODAVIA TENGO PROBLEMAS CON EL IDIOMA Y CON COMO EL TIPO SE VA A FIJAR EN UNA PROSTITUTA).

Ella se sienta en su mesa, el tiembla de la emoción
Ella se llama Teresa y el se llama John
Ella dice hola chico, el contesta hello
A ella no le para el pico, el dice speak slow (PERO CLARO. NO SE ENTIENDEN! Y PARA COLMO ELLA HABLA Y HABLA CON UN TIPO QUE NO HABLA SU IDIOMA!)
El se guardo su bandera, ella olvidó los conflictos
El encontro la manera de que el amor salga invicto (EL SOLO? MACHISTA!!!)
La tomó de la mano y se la llevó
El Yanqui de la Cubana se enamoró (Y ELLA, ME IMAGINO, SE ENAMORO DE LAS POSIBILIDADES QUE PUEDE TENER DE ESCAPAR DE SU POBREZA CASANDOSE CON EL TIPIN!)

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y el se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para el
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor
Que saben Fidel y Clinton del amor

Ahora viven en Paris (COÑO ARJONA, UN MOMENTICO. AL MENOS NOS HUBIERAS ADVERTIDO QUE LOS DOS HABLABAN FRANCES!)
Buscaron tierra neutral (MIRA MIJO, HAY MUCHOS CUBANOS EN MIAMI! NO SEAS IGNORANTE!)
Ella logro ser actriz, el es un tipo normal
Caminan de la mano, calle Campos Eliseos
Como quien se burla del planeta y sus vicios
(O SEA, ME IMAGINO QUE LAS FAMILIAS NO LOS ACEPTARON, Y POR ESO TUVIERON QUE IRSE A PARIS. AHORA BIEN, QUE PASO. EL PANA LE PAGO LA CARRERA Y LOS CURSOS DE COMO SER “DAMA” EN PARIS?
DE PANA, QUE EL CARAJO DEBIÓ HABER VISTO PRETTY WOMAN UN MILLON DE VECES Y DECIDIO HACER SU PROPIA VERSION… LO CUAL HABLA VOLUMENES DE SU ORIGINALIDAD!!!)
https://youtu.be/-apU2sviHCM
Historia de Taxi Análisis hecho por Efraín Quillén
Grado de Apestosidad 9/10

Eran las diez de la noche piloteaba mi nave
Era mi taxi un VolksWagen del año 68
(OOOOOH SI, TREMENDA NAVE... SEGURO LE GUSTA A TODAS LAS NENAS)

Era un dia de esos malos donde no hubo pasaje
Las lentejuelas de un traje me hicieron la parada
Era una rubia preciosa llevaba minifalda
El escote en su espalda llegaba justo a la gloria
(WOW QUE POETA.. JUSTO A LA GLORIA... APARTE, UN VESTIDO DE LENTEJUELAS??? SERÁN ASI DE CHABORRAS LAS PUTAS GUATEMALTECAS? )

Una lagrima negra rodaba en su mejilla
Mientras que el retrovisor decia ve que pantorrillas
Yo vi un poco mas
(ESTO TIENE QUE SER LA RIMA MAS MIERDA DE LA HISTORIA... MEJILLA/PANTORRILLA... APARTE COMO SI EN LO QUE UNO SE FIJARA CUANDO VE UNA MUJER FUESEN LAS PANTORRILLAS.... QUE PEDAZO DE ANIMAL)

Eran las diez con cuarenta zigzagueaba en reforma
Me dijo me llamo Norma mientras cruzaba la pierna
(APARTE SE HACE PASAR POR TAXISTA MEXICANO... QUE ACASO NO HAY CALLES BONITAS EN GUATEMALA?)

Saco un cigarro algo extraño de esos que te dan risa
Le ofreci fuego de prisa y me temblaba la mano
Le pregunte por quien llora y me dijo por un tipo
Que se cree que por rico puede venir a engañarme
(UY QUE TRAGEDIA... VINO UN RICO MALOTE A ENGAÑARTE... ERES UNA TODA UNA VICTIMA... A LA GENTE NO LA ENGAÑAN POR RICA O POR POBRE, LA ENGAÑAN POR INCAUTA)

No caiga usted por amores debe de levantarse (le dije)
(SI, DEBE DE LEVANTARSE... DEBO DE LEVANTARME, DEBEMOS DE LEVANTARNOS... CERVANTES DEBE ESTARSE REVOLCANDO EN SU TUMBA)

Cuente con un servidor si lo que quiere es vengarse
(Y APARTE MATA TIGRES EL HOMBRE)

Y me sonrio
Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
(CONSTRUYENDO UNA HERIDA TIENE COHERENCIA ESTO???)

Que es lo que hace un taxista enfrente de una dama
Que es lo que hace un taxista con sus sueños de cama
(SI ESOS SON SUS SUEÑOS DE CAMA...)

Me pregunte
Lo vi abrazando y besando a una humilde muchacha
Es de clase muy sencilla lo se por su facha
(HMMM.. SOY YO O AQUÍ SE PERDIÓ EL HILO DE LA HISTORIA?)

Me sonreía en el espejo y se sentaba de lado
Yo estaba idiotizado con el espejo empañado
(QUE LASTIMA QUE NO CHOCASTE... EN CUALQUIER CASO, SE VE QUE EL PANA TIENE MUY POCO AUTOCONTROL... SERA QUE NUNCA HABÍA VISTO UNA MUJER EN SU VIDA?)

Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa
Después de un par de tequilas veremos que es lo que pasa
Para que describir lo que hicimos en la alfombra
Si basta con resumir que le bese hasta la sombra
(WOW, LE BESE HASTA LA SOMBRA... SOY ROLO DE POETA)
Y un poco mas
No se sienta usted tan sola sufro aunque no es lo mismo
Mi mujer y mi horario han abierto un abismo
Como se sufre ambos lados de las clases sociales
Usted sufre en su mansión yo sufro en los arrabales
(AAHHHHH OK... AHORA DESCUBRIMOS QUE ELLA REALMENTE NO ES POBRE, SINO QUE ES RICA, PERO SU ESPOSO SE CREE QUE PORQUE ES RICO LA PUEDE ENGAÑAR... ALGUIEN ME PUEDE EXPLICAR QUE DEMONIOS ESTA PASANDO EN ESTA CANCION??? APARTE, QUE TIENEN QUE VER LA CLASES SOCIALES CON EL SUFRIMIENTO AMOROSO? RESENTIDO!)

Me dijo vente conmigo que sepa no estoy sola
Se hizo en el pelo una cola fuimos al bar donde estaban
Entramos precisamente él abrazaba una chica
Mira si es grande el destino y esta ciudad es chica
Era mi mujer
(UY... NADIE SE LO ESPERABA VERDAD?)

Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
Que es lo que hace un taxista cuando un caballero
Coincide con su mujer en horario y esmero
(TE LO MERECÍAS IGUAL POR GRILLERO)

Me pregunte
Desde aquella noche ellos juegan a engañarnos
Se ven en el mismo bar...
Y la rubia para el taxi siempre a las diez
en el mismo lugar
(OH SI, ASÍ SE RESUELVEN LOS CONFLICTOS... GRANDE ARJONA)
https://youtu.be/KV1BIauCpzY
Si el Norte Fuera el Sur Análisis hecho por Camilo Reyes, o sea YO
Grado de Apestosidad 7 /10

El Norte y sus McDonald's basketball y rock'n roll
Sus topless sus Madonas y el abdomen de Stallone
Intelectuales de bronceado, eruditos de supermercado
Tienen todo pero nada lo han pagado

Con 18 eres un niño para un trago en algun bar
Pero ya eres todo un hombre pa' la guerra y pa' matar
Viva Vietnam y que viva Forrest Gump
Viva Wall Street y que viva Donald Trump
Viva el Seven Eleven

Polvean su nariz y usan jeringa en los bolsillos
Viajan con marihuana para entender la situacion
De este juez del planeta que lanza una invitacion
Cortaselo a tu marido y ganaras reputacion

Nota: Aquí vamos bien. Arjona sencillamente narra los pros y contras de vivir en el Norte (Por eso digo que medio me gusta)

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur
serian los Sioux los marginados
Ser moreno y chaparrito seria el look mas cotizado
Marcos seria el Rambo Mexicano
Y Cindy Crawford la Menchu de mis paisanos
Reagan seria Somoza
Fidel seria un atleta corriendo bolsas por Wall Street
Y el Che haria hamburguesas al estilo double meat
Los Yankees de mojados a Tijuana
Y las balsas de Miami a la Habana, si el Norte fuera el Sur

Nota: Aquí es que se empieza a complicar la vaina:

¿Quien es el para criticar las penurias de los nativos de América? Desde el Encuentro de Colón al Nuevo Mundo, los aborigenes (incluidos los de Norteamerica) han sufrido maltrato, discriminación, persecución, etc. para que este carajo ponga por encima las desgracias de los aborígenes latinoamericanos con la de los norteamericanos. Ya que todos somos iguales ante la Historia.
Es injusto comparar héroes de ficción norteamericanos con líderes subversivos latinoamericanos. O utilizar a líderes de la izquierda haciendo cosas que suelen hacer los derechistas. Ellos de por sí son mas iconos capitalistas que comunistas.

Seriamos igual o tal vez un poco peor
Con las Malvinas por Groenlandia
Y en Guatemala un Disneylandia
Y un Simon Bolívar rompiendo su secreto
Ahi les va el 187, fuera los Yankees por decreto

Nota: Que yo sepa. Bolívar, lo único (fuera de sus heroicas hazañas) extraordinario que hacía era correr tras las mujeres (eso causo que muriera a tan temprana edad).

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur, seria la misma porqueria
Yo cantaria un rap y esta cancion no existiria

Nota: Preferiría que cantara un rap o una versión de algún compositor venezolano, a que creara un versos ridículos pseudo-izquierdista en que Reagan y Somoza se confunden. Por que para mí SON LA MISMA VAINA.
https://vimeo.com/17795219
De Ves en Mes Análisis hecho por Mago Fernan
Grado de Apestosidad 10/10

De vez en mes te haces artista
Dejando un cuadro impresionista

(Metaforizar una menstruacion con el impresionismo no se le hubiera ocurrido ni al mas bizarro de los poetas beat... o si, pero hubiera sido una genialidad mientras que en vos es.... un asco)
Debajo del edredón

De vez en mes con tu acuarela
Pintas jirones de ciruelas
Que van a dar hasta el colchón

(Acuarela- ciruelas, rima barata...Jirones de ciruelas! al periodo!!! Permiso... voy a vomitar)

De vez en mes un detergente
Se roba el arte intermitente (detergente- intermitente... rima barata)
De tu vientre y su creación,
Si es natural cuando eres dama (Si, eso si, es mucho mas natural que menstrues cuando eres Dama que Caballero, como no.)
Que pintes rosas en la cama (Rosas en la cama.... Dios querido)
Una vez de vez en mes…

De vez en mes
La cigüeña se suicida (La cigueña se suicida y el repollo se marchita y la semillita se seca... etc etc etc)
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro (Por que el cielo? Que tiene que ver la esfera celeste con el periodo de fertilidad?)
El tiempo te hace un calendario (El tiempo te hace un calendario? Y eso que querra decir?)
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre (Lo que te propondra es abstinencia, no huelga de hambre)
Yo algo de imaginación. (Eso es lo que propones o a lo que te resignas?)

De vez en mes la luna nueva (Se ve que la niña no menstrua en cuarto creciente)
Viene a quitar lo que renueva (Quitar lo que renueva? Renovar lo que quita? Da lo mismo, bah!)
Y a colocar otra ilusión

De vez en mes soy invisible
Para intentar en lo posible
No promover tu mal humor (esta estrofa no esta tan mal... es mediocre, pero en tu caso es una honrosa excepcion)

De vez en mes no hay quien te aguante
Y es tu pecado estar distante
Y otro peor quedarme ahí(Que quiere decir pecado estar distante? pecado para quien? para ella? y que el se quede alli tambien es un pecado peor? para quien? No entieendooo!))
Y aunque hay receso obligatorio
Y el cielo se hace un purgatorio (El cielo un purgatorio... no es buena analogia. La logica hubiera sido un infierno pero en ese caso no hubiera rimado con obligatorio)
Te amo más de vez en mes

De vez en mes
La cigüeña se suicida
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro
El tiempo te hace un calendario
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre
Yo algo de imaginación.

De vez en mes
Tu vientre ensaya para cuna (Es una forma bonita- y cursi- de decir que se prepara para procrear. Aunque eso no es lo que ocurre cuando se menstrua, sino todo lo contrario... o ahora estamos hablando de la ovulacion?)
Tu humor depende de la luna (Vuelta a interferir los astros!)
Y yo te quiero un poco más (Aqui es donde hacer notar tu parte mas tierna... que no es el cerebro, como hubiera podido creer alguno)

De vez en mes
A ti te da por tomar siestas
A tus hormonas por las fiestas (fiestas? las hormonas de fiesta? Ah. la rima es para siesta perdon)
Y el culpable siempre yo (Culpable de las fiestas, de las siestas o de escribir canciones como estas? Bueno, he podido rimar yo tambien!!!)

De vez en mes
No hay más reloj que el de tu cuerpo
No hay más luz que la que das (Luz? Procurare contar con una mujer en esos días para los reiterados cortes de energía que azotan mi ciudad)
Es impresionante toda la rima barata que hay en sus canciones y eso no es todo plagia ideas de cantautores mas respetables:
Vivo justo detrás de la esquina no me acuerdo si tengo marido si me quitas con arte el vestido te invito al champan… (…) y después, para que mas detalles ya sabéis.. copas, risas, excesos ¿Cómo van a caber tantos besos en una canción?”
Joaquín Sabina - Peor Para el Sol 1992
Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa después de un par de tequilas veremos que pasa para que describir lo que hicimos en la alfombra si basta para resumir que le besé hasta la sombra
Ricardo Arjona - Historia de Taxi - 1994
Así que Arjona, deja de ser un poeta de baño y vuelve a algunas de tus antiguas facetas (como la de basquebolista que ibas muy bien) y dejale el trabajo a poetas de verdad (Grande Jorge Drexler!!!)
Les dejo un video desconocido de una canción que sonó mucho aquí en Venezuela en la voz de un jovencísimo Arjona (1000 bolívares fuertes de premio para el que recuerde quien la interpretaba originalmente y en que época[fue tema de fondo en una telenovela de ese tiempo]):
https://www.youtube.com/watch?v=FdqoiV4-kQk
submitted by ernsthemingway to u/ernsthemingway [link] [comments]


2020.06.19 16:50 pitofacil Cronicas de mis putas parte 3: Sandra

Sali de ir a echar una meada al baño en el food court del mall y me senté un rato para ver colas y ahi fue cuando vi por primera vez a Sandra con un vestido negro, descubierto de la espalda y hombros y corto hasta la rodilla. Su deslumbrante y jugoso trasero me hipnotizo profundamente.
Sin poder quitarle los ojos de encima la seguí hasta la salida del mall y después ella se metio a una tienda de ropa. Su pelo largo, lacio y suelto le cubría la espalda y justo acababa en donde nacen sus nalgas. Llegue por detrás con el deseo de tocarte su enorme trasero, pero solo me atreví a rozarle el pelo con mi antebrazo. Ella no lo noto, pero me acerce lo suficiente para decirle “hola”. Evidentemente sorprendida me miro con sus profundos ojos negros y me sonrío. Intercambiamos unas cuantas palabras y la invite al Starbucks y al parecer fui bastante oportuno, pues dijo que levaba todo el día andando de un lado a otro.
Ese mismo dia al despedirnos, le dije que me gustaba y asi sin mas demora le dije que me gustaría pasar la noche con ella. Visiblemente desconcertada me dijo que no, que ella tenia novio y que no era su estilo. Lo acepte y aun asi nos volvimos a ver esa misma noche para hablar mas. Caminamos largo rato por el parque y la invite a mi departamento a ver tele. Me tomo varios intentos convencerla de dejarse besar pero al tercer intento ella acepto. Esa fue la primera vez que me la coji.
Sandra tenia 18 años y trabajaba aplicando tratamientos faciales en una clínica de belleza. No había podido entra a la universidad por razones económicas y decidió trabajar como aprendiz en la clínica. Su novio era un Americano, aunque por las fotos que me mostro, era un hombre de evidente origen arabe, ademas era casado y quizá 20 años mayor que ella. Segun entiendo la razón por la que sostenía esa relación era puramente pragmática: el novio le daba dinero constantemente a cambio de sexo.
Esa primera vez en mi departamento, yo acabe completamente exhausto debido a las largas horas que inverti en bajarle los calzones. Sin embargo, resulto ser una magnifica inversion de tiempo pues ella fue maravillosa en la cama. Era una experiencia extraordinaria cojera de perrito con ese enorme culo firme y suculento que poseía. Sin pedírselo, me chupo el pito entre cojida y cojida, y asi pasamos largas horas esa noche con muy poco dormir y despertando cada media hora para cojer de nuevo.
Pasaron varias semanas asi; al principio solo chateábamos, luego el cine y salidas a cenar. Eramos como novios pero sin serlo. Los fines de semana ella se iba a cojer con su novio y el resto de la semana sus enormes nalgas firmes eran solo para mi. Con ellas emarcaba perfectamente mi verga erecta y mojada en sus jugos vaginales, casi cada día de la semana.
Comenzabamos desde que ella salía ella de trabajar a las 7pm. Chateábamos sobre la cena o de su novio y a eso de las 9 o 10 de anoche venia a mi departamento y a los diez minutos ya estaba ella sentada en mi cara chupandome la verga y yo comiendole su pucha. Aveces solo hacíamos eso: 69 por toda una hora hasta hacerme venir en su boca. Y asi dormiamos un rato con mi cabeza entre sus nalgas y ella con mi verga en su boca. Al pasar una hora, mi erecccion despertaba en su boca y cojiamos de nuevo. Esta vez le metía una almohada bajo su cadera para levantarle el culo, para poseearla por detrás, para mirarle la espalda reducida en su cadera y de nuevo ensanchar la curva de la silueta de su trasero doblado, abierto y mojado. Su vagina dilatada por placer y gozo, agarrando firmemente mi pene venoso. Cojiamos siempre a oscuras porque ella era muy tímida, pero la luz del balcón que se filtraba por las cortinas ilumininaban delicadamente su figura.
Comenze a meterle primero un dedo en el culo y luego dos. Me encantaba meterle el pulgar en su ano mientras me la cojia por detrás, derramando gotas gordas de sudor en su cintura que se deslizaban hacia su agujero para lubricarlo completamente. Sentí mi dedo pulgar completamente capturado por los músculos de su ano y cuando al fin pude liberar mi dedo, me decidí a usar un miembro mas corpulento. Puse la cabeza de mi pene en la entrada de su ano lubricado con sudor y comence a empujar. Ella se crispo en tension de dolor pero yo no abandone la tarea. Pasaron largos momentos asi con mi pene avanzando a una velocidad increíblemente lenta a lo largo de su culo, y yo solo podia oír sus gemidos de una mezcla inexplicable de dolor y placer. Hasta que sus músculos anales cedieron por fin y al final me encontré completamente sumergido en su cuerpo, completamente hundido en ella, rodeado en el sinuoso túnel de su recto. Me senti enteramente dentro del cuerpo y no habia fuerza en el universo que me hiciera salir.
La cojia por el culo no diario pero varas veces a la semana y cada vez era mas fácil. Usamos todo un tarro de lubricante en dos dias. Era una experiencia cosmica descargar mi semen dentro de su culo. Cada vez lo descargaba tan profundo, que nunca salió mi leche después de venirme en ella. Una vez cojiendo en la orilla de la cama, después de que me había venido dentro, ella me dijo que iba a escurrir, asi que yo detrás de ella caminamos lentamente al baño, atorados como dos perros. Al llegar al baño, le saque el pito del culo y cayo al suelo una mezcla espesa de semen y mierda. Nos bañamos juntos y le volví a meter el pito en culo ahi debajo de la regadera.
Casi un mes duro esa magia de sexo anal y sudor. Un día fui casa de mi esposa donde vive con sus padres desde hace 3 años y cojimos. Esa noche al volver a mi departamento me sentí enfermo y desarrolle una fiebre relativamente soportable. Note un par de protuberancias en mi pene y llame a Sandra. Curisamente ella tenia los mismos síntomas y a día siguiente ambos confirmamos lo inesperado: herpes.
submitted by pitofacil to TechoBlanco [link] [comments]


2020.04.15 07:34 el_tarolas Fuí funcionario publico y terminé dándole trabajo a una porquería de persona [Segunda Parte]

Mi sueño se cumplió, sin tener ninguna formación profesional, sin ni siquiera haber pisado nunca una Universidad, incluso sin haber terminado el bachillerato, desde el día uno de mi gestión como alcalde me convertí en el “Licenciado”. La primera vez que me extendió la mano y me dijo: Bueno días Licenciado. Estuve a punto de corregirle y decir: No, no soy licenciado, no supe que decir, quise corregirle, pero no pude, me tomó totalmente por sorpresa, tomé su mano, me tragué mis palabras y solo pude decir: bu buenos días.
Apenas era el segundo día transcurrido desde mi toma de posesión, el Cacique de pueblo fue el primero en venir a buscarme con el pretexto de felicitarme por mi triunfo, en realidad venía a cobrarme el favor. Mi primera acción como alcalde no fue resolver un problema comunitario, tampoco fue revisar las carencias del pueblo, mucho menos algo relacionado en favor de la comunidad, mi primera acción como alcalde, fue investigar aquí y haya como agilizar y resolver los asuntos del Cacique del pueblo.
Como alcalde tenía asignado un vehículo, una modesta camioneta, si bien se encontraba en buenas condiciones, no era de modelo reciente, dentro del personal administrativo y de confianza había un viejo amigo de mi padre, compañero de las borracheras cuando vivía mi padre. Diez años atrás, Arnulfo conducía borracho con su familia rumbo a Monterrey, al derrapar su camioneta se salió del camino y cayó en una zanja, su hijo menor fue el único que perdió la vida en aquel accidente, nunca más volvió a beber. Arnulfo hombre muy campechano y dicharachero, se desempeñaba como chofer, con 56 años de edad, Arnulfo estaría al servicio de mis traslados. Siempre, antes de subirme a la camioneta, lo saludaba lo más cerca posible, intentando percibir su aliento, Arnulfo con ojos de arrepentimiento y de chinga tu madre, me regresaba el saludo. Mi desconfianza hacía Arnulfo no duró mucho tiempo, comencé a llevar a mi Madre a Monterrey desde el tercer día como alcalde, tener un puesto público me habría las puertas y preferencia en los hospitales públicos y algunos privados. Al no poder ausentarme continuamente por ir a Monterrey, le encomendé a Arnulfo los traslados de mi madre siempre acompañada por 2 de mis hermanas, como yo aún no cobraba ni la primer quincena, los gastos de los traslados corrieron a cargo de municipio, me dije a mi mismo: “En cuanto cobres tu primer cheque, repondrás el dinero”, eso nunca sucedió.
Habían pasado unas cuantas semanas, estuve realizando visitas a los diferentes oficinas y corporaciones del municipio, saludando y conociendo a los diferentes funcionarios que tenían a su cargo las mimas, todos muy lambiscones por supuesto, esperando no perder su chamba, yo aún no sabía que método utilizar o como decidir a quien quitaba y mucho menos a quien ponía, todos los amigos del pueblo venían a saludarme a mi oficina, no podían ocultar su interés, en entre abrazos y felicitaciones la conversación siempre se dirigía a la pregunta: ¿Y ya sabes a quien vas a poner en la _________ de jefe?. Dentro de todas las dependencias que tenía el municipio, la última que visité fue la Casa de la Cultura, una casucha vieja, descuidada, con algunos adornos por aquí y por allá, recuerdos típicos de épocas pasadas, fotos de alcaldes, gente ilustre, personajes supuestamente importantes que yo no conocía o de los que nunca en mi vida había oído hablar, me recibió el Director de la casa la cultura en persona, me extendió su mano y me dijo: Mucho gusto en conocerle Licenciado, mi nombre es Crescencio Garza, y aquí está mi renuncia con carácter irrevocable, espero la acepte, por mi dignidad, no voy a seguir más sirviendo de títere para esa gente. Sin saber ni que, volteé la mirada hacia Arnulfo que se encontraba justo detrás de mi. – Ahora no lo entiendo señor Licenciado, pronto usted mismo se dará cuento a que me refiero –. Dejo salir un gran suspiro, se puso el sombrero, silbando comenzó a andar a paso lento calle abajo, se notaba muy sereno, quitándose un gran peso de encima. Volví a mirar a Arnulfo buscando alguna una explicación, Arnulfo impávido, respondió:
En el pueblo era un secreto a voces, todos sabíamos de las andadas de “Don Cacique”, pero a pesar de eso, lo veíamos como un miembro de la comunidad y además gracias a las aportaciones de Don Cacique había muchos cambios y progresos en el pueblo, así que todo mundo preferíamos voltear la mirada para otro lado, y pretender que no había nada de malo, -Haya él y sus negocios-.
Las palabras de Arnulfo me desconcertaron, pero había otros problemas más importantes que resolver, por lo pronto había que conseguir alguien que quisiera tomar el puesto y la dirección de la casa de la cultura, dónde podría conseguir alguien que además de tener el perfil, quisiera aventarse, tomar el puesto y además, estar dispuesto a ganar poco.
Esa noche le estuve dando vueltas al asunto, mi esposa me dijo que primo de Monterrey vendría unos días al pueblo porque tenía otro evento que había conseguido gracias a lo bien que le salió la fiesta de los XV años. Además de “Don Cacique”, ya éramos más los que nos vimos beneficiados por la dichosa fiestesita. A huevo! Grite, mi esposa tiró el café, -Pos que te pasa!- -El muchacho del video, luego te explico-
Muy temprano le llamé a mi primo para pedirle los datos del muchacho, me contó que ya no trabajaba para él, después de lo del video me dijo que se empezó a poner muy mamón: -Pues un día le hablé y le dije que el video que él editó lo pasaron en un medio local y que había gustado mucho, que habías ganado la elección, al morro ni le entusiasmó la noticia, por el contrario, me acuerdo que le prometiste chamba si quedabas, yo le hablé acá todo emocionado, y el morro muy mamón me dice: aahh órale pues que chido, de ahí se empezó a portar muy mamón, como que no le gustó que yo le haya pedido casi a huevo que te ayudara con el puto video, a los dos días me renunció-. Aún así me pasó el teléfono del morro con la advertencia de: Ahí tú sabrás, es medio mamoncito el morro, pero pues es de confianza, ahí tú vele.
Le dejé los datos del chavo a mi asistente y le pedí que se comunicara con el muchacho: -dígale que lo necesito ver lo antes posible en la Casa de la Cultura del Pueblo por favor, que es algo muy importante, y dígale que yo cumplo con mis promesas. Con las referencias que me había dado mi primo, pensé que el chavo no se iba a presentar. Acudió a la cita en la Casa de la Cultura, llegó puntual, le aventé un discurso de lo que había pasado, de que me parecía que era valioso, y le prepuse ser Director de la Casa de la Cultura, haciéndole saber que no había mucha paga pero tendría a su disposición un vehículo del municipio para sus traslados, el pueblo es chico, pero para su edad, sabiendo que acababa de terminar su carrera universitaria en proceso de titulación, era una gran oportunidad, podría comenzar a relacionarse y tomar experiencia. Pensé que se iba a entusiasmar con la propuesta, se quedó serio, ahí me acordé: Inche primo, tenía razón, este wey es mamoncito-. Aceptó no muy entusiasmado. Bueno, pues entonces te espero mañana para comenzar con el papeleo, ve con mi asistente, ella te dará los detalles.
Con los problemas de salud de mi madre, y que yo cada vez agarraba más dinero del municipio con la excusa de un día pagarlo, me olvidé por completo del asunto ese misterioso relacionado con la casa de la cultura y “Don Cacique”, me dije: Me voy a enterar por el chavo, de seguro don Cacique lo va a buscar, cuando eso suceda si la cosa es grave, va a venir corriendo a decirme lo que pasa y de esa forma me voy a enterar, y mato dos pájaros de un tiro, yo me lavo las manos y no me relaciono con el asunto, y de seguro el morro va a querer renunciar y regresarse a Monterrey, yo cumplí mi promesa, le di trabajo.
Paso una semana y no tuve noticia alguna, todo parecía transcurrir con normalidad, el chavo estaba tomando las riendas de la casa de la cultura, parecía que a pesar de su poco interés, le estaba poniendo empeño a sus actividades como director, del asunto de Don Cacique, ni una noticia. No tenía idea de lo que después vendría.
Le empecé a tomar mucha confianza a este muchacho, lo acepté como una parte de mi equipo de trabajo, muchas veces en las juntas él intervenía con comentarios y consejos, que muchas veces tomé y puse en práctica y terminaron resultando bien, incluso lo invitaba a mi casa, lo conoció mi esposa y mis hijos, no puede dejar de notar el nerviosismo con el que mi hija la mayor lo saludó, como padre entendí que mi hija ya era casi una mujer, pero algo muy claro tenía, no podía involucrar a mi familia con mi trabajo. En un lapso de 3 meses, el chavo ya estaba bien integrado, su actitud había cambiado mucho, ya no era el serio mamón, se desenvolvía muy bien, podría decir que era un miembro importante de mi gabinete, pero había una cosa que aún me intrigaba, ninguna noticia de “Don Cacique”. Al sexto mes un día por la mañana noté a Arnulfo muy serio, con cara de asustado, los ojos un poco rojos. Arnulfo no me digas que ya volviste a tomar? No mames Arnulfo, tantos años sobrio para que los eches a perder así no mas? -Como cree Licenciado, lo que pasa es que anoche no dormí. Estuvimos en la casa de la cultura hasta muy tarde, a Don Cacique se lo ocurrió mandar traer unas muchachas de Monterrey, me llamó entrada la noche y tuve que ir por ellas, ya usted sabe que a “Don Cacique” no se le puede decir que no. -¿En la casa de la cultura?, no mames Arnulfo, como que en la Casa de la Cultura?
En putiza me fui a buscar a este cabrón, para pedirle explicaciones, al no encontrarlo ahí, me fui directo a la casa donde estaba hospedado, tampoco estaba ahí, Arnulfo me dice: Licenciado, ¿no me diga que usted no lo sabe?, ¿No me diga que no se ha dado cuenta? -Cuenta de que Arnulfo?- -El muchacho ya no vive ahí, vive en la hacienda, aquella de “Don Cacique”, y yo que usted me andaba con cuidado, mejor sosiéguese, y ya que venga este muchacho lo ve con más serenidad.
Ya decidido a despedirlo, esta iba a ser su último día como Director de la Casa de la Cultura y su última noche en el pueblo. No llegó solo, iba acompañado de gente de Don Cacique: Mira muchacho, no sé en que te metiste, pero esto se acabó. Me interrumpió uno de los hombres de don Cacique. -Aquí no se ha terminado nada, por el contrario, Don Cacique tiene muchos planes para el muchacho, apenas va comenzando, mejor váyase para su casa, y hacemos de cuenta que no pasó nada.
No me quedó de otra que hacerme de la vista gorda, voltear a otro lado, mi prioridad en ese momento era la salud de mi madre. Durante todo el año siguiente, este chavo no solo cambió su actitud, cambio totalmente su vestir, tenía largos periodos de ausencia, al cobijo de “Don Casique” vivía la vida de los excesos, fiestas, prostitutas de la mejores, alcohol, drogas, muchas drogas, Arnulfo me contaba como el chavo se metía una inmensa cantidad cocaína, mariguana, crack, todo lo que llegaba a sus manos se le metía, de monterrey cada fin de semana llegaban mujeres por encargo, presumía que como Director de la Casa de la Cultura ganaba 40 mil pesos mensuales, que para la época y el municipio ni yo los ganaba. El muchacho tenía a su cargo una asistente, el municipio no pagaba su sueldo, lo pagaba de no se donde, tenía a la muchacha encargada de realizar la tesis para su titulación. Me invitó a mi y a mi familia a acudir a su acto académico, no nos quedó de otra que ir. Vestido de toga, llegó tarde al evento, perdido, llegó sumamente drogado, alucinando a sus compañeros les ponía nombres de artistas, de futbolistas, de personalidades: -Ira ahí esta Hugo Sánchez, aahhh José José cántanos una canción. El acto académico comenzó, el maestro de la ceremonia comenzó su discurso:
JOVEN, FRENTE A TI HAY UNA PUERTA CERRADA, SOLO TIENES UNA OPORTUNIDAD PARA PASAR A TRAVÉS DE ELLA. ESA PUERTA TAL VEZ TENGA UN CANDADO, NO TENDRÁS QUE ABRIRLO A LA FUERZA, PORQUE TIENES ALGO MUY VALIOSO: CONOCIMIENTO.
LA OPORTUNIDAD TE LA HAS GANADO CON TU ESFUERZO, CON EL ESTUDIO, ÁBRELA, DEL OTRO LADO ENCONTRARÁS LA SABIDURIA, ENCONTRARÁS AL CAMINO DE LA EXPERIENCIA, LA VERDAD Y LA LIBERTAD. FELICIDADES A TODOS LOS GRADUADOS!!!
Este chavo estaba tirado en una silla al fondo del salón, perdido, como alucinando, se perdió por completo su acto académico. Arnulfo al otro día me contó que en la camioneta había hecho todo un desmadre durante el camino, traía delirios, alucinaciones, la verdad no sé porque lo llevaron, hubiera sido mejor no asistir, para él y sobre todo, para nosotros. No me pude quedar de brazos cruzados, con la ayuda de Arnulfo, lo saqué del salón, había gente de “Don Casique”, pero entendieron que no tenía caso continuar, ya estaba echado a perder, decidí llevarlo a comer algo. En el camino de regreso nos pudimos deshacer de la gente de Don Cacique, todo el camino iba aluncinando, delirando con historias, como una supuesta bruja muy vieja se convertía en ave y volaba. Decidí llevarlo a comer algo a mi casa, mi Madre nos recibió, nos preparó a todos algo de comer, un caldo de pollo, las abuelas componen toda enfermedad con caldo de pollo. Durmió en mi casa, entre alucinaciones y delirios.
Dos años habían transcurrido, el chavo ya era totalmente otro, a pesar de su corta edad parecía perdido, transformado y trastornado, un día llegó a mi oficina con su renuncia, me dijo que no podía más, me dio mucha lástima, pero se lo tuve que decir así:
-Conmigo no hay problema muchacho, te aceptaría tu renuncia, con quien tienes que ir a Renunciar es con tu verdadero patrón, anda, ve a presentarle tu renuncia a ver si te la acepta.
Regresó al otro día a trabajar, bañado, cambiado, comenzó a tomar de nuevo las riendas de la casa de cultura, le pidió al Coordinador, -que era quien realmente estuvo haciendo su trabajo durante todo ese tiempo-, la lista de pendientes. No le duro mucho el entusiasmo, al tiempo se fue del pueblo, no supimos nada más de él.
Un año después mi hija desapareció, la busqué por todas partes, hice todo lo que pude, gasté todos mis recursos, tomé todo lo que pude de las arcas del municipio, hice uso del poder que tenía como funcionario para buscarla. Descuidé por completo la salud de mi madre, en poco tiempo murió.
Arnulfo fue quien me dio la noticia, mi hija se casó con ese muchacho, el mismo que un día se ganó mi confianza y a quien hoy considero como una de las peorías porquerías en la que una persona se puede convertir, espero un día encontrarlo, espero un día recuperar a mi hija.
EDIT: El merito es para u/EscoriaGorgorita. Gracias carnal por tus hostorias
submitted by el_tarolas to mexico [link] [comments]


2020.03.23 12:58 ArtGamer [Megathread] Coronavirus - Feriado Puente Edition

El Corona virus ha sido declarado Pandemia - 11/03/2020

Argentina declara Cuarentena total - 19/03/2020

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los CDC siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:

Si presentan fiebre o síntomas de resfrio, y/o estuvieron en contacto con personas que hayan viajo a zonas de riesgo, NO VAYAN AL HOSPITAL/CENTRO DE SALUD/CLÍNICA/ETC, llamen al SAME (107), sirve para todo el pais, el SAME es solo un ejemplo; que las ambulancia van a ir a sus residencias.

Número de Provincia de Santa Fe: 0800 555 6549

No concurrir a la guardia a menos que sea necesario
No vayan al hospital, quédense en su casa y llamen al SAME 107.
Es importante que no se muevan de su hogar si presentan síntomas.
Fuente

App de Auto-Prevencion

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente

Cuarentena

Cuales son las medidas?

en lengua comun, no salgas de tu casa a menos que sea absolutamente necesario
El chino de la esquina va a seguir abierto básicamente
No vayas al Coto que esta a 20 cuadras, si tenes un carrefour a 3

Cuarentena y que vas a poder hacer y que no?

La cuarentena total determinará que permanezcan cerradas las escuelas -hoy ya están sin dar clases- y las fronteras. Nadie podrá entrar ni salir del país por ningún medio, ya sea autos, colectivos, trenes o aviones.
No abrirá ningún negocio que no sea considerado esencial, esto es supermercados -para garantizar los productos básicos- y farmacias. También es considerado esencial el sistema de salud público y privado y todos sus trabajadores que estarán habilitados para circular.
Estarán cerrados los shoppings y negocios con venta a la calle de todos los rubros que no sean esenciales. También las plazas, parques, restaurantes, gimnasios, bares, cines y teatros.
La vida cotidiana deberá transcurrir dentro de los hogares.
Cosas que NO podes hacer:
  • No se podrá salir a hacer ejercicio​ o a caminar por un espacio público.
Cosas que SI podes hacer:
  • Quienes tengan mascotas tendrán permitido salir a pasearlas. Solo uno de los dueños y por tiempos muy limitados.
Fuente

Mas info. sobre la cuarentena y cosas que se pueden hacer y servicios exceptuados. Incluyendo Link al texto completo del decreo

1
2 3

LINK AL DECRETO EN BOLETIN OFICIAL

Cronología

3 de marzo de 2020: Primer caso de coronavirus en Argentina

Después de varias falsas alarmas en el aeropuerto de Ezeiza y de más de 35 casos sospechosos que arrojaron resultados negativos, se confirmó el primer caso de coronavirus en Argentina. Es un hombre de 43 años, que había visitado Italia y que regresó al país el domingo 01 de marzo.

4 de marzo de 2020: Aumentan los casos sospechosos en Argentina

Asciende a 10 el número de casos sospechosos por síntomas compatibles con la enfermedad: seis en el Gran Buenos Aires, uno Rosario, uno Concordia, uno en Córdoba y un turista alemán en Misiones.

5 de marzo de 2020: Se detecta un segundo caso de coronavirus en Argentina

Se confirma el segundo infectado, un joven de 23 años que regresó el domingo 1 de marzo y que trabaja como asesor del diputado Eugenio Casielles en la Legislatura porteña. En paralelo, se descartó que haya contraído la enfermedad una empleada de Swiss Medical que trabajó en la habitación del primer caso

6 de marzo de 2020: Son ocho los casos confirmados de coronavirus en Argentina

Aunque inicialmente el Gobierno ratifica que son dos los infectados y aclara que hay casos en estudio, con el correr del día ascendieron a 8 los casos confirmados.
Cuatro de los pacientes corresponden a la Ciudad de Buenos Aires​: una mujer de 72 años y tres hombres de 44, 46 y 67 años. Otro de los casos confirmados corresponde a una mujer de 63 años residente en la provincia de Buenos Aires y finalmente un caso de Córdoba, que se trata de un paciente masculino de 57 años. Todos son importados.

7 de marzo de 2020: Primera muerte por el coronavirus en Argentina

Primera muerte por coronavirus en Argentina: era un hombre de 65 años identificado como Guillermo Abel Gómez que estaba internado en el Hospital Argerich y padecía otras complicaciones de salud. Había estado en Francia.
Por medio de una resolución del Ministerio de Trabajo que aplica para el sector público y privado se determinó una "licencia excepcional" a las personas que vienen del exterior para que "en forma voluntaria" permanezcan en sus hogares ante la sospecha de tener coronavirus.

8 de marzo de 2020: Se confirman tres nuevos casos y ya son 11 los infectados de coronavirus en Argentina

Se confirmaron tres nuevos casos importados de coronavirus​ los cuales dos son pacientes en la Ciudad de Buenos Aires y uno en la Provincia. Con ellos, el número en Argentina asciende a 11 infectados y un muerto.

9 de marzo de 2020: confirman cinco nuevos casos

El Ministerio de Salud confirmó cinco casos más de coronavirus y ya son 17 los contagiados. Se sumaron dos en Chaco, uno en Río Negro, uno en San Luis y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, las escuelas empezaron a tener casos de chicos con aislamiento preventivo.

10 de marzo de 2020: se confirman dos nuevos casos y el Gobierno destinará $1.700 millones

Las autoridades sanitarias confirmaron que otras dos personas padecen coronavirus y así el número total de los contagios asciende a 19.
Además, el Gobierno nacional anunció que dispondrá de una partida especial de 1.700 millones de pesos para dar respuesta a esta situación. Los fondos será utilizados para “fortalecer el diagnóstico, en el contexto de reactivos para el reconocimiento de enfermedades respiratorias, y el equipamiento en hospitales y laboratorios de todo el país”.

11 de marzo de 2020: Se declara obligatoria la cuarentena para quienes regresen de los países más afectados

Mientras analiza nuevas medidas de prevención para evitar la propagación del brote del nuevo coronavirus​, el Gobierno estableció que sea obligatoria la cuarentena de 14 días para quienes lleguen de los países más afectados con el brote. Fuente

12 de marzo de 2020: Confirmaron otros nueve casos de coronavirus en la Argentina y cuatro de ellos son autóctonos

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó nueve nuevos casos positivos de COVID-19 y ya son 30 los infectados en todo el país. Cuatro de las personas se contagiaron por mantener un contacto estrecho con contagiados. Según dijeron, los casos son de Córdoba, ciudad de Buenos Aires, Chaco y la provincia de Buenos Aires. Fuente

13 de marzo de 2020: 13 de marzo: Segunda muerte por el coronavirus en Argentina

Un paciente chaqueño de 61 años y docente de la Universidad Tecnológica Nacional que estaba internado por coronavirus en esa provincia, falleció el viernes 13 de marzo. No fue aún informado oficialmente, pero la esposa del fallecido lo confirmó a Clarín.
Es la segunda víctima por es el coronavirus en el país, luego de la muerte de un hombre de 65 años en el hospital Argerich de Buenos Aires.
Por otro lado, se anunció que hay 3 nuevos contagiados y la lista llega a 34. Además, el Gobierno confirmó que no suspenderá las clases porque “podría ser contraproducente”.

14 de marzo de 2020: Coronavirus en la Argentina: se sumaron 11 casos nuevos y llegan a 45

"Hoy fueron confirmados 11 nuevos casos de Covid-19. Pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, y la Provincia de Buenos Aires. De los once casos, diez corresponden a personas con antecedentes de viaje a zona de riesgo, mientras que el otro caso confirmado pertenece a un contacto estrecho de casos confirmados", expresó la cartera que comanda Ginés González García a través del parte diario.
Fuente

16 de marzo de 2020: Coronavirus en Argentina: confirman nueve casos más y ya son 65 los contagiados

Confirman nueve casos más de coronavirus en todo el país y ya son 65 los contagiados. Se trata de cinco casos en Ciudad de Buenos Aires; tres en Chaco y uno de provincia de Buenos Aires.
"De los 9 casos, 8 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que el restante se trata de un profesional de la salud de Chaco que trabaja en un establecimiento donde se atendieron casos confirmados", informaron desde Nación en un comunicado. Fuente

17 de marzo de 2020: Confirmaron 14 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de contagiados asciende a 79

Confirmaron 14 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de contagiados asciende a 79 En Jujuy y Salta se registraron los primeros pacientes. También se contabilizaron cuatro en la ciudad de Buenos Aires, dos en la provincia de Buenos Aires, dos en Córdoba, uno en Río Negro, uno en Chaco y dos restantes en Entre Ríos y Santa Cruz, ambos de nacionalidad extranjera 17 de marzo de 2020
El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este martes que son 14 los nuevos casos positivos de COVID-19 y que la cifra de infectados aumentó a 79 personas en todo el país. De los casos, 12 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que los restantes son recientes contactos estrechos de casos confirmados. Fuente

19 de marzo de 2020: Argentina declara cuarentena total y obligatoria

El presidente Alberto Fernández decretará en las próximas horas la cuarentena total hasta el 31 de marzo, para reforzar aún más las acciones contra el coronavirus​ en la Argentina, donde hay 97 casos confirmados, entre los que se contabilizan 3 muertes.
El Jefe de Estado definió los detalles de esa medida durante una cumbre con los gobernadores en la Quinta de Olivos. Fuente

20 de marzo de 2020: confirmaron otros 30 casos y ascienden a 158 los infectados

El Gobierno nacional confirmó este viernes que en las últimas horas se detectaron otros 30 casos de coronavirus​ en el país, con los que el total de los pacientes ascendió a 158, entre los que se contemplan 3 muertos.
Desde el Ministerio de Salud indicaron que 9 de los nuevos pacientes se encuentran en la provincia de Buenos Aires, 9 en la Capital Federal, 4 en Córdoba, 1 en Chaco, 1 en Tierra del Fuego, 1 en Entre Ríos, 1 en San Luis, 1 en Corrientes, 2 en Neuquén y 1 en Santiago del Estero. Fuente

21 de marzo de 2020: Confirmaron 67 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de infectados asciende a 225

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este sábado que son 67 los nuevos casos positivos de COVID-19 y que la cifra de infectados aumentó a 225 personas en todo el país.
En el comunicado se especificaron que, de los nuevos casos, 29 son de la ciudad de Buenos Aires, 15 de la Provincia, 5 de Chaco, 5 de Mendoza, 4 de Córdoba, 3 de Tierra del Fuego, 2 de Corrientes, 2 de Santa Fe, 1 de Tucumán y 1 de Río Negro.Fuente
Fuente 1: Clarin
Fuente 2

Epidemiología

La tabla ocupaba mucho espacio, para los que quieran consultarla ir aca

Guia de Mentiras y Verdades sobre el coronavirus por el usuario biofemina

Click Aca

Tasa de mortalidad por edad

Edades Mortalidad
0-9 -
10-12 0.2%
20-29 0.2%
30-39 0.2%
40-49 0.4%
50-59 1.3%
60-69 3.6%
70-79 8%
80 o mayores 14.8%
fuente

Recursos Adicionales

Formato del post: Creditos al sub de /mexico
Voy a ir actualizando de tanto en tanto
Thread 12/03/20
Thread 14/03/20
Thread 16/03/20
Thread 18/03/20
Thread 19/03/20
Thread 20/03/20
Thread 23/03/20
submitted by ArtGamer to argentina [link] [comments]


2020.03.21 03:04 ArtGamer [Megathread] Coronavirus - Escape de Cuarentena Edition

El Corona virus ha sido declarado Pandemia - 11/03/2020

Argentina declara Cuarentena total - 19/03/2020

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los CDC siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:

Si presentan fiebre o síntomas de resfrio, y/o estuvieron en contacto con personas que hayan viajo a zonas de riesgo, NO VAYAN AL HOSPITAL/CENTRO DE SALUD/CLÍNICA/ETC, llamen al SAME (107), sirve para todo el pais, el SAME es solo un ejemplo; que las ambulancia van a ir a sus residencias.

Número de Provincia de Santa Fe: 0800 555 6549

No concurrir a la guardia a menos que sea necesario
No vayan al hospital, quédense en su casa y llamen al SAME 107.
Es importante que no se muevan de su hogar si presentan síntomas.
Fuente

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente

Cuarentena

Cuales son las medidas?

en lengua comun, no salgas de tu casa a menos que sea absolutamente necesario
El chino de la esquina va a seguir abierto básicamente
No vayas al Coto que esta a 20 cuadras, si tenes un carrefour a 3

Cuarentena y que vas a poder hacer y que no?

La cuarentena total determinará que permanezcan cerradas las escuelas -hoy ya están sin dar clases- y las fronteras. Nadie podrá entrar ni salir del país por ningún medio, ya sea autos, colectivos, trenes o aviones.
No abrirá ningún negocio que no sea considerado esencial, esto es supermercados -para garantizar los productos básicos- y farmacias. También es considerado esencial el sistema de salud público y privado y todos sus trabajadores que estarán habilitados para circular.
Estarán cerrados los shoppings y negocios con venta a la calle de todos los rubros que no sean esenciales. También las plazas, parques, restaurantes, gimnasios, bares, cines y teatros.
La vida cotidiana deberá transcurrir dentro de los hogares.
Cosas que NO podes hacer:
  • No se podrá salir a hacer ejercicio​ o a caminar por un espacio público.
Cosas que SI podes hacer:
  • Quienes tengan mascotas tendrán permitido salir a pasearlas. Solo uno de los dueños y por tiempos muy limitados.
Fuente

Mas info. sobre la cuarentena y cosas que se pueden hacer y servicios exceptuados. Incluyendo Link al texto completo del decreo

1
2 3

LINK AL DECRETO EN BOLETIN OFICIAL

Cronología

3 de marzo de 2020: Primer caso de coronavirus en Argentina

Después de varias falsas alarmas en el aeropuerto de Ezeiza y de más de 35 casos sospechosos que arrojaron resultados negativos, se confirmó el primer caso de coronavirus en Argentina. Es un hombre de 43 años, que había visitado Italia y que regresó al país el domingo 01 de marzo.

4 de marzo de 2020: Aumentan los casos sospechosos en Argentina

Asciende a 10 el número de casos sospechosos por síntomas compatibles con la enfermedad: seis en el Gran Buenos Aires, uno Rosario, uno Concordia, uno en Córdoba y un turista alemán en Misiones.

5 de marzo de 2020: Se detecta un segundo caso de coronavirus en Argentina

Se confirma el segundo infectado, un joven de 23 años que regresó el domingo 1 de marzo y que trabaja como asesor del diputado Eugenio Casielles en la Legislatura porteña. En paralelo, se descartó que haya contraído la enfermedad una empleada de Swiss Medical que trabajó en la habitación del primer caso

6 de marzo de 2020: Son ocho los casos confirmados de coronavirus en Argentina

Aunque inicialmente el Gobierno ratifica que son dos los infectados y aclara que hay casos en estudio, con el correr del día ascendieron a 8 los casos confirmados.
Cuatro de los pacientes corresponden a la Ciudad de Buenos Aires​: una mujer de 72 años y tres hombres de 44, 46 y 67 años. Otro de los casos confirmados corresponde a una mujer de 63 años residente en la provincia de Buenos Aires y finalmente un caso de Córdoba, que se trata de un paciente masculino de 57 años. Todos son importados.

7 de marzo de 2020: Primera muerte por el coronavirus en Argentina

Primera muerte por coronavirus en Argentina: era un hombre de 65 años identificado como Guillermo Abel Gómez que estaba internado en el Hospital Argerich y padecía otras complicaciones de salud. Había estado en Francia.
Por medio de una resolución del Ministerio de Trabajo que aplica para el sector público y privado se determinó una "licencia excepcional" a las personas que vienen del exterior para que "en forma voluntaria" permanezcan en sus hogares ante la sospecha de tener coronavirus.

8 de marzo de 2020: Se confirman tres nuevos casos y ya son 11 los infectados de coronavirus en Argentina

Se confirmaron tres nuevos casos importados de coronavirus​ los cuales dos son pacientes en la Ciudad de Buenos Aires y uno en la Provincia. Con ellos, el número en Argentina asciende a 11 infectados y un muerto.

9 de marzo de 2020: confirman cinco nuevos casos

El Ministerio de Salud confirmó cinco casos más de coronavirus y ya son 17 los contagiados. Se sumaron dos en Chaco, uno en Río Negro, uno en San Luis y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, las escuelas empezaron a tener casos de chicos con aislamiento preventivo.

10 de marzo de 2020: se confirman dos nuevos casos y el Gobierno destinará $1.700 millones

Las autoridades sanitarias confirmaron que otras dos personas padecen coronavirus y así el número total de los contagios asciende a 19.
Además, el Gobierno nacional anunció que dispondrá de una partida especial de 1.700 millones de pesos para dar respuesta a esta situación. Los fondos será utilizados para “fortalecer el diagnóstico, en el contexto de reactivos para el reconocimiento de enfermedades respiratorias, y el equipamiento en hospitales y laboratorios de todo el país”.

11 de marzo de 2020: Se declara obligatoria la cuarentena para quienes regresen de los países más afectados

Mientras analiza nuevas medidas de prevención para evitar la propagación del brote del nuevo coronavirus​, el Gobierno estableció que sea obligatoria la cuarentena de 14 días para quienes lleguen de los países más afectados con el brote. Fuente

12 de marzo de 2020: Confirmaron otros nueve casos de coronavirus en la Argentina y cuatro de ellos son autóctonos

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó nueve nuevos casos positivos de COVID-19 y ya son 30 los infectados en todo el país. Cuatro de las personas se contagiaron por mantener un contacto estrecho con contagiados. Según dijeron, los casos son de Córdoba, ciudad de Buenos Aires, Chaco y la provincia de Buenos Aires. Fuente

13 de marzo de 2020: 13 de marzo: Segunda muerte por el coronavirus en Argentina

Un paciente chaqueño de 61 años y docente de la Universidad Tecnológica Nacional que estaba internado por coronavirus en esa provincia, falleció el viernes 13 de marzo. No fue aún informado oficialmente, pero la esposa del fallecido lo confirmó a Clarín.
Es la segunda víctima por es el coronavirus en el país, luego de la muerte de un hombre de 65 años en el hospital Argerich de Buenos Aires.
Por otro lado, se anunció que hay 3 nuevos contagiados y la lista llega a 34. Además, el Gobierno confirmó que no suspenderá las clases porque “podría ser contraproducente”.

14 de marzo de 2020: Coronavirus en la Argentina: se sumaron 11 casos nuevos y llegan a 45

"Hoy fueron confirmados 11 nuevos casos de Covid-19. Pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, y la Provincia de Buenos Aires. De los once casos, diez corresponden a personas con antecedentes de viaje a zona de riesgo, mientras que el otro caso confirmado pertenece a un contacto estrecho de casos confirmados", expresó la cartera que comanda Ginés González García a través del parte diario.
Fuente

16 de marzo de 2020: Coronavirus en Argentina: confirman nueve casos más y ya son 65 los contagiados

Confirman nueve casos más de coronavirus en todo el país y ya son 65 los contagiados. Se trata de cinco casos en Ciudad de Buenos Aires; tres en Chaco y uno de provincia de Buenos Aires.
"De los 9 casos, 8 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que el restante se trata de un profesional de la salud de Chaco que trabaja en un establecimiento donde se atendieron casos confirmados", informaron desde Nación en un comunicado. Fuente

17 de marzo de 2020: Confirmaron 14 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de contagiados asciende a 79

Confirmaron 14 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de contagiados asciende a 79 En Jujuy y Salta se registraron los primeros pacientes. También se contabilizaron cuatro en la ciudad de Buenos Aires, dos en la provincia de Buenos Aires, dos en Córdoba, uno en Río Negro, uno en Chaco y dos restantes en Entre Ríos y Santa Cruz, ambos de nacionalidad extranjera 17 de marzo de 2020
El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este martes que son 14 los nuevos casos positivos de COVID-19 y que la cifra de infectados aumentó a 79 personas en todo el país. De los casos, 12 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que los restantes son recientes contactos estrechos de casos confirmados. Fuente

19 de marzo de 2020: Argentina declara cuarentena total y obligatoria

El presidente Alberto Fernández decretará en las próximas horas la cuarentena total hasta el 31 de marzo, para reforzar aún más las acciones contra el coronavirus​ en la Argentina, donde hay 97 casos confirmados, entre los que se contabilizan 3 muertes.
El Jefe de Estado definió los detalles de esa medida durante una cumbre con los gobernadores en la Quinta de Olivos. Fuente

20 de marzo de 2020: confirmaron otros 30 casos y ascienden a 158 los infectados

El Gobierno nacional confirmó este viernes que en las últimas horas se detectaron otros 30 casos de coronavirus​ en el país, con los que el total de los pacientes ascendió a 158, entre los que se contemplan 3 muertos.
Desde el Ministerio de Salud indicaron que 9 de los nuevos pacientes se encuentran en la provincia de Buenos Aires, 9 en la Capital Federal, 4 en Córdoba, 1 en Chaco, 1 en Tierra del Fuego, 1 en Entre Ríos, 1 en San Luis, 1 en Corrientes, 2 en Neuquén y 1 en Santiago del Estero. Fuente

21 de marzo de 2020: Confirmaron 67 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de infectados asciende a 225

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este sábado que son 67 los nuevos casos positivos de COVID-19 y que la cifra de infectados aumentó a 225 personas en todo el país.
En el comunicado se especificaron que, de los nuevos casos, 29 son de la ciudad de Buenos Aires, 15 de la Provincia, 5 de Chaco, 5 de Mendoza, 4 de Córdoba, 3 de Tierra del Fuego, 2 de Corrientes, 2 de Santa Fe, 1 de Tucumán y 1 de Río Negro.Fuente
Fuente 1: Clarin
Fuente 2

Epidemiología

La tabla ocupaba mucho espacio, para los que quieran consultarla ir aca

Guia de Mentiras y Verdades sobre el coronavirus por el usuario biofemina

Click Aca

Tasa de mortalidad por edad

Edades Mortalidad
0-9 -
10-12 0.2%
20-29 0.2%
30-39 0.2%
40-49 0.4%
50-59 1.3%
60-69 3.6%
70-79 8%
80 o mayores 14.8%
fuente

Recursos Adicionales

Formato del post: Creditos al sub de /mexico
Voy a ir actualizando de tanto en tanto
Thread 12/03/20
Thread 14/03/20
Thread 16/03/20
Thread 18/03/20
Thread 19/03/20
Thread 20/03/20
submitted by ArtGamer to argentina [link] [comments]


2020.03.20 01:18 ArtGamer [Megathread] Coronavirus - Cuarentena Edition

El Corona virus ha sido declarado Pandemia - 11/03/2020

Argentina declara Cuarentena total - 19/03/2020

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los CDC siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:

Si presentan fiebre o síntomas de resfrio, y/o estuvieron en contacto con personas que hayan viajo a zonas de riesgo, NO VAYAN AL HOSPITAL/CENTRO DE SALUD/CLÍNICA/ETC, llamen al SAME (107), sirve para todo el pais, el SAME es solo un ejemplo; que las ambulancia van a ir a sus residencias.

Número de Provincia de Santa Fe: 0800 555 6549

No concurrir a la guardia a menos que sea necesario
No vayan al hospital, quédense en su casa y llamen al SAME 107.
Es importante que no se muevan de su hogar si presentan síntomas.
Fuente

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente

Cuarentena

Cuales son las medidas?

en lengua comun, no salgas de tu casa a menos que sea absolutamente necesario
El chino de la esquina va a seguir abierto básicamente
No vayas al Coto que esta a 20 cuadras, si tenes un carrefour a 3

Cuarentena y que vas a poder hacer y que no?

La cuarentena total determinará que permanezcan cerradas las escuelas -hoy ya están sin dar clases- y las fronteras. Nadie podrá entrar ni salir del país por ningún medio, ya sea autos, colectivos, trenes o aviones.
No abrirá ningún negocio que no sea considerado esencial, esto es supermercados -para garantizar los productos básicos- y farmacias. También es considerado esencial el sistema de salud público y privado y todos sus trabajadores que estarán habilitados para circular.
Estarán cerrados los shoppings y negocios con venta a la calle de todos los rubros que no sean esenciales. También las plazas, parques, restaurantes, gimnasios, bares, cines y teatros.
La vida cotidiana deberá transcurrir dentro de los hogares.
Cosas que NO podes hacer:
  • No se podrá salir a hacer ejercicio​ o a caminar por un espacio público.
Cosas que SI podes hacer:
  • Quienes tengan mascotas tendrán permitido salir a pasearlas. Solo uno de los dueños y por tiempos muy limitados.
Fuente

Mas info. sobre la cuarentena y cosas que se pueden hacer y servicios exceptuados. Incluyendo Link al texto completo del decreo

1
2 3

LINK AL DECRETO EN BOLETIN OFICIAL

Cronología

3 de marzo de 2020: Primer caso de coronavirus en Argentina

Después de varias falsas alarmas en el aeropuerto de Ezeiza y de más de 35 casos sospechosos que arrojaron resultados negativos, se confirmó el primer caso de coronavirus en Argentina. Es un hombre de 43 años, que había visitado Italia y que regresó al país el domingo 01 de marzo.

4 de marzo de 2020: Aumentan los casos sospechosos en Argentina

Asciende a 10 el número de casos sospechosos por síntomas compatibles con la enfermedad: seis en el Gran Buenos Aires, uno Rosario, uno Concordia, uno en Córdoba y un turista alemán en Misiones.

5 de marzo de 2020: Se detecta un segundo caso de coronavirus en Argentina

Se confirma el segundo infectado, un joven de 23 años que regresó el domingo 1 de marzo y que trabaja como asesor del diputado Eugenio Casielles en la Legislatura porteña. En paralelo, se descartó que haya contraído la enfermedad una empleada de Swiss Medical que trabajó en la habitación del primer caso

6 de marzo de 2020: Son ocho los casos confirmados de coronavirus en Argentina

Aunque inicialmente el Gobierno ratifica que son dos los infectados y aclara que hay casos en estudio, con el correr del día ascendieron a 8 los casos confirmados.
Cuatro de los pacientes corresponden a la Ciudad de Buenos Aires​: una mujer de 72 años y tres hombres de 44, 46 y 67 años. Otro de los casos confirmados corresponde a una mujer de 63 años residente en la provincia de Buenos Aires y finalmente un caso de Córdoba, que se trata de un paciente masculino de 57 años. Todos son importados.

7 de marzo de 2020: Primera muerte por el coronavirus en Argentina

Primera muerte por coronavirus en Argentina: era un hombre de 65 años identificado como Guillermo Abel Gómez que estaba internado en el Hospital Argerich y padecía otras complicaciones de salud. Había estado en Francia.
Por medio de una resolución del Ministerio de Trabajo que aplica para el sector público y privado se determinó una "licencia excepcional" a las personas que vienen del exterior para que "en forma voluntaria" permanezcan en sus hogares ante la sospecha de tener coronavirus.

8 de marzo de 2020: Se confirman tres nuevos casos y ya son 11 los infectados de coronavirus en Argentina

Se confirmaron tres nuevos casos importados de coronavirus​ los cuales dos son pacientes en la Ciudad de Buenos Aires y uno en la Provincia. Con ellos, el número en Argentina asciende a 11 infectados y un muerto.

9 de marzo de 2020: confirman cinco nuevos casos

El Ministerio de Salud confirmó cinco casos más de coronavirus y ya son 17 los contagiados. Se sumaron dos en Chaco, uno en Río Negro, uno en San Luis y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, las escuelas empezaron a tener casos de chicos con aislamiento preventivo.

10 de marzo de 2020: se confirman dos nuevos casos y el Gobierno destinará $1.700 millones

Las autoridades sanitarias confirmaron que otras dos personas padecen coronavirus y así el número total de los contagios asciende a 19.
Además, el Gobierno nacional anunció que dispondrá de una partida especial de 1.700 millones de pesos para dar respuesta a esta situación. Los fondos será utilizados para “fortalecer el diagnóstico, en el contexto de reactivos para el reconocimiento de enfermedades respiratorias, y el equipamiento en hospitales y laboratorios de todo el país”.

11 de marzo de 2020: Se declara obligatoria la cuarentena para quienes regresen de los países más afectados

Mientras analiza nuevas medidas de prevención para evitar la propagación del brote del nuevo coronavirus​, el Gobierno estableció que sea obligatoria la cuarentena de 14 días para quienes lleguen de los países más afectados con el brote. Fuente

12 de marzo de 2020: Confirmaron otros nueve casos de coronavirus en la Argentina y cuatro de ellos son autóctonos

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó nueve nuevos casos positivos de COVID-19 y ya son 30 los infectados en todo el país. Cuatro de las personas se contagiaron por mantener un contacto estrecho con contagiados. Según dijeron, los casos son de Córdoba, ciudad de Buenos Aires, Chaco y la provincia de Buenos Aires. Fuente

13 de marzo de 2020: 13 de marzo: Segunda muerte por el coronavirus en Argentina

Un paciente chaqueño de 61 años y docente de la Universidad Tecnológica Nacional que estaba internado por coronavirus en esa provincia, falleció el viernes 13 de marzo. No fue aún informado oficialmente, pero la esposa del fallecido lo confirmó a Clarín.
Es la segunda víctima por es el coronavirus en el país, luego de la muerte de un hombre de 65 años en el hospital Argerich de Buenos Aires.
Por otro lado, se anunció que hay 3 nuevos contagiados y la lista llega a 34. Además, el Gobierno confirmó que no suspenderá las clases porque “podría ser contraproducente”.

14 de marzo de 2020: Coronavirus en la Argentina: se sumaron 11 casos nuevos y llegan a 45

"Hoy fueron confirmados 11 nuevos casos de Covid-19. Pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, y la Provincia de Buenos Aires. De los once casos, diez corresponden a personas con antecedentes de viaje a zona de riesgo, mientras que el otro caso confirmado pertenece a un contacto estrecho de casos confirmados", expresó la cartera que comanda Ginés González García a través del parte diario.
Fuente

16 de marzo de 2020: Coronavirus en Argentina: confirman nueve casos más y ya son 65 los contagiados

Confirman nueve casos más de coronavirus en todo el país y ya son 65 los contagiados. Se trata de cinco casos en Ciudad de Buenos Aires; tres en Chaco y uno de provincia de Buenos Aires.
"De los 9 casos, 8 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que el restante se trata de un profesional de la salud de Chaco que trabaja en un establecimiento donde se atendieron casos confirmados", informaron desde Nación en un comunicado. Fuente

17 de marzo de 2020: Confirmaron 14 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de contagiados asciende a 79

Confirmaron 14 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de contagiados asciende a 79 En Jujuy y Salta se registraron los primeros pacientes. También se contabilizaron cuatro en la ciudad de Buenos Aires, dos en la provincia de Buenos Aires, dos en Córdoba, uno en Río Negro, uno en Chaco y dos restantes en Entre Ríos y Santa Cruz, ambos de nacionalidad extranjera 17 de marzo de 2020
El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este martes que son 14 los nuevos casos positivos de COVID-19 y que la cifra de infectados aumentó a 79 personas en todo el país. De los casos, 12 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que los restantes son recientes contactos estrechos de casos confirmados. Fuente

19 de marzo de 2020: Argentina declara cuarentena total y obligatoria

El presidente Alberto Fernández decretará en las próximas horas la cuarentena total hasta el 31 de marzo, para reforzar aún más las acciones contra el coronavirus​ en la Argentina, donde hay 97 casos confirmados, entre los que se contabilizan 3 muertes.
El Jefe de Estado definió los detalles de esa medida durante una cumbre con los gobernadores en la Quinta de Olivos.
Fuente
Fuente 1: Clarin
Fuente 2

Epidemiología

La tabla ocupaba mucho espacio, para los que quieran consultarla ir aca

Guia de Mentiras y Verdades sobre el coronavirus por el usuario biofemina

Click Aca

Tasa de mortalidad por edad

Edades Mortalidad
0-9 -
10-12 0.2%
20-29 0.2%
30-39 0.2%
40-49 0.4%
50-59 1.3%
60-69 3.6%
70-79 8%
80 o mayores 14.8%
fuente

Recursos Adicionales

Formato del post: Creditos al sub de /mexico
Voy a ir actualizando de tanto en tanto
Thread 12/03/20
Thread 14/03/20
Thread 16/03/20
Thread 18/03/20
Thread 19/03/20
submitted by ArtGamer to argentina [link] [comments]


2019.12.25 01:41 Dragonlibro_Patata (修罗武神 / Martial God Asura) Dios Marcial Asura C6 "Capítulo 6 – ¿No me digas que fue él?"


El miro hacia en dirección a la fuente del sonido. En la entrada del 3 piso, un hombre mayor quien tenía cabello, cejas y barba blanca lo estaba mirando.
Chu Feng sabía que él era uno de los Ancianos que cuidaban el edificio de Habilidades Marciales. Aunque el parecía tener casi cien años de edad, la fuerza del Anciano era considerablemente alta.
“Gracias por su recordatorio, pero tengo mis propios planes.” Después de saludar respetuosamente al Anciano, el entro.
“Ah, otro discípulo arrogante.” El Anciano que estaba cuidando sacudió su cabeza con decepción.
Él había visto muchos discípulos justo como Chu Feng y la mayoría terminaban en fracaso. Los que fallaban ligeramente arreglaban sus vidas, pero los que fracasaban completamente seguían un mal camino y perdían su buen futuro.
Pero aun así, cuando el Anciano vio una nueva cara entrando, el amablemente les recordaba para evitar que más discípulos fueran por el mal camino.
Chu Feng camino por el 3 nivel, rápidamente cogió un libro de habilidades que a le gusto y lo llevo a registrar con un Anciano.
“¿Estás seguro de que quieres entrenar en esta [Palma Ilusionaría]?” El Anciano miro a Chu Feng con duda.
“En.” Chu Feng sonrió y asintió con la cabeza.
“¿Miraste la descripción de esta habilidad?” El Anciano continúo preguntando. “Lo he leído.” Chu Feng sonrió nuevamente.
“¿Y aun así lo eliges? Este es el más difícil en el edificio de Habilidades Marciales.” El Anciano en realidad no entendía el porqué.
“Este es exactamente en el que quiero entrenar.” Chu Feng mostro una sonrisa en su cara, pero su mirada mostraba una determinación anormalmente absoluta.
“Suspiro, los jóvenes en estos días realmente no conocen sus límites.” El anciano suspiró, pero aún así lo registro para Chu Feng. Después de regresarle el libro de habilidad, añadió “Recuerda saber en qué punto parar.”
“¿Hm?”
Pero justo cuando Chu Feng dio la vuelta, una silueta familiar tomo su hombro y se adelanto. Fue Duan Yuxuan y su rostro estaba muy sombrío.
Chu Feng no lo conocía bien, así que no pensó más en ello. Pero justo cuando se preparaba a salir, oyó susurros detrás de él, y entonces él también entendió por qué Duan Yuxuan estaba deprimido.
“¿No es ese Duan Yuxuan? Pensé que ya tenía un libro habilidad de 4° rango, así que ¿por qué está aquí eligiendo otro libro de habilidad? ¿O Yang TianYu tomo el libro de habilidad de 4° rango?”
“¿Acaso no sabes? En la fiesta de a noche, los ancianos de la corte interior les recordaron que el libro de habilidad de 4° rango no puede ser compartido y sólo una persona podía entrenar en ella.”
“Después de oír al Anciano decir eso, los dos sólo se miraban con una expresión totalmente en blanco. Entonces, finalmente confesaron a la multitud. Resultó que no fueron ellos los primeros en el examen, había otra persona que mató a las cuarenta Bestias Feroces.”
“Con que algo así sucedió. Pero ¿por qué no lo admitieron desde el principio?” “Ah, quién sabe. Tal vez querían fama, pero esta vez realmente lo perdieron todo.”
“Cierto. Pero, ¿quién fue el primero? ¿No recuerdo a alguien tan fuerte en el patio externo?”
“Cuarenta Bestias Feroces… y había incluso una 4° rango entre ellas. Realmente es inimaginable sobre lo fuerte que es esa persona .”
Mientras escuchaba a eso, Chu Feng sonrió y sacudía la cabeza mientras avanzaba al siguiente piso. Él realmente quería empezar a entrenar.
El 4° piso también estaba igual que el primero, congestionado. Los nuevos discípulos estaban actualmente eligiendo los libros de habilidades así que estos eran los discípulos más grandes.
Chu Feng miro. Aunque se dijera que era un piso, tenia mas la apariencia de un campo de entrenamiento para las artes marciales. Habían por lo menos miles de personas entrenando en los aparatos y sus gritos se extendían por toda las direcciones. Era bastante espectacular.
También, además de los miles de aparatos de entrenamiento en el salón principal, había un sin número de cuartos privados cuales también servían para entrenar.
Era un muy buen diseño. A los que le gustaba ser animados podían juntarse con la personas en el salón principal y podían ayudarse mientras tenían combates de práctica.
A los que les gustaba el silencio podían escoger los salones privados y entrenar solos. Después que la puerta de piedra cerrara, estarían aislados de todos los disturbios.
Chu Feng no se unió a ellos y fue directo al 6 piso. Era similar al 3 piso pero era mucho más tranquilo. También habían muchos más lugares para entrenar.
Chu Feng entro en un cuarto privado. Después de cerrar las puertas de piedras, él se inclinó hacia el pilar mecánico porque sabía que el pilar iba a quedar arruinado por él.
El pilar mecánico estaba hecho de hierro y madera así que era extremadamente fuerte. Si fuese atacado, automáticamente esquivaría.
La velocidad de esquivo cambiaba de acuerdo a la velocidad de ataque del oponente. A menos que uno perfeccionara el cultivo de una habilidad marcial, era muy difícil de averiarlo, así que era el mejor equipo para entrenar.
“Palma Ilusionaría. Usando el poder del viento sin forma desde la palma para controlar al enemigo.” Chu Feng miro al método de cultivación para la Palma Ilusionaría. Luego, fue frente del pilar mecánico.
*Whoosh Whoosh* El repentinamente extendió sus manos y vio que sus palmas crearon dos rastros. Atacaron hacia dos lados del pilar mecánico.
*Swoosh* *Swoosh* Pero justo y cuando iban a aterrizar, el pilar se balanceo de izquierda a derecha, esquivando el ataque de Chu Feng con la velocidad de la luz.
En ese instante, Chu Feng no podía hacer nada más que estar un poco perdido, pero entonces el pronto miro con alivio, “Interesante.”
A partir de ese día en adelante, además de comer y dormir, Chu Feng siempre permanecía en el edificio de Habilidades Marciales y entrenaba sin parar.
Los Tres Estilos del Rayo, creados por el fundador de la Escuela Dragón Azure. Aunque eran extremadamente misteriosos, por lo que también eran extremadamente difíciles de cultivar.
En cuanto a la Palma Ilusionara, había una razón por la que el Anciano lo llamo la habilidad más difícil en el Edificio de Habilidades Marciales.
Sin embargo, después de entrenar por un tiempo, Chu Feng lentamente entendió la naturaleza de las dos habilidades.
Los Tres Estilos del Rayo. era una habilidad extremadamente dura y feroz. Era tan rápida como un rayo, y tan fuerte como un trueno. Cada movimiento y estilo podía tomar la vida de un enemigo, por lo que era bastante poderosa.
La Palma Ilusionaría. En comparación era completamente lo opuesto. Remplazando la realidad y atacando cuando fueran tomados por sorpresa.
Aunque no era tan potente como los Tres Estilos del Rayo, aún era una buena habilidad y eran diferentes a su propia manera.
Después de diez días con la mínima cantidad de almuerzos y sueño, Chu Feng finalmente capto los dos tipos de habilidades.
Aunque no se podía decir que perfecciono la Palma Ilusionaría, no había mucha diferencia. Por la otra parte, el solo entreno exitosamente en los primeros dos estilos de los Tres Estilos del Rayo.
Sin embargo, cuando Chu Feng uso exitosamente el 2° estilo, se encontraba sorprendido por el increíble poder.
En el 3 piso del edificio de Habilidades Marciales. El Anciano que cuidaba aún era el mismo y Chu Feng estaba regresando el libro de la Palma Ilusionaría.
“Que, ¿Encontraste un callejón sin salida?” El Anciano miro a Chu Feng con un poco de burla en sus ojos y la esquina de sus labios mostraban que estaban un poco orgulloso de su si mismo.
Chu Feng no contesto y solo sonrió. Pero en los ojos del Anciano, la sonrisa de Chu Feng significo que el silenciosamente lo confirmo.
“Ve al primer piso y comienza por las habilidades de rango 1…” tomando de vuelta el libro de habilidades, el anciano le recordó con buena intención.
“Gracias Anciano.” Chu Feng saludo y se retiro.
“Él sabe cuándo rendirse, así que entenderá un poco.” Viendo la espalda de Chu Feng al salir, el anciano asintió.
El Edificio de Habilidades Marcial no estaba abierto el día entero. A la puesta del sol, el Edificio de Habilidades Marciales cerraba, y en ese tiempo, todos los guardias ancianos necesitaban revisar los libros de habilidades y aparatos de entrenamiento.
“¿Qué ocurre con ese alboroto que me necesitan que valla personalmente a ver?”
“Anciano Ouyang, tienes que ver esto. No he visto un discípulo tan fuerte en tan largo tiempo.” En las escaleras, un hombre de media edad estaba llevando a un anciano de cabello blanco y se estaban dirigiendo a un cuarto privado en el 6 piso.
Dentro del cuarto privado, el indestructible pilar mecánico estaba repleto de abolladuras y casi podía estar raspado.
Mientras miraba el pilar mecánico, la cara el anciano de cabello blanco se torno seria y miro cuidadosamente.
“Esto es…” Pero mientras encontró que habían marcas superficiales una detrás de la otra en el mecanismo, el no podía estar más que estar anonadado.
Con su experiencia, el podía instantáneamente ver que el pilar estaba dañado por la Palma Ilusionaría. Pero en el atrio interior, había muy pocos discípulos que podían entrenar la Palma Ilusionaría a ese grado.
También, esos que podían ya habían salido a vivir en el mundo exterior y casi ninguno de ellos permanecían en el Edificio de Habilidades Marciales para entrenar.
Después de pensar a profundidad, los ojos del anciano repentinamente brillaron y dijo sorprendido, “¿No me digas que fue él?”

(Continuará...) Si no quieres esperar, lee más gratis en Bookista @ Google Play.
submitted by Dragonlibro_Patata to Wuxia_y_Xianxia [link] [comments]


2019.12.24 07:14 alforo_ La sentencia de la Arandina

Llevo varios días queriendo escribir sobre la sentencia de la Arandina, pero un asunto personal me tenía absorbido. Ahora ya puedo dedicarle unas líneas al proceso judicial del cual Twitter no deja de hablar. Y de decir tonterías. Porque se pueden decir muchas tonterías cuando uno lee párrafos descontextualizados de una sentencia, o cuando la lee entera sin tener conocimiento suficiente como para interpretarla.
Normalmente, cuando comento sentencias lo hago de forma ordenada, es decir, explico los hechos probados y luego los razonamientos jurídicos. Hoy no lo voy a hacer así. Me limitaré a rebatir, con la sentencia y el Código Penal, las objeciones o barbaridades más comunes que estoy leyendo por ahí. Vamos a ello.
“Es que ella quería”
En España, la edad de consentimiento sexual es de 16 años. Una persona que tenga menos de esa edad no puede consentir de forma válida. Así que, aunque fuera verdad que ella consintió, aunque la chica se hubiera lanzado a sus entrepiernas cual loba hambrienta, ellos tenían el deber (el deber jurídico, no el deber moral) de detenerla. Igual que si una menor de edad entra en mi estanco y me pide un paquete de tabaco o entra en mi bar y me pide una cerveza yo no puedo vendérselos por mucho que sea obvio que los desea. La ley considera que hay que proteger a los menores de edad y por eso impone obligaciones a los particulares. No es tan difícil de entender.
Pero es que, encima, ella no quería. Si hubiera querido, insisto, seguiría siendo delito: abuso sexual a una menor de 16 años, con penetración y actuación conjunta de dos o más personas, nos vamos a una pena de entre 10 y 12 años de prisión (artículo 183 CPE). Como no lo deseaba, el delito es de agresión sexual a una menor de 16 años, con las mismas agravantes, la pena queda entre 13,5 y 15 años de prisión.
“Pero ¿y de dónde salen entonces los 38 años de cárcel?”
Los 38 años son en realidad la suma de tres penas:
14 años como autor de su propia agresión.12 años como cooperador necesario de las agresiones de cada uno de sus dos amigos.
Este criterio, que se lleva usando en violaciones grupales desde hace décadas, es bastante comprensible en realidad. Cuando un grupo de personas agreden sexualmente a una víctima, la oposición de cualquiera de ellas podría detener el delito, bien fuera mediante el enfrentamiento con el resto de actores o bien mediante una llamada a la Policía. No oponerse al resto de agresores, además, coadyuva a la situación de indefensión que vive la víctima. Te convierte, por tanto, en cooperador necesario de todos los delitos que se cometan ahí, aunque tú no toques a la víctima (1).
“Entonces ¿qué fue lo que pasó?”
La sentencia declara probado unos hechos muy simples. La chica contactó a uno de los jugadores de fútbol por Instagram y ambos empezaron a guarrear e incluso se intercambiaron fotos subidas de tono. El jugador se lo dijo a sus dos compañeros de piso, también futbolistas, y los cuatro se mandaron diversos audios de WhatsApp con zorreo, y sin ninguna seriedad. Hasta aquí nada que tenga trascendencia penal.
El día de los hechos (24 de noviembre de 2017), ellos la invitaron a subir a su casa. En un momento dado apagaron las luces y, a pesar de que ella se cruzó de brazos y se quedó paralizada en una esquina del sillón, realizaron actos sexuales con ella (2). Después ella fue al baño y, al salir, uno de los procesados realizó también actos sexuales con ella en su habitación.
“Pero ella ya folló con ellos el día anterior”
En el Hecho Probado 5º se recogen literalmente los WhatsApps y audios que el día anterior mandó uno de los tres procesados a un grupo que tenía con otros colegas. En él, en efecto, presume de que los tres han mantenido contacto sexual con la chica y de que “mañana vuelve”. La chica no ha denunciado estos hechos. La sentencia solo da por probados los WhatsApp, no los hechos relatados en los mismos, y parece que los acusados no han intentado tirar por ahí…
…lo cual es lógico porque, como sabe cualquiera, que yo hoy folle contigo y con tus dos amigos no quiere decir que desee follar contigo y con tus dos amigos mañana. Me da igual si esos WhatsApps son una baladronada o relatan hechos verídicos: lo importante es que el día de los hechos sucedió una violación.
“¿Y lo que dijo ella de que se inventaría cosas para perjudicarlos?”
La sentencia dedica varias páginas del Fundamento Jurídico 3º a tratar el tema de la disparidad de versiones. En el juicio comparecieron diversos testigos de referencia, es decir, los que no presenciaron los hechos sino que supieron de ellos por otra persona. Y resulta que a algunos ella les dijo que había sido voluntario (e incluso alardeó de ello) mientras que a otros les reconoció que no lo había sido. Es esto mismo, por supuesto, lo que afirma en sala.
¿Qué datos usa el tribunal para tomar una decisión sobre el asunto? Principalmente dos. El primero es un informe psicológico que decía que estaba “totalmente influenciada por su las [sic] redes sociales, y la imagen que pretendía mostrar de ella, en Instagram y delante de sus conocidos o compañeros de clase. Así deseaba aparentar mayor edad, y ser considerada como una mujer, adulta y con experiencia sexual”. Más adelante se insiste en la misma idea, al afirmar que la víctima tiene problemas de integración, buscaba la aprobación de las redes sociales y mostraba inmadurez.
En segundo lugar, está el hecho de que, cuando hablaba con su círculo cercano, sí confesaba que no quiso hacer eso. Así, cuando habló con sus hermanas (parece que el propio 25 de noviembre, justo el día después de los hechos) o con su psicopedagoga (el 27 de noviembre), les dijo que no había deseado ni consentido aquello. A partir de ahí fue abriéndose a su familia y a su mejor amiga, a todos los cuales les contó la misma versión.
Así pues, parece que ser que cuando a todos estos conocidos superficiales y compañeros de clase les dijo que había hecho tales y cuales cosas con ellos, que había tenido una orgía (3), que mira con quién he estado y que como se vayan de la lengua “yo lo cuento todo e inventando”, no hay que darle mayor credibilidad. Como dice la sentencia, intentaba situarse como agente en lugar de como víctima. Y, como no dice la sentencia pero añado yo, estaba muy probablemente intentando ponerle nombre a lo que había pasado y además gestionando una crisis de reputación porque estoy seguro de que los cotilleos empezaron a extenderse según ella salió por la puerta del piso donde sucedieron los hechos.
“Solo le hicieron caso a la declaración de ella. ¡Eso no es justo!”
La declaración de la víctima es una prueba. Una prueba. Como todas las pruebas, puede desvirtuar la presunción de inocencia y fundamentar una condena. Y en delitos sexuales, donde no suele haber otra prueba de cargo, es fundamental.
Por ello, hay una serie de requisitos para darla por buena: que no se aprecien móviles espurios contra los denunciados, que la denunciante mantenga esencialmente la misma versión durante todo el proceso (de ese punto ya hemos hablado) y que haya corroboraciones periféricas, es decir, datos que la avalen. Algunas de las corroboraciones periféricas son las cosas que dijo a las personas íntimas en días próximos al suceso y unos moratones en los brazos y la espalda que fueron percibidos por los familiares.
Si hubiera prueba de descargo, a lo mejor no bastaba, pero es que no la hay. Existe un amigo de ellos que afirma que él estaba en la casa y que no vio nada, pero la Sala no cree su testimonio porque se presentó a la Policía mes y medio después de que sus compañeros fueran detenidos. Y están unos supuestos pantallazos de WhatsApp presentados por la novia de uno de ellos, que probarían que el chaval estaba hablando con el móvil con ella en el momento de los hechos, pero la cosa es que el análisis del teléfono de él no dice eso.
“¿De dónde viene la intimidación? Si no la amenazaron”
Intimidación ambiental, el mismo caso que la Manada. Estás rodeada de una serie de personas que te superan en número y complexión física (tres deportistas, nada menos), y además en un contexto que ellos controlan por completo (su piso). Te encoges, te cruzas de brazos y aun así te meten mano. No es necesario que nadie profiera una sola amenaza para que la situación sea intimidante.
“¿Y el segundo acto sexual? ¿El que sucedió en la habitación de uno de los acusados?”
Aquí está el único punto que me chirría de toda la sentencia. Antes he dicho, al resumir los hechos probados, que después de que ella saliera del baño entró en la habitación de uno de ellos y allí se produjo otro acto sexual, solo con él. Pues bien, aquí la sentencia no aprecia que hubiera violencia ni intimidación, por lo que no condena por agresión. En cuanto al posible abuso, absuelve también porque se trataba de un acusado joven (19 años), de madurez similar a la víctima.
Este es el único límite a la regla general según la cual los menores de 16 no pueden consentir: que lo hagan con otra persona de similar edad y madurez, como otro menor de edad o, como aquí, un chico de 19 años. Sin embargo, el problema resulta obvio. ¿Después de ser agredida en el salón tiene relaciones sexuales consentidas con uno de sus agresores en su cuarto? ¿Dónde está el fallo? ¿En las partes al presentar las pruebas, en el tribunal al apreciarla, en el tribunal al razonar jurídicamente…?
Me da la sensación de que aquella noche todo pasó muy rápido y de que quizás lo que ocurrió en el cuarto, como contrapunto a lo ocurrido en el salón, le diera a la víctima (que estaría en un estado de confusión considerable) una sensación completamente distinta. No lo sé. Estoy especulando: ni estaba allí, ni estoy en su cabeza ni he estado en la sala. Pero es la única explicación que se me ocurre a frases como “de lo que pasó con R. no me arrepiento”.
“La Ley de Violencia de Género deja inermes a los hombres”
Qué cosas tiene la manía de hablar sin saber. Esto lo han llegado a decir los propios condenados (“si esto me pasa hace quince años ahora yo estaría jugando al parchís en mi casa”), pero aunque no hubieran abierto la boca es algo que subyace. Y bueno, es mentira. Es posible que la Ley de Violencia de Género, el dinero gastado en publicidad institucional y a nivel social el auge del feminismo hayan aumentado la concienciación sobre estos casos. Pero el hecho es que, a nivel legal, no ha cambiado nada.
Este asunto lo ha instruido un Juzgado de Instrucción, no un Juzgado de Violencia sobre la Mujer. No se ha activado ninguna de las normas penales relativas a la violencia de género, porque estas solo se aplican cuando agresor y víctima son pareja, no cuando son conocidos como en este caso. Las doctrinas empleadas para condenar (la de la cooperación necesaria, la de los requisitos necesarios para que la declaración de la víctima desvirtúe la presunción de inocencia, la de la intimidación ambiental) fueron desarrolladas por el Tribunal Supremo español en las décadas de los ’80 y ’90 o incluso antes, no por ningún malvado legislador adicto al cambio social.
Así que no, si esto hubiera pasado hace quince años –es decir en 2004, antes de la aprobación de la Ley de Violencia de Género– las únicas diferencias habrían sido las tecnológicas (no habrían existido todos esos audios de WhatsApp con la chica ligoteando con ellos o diciendo cosas equívocas), por lo que incluso habría sido peor para los delincuentes. La pena no habría variado un ápice: 38 años por tres violaciones, o un poco más si se hubiera apreciado la agravante de especial vulnerabilidad de la víctima.
Por eso existen unos máximos de cumplimiento, que en este caso (y como bien indica expresamente la sentencia) son de 20 años.
Después estarán otros 10 en libertad vigilada, que es una medida que tampoco me gusta nada, se aplique a quien se aplique: ¿a santo de qué se tiene que vigilar, y encima durante diez años, a una persona que ya ha cumplido con la sociedad? Pero en fin, así igual la derecha aprende que el populismo punitivo, el aumento de penas y la reducción de derechos puede recaer también sobre tres “buenos chicos”, ay, pobres, que no sabían lo que hacían, que les han jodido la vida.
No caerá esa breva, pero uno puede soñar.
http://asihablociceron.blogspot.com/2019/12/la-sentencia-de-la-arandina.html?m=1
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.12.19 10:53 Dragonlibro_Patata (我欲封天 / I Shall Seal the Heavens) Sellaré el Cielo C4 "Un Espejo De Cobre"

El Pabellón del Tesoro estaba lleno de tesoros. Al entrar en él, cualquiera se deslumbraría con luces brillantes. Las estanterías de jade bien arregladas estaban llenas de una deslumbrante exhibición de botellas, espadas, adornos y joyas. Meng Hao comenzó a respirar pesadamente, y su corazón comenzó a bombear. Sentía como si toda la sangre en su cuerpo se hubiera precipitado a su cerebro. Se quedó allí, atónito.
En la corta vida de Meng Hao, nunca había visto tanta riqueza. Se sentía como si estuviera sumergido. Su cabeza daba vueltas, e inadvertidamente pensó en agarrarlo todo y huir.
“El valor de estos tesoros …” murmuró Meng Hao, “… no tienen precio. La compensación por trabajar para los Inmortales es increíble.’’ Pasó junto a una de las estanterías de jade, su expresión llena de emoción, inconscientemente estirando la cabeza hacia delante. Se preguntaba si el tercer piso del Pabellón del Tesoro era igual que el primero, o si quizá tendría tesoros aún más valiosos.
“¡Inmortales … son tan ricos!” Meng Hao lanzó un profundo suspiro. De repente, sus ojos cayeron sobre algo extraño. En uno de los estantes de jade se dio cuenta de un espejo de cobre.
Había rastros de corrosión en él. No parecía muy especial, tampoco brillaba. No parecía que se pudiera comparar de ninguna manera con los tesoros que lo rodeaban.
Sorprendido, Meng Hao lo cogió y lo miró de cerca. Parecía bastante común, como algo del mundo mortal. Nada de el parecía ser por lo menos un poco único. Y sin embargo, aquí estaba en el Pabellón del Tesoro, por lo que él asumió que debía tener algún valor.
“El Hermano Menor realmente tiene una buena visión”, dijo una voz detrás de él. No sabía cuándo había entrado el hombre de aspecto astuto, pero se quedó allí mirando el espejo de cobre. Su voz se llenó de elogios, y continuó ‘El hecho de que recogiste ese espejo de cobre demuestra que estabas destinado a hacerlo. Hay muchas leyendas sobre él. Lo más extraño es que sólo los que tienen buena fortuna y acumulan buenas acciones en vidas pasadas pueden adquirirlo. Parece que el Hermano Menor es una persona así. Con este espejo, puedes dominar sobre el cielo y la tierra. Definitivamente tienes esta oportunidad. Mientras el hombre hablaba, suspiraba una y otra vez. Su voz parecía contener algún poder extraño que obligó a Meng Hao a escucharlo.
“Este espejo …” Meng Hao lo miró de nuevo, una expresión extraña en su rostro. No estaba cubierto de tallas complicadas, sino de corrosión, por lo que no estaba claro.
“Hermano menor, no mires la espuma del espejo. Deberías saber que los verdaderos tesoros de naturaleza espiritual a menudo se ocultan en las cosas ordinarias. Meng Hao estaba a punto de poner el espejo de cobre de nuevo en el estante cuando el hombre de aspecto astuto dio varios pasos precipitados hacia adelante para evitarlo. Miró seriamente a Meng Hao.
“Hermano menor, el hecho de que recogiste este objeto demuestra que estabas destinado a hacerlo. ¿Realmente lo devolverás sólo porque parezca ordinario? He sido responsable del Pabellón del Tesoro durante muchos años, y conozco el origen de todos los artículos aquí. Hace muchos años, este espejo de cobre provocó una gran conmoción en el Estado de Zhao. Fue creado de un rayo de luz que cayó de los Cielos. Después de adquirirlo, el Patriarca Confianza lo estudió en secreto, creyendo que era un tesoro de los Cielos. Al final, no pudo desbloquear sus misterios y llegó a la conclusión de que estaba predestinado a caer en manos de alguien que lo usara para pisotear el cielo y la tierra “.
Escuchar el nombre del Patriarca Confianza asombró a Meng Hao. Acababa de entrar en la Secta Externa, y había muchas cosas con las que no estaba familiarizado. Empezó a dudar.
‘’El Patriarca Confianza lo estudió, pero no pudo entenderlo. Yo…”
“Tus palabras son incorrectas, Hermano menor. Permite que el Hermano Mayor explique: La falta de éxito del Patriarca Confianza en sus estudios demuestra que hay algo único e inusual en este tesoro. Antes de ti, diez o más personas lo tomaron para estudiarlo, y aunque ninguno de ellos logró entenderlo, ninguno de ellos lamentó su decisión.
“¿Y si … y si eres la persona destinada a poseer el espejo? En cualquier caso, si lo tomas, puedes estar tranquilo. De tus compañeros discípulos que tomaron el espejo en el pasado, la mayoría volvió luego de tres meses, y los dejé cambiarlo por otra cosa. Después de tratar conmigo durante algún tiempo, encontrarás que que soy muy tranquilo. No quiero darles a mis compañeros discípulos un tiempo difícil.
“Si lo tomas, pero no eres capaz de descifrar sus misterios, entonces puedes devolverlo en cualquier momento e intercambiarlo por otra cosa. Pero si lo abandonas, y resulta que estabas destinado a tomarlo, entonces te arrepentirás toda tu vida.” El hombre de apariencia astuta miraba fijamente a Meng Hao. Cuando vio a Meng Hao vacilando, se rió para sí mismo. Los nuevos discípulos eran siempre los más fáciles de engañar. Todo lo que tenía que hacer era contarles la historia de la leyenda del espejo, y las grandes palabras los seducirían. Sus corazones empezarían a hervir.
“Pero …” Meng había estudiado y leído desde la infancia, por lo que era muy inteligente. De la expresión aparentemente sincera del hombre astuto, podía conjeturar que el espejo no era exactamente como se había descrito. Pero el hombre se paró frente a él, claramente decidido a impedir que devolviera el espejo. Incluso si lo dejara caer al suelo no cambiaría nada. Empezó a lamentar haberlo recogido en primer lugar.
“Hermano menor”, dijo, con voz baja y cara severa, “no violes las reglas en tu primer día. Cuando recoges algo en el Pabellón del Tesoro, no puedes dejarlo.” El hombre de apariencia astuta sentía que ya era suficiente. Éste era su método habitual para que la gente tomara el espejo. Él agitó su manga ancha, y un viento silbante tomó a Meng Hao, lo sacó del Pabellón del Tesoro y lo depositó afuera.
Se oyó un ruido cuando la puerta principal del Pabellón del Tesoro se cerró de golpe.
La voz del hombre de aspecto fiero resonó desde el interior: “Soy de bondadoso cuando se trata de compañeros discípulos. Si realmente no estás destinado a tener el espejo, entonces puedes devolverlo en unos días. ”
Frunciendo el ceño, Meng Hao alzó la vista hacia la puerta cerrada. Luego suspiró y volvió a mirar el espejo de cobre en sus manos. Pensó en las palabras del primer capítulo del Manual de Condensación de Qi y dudó. Si esto realmente era algo que el Patriarca Confianza había estudiado, entonces debería tener algún valor. Sacudiendo la cabeza, puso el espejo en su túnica. Luego, con una mirada odiosa final al Pabellón del Tesoro, se volvió y se fue.
Caminó a lo largo de los caminos verdes de la Secta Externa, usando la información de la tablilla de jade como guía. Alrededor del mediodía, encontró su casa. Estaba a lo largo de la frontera norte, en una sección muy remota de la Secta Externa. Varias otras casas estaban apiñadas a su alrededor.
Abrió la puerta, la cual se estrelló contra la pared. Dentro había una cama y un escritorio. Meng Hao se quedó allí, sintiéndose muy contento. Este lugar era mucho mejor que su habitación en el Cuartel de los Sirvientes.
Se sentó con las piernas cruzadas en la cama, respiró profundamente y sacó el espejo de cobre de su túnica. Lo estudió con cuidado, hasta que el sol comenzó a ponerse sobre las montañas occidentales. Encendió una lámpara de aceite y siguió estudiándola, todo en vano. No tenía ni idea de cuál podía ser el propósito del espejo.
Por más que lo mirara, el espejo de cobre parecía completamente natural.
Cuando la noche se hizo más oscura, Meng Hao puso el espejo a un lado y miró por la ventana a la luna. Pensó en el adolescente gordo y en sus ronquidos. Lo extrañaba un poco.
La radiante luna brillaba afuera, sus rayos tocaban los aleros de su ventana. Todo estaba en silencio, salvo por el sonido del viento entre las hojas de los árboles. Meng Hao respiró profundamente, pensando en la luna. Se sentía emocionado, como si hubiera entrado en una nueva era.
Murmuró para sí mismo: “Nunca volveré a ser un erudito en el condado de Yunjie. Me he convertido en un discípulo de la Secta Confianza Externa… ”
Meng Hao reunió sus pensamientos, cerró los ojos y se sentó en meditación, circulando el hilo de energía espiritual en su cuerpo. Había estado viviendo de esta manera durante meses y estaba acostumbrado.
Una diferencia entre la Secta Externa y el Cuartel de los Sirvientes era que aquí, nadie preparaba comida para ti. Tenías que cuidar de tus propias necesidades de alimentos. Si no lo hacías, morirías de hambre y a nadie le importaría. Aunque, en todos los años, nadie en la Secta Confianza Externa había muerto de hambre.
Al llegar a la primera etapa de la Condensación Qi, uno podría absorber y emitir la energía espiritual del Cielo y la Tierra.
Aunque eso no podría aliviar el hambre, podría sostener tu vida.
Pasaron varios días. Una tarde, Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en meditación, cuando de repente oyó un grito miserable desde fuera. Inmediatamente abrió los ojos, se acercó a la ventana y miró hacia fuera. Vio a un discípulo de la Secta Externa en el suelo, siendo pisoteado una y otra vez por otro. La sangre le emanaba de una herida en el pecho, pero no estaba muerto, solo herido. La persona que lo había estado pateando agarró su bolsa infinita, entonces se fue con con una expresión de desdén.
El discípulo pisoteado luchó hasta ponerse de pie, con los ojos llenos de crueldad violenta. Se alejó tambaleándose. Los espectadores que lo rodeaban lo miraron con frialdad, sus caras llenas de ridículo.
Meng Hao observó en silencio. Había observado escenas similares en innumerables ocasiones en los últimos días, y como tal tenía una comprensión más profunda de las costumbres en la Secta Externa.
El tiempo voló y pasaron siete días. Durante ese tiempo, Meng Hao vio aún más casos de discípulos siendo robados. Los combates y saqueos ocurridos entre los discípulos de la Secta Externa hicieron que Meng Hao se volviera cada vez más taciturno. Fue especialmente preocupante cuando vio a un discípulo del segundo o tercer nivel de Condensación de Qi siendo asesinado por otro en el Área Pública. Esto hizo que Meng Hao fuera especialmente cuidadoso y cauteloso al salir.
Afortunadamente, su base de Cultivación era baja, y no tenía nada de valor, así que otros lo ignoraron en su mayoría.
En realidad, Meng Hao había llegado a un punto muerto en su Cultivación. El segundo nivel de condensación de Qi era diferente que el primero. Todavía necesitaba energía espiritual, pero de acuerdo con el Manual de Condensación Qi, su cuerpo mortal ya había comenzado a cambiar. Como tal, alcanzar el segundo nivel de condensación de Qi requeriría muchas más veces la cantidad de energía espiritual que el primer nivel.
Del mismo modo, Meng Hao ahora entendía qué era el talento latente. La capacidad del cuerpo para absorber la energía espiritual del Cielo y la Tierra era precisamente eso, talento latente. Entre más talento latente tiene alguien, más energía podría absorber. Cuanto menos talento latente uno tiene, menos energía podría absorber. Para alguien con talento latente considerable, cuanto más tiempo pasaran en ejercicios de respiración, más energía espiritual podrían absorber.
Según sus cálculos, para alcanzar el segundo nivel de condensación de Qi probablemente tomaría por lo menos uno o dos años. La cantidad de tiempo requerida para alcanzar el tercer nivel sería muchas más veces que eso.
Por supuesto, si adquiriera algunas píldoras medicinales o Piedras Espirituales, él podría utilizarlas para amplificar energía espiritual, entonces, podría disminuir ese tiempo. Por eso se produjeron tantos robos horribles en la Secta Externa; Cada mes, las píldoras se distribuían abiertamente.
“Los fuertes se hacen más fuertes, los débiles se vuelven aún más débiles”, dijo Meng Hao en voz baja. “Así es como la Secta Confianza prepara a los discípulos para la Secta Interna”.
Temprano en la mañana, cuando el cielo apenas comenzaba a iluminarse con la luz, Meng Hao estaba sentado meditando como de costumbre. No tenía recursos especiales, excepto por su determinación. Por lo tanto, no renunció a sus meditaciones nocturnas y ejercicios de respiración. Las campanas reverberaban por toda la secta, y Meng Hao abrió lentamente los ojos.
“Estas campanas …” Los ojos de Meng Hao se concentraron, como si se hubiera dado cuenta. Una expresión emocionada apareció en su rostro, y salió corriendo de la habitación para ver condiscípulos en todas partes, corriendo a lo lejos.
“Cuando estas campanas suenan, ha llegado el momento de distribuir Piedras Espirituales y pastillas medicinales. Debe ser hoy.” Cada vez más personas comenzaron a correr en dirección a las campanas. Parecía que todos dentro de la Secta Externa estaban allí.
“Día de la distribución de píldoras” dijo Meng Hao, respirando pesadamente. Corrió junto con las multitudes hasta llegar a la plaza en el centro de la Secta Externa. La plaza era de tamaño monumental, y a lo largo de sus bordes había nueve pilares de piedra cubiertos de tallas de dragones. Colocada sobre el pilar principal, había una plataforma de más de noventa metros de diámetro, sobre la que se arremolinaba una nube multicolor. Dentro de la nube se veían figuras sin forma.
Más de cien discípulos de la Secta externa estaban allí con sus túnicas verdes, murmurando entre ellos y mirando con frecuencia a la nube multicolor.
Luego, la nube se disipó lentamente, revelando a un anciano con el rostro pálido vestido con una túnica de oro. Su rostro era plácido y emitía un poder y dignidad tranquilos y naturales. Sus ojos brillaban como un relámpago. Había dos personas a su lado, un hombre y una mujer, ambos vestidos con túnicas de plata. El hombre era extraordinariamente guapo, con una apariencia erguida, aunque la indiferencia le cubría el rostro. En cuanto a la mujer, tan pronto como Meng Hao puso los ojos en ella, sus pupilas se estrecharon.
Esta mujer era la mujer que lo había llevado de la Montaña de Daqing hace tres meses.

(Continuará...) Si no quieres esperar, lee más gratis en Bookista @ Google Play.
submitted by Dragonlibro_Patata to Wuxia_y_Xianxia [link] [comments]


2019.08.26 17:14 TaoQingHsu Capítulo 4: Entender la bondad y el mal al mismo tiempo.

(Capítulo 4) Una breve charla sobre las Escrituras de los cuarenta y dos capítulos que dijo Buda Co-traductores en el tiempo de la Dinastía Han del Este, China (A.D. 25 - 200): Kasyapa Matanga y Zhu Falan (Quien tradujo las citadas Escrituras del sánscrito al chino). Traductor en el tiempo moderno (A.D.2018: Tao Qing Hsu (Quien tradujo dichas Escrituras del chino al inglés). Profesor y escritor para explicar las Escrituras mencionadas: Tao Qing Hsu Capítulo 4: Entender la bondad y el mal al mismo tiempo. El Buda dijo: “Para los seres sintientes, hay diez cosas como bondad y diez cosas como mal. ¿Cuáles son las diez cosas? Tres pertenecen al cuerpo, cuatro a la boca y tres a la mente. Matar, robar, y el sexo malo pertenecen al cuerpo. Dos lenguas, lenguaje malicioso, mentira y discurso frívolo pertenecen a la boca. La envidia, el odio y el enamoramiento pertenecen a la mente. Tales diez cosas son nombradas como diez malas acciones cuando no siguen el camino santo. Si tales males se detienen, se nombran como diez hechos virtuosos ". Como humanos con el cuerpo físico y mental, podemos hacer lo malo, y podemos hacer lo bueno. No importa lo malo o lo bueno, podemos elegir lo que queremos hacer. Lo que hemos elegido es la causa básica para afectar el resultado de nuestra vida. El Espíritu invisible con mayor sabiduría y virtud se llama Espíritu brillante, que debe existir en nuestra vida diaria, estar al lado o detrás de cada uno, para registrar la buena acción o la mala acción de cada uno. No importa que seamos rey o mendigo, el Espíritu brillante siempre está allí con nosotros. Desafortunadamente, la mayoría de la gente no cree tal cosa, y algunos de ellos ignorantemente hacen lo malo sin vergüenza. Te cuento una historia. Me siento profundamente conmovido por esta historia cuando he aprendido sobre el Buda durante más de tres años. Hay un Bhikkhu que se mueve con la práctica de las escrituras a lo largo de la piscina del loto en el bosque. Huele el aroma del loto, se siente alegre y le gusta mucho. El Espíritu de la piscina de loto le dice: "¿Por qué abandonas el asiento con un Zen limpio debajo del bosque pero robas el aroma de mi loto? Toda la molestia se debe a la adherencia del aroma ". Entonces, el Bhikkhu ve a un hombre que entra en el estanque de loto, recoge muchos lotos y deja el charco de loto después de que lo pisotea. El Espíritu de la piscina de loto guarda silencio sin hablar. El Bhikkhu dice: "Esta persona ha arruinado tu piscina de loto y te ha quitado las flores. No dices nada. Simplemente camino por la piscina y te regaño decirte que robé tu aroma ". El Espíritu de la piscina de loto dice: "La persona malvada del mundo está a menudo en los sucios excrementos del pecado, sin limpieza y sin cerebro. No hablo con él. Eres una buena persona con la práctica del zen. Sin embargo, has roto tu cosa buena debido a la fijación del aroma. Es por eso que te regaño. Tal como una cosa sucia en un paño limpio y blanco, la gente lo vería. "La persona malvada es como la tinta negra salpicada sobre la ropa negra, la gente no puede verla y ¿quién la preguntaría?" Esta historia nos advierte que es algo bueno y afortunado que alguien nos recuerde nuestra deficiencia. Solo cuando alguien se preocupa por nosotros, gastaría su tiempo y energía en criticarnos.
Hay mucha gente que es atea. A pesar de que son ateos, no significa que harían lo malo. Desafortunadamente, algunas de las personas que son ateos han hecho las cosas malas, pero no creen que hagan las cosas malas, como para intimidar a otros. ¿Les diría el Espíritu brillante que no hagan las cosas malas? Como sabemos por la historia antedicha, no lo haría. Pero, te cuento un secreto. De muchas maneras, como el budismo, el Espíritu brillante ha enseñado a la gente a no hacer las cosas malas. Desafortunadamente, algunas personas todavía no lo creen. Hay un dicho: "Deje el cuchillo del carnicero y párese en el suelo para convertirse en el Buda". Es para aconsejar a las personas que no maten y que no recojan el mal karma. Una vez que hayas dejado de lado la mente de matar, la mente se transformaría para ser el corazón de Buda de inmediato. Te cuento una historia sobre el robo. Esta historia me impresionó y me conmovió mucho. Había un monje budista que era muy pobre y vivía en un pequeño templo en una montaña. A la medianoche, un día, un ladrón se coló en este templo, miró a su alrededor y no pudo encontrar ningún valor. Finalmente, tuvo que robar la ropa del monje budista y pensó venderla para obtener algo de dinero. Cuando se preparó para salir, se encontró con el monje budista. El monje budista había visto su ropa en la mano del ladrón. El monje budista sabía que esta persona era un ladrón, y podría convertirse en un ladrón debido a algunas dificultades en la vida. Así que no lo regañó. Por el contrario, le dijo al ladrón que estaba dispuesto a entregarle la ropa, y le dijo que no le robó la ropa porque la ropa fue entregada por el monje budista. El ladrón se sintió muy conmovido y sintió vergüenza. El monje budista miró a la espalda del ladrón para irse. Entonces, el monje budista miró la luna llena y dijo: "Realmente esperaba darle la luna brillante y limpia a él al mismo tiempo". Después de unos meses, el ladrón llegó al templo y se arrodilló ante el rostro del monje budista, para arrepentirse de su culpa, para pedir perdón por el monje budista y para pedirle que lo reclutara como discípulo. El monje budista había sentido su sinceridad y finalmente aceptó su arrepentimiento y aceptó aceptarlo como su discípulo. El sexo malo está involucrado en lascivia, actos sexuales inusuales, acoso sexual, abuso sexual y violencia sexual. La extensión del significado del sexo malo incluye el amor homosexual y la relación sexual fuera del esposo y la esposa. El amor homosexual ya ha existido desde la antigüedad. En el artículo chino en la antigüedad, siempre se ha mencionado. En la época moderna, el amor homosexual es siempre el tema social controvertido. Según mi conocimiento de las escrituras de Buda, el Buda no está de acuerdo con el amor homosexual. No importa si somos homosexuales o no, que no nos entreguemos al amor y el deseo es lo correcto. En los puntos de vista del budismo, después de morir de hacer el sexo malo, la retribución de hacer el sexo malo está en el camino animal, como ser el pájaro, el cerdo, el camello o el burro, no en el camino humano. Significa que ser animales son tontos e ignorantes, y tendrían una rara oportunidad de escuchar la enseñanza de Buda. "Dos lenguas" significa que alguien incita algo a propósito para alienar y estropear la relación de armonía de dos personas o un grupo por el comentario vicioso, y por lo tanto provoca la desconfianza mutua o la falta de paz de un grupo. El "discurso malicioso" existe en nuestra vida diaria, como intimidar a otros con palabras o maldecir a las personas, lo cual podemos encontrar en la comunidad de Internet o en la respuesta a las noticias o artículos en Internet. También podemos encontrar algún discurso malicioso en un periódico o en algún post en Youtube, que se encuentra en una posición específica, especialmente, en la conciencia política o el propósito político. En el país de la libertad de expresión, se tolera cualquier discurso malicioso, incluso si no es como un discurso malicioso. ¿Por qué la gente tiene el discurso malicioso? Si lo pensamos profundamente, podemos encontrar que aquellos que tienen el lenguaje malicioso son la persona ignorante y el miedo a sí mismos en mente. De hecho, son lamentables y tontos. Pero, ¿hemos pensado cómo los ayudamos a no hacer algo tan estúpido? ¿Tú sabes? Algunos de ellos están en la educación superior y en la posición y su discurso malicioso es muy "elegante" y parece muy "razonable". Lo lamentable es que muchas personas que están en la educación superior y la posición también están convencidas por el discurso malicioso. . Este tipo de daño y desastre para todo el mundo va más allá del acosador personal. Sabes que los males volverían a los malhechores. En el Capítulo 7 de esta escritura: Los males vuelven a los malvados El Buda dijo: "Alguien escuchó que obedezco al Dao y puse en práctica la gran benevolencia para que regañe al Buda. El Buda guarda silencio, no le responde, mientras la reprimenda se detiene y pregunta: si le traes un regalo a alguien que no lo acepta, ¿te lo devuelve? " Un discípulo responde: "Sería devuelto". El Buda dijo: "Hoy me regañas, no lo acepto. ¡Tienes desastres por ti mismo para que vuelvan a ti! Tal como un eco responde a un sonido, una sombra sigue una forma, finalmente no se puede evitar y partir. Ten cuidado de no hacer los males ". Usted sabe, lo que me sorprende es que aquellos que mienten tienen la educación y la posición superiores, y su motivo es proteger su propia ventaja personal en la vida y en la posición. A veces podemos encontrar que estas personas que dicen una mentira no son diferentes de los pobres que dicen una mentira. Y también hemos encontrado que estas personas generalmente caen mal desde la cima de su buena vida y su buena carrera. Según la investigación sobre el carácter del líder mundial desde la antigüedad hasta la época moderna, la honestidad y no decir una mentira es una de las cualidades de un buen líder. En el negocio, podemos encontrar que la calidad del jefe o líder multimillonario es la honestidad. Si se atreven a engañar al cliente o consumidor, ¿cómo podría ser posible que sean el multimillonario? Así que el pensamiento y nuestra actitud decidirían si somos ricos o pobres. ¿Cuál es el significado del discurso frívolo? Sobre todo, significa que alguien habla de algo sin usar su cerebro y el contenido de lo hablado no es una ventaja para la vida de las personas. Además, también significa que alguien usa las palabras dulces o la retórica para engañar o atraer a las personas con el fin de lograr su propósito o ventaja personal. Sabes, la mayoría de las personas se encontrarían con el discurso frívolo al menos una vez en toda la vida. Los afortunados se irían sin daño. Sin embargo, muchas personas pueden sufrir daños en el cuerpo físico o mental, o la pérdida de riqueza. Entonces, podríamos tener una pregunta. ¿Por qué esa gente quiere hacer el discurso frívolo? También está relacionado con los siguientes tres hechos malvados, y la mente codiciosa. Si las personas se deben a la mente de la envidia o el odio, pueden usar el discurso frívolo para destruir a la contraparte. Si las personas se deben a la mente de infatuación o codicia, pueden usar el discurso frívolo para lograr su propósito o ventaja personal. Ahora, para pensarlo, ¿somos las personas que hacen el discurso frívolo o las personas que se ven perjudicadas por el discurso frívolo? Ya sabes, no importa cuál sea, es lamentable. Pero, si somos las personas que se ven perjudicadas por el discurso frívolo, seamos fuertes de corazón ahora, y perdonemos a las personas lamentables lo más posible. Como se mencionó anteriormente, la mente de envidia, odio y encaprichamiento causaría el daño a la gente. Y finalmente el desastre volvería a sí mismo. Sobre la mente de la envidia, la historia de Blancanieves me impresionó. Si tales diez males se detienen, se nombran como diez hechos virtuosos. En el budismo, hacer los diez males recogería el mal karma e iría al camino del infierno, fantasma hambriento y animal después de morir. Dejar de hacer los diez males recogería el buen karma e iría al cielo después de morir. Como sabemos, existe la retribución en la vida presente. Por supuesto, hay una buena recompensa en la vida presente si recolectamos el buen karma. English: Chapter 4:Understand the goodness and evil at the same time
https://sp-bvlwu.blogspot.com/2018/10/capitulo-4-una-breve-charla-sobre-las.html
submitted by TaoQingHsu to u/TaoQingHsu [link] [comments]


2019.01.09 14:59 Asperger_Mgtow Carta abierta a las feministas

http://argentinatoday.org/2019/01/09/carta-abierta-al-colectivo-de-actrices-argentinas-por-carlos-balmaceda/
De mi mayor consideración: Les escribo en mi carácter de dramaturgo, actor y periodista, profundamente conmovido por las consecuencias políticas que su denuncia, -promovida en torno al presunto abuso sufrido por Thelma Fardín-, está desatando en la sociedad argentina.
Una nueva dinámica de vínculos, estigmatizaciones y prejuicios se ha iniciado a partir de la magnitud de su acto, y los efectos no deseados podrían convertirse incluso en un baldón para su propia causa, afectada por los arrebatos coléricos de una sociedad particularmente sensibilizada por estos eventos. Los episodios ocurridos en los últimos quince días, que incluyen dos suicidios instigados por los llamados “escraches”, evocan a ese aprendiz de brujo que, desbordado por su magia, pierde el control de sus actos con resultados catastróficos. Nadie, en este contexto de polarización, parece interesado en detener esta bola de nieve que solo beneficiará a los agentes de la distracción y el conflicto, jugando a favor de la manipulación de los poderosos y los intereses de una ingeniería social que busca dominarnos a través de la división entre argentinos. Por eso quiero llegar a ustedes, con el fin de que podamos debatir con franqueza y profundidad sobre las consecuencias de estos episodios. La justicia de su causa no puede ocultarles que ustedes ejecutaron una puesta en escena contando con la familiaridad y cercanía que otorgan la pantalla de cine o de televisión, y disponiendo de un oficio que las ha entrenado para emocionar a los espectadores, lo que les otorga un plus a la hora de convencer. Es decir, ustedes sabían que al convocar a su reclamo, contaban con una simpatía atizada por su condición de mujeres y su popularidad como actrices. De manera que ese pronunciamiento contó con una eficacia simbólica que ningún otro colectivo, profesional o artístico, dispone. Su oficio es el de la mímesis, la reproducción del drama y la evocación de la emoción. Como actor y dramaturgo, lejos estoy de criticar esa condición, inseparable hasta cierto punto de la propia identidad fogueada en la dialéctica de nuestro arte. Pero lo que es indiscutible es que esa eficacia potencia cualquier influencia sobre su público. Bien lo sabe la generación de actrices de la propia Thelma, que han visto crecer a sus “fans” adquiriendo no solo el merchandising, sino también la estética, la forma de relacionarse y hasta el lenguaje de los personajes que admiraban. Ustedes deberían haber sabido entonces que el efecto de la denuncia traspasaría largamente la dimensión racional de la empatía y produciría los resultados que, en horas, se desataron. Si no lo evaluaron todavía, con todo respeto las invito a esa reflexión, que podrá ahorrarnos conflictos, manipulaciones e incluso nuevas muertes. Por otra parte, su solidaridad con Thelma, la incuestionable búsqueda de justicia en torno a un hecho aborrecible, no debería distraerlas del contexto mundial en el que su acto se realiza, cuando las políticas de género se han convertido en un caballo de Troya: surgidas de espacios académicos ajenos a nuestra realidad, financiadas por fundaciones con sede en el norte del planeta, su irrupción en Argentina pretende vulnerar la construcción de una matriz nacional y popular, que recupere no solo las riquezas enajenadas por la actual gestión de gobierno, sino también nuestras más valiosas tradiciones culturales. Ayer mismo, en Brasil, hemos podido ver cómo el propio Bolsonaro prometió combatir la ideología de género, que, al fin, actúa como un juego de pinzas: introduce una polémica estéril, ajena a las necesidades nacionales, y al mismo tiempo crea su propio cuco reaccionario. Al mimetizarse con la ideología de género, diversos feminismos han sido arrastrados a esta falsa disyuntiva, sufriendo entonces el rechazo de una parte mayoritaria de la población, que ve en esta prédica un ataque a sus creencias y costumbres. Como colectivo político, ustedes deben definir si serán arrastradas por esta ola o si se sumarán a un feminismo de inspiración nacional y popular. Por ahora, su organización se alista, por acción u omisión, en ese bando que milita la disolución nacional y la división entre compatriotas, porque más allá de dos ejes, -la ley de interrupción voluntaria del embarazo y la difusión de denuncias por abusos-, no puede advertirse cuáles son sus objetivos. Y si son una organización política, necesariamente deben confluir en un movimiento que las vertebre y aloje sus reivindicaciones. Que se entienda, nadie pretende bajarle el precio ni a los pasos que han dado ni a la absoluta justicia de sus planteos, pero el rumbo que llevan se encamina hacia una colisión con el sentido común, y está dejando a la vera del camino un costo que se mide en vidas, que algunos consideran con impiedad y cinismo, “daños colaterales”. Me refiero a los hombres que han muerto en medio de sus reclamos, provocados por quienes ejecutan su escrache mediático. El caso que encuentra mayor contigüidad temporal entre su denuncia pública y sus consecuencias, es el del director de Deportes de San Pedro, Luis María Domínguez, que se ahorcó apenas supo que una presunta víctima lo denunció en un video. Ustedes son un colectivo político y tienen que asumir las consecuencias de sus actos. Esa mujer grabó el video con su acusación a las pocas horas de vuestra propia denuncia. Es decir, se sintió respaldada en cierto modo por lo que vio en los medios, y accionó en consecuencia. Al día de la fecha, todavía no se ha presentado en la justicia, no hubo una sola prueba de que Domínguez la hubiese violado y el hermano de la víctima, aludido en el mismo video, ha tenido el tiempo suficiente para fugarse, amenazar a la víctima o cambiar sus hábitos en función de la denuncia mediática. La hermana del presunto violador, mujer que por sus dichos se adivina ecuánime y piadosa, se ha querido poner en contacto con la denunciante, pero hasta ahora se ha negado incluso a ese intercambio que podría confortarla y hasta ofrecerle una perspectiva de lo que ha hecho, porque en definitiva, su denuncia tuvo una consecuencia: indujo a un hombre, culpable o no, al suicidio. Y eso ocurrió a horas de la denuncia de Thelma Fardín que ustedes solidariamente acompañaron. Como actrices, conocen esa advertencia televisiva que reza “niños, no intenten hacer esto en sus casas”. Ese mismo espíritu es el que ustedes deberían tener en cuenta al realizar una denuncia con tamaño peso emocional y andamiaje simbólico. Frente a ese efecto de contagio, ustedes, como el colectivo político que son, no fueron capaces de obrar, produciendo un nuevo pronunciamiento. De hecho, se han limitado a esa denuncia, sin ahondar en sus consecuencias. Y eso produjo otra muerte a unos diez días de su presentación televisada, la de Agustín Muñoz, adolescente de Bariloche acusado falsamente por una amiga. Dieciocho años, señalado por su entorno social, escrachado en las redes, la propia denunciante pidió disculpas y confesó su mentira, pero fue demasiado tarde. En la cultura del escrache, todos podemos ser acusados, sin pruebas, sin presentaciones judiciales, sostenida la imputación por el clima imperante –los hombres son potencialmente violadores y asesinos-, y una consigna –“yo sí te creo, hermana”-. Horas antes de que se produjera su anuncio, la antropóloga Rita Segato, baluarte del pensamiento feminista, había advertido sobre las consecuencias de los escraches y el punitivismo que algunos feminismos estaban ejerciendo, señalando que de persistir en ese camino, solo se estaría cambiando de mano al látigo del dominio patriarcal. Esta voz autorizada todavía no ha sido escuchada, ninguna de ustedes ha recogido el guante y elaborado una reflexión, que se impone después de estos dos suicidios producidos en el término de una semana. Alegarán que la denuncia de Thelma fue realizada en sede judicial y que eso la distingue de aquellas que no concurrieron por esos canales legales. Es cierto, la formalidad ante la ley es bienvenida, pero el impacto mediático es el que ha determinado una condena social de tal magnitud que el denunciado Juan Darthés ya ha perdido toda chance de defensa ante una opinión pública que, en virtud de la contundente puesta en escena detallada, dio su veredicto. Y lo que como organización política deberían tener en cuenta, es que los episodios de San Pedro y Bariloche, sin denuncia judicial mediante, ocurrieron al influjo de esta situación. No fueron los únicos casos. Las denuncias dentro del ámbito político se multiplicaron al día siguiente de su pronunciamiento, y, exceptuando la imputación al senador Marino, realizada en sede judicial y con un relato preciso y detallado, todas fueron lanzadas a las redes sin posibilidad de que los señalados puedan ejercer derecho a defensa alguno. Básicamente, dada la unanimidad que se ha instalado en virtud del clima descripto, el buen nombre y honor de los imputados han sido dañados definitivamente. En vuestro accionar, y en las opiniones generalizadas de una mayoría importante de mujeres, estos actos de “justicia por video propio”, parecen satisfacer una demanda que se convierte en venganza lisa y llana; y así, se actúa como si la causa ameritara la caza y la delación, el aislamiento social del hombre, e incluso, el disciplinamiento entre los niños y adolescentes, que crecen con la presunción de un “pecado original”: el haber nacido hombres. El efecto contagio no se detiene. Si bien algunos casos se registraron antes de su presentación, otros se multiplican, como las denuncias en el ámbito político, al influjo de su acto. En las escuelas, primarias y secundarias, se cuentan centenares de casos, y, de no atemperarse este clima social, se producirán muchísimos más en el siguiente ciclo lectivo. Se sabe de un colegio de la localidad de Banfield donde se han promovido varios escraches, y en Mendoza, los propios varones acusados en las redes, contraatacaron con una presentación judicial. Como colectivo político, no puede serles ajena una mirada estratégica: como mencionáramos, ayer mismo Bolsonaro asumió en Brasil, favorecido por un eje de campaña fuertemente influido por la ideología de género: el lema “Ele nao”, disparó sus preferencias electorales no bien se realizó una multitudinaria convocatoria bajo esa consigna. Es que junto con sus reivindicaciones, justas, indiscutibles, necesarias, impostergables, cabalgan las agendas de organizaciones no gubernamentales que han decidido convertirlas, como ya se ha dicho, en un Caballo de Troya. De esto, lamentablemente, no se puede hablar. Las referentes de algunos feminismos se niegan de plano, como si examinar esta cuestión comportara una complicidad con esas agencias internacionales, o como si el delimitar la acción propia de esa influencia, significara rebajar las conquistas conseguidas por el campo feminista. Una mirada parcial y superflua puede conducir a errores garrafales en la interpretación de lo que ocurre en torno al feminismo en el centro y la periferia, lo que puede desencadenarse si se siguen, sin un sentido crítico, tendencias y personajes referenciados como “feministas”. Las paradojas que se producen a partir de este sesgo son múltiples y dolorosas: movimientos feministas del primer mundo, como el “me too”, en los que ustedes suelen referenciarse, reivindican a Hillary Clinton, y la oponen a Donald Trump, recibido al inicio de su mandato con una de las más grandes movilizaciones en la historia de los Estados Unidos, que lo repudió por misógino. Sin embargo, quien representa el brazo femigenocida del imperio es esa mujer, con cientos de miles las víctimas que fueron torturadas, violadas, asesinadas, vendidas o casadas a la fuerza luego de que Clinton desatara la campaña más salvaje de la que se tenga memoria en Medio Oriente. Es una época compleja, en la que no se puede confundir lo central con lo accesorio. Vaya entonces este ejemplo: Gal Gadot, una colega suya que encarnó a la Mujer Maravilla en sus últimas versiones cinematográficas, creó un protocolo de producción contra la misoginia en estas producciones, lo cual es irreprochable y necesario. Pero Gal Gadot es a la vez una entrenadora de élite del ejército israelí que solo en el año 2014 asesinó a cerca de un millar de mujeres palestinas, más de quinientos niños y niñas, y que encarcela a diario sin ningún tipo de proceso judicial a adolescentes como Ahed Tamimi, que permaneció ocho meses presa en una mazmorra del régimen. El protocolo es lo accesorio, la matanza es central. Concurrir al país ocupante para promocionar producciones como “Patito feo”, tan populares en ese lugar, y no hacer una sola mención de todos esos atropellos contra las mujeres, sería la perfecta representación de esa perversa paradoja. Y en el caso de Thelma, ese eje estratégico también está ausente. La denuncia en la justicia nicaragüense, responsable, necesaria, valiente, se hizo a través de una ONG financiada por George Soros a la que se le quitó su personería jurídica una semana después del episodio. La república hermana de Nicaragua está envuelta en una serie de acciones golpistas, y esta ONG no fue ajena a estas maniobras. Si Thelma o su abogada juzgaron que ese era el canal más adecuado, el que ofrecía mayor contundencia a la demanda, como colectivo político ustedes no pueden dejar de evaluar estas circunstancias. Y no hay un solo pronunciamiento ni declaración de su parte que manifieste algún tipo de prevención, o que se aparte de la instrumentación política de la que, sin saberlo, pueden formar parte. Ustedes se constituyeron como colectivo cuando se planteó el debate sobre el aborto. En esas circunstancias, tampoco evaluaron su posible uso político. Y hoy, a seis meses de fracasada esa iniciativa, el diputado oficialista Lipovetsky anuncia que en marzo volverá a presentar la discusión en el Congreso. Sin Ministerio de Salud, con partidas absolutamente desfinanciadas para la atención de niños y mujeres, con hospitales en estado de absoluta precariedad, sin fondos, incluso, para los institutos que atienden los reclamos específicos de género, es claro que este debate es planteado como un distractivo, y que materialmente es imposible de implementar, lo que nos convoca a que pensemos juntos en la cruel paradoja de una presunta conquista en medio de la más pavorosa derrota social, económica y política que sufre el pueblo argentino. Para que se entienda entonces, cuando en esta carta hablamos de “mirada estratégica”, nos referimos a la observación aguda y sin anteojeras de la realidad, de los poderes que operan por detrás, y de la instrumentación posible de su causa. La sensación que reina en nuestra sociedad, es que ciertos feminismos punitivistas y misándricos, han perdido la brújula, con agresiones gratuitas, provocaciones insensatas y alardes irreverentes que terminan alejando a todo posible aliado, e incluso a muchas mujeres. En este sentido, el suicidio de María Luz Baravalle, docente de la UNNE, es particularmente doloroso: una feminista, acosada por sus propias compañeras de militancia, decide quitarse la vida. El episodio ilustra que una vez puesto en práctica el mecanismo de la difamación pública, nadie está a salvo de salir indemne. Se impone, entonces, una cuota de diálogo y responsabilidad, que, como colectivo, hasta ahora ustedes le han negado a la sociedad argentina. Por el contrario, una estética de la protesta, una puesta en escena del reclamo, las asocia con estos sectores, y si ustedes no son capaces de advertirlo, dada la polarización del conflicto, quedarán implicadas en ese espacio de rechazo. Se insiste en que como organización política, la reflexión con vías a operar sobre la realidad, es central, de lo contrario, corren el riesgo de que la irresponsabilidad y la liviandad terminen dinamitando sus propia construcción. En los meses precedentes, tuvieron ustedes señales de lo que se comenzaba a gestar. A principios de noviembre, un prestigioso director y docente de teatro, Omar Pacheco, decidió quitarse la vida luego de un escrache. En aquel caso, no medió ningún tipo de presentación judicial, y el colectivo “Ni una menos”, así como la socióloga María Pía López se pronunciaron en un medio definiendo el episodio como “un muerto que les habían arrojado” La expresión no podía ser menos feliz, inoportuna e impiadosa; revelaba que no estaban dispuestas a revisar la metodología, y que las consecuencias de tales actos siempre reposarían en el eventual victimario. Nadie puede estar en desacuerdo con la justicia de sus reclamos, nadie puede dejar de acompañar su marcha, nadie les negará el aliento y apoyo frente a una causa que dignifica a la humanidad, pero en la dinámica social que se ha desencadenado y que ustedes, posiblemente de manera involuntaria, han favorecido, se produce un efecto no deseado: el estado de derecho se encuentra en peligro. El tono exaltado, airado, histérico, de las intervenciones mediáticas, vuelve trivial a una cuestión en la que se juegan nuestras garantías constitucionales. Voces más prudentes y calmas nos ofrecen una perspectiva más equilibrada. Citamos aquí a la abogada Débora Huczek: “La honestidad no es una cuestión de género, sino de identidad, una verdadera elección. Estoy llevando causas de hombres que son víctimas de los movimientos feministas, de mujeres que utilizan cualquier pretexto basado en el género para difamar. Estos hombres, víctimas de falsas acusaciones, deben lidiar en los Tribunales para reivindicar su honor. Luego de haber sido públicamente humillados sólo por ser hombres, por pensar distinto. Porque ahora ninguno puede hablar sin temor a ser catalogado como misógino. (…). Ya no hay versiones que confrontar y se impone una verdad absoluta, sin importar lo que determine la Justicia”. Débora Huczek es abogada, es feminista, afirma que jamás defendería a un violador, es una mujer de derecho, profundamente preocupada por lo que pueda pasar en torno a la ley, o a su ausencia, en virtud de estas prácticas que la soslayan. Seguimos citándola: “es en la Justicia, y con las debidas garantías constitucionales, donde se deben debatir todas las cuestiones. No debemos olvidar que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. (…). No se trata de a quien le creo, no entro en ese juego perverso. (…) Sólo defiendo mi derecho a cuestionar, a reflexionar, a expresarme y principalmente a cuidar celosamente el cumplimiento de nuestra valiosa Constitución Nacional”. Quiero cerrar esta carta abierta, haciendo algunas aclaraciones personales: hace poco menos de un año, un suicidio ocurrido en un pequeño pueblo de la provincia de Buenos.Aires llamó mi atención. Se trataba de un hombre acusado por una de sus alumnas de tenis, que denunciaba un episodio que había sucedido doce años antes. La presentación, efectuada en una página de Facebook que luego fue bajada, constaba de unas pocas líneas escritas y había sido firmada con seudónimo. Sin embargo, el efecto en el infierno grande de un pueblo chico fue devastador. Aquel hombre se suicidó a los pocos días. La acusadora jamás amplió su denuncia. Ese episodio me puso sobre alerta de lo que podría sobrevenir si, una vez instalada hegemónicamente la consigna “yo te creo, hermana”, un estado de sospecha se imponía sobre todos los hombres. Hoy, las versiones circulantes sobre la reputación de cualquier persona se pueden tejer en cuestión de horas, y armarse con la misma metodología que la prensa hegemónica inficionó en el hábito y en la percepción de los ciudadanos argentinos: el “asesinato” de Nisman, el triple crimen de General Rodríguez “ordenado” por Aníbal Fernández o las cuentas en el exterior de Máximo Kirchner, son algunas de las múltiples invenciones que nos ha deparado esta época de posverdad. Yo mismo he tenido que desmontar operaciones en mi contra. Testimonios de personas que jamás me conocieron ni conocieron mi entorno, “amigas” de ex parejas que nunca conocí ni de las que oí hablar y lejanas conocidas que de pronto fungían de personas cercanas a esa intimidad, recitaban con una convicción digna de un testigo privilegiado, el relato de mis presuntas tropelías. En verdad, la única fuente de la que disponían era el rumor, unos chats y un perfil de Facebook que se abrió a fin de difamarme y luego se cerró. Recién entonces comprendí el poder de la sugestión y la necesidad de creer una especie si el sujeto mencionado no era del agrado del que propalaba la leyenda. Como se ha dicho, vivimos en la posverdad, donde una identidad falsa puede llevar a la muerte a una persona, y convencer a millones de su reputación, entonces, cómo no prevenirnos de este estado de sospecha. Todo lo que se ha dicho aquí, todas las prevenciones, todas las disquisiciones, no menguan ni por un segundo la justicia de sus reclamos ni la impostergable necesidad de terminar con la violencia contra las mujeres, sino que más bien propone las condiciones para que esta justicia sea eficaz, expeditiva y sujeta a la Ley. Ustedes conocen la historia de “Las brujas de Salem”, aquella obra maestra de Arthur Miller. Algunas de ustedes seguramente habrá sido Abigail, aquella niña-mujer en vínculo equívoco con John Proctor, que por despecho inventó una historia de diablos y embrujos. Todos sabemos cómo terminó esa historia: con linchamientos, como estos que se están produciendo ahora, con reputaciones deshechas, como las que ahora mismo se deshacen frente a nuestros ojos, y con algunos farsantes que aprovecharon la situación para cobrarse venganzas personales y apropiarse de un par de hectáreas de tierra. Entre otros aspectos, “Las brujas de Salem” nos enseña que la sugestión es una ilusión contagiosa y el punitivismo, una droga adictiva que pide más y más culpables, sin distinguir reos de inocentes. No permitamos que nuestro país sea Salem, no dejemos que algunos vivos de afuera, nos siembren de muertos adentro y se lleven unas cuantas hectáreas de tierra. No hay justicia por fuera de la Ley, así como no puede haber igualdad ni liberación de un sector, en un país colonizado por poderes trasnacionales. Por: Carlos Balmaceda

submitted by Asperger_Mgtow to Mgtow_Espanol [link] [comments]


2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.28 22:48 master_x_2k Enredo VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo VI

“Ríndanse”, nos ordenó Armsmaster.
“No”, replicó Grue.
“Solo van a avergonzarse si prolongan esto.”
“Te superamos en número de cinco a tres, de ocho a tres si cuentas los perros”, respondió Grue. “Puedo ver a tu amigo Velocity al acecho allí.”
“¿Qué esperas lograr? Lo admito, fue inteligente controlar el campo de batalla, dictar cada enfrentamiento, así ocurría en tus términos, y usar nuestras propias armas contra nosotros... pero esas armas ya no funcionan. Ninguna de sus armas funciona,” Armsmaster volvió la cabeza para mirar hacia donde Miss Militia tenía a Regent a punta de pistola. “Lo que significa que puedes dejar de intentar usar tu poder sobre mí, Regent. Tengo una pequeña luz parpadeante en la esquina de mi interfaz visual diciéndome que estás intentando algo. He creado un escudo psíquico y empático para protegerme de ti y de Tattletale.”
Eché un vistazo a Tattletale. ¿Estaba psíquicamente protegido contra ella? ¿Cómo funcionaba eso?
Entonces recordé. Cuando nos enfrentamos a Glory Girl y Panacea, ¿no había dicho Tattletale que leía las mentes? Y ahora Armsmaster tenía mala información y pensaba que era inmune.
“No necesito leerte”, le dijo, “eres el único con escudos, por lo que tus compañeros de equipo y el personal de ERP no tienen ningún escudo psíquico, y puedo leerlos para obtener cualquier cosa que necesite. No eres el mejor inventor, pero como la mayoría de los artesanos, tienes una habilidad especial. La tuya simplemente es condensar e integrar tecnología. Solo funciona en tu presencia inmediata, pero aun así, puedes tener mucha más tecnología en un espacio del que debería poder caber... como tu Alabarda.”
Armsmaster frunció el ceño. “Estás mintiendo.”
Maldición. Ojalá pudiera haberle dicho que tenía un detector de mentiras incorporado en su casco. Pero no pude sin explicar que lo conocía.
Tattletale se lo tomó con calma, sonriendo, “Claro, mentía acerca de la parte de leer mentes. No sobre tu arma y poder. Veamos... para tratar con mi colega Grue, has convertido esa cosa en un elegante diapasón, un tenedor de afinar. ¿Percibiendo vibraciones en el aire, convirtiéndolas en imágenes con ese elegante casco tuyo?
Grue hizo crujir sus nudillos. Él había recibido el mensaje. La oscuridad no iba a hacer mucho. Armsmaster, por su parte, apretó su arma con más fuerza. Una amenaza tácita para Tattletale.
“Y el extremo trasero de ese palo tuyo está usando el cobre entre las baldosas del piso para ayudar a transmitir una carga eléctrica al área a tu alrededor para un lujoso atrapa moscas. ¿Lo preparaste antes de venir aquí esta noche sabiendo cómo estaba construido el piso?
Él no respondió.
“Supongo que no. Feliz coincidencia de que la configuración que preparaste funciona tan bien como aquí, entonces.”
De nuevo, sin respuesta. Ella sonrió un poco más. Ella continuó, “Puedes decir si estoy mintiendo, ¿eh? Eso es genial.”
El arma de Armsmaster se volvió para apuntar en su dirección general. Ella no retrocedió.
“Entonces sabrás que estoy diciendo la verdad cuando digo que tu equipo te odia a muerte. Saben que te importa más subir de puesto como el séptimo miembro más destacado del Protectorado que lo que te importan ellos o la ciudad.”
En el lapso de un segundo, la hoja de la alabarda se rompió en tres pedazos, se reconfiguró y disparó en estilo garfio a Tattletale. Los dientes se cerraron juntos, formando una bola suelta mientras volaba, golpeándola sólidamente en el estómago. Ella se desplomó en el suelo, con los brazos alrededor de su cintura.
La cabeza del arma se tambaleó y volvió a su lugar sobre el poste.
“Bastardo,” habló Grue.
“Aparentemente, según tu compañera de equipo,” respondió Armsmaster, aparentemente indiferente.
Reuní mis bichos, acercándolos cerca y arriba del Armsmaster en caso de que los necesitara para actuar rápidamente.
Armsmaster giró su cabeza en mi dirección, “¿Skitter? Tú, especialmente, no quieres irritarme más esta noche.”
La parte inferior de su Alabarda golpeó el suelo, y los bichos murieron. Eché un vistazo al suelo mientras lo hacía. Efectivamente, las baldosas anchas tenían pequeñas líneas de metal - ¿bronce? - dividiéndolas.
Hubo una oleada de acción donde estaban Regent y Miss Militia. Ella pareció soltar la ametralladora, y Regent aprovechó la oportunidad para alejarse. Él no dio un paso antes de que recuperara el equilibrio y cayera en una patada baja que barrió sus piernas debajo de él. La ametralladora se disolvió cuando estaba a medio camino del suelo, convirtiéndose en un brillo de energía verde oscura que retrocedió hasta su mano. Se volvió a materializar en un reluciente machete de acero. Regent detuvo sus forcejeos en el momento en que apoyó la punta del arma afilada contra el costado de su garganta.
Armsmaster lo observó todo sin mover un músculo. Incluso si no le importaban demasiado sus compañeros de equipo, al parecer confiaba en que Miss Militia se encargaría sola.
“Grue. Has demostrado que puedes desaparecer los efectos de tu poder,” dijo Armsmaster, “Hazlo ahora.”
“De alguna manera,” respondió Grue, “No veo una razón importante por la que deba escuchar.”
“Um, tengo una espada presionando contra mi cuello, hombre”, señaló Regent.
“...No veo una razón importante”, repitió Grue.
Regent soltó una pequeña risa, “Andate a la mierda.”
Armsmaster miró desapasionadamente el intercambio, luego habló, muy serio, “Míralo de esta manera. Si hay testigos, a Miss Militia le costará mucho convencer a la gente de que ella apuñaló a su amigo en la garganta en defensa propia.”
Echó un vistazo en dirección a su segunda al mando, y Miss Militia asintió con la cabeza en respuesta.
¿Lo haría? Probablemente no, sospeché. ¿Podíamos arriesgarnos? Esa era decisión de Grue.
Grue miró hacia donde estaba Regent. Después de un segundo, hizo que la oscuridad se desvaneciera. La gente en la multitud estaba mayormente acurrucada en el suelo, tratando de defenderse de las picaduras del enjambre. Los perros acechaban en los bordes de la habitación, y Perra estaba a montada sobre Angelica. Velocity, con su traje rojo con las rayas de carreras por ambos lados y dos rayas que se unen en una 'v' en su pecho, no estaba tan lejos de ella. Sospeché que habían estado luchando.
Encontré a Emma en la multitud. Su padre estaba acurrucado sobre sus dos hijas, como si pudiera protegerlas de cualquier peligro, y la madre de Emma la estaba abrazando por los hombros.
De alguna manera, eso realmente me molestó.
Armsmaster miró en mi dirección, “Y los bichos.”
A regañadientes, los alejé de la multitud. Coloqué los bichos voladores en las partes intactas del techo. Levanté la vista hacia los bichos y suspiré. Luego miré a Emma otra vez.
Realmente no era como quería que esto terminara. Yo arrestada, mi plan un fracaso, ¿Emma saliendo libre con una familia, amigos y sin mayores consecuencias por toda la mierda que había hecho?
“Señor”, hablé, tratando de parecer segura. ¿Reconocería Emma mi voz? “Déjeme revisar a Tattletale.”
“Puedes hacerlo una vez que te hayas rendido”, dijo. Cambió su postura para que su Alabarda apuntara en mi dirección general. Hice una mueca. No quería recibir el mismo tratamiento que Tattletale había recibido. ¿O no lo haría con la gente mirando?
Mis ojos se movieron en dirección a la multitud, a Tattletale, quien no parecía estar a punto de hablar. Todos los ojos estaban sobre la escena. ¿Por qué se había tomado el esfuerzo de conseguir una audiencia? ¿Podría usar eso? ¿Por qué estaba tan molesto cuando lo encontré en el ferry? ¿Qué había hecho Tattletale para enfatizarnos sobre Armsmaster?
Reputación.
“Necesito asegurarme de que no hizo ningún daño serio”, hablé, solo un indicio de acusación en mi voz.
“Ella está bien.”
“Quiero verificar eso por mí misma”, le dije, de pie. ¿Qué tan lejos puedo empujar esto? “Por favor, ella se estaba rindiendo y la golpeaste con tanta fuerza.”
“Estás mintiendo.”
“¡Un carajo!” Regent se unió, “Tattletale se acerca a ti, lista para ser esposada, ¡y tú la golpeaste tan fuerte que voló al otro lado de la habitación, maldito lunático!”
No me atreví a mirar a la multitud. Armsmaster era la persona a la que necesitábamos sacarle una reacción.
“Suficiente. Esto es una falsedad”, dijo Miss Militia, su voz levantada tal vez un poco para llegar al resto de la habitación.
“¿¡Por qué crees que somos tan reacios a rendirnos, si ese es el trato que vamos a recibir!?” Regent gritó: “¡No es como si no estuviéramos totalmente jodidos!” Miss Militia movió el machete para recordarle que estaba allí.
Armsmaster volvió la cabeza hacia mí. Esta fue mi gran apuesta. ¿Cómo respondería? Si él me revelara como traidora dentro de los Undersiders, ¿La gente lo creería? ¿Mi equipo lo creería? ¿O solo dañaría su credibilidad? Él no sabía que Tattletale podría decir que era verdad.
“Miss Militia tiene una espada en la garganta de mi compañero de equipo”, Grue rompió el silencio, “creo que es bastante claro que no se están conteniendo.”
Armsmaster se volvió hacia su compañero de equipo, “Quizás un arma menos letal sería más apropiada.”
Las cejas de Miss Militia se entrelazaron preocupadas, “¿Señor?”
“Ahora.” No dejó lugar para discusiones. Luego, para asegurarse de que todavía tenían el control de la situación, recurrió a su rehén más cercano.
Yo.
Estaba boca arriba y no podía retroceder lo suficientemente rápido como para escapar, especialmente cuando tuve que soltar los brazos de las correas que sostenían el tanque de espuma de contención en mi espalda. Apuntó con la cabeza de su arma hacia mí mientras caminaba en mi dirección, la amenaza de disparar sirviendo para mantenerme bajo control. Miré a Grue, pero él estaba congelado, dos de sus compañeros de equipo a merced de los mayores héroes de la ciudad. Tattletale estaba luchando por ponerse de pie, pero no pudo lograr mucho.
Encima de Regent, la espada brilló y se convirtió en esa energía negra y verde. En ese momento, Regent golpeó, colocando sus rodillas contra su pecho, luego pateando hacia arriba y hacia un lado para dale con dos talones a la parte superior de la barriga de Miss Militia. Un segundo después, él empujó ambas manos en dirección de su clavícula.
La energía negro verdosa de su poder continuó formándose alrededor de ella sin solidificarse cuando el contenido de su estómago comenzó a salir violentamente de su boca, salpicando en el pañuelo de la bandera que cubría la mitad inferior de su rostro y desbordándose en el piso. Regent tuvo que rodar hacia un lado para evitar ser bañado en vómito.
Aproveché la distracción y traje todos los bichos de la habitación desde el techo, enviando una gran mayoría de ellos hacia Armsmaster. Se limpió la cara para quitarlos, luego levantó su arma. Agarré el mástil con ambas manos antes de que pudiera golpear el suelo, y me tiré a través del piso para ubicar mi cuerpo entre el poste y el suelo.
La descarga eléctrica no se sintió como pensé que lo haría. Cuando la punta de la Alabarda hizo contacto con mi cuerpo, fue como si alguien hubiera arrojado un puñado de serpientes vivas sobre mi pecho y estuvieran retorciéndose en su lugar allí, un único zarcillo corriendo por la piel de mi brazo derecho y sobre mis dedos . No dolió mucho en absoluto.
Y los bichos alrededor de Armsmaster no murieron. Muy pocos de los que están sobre mí perecieron incluso.
Sabía que la seda de araña era aislante hasta cierto punto. Estaba realmente contenta de que fuera lo suficientemente aislante. De verdad, realmente contenta de que mi interferencia fuera suficiente para evitar que la energía atravesara el área y eliminara a los bichos del aire.
“Hm”, cerniéndose sobre mí, Armsmaster hizo un ruido de desaprobación, “No fue inteligente.”
“¡Perra! ¡Perros!” Grité, “¡Grue! ¡Sombréame!”
De todos los tiempos para caer en la gramática de los hombres de las cavernas. Aún así, él nos ahogó a mí y a Armsmaster en la oscuridad.
Cuando Armsmaster logró arrancar la Alabarda de mis manos, tuve suficientes bichos sobre él para saber que estaba bajando la parte inferior de su alabarda contra el suelo, lejos de mí. Mis bichos no murieron, y continuaron asentándose en la piel expuesta de su cara inferior, gateando debajo de su visor. La carga o lo que fuera que estaba usando para dirigirla no conducía a través de la oscuridad.
Antes de que pudiera golpearme, me dirigí en la otra dirección. Permanecer cerca de Armsmaster no era una buena idea, ya que mi poder era el que funcionaba a distancia, y él era el combatiente a corta distancia. Sentí que se alejaba de mí, arrancando los bichos de su boca y su nariz, saliendo del lado opuesto de la nube de la oscuridad para golpear el suelo, matar el enjambre que le había puesto y luego volver su atención los perros que corrían hacia él.
No estaba a dos pasos fuera de la oscuridad cuando tuve a Velocity en mi cara.
Battery y Velocity eran ambos un tipo de velocistas, dándoles la capacidad de moverse a un ritmo ridículo. Aunque eran tipos muy diferentes de velocistas. Como yo lo entendía, de todas las cosas que había leído en línea y en las revistas y entrevistas, Battery podía cargarse y moverse a velocidades mejoradas durante períodos muy cortos de tiempo, algo así como el poder de Perra inflaba a sus perros, pero concentrado en unos breves momentos. Era un cambio fisiológico, que alteraba su biología y luego la devolvía a la normalidad antes de que fuera demasiado para su cuerpo. El propio acto de moverse a la velocidad que estos chicos podían manejar era un esfuerzo increíble en el cuerpo. Solo había uno o dos parahumanos en el planeta que podían manejar ese tipo de movimiento sin trucos ni limitaciones, y Battery y Velocity no estaban entre ellos.
Velocity, en contraste con Battery, se parecía más a Shadow Stalker. Cambiaba de estado, y aunque no tenía idea de qué significaba esto exactamente, si era que él pasaba parcialmente a otra dimensión o alteraba la forma en que el tiempo o la física funcionaban en relación con él mismo, sabía que eso lo hacía capaz de moverse muy rápido, sin necesidad de descansar como lo hacía Battery. Lo suficientemente rápido como para que mis avispas no pudieran aterrizar sobre él, y las que lo hicieron fueron despachadas antes de que pudieran comenzar a picar.
El inconveniente, sin embargo, era que mientras se movía así no golpeaba tan fuerte, probablemente por las mismas razones por las que no estaba destrozando sus huesos cuando sus pies impactaban contra el suelo diez veces por segundo, haciéndose trizas por fricción o por falta de oxígeno debido a la inhabilidad de respirar. Su velocidad viene con una capacidad reducida para afectar el mundo que lo rodea y verse afectado por él. No podía golpear tan fuerte, no podía sostener o mover cosas tan fácilmente. Una pérdida efectiva de fuerza proporcional a la velocidad con la que era capaz de moverse.
Así que, tan rápido como se movía, ser golpeada por él no era mucho peor que ser golpeada por un niño de ocho años.
El problema era que me estaba golpeando mucho. Sus percepciones también aumentaban, lo que significaba que tenía el lujo de lo que deben haber sido segundos en sus propios sentidos para ver mis reacciones, calcular el mejor lugar para pegar ese siguiente golpe o patada para desequilibrarme o infligir dolor. Era menos como estar en una pelea a puñetazos y más como ser atrapado en un vendaval que tenía toda la intención de atormentarme.
Velocity me obligaba a retroceder, tropezar y en general solo estaba trabajando para llevarme en una dirección: hacia una ventana abierta. O me obligaría a pasar y me dejaría colgando de la cornisa, impotente para evitar el arresto, o tendría que darme por vencida y dejarme caer al suelo, y en ese punto todo habría terminado. Una vez que esté abajo, él o bien continuaría la embestida hasta que otra capa pudiera acabar conmigo, o él apagaría su poder el tiempo suficiente para golpearme en la cabeza un par de veces con una silla o algo así.
Al otro lado de la habitación, Grue estaba trabajando con dos de los perros y Perra para mantener Armsmaster acorralado, mientras que uno de los perros y Regent mantenían a Miss Militia fuera de combate.
No podría ganar esto por mi cuenta.
“¡Grue!” Grité. Me golpeo en la boca tres veces antes de poder levantar un brazo para alejar a Velocity y volver a hablar: “¡Necesito cobertura!”
Él me dedicó una mirada y una explosión de su oscuridad. En un instante, estaba ciega y sorda, con solo mis bichos para guiarme.
Pero Velocity se ralentizó, y tenía mis sospechas de que no era solo el hecho de que tenía que usar sus manos para encontrarme antes de golpear. Grue había dicho que los poderes de Shadow Stalker eran de alguna manera menos efectivos en su oscuridad. ¿Podría eso aplicarse a Velocity también? ¿O era solo la resistencia extra del poder de Grue contra el aire normal, combinado con la baja resistencia de Velocity?
Mis bichos ahora se estaban posando con éxito en él, curiosamente me daban una mejor idea de sus movimientos que mis ojos, y les estaba ordenando que no picaran ni mordieran, por lo que no sería fácil encontrarlos. Comenzaron a agruparse en él, y de alguna manera sentí que eso lo estaba frenando aún más.
El ataque había sido suavizado, y no era ni la mitad de efectivo para mantenerme fuera de balance ahora. No podía ver mi postura de manera efectiva para conocer los lugares óptimos para atacar, así que pude poner mis pies firmemente en el suelo. Golpeé dos veces con mis puños, pero mis golpes no tuvieron impacto. Algo que tenía que ver con su poder, sospechaba, así como su habilidad para moverse lo suficientemente rápido como para soportar cualquier golpe que sintiera.
Así que agarré un arma a la que no podía reaccionar, mi spray de pimienta, y le di un chorro en la cara. Entonces instruí a los bichos que había juntado sobre él que mordieran y picaran.
El efecto fue inmediato y dramático. Nunca has visto a alguien sacudirse como loco hasta que lo ves en un velocista. Cayó al suelo, se levantó, cayó sobre una silla, y luego subió un segundo después, arremetiendo contra una mesa, palmeándola ciegamente con la esperanza de encontrar algo con lo que lavar sus ojos. Lo sentí frenar dramáticamente, aumentando su propia fuerza lo suficiente como para permitirse comprobar las tazas y jarras.
Tenía bichos en la mesa que estaba buscando, y el único líquido que había era vino. Anticipando que continuaría buscando algo de alivio, me acerqué a la mesa más cercana.
Efectivamente, se lanzó a la misma mesa y comenzó a buscar. Di un largo paso hacia mi izquierda, me estiré a mi espalda y agarré con ambas manos el mango de espuma de mi bastón extensible. Como un palo de golf, lo moví hacia arriba y entre sus piernas.
Mi razón era que necesitaba obstaculizar su movilidad, pero no quería causar ninguna lesión permanente, lo cual era una posibilidad si lo golpeaba en la rodilla o la columna vertebral. Además, el Protectorado tenía diseñadores de vestuario de primera categoría, ¿y qué superhéroe masculino con un traje caro saldría sin protección en la ingle? ¿Cierto?
A menos que, la idea cruzó por mi mente cuando Velocity se desplomó, había descartado la protección para una mayor movilidad y para reducir la fricción.
Encontraría alguna manera de compensarlo, después de todo esto hubiera terminado.
Tiró débilmente de mi muñeca mientras yo juntaba su brazo izquierdo y su pierna derecha, y los apretaba con un doble juego de esposas de plástico. Luego esposé su brazo derecho a la mesa frente a él. Velocity estaba fuera de acción, a efectos prácticos.
Aunque cada impulso me decía que debía salir de la oscuridad y echar un vistazo a lo que estaba pasando, me quedé quieta, agachada y sintiendo con mis bichos. Con sus piernas y cuerpos sirviendo como miles y miles de pequeños dedos que podría usar para sentir mi entorno, tuve una idea de la situación.
Desde que le hizo lo que fuera que le hizo a Miss Militia, Regent había empezado a vigilarla encima de ella. Él tenía una mano extendida en su dirección mientras ella luchaba en el suelo, agitada ahora, con sus extremidades temblando. Tattletale estaba con él, con una mano aún apretada contra su estómago, pero ella estaba de pie, mirando a la multitud por cualquiera que pudiera intervenir para rescatar a Miss Militia.
Lo cual solo dejó a Armsmaster. Excepto que ‘solo’ no era la palabra correcta. Perra, sus tres perros y Grue habían rodeado a Armsmaster, e incluso con eso, tuve la impresión de que él tenía el control de la situación.
Había vuelto a formar la cabeza de su Alabarda en una bola suelta y tenía la cadena que usaba para el gancho extendida parcialmente para que pudiera servir como un mayal. Había un impasse mientras mis compañeros de equipo permanecieran donde estaban, manteniéndose espaciados, fuera del alcance del arma. Armsmaster, por su parte, estaba de pie en una postura de pelea suelta, sosteniendo la larga vara de su Alabarda mientras balanceaba la cabeza del mayal en una figura de ocho relajada.
Brutus gruñó a su presa, moviéndose medio paso demasiado cerca, y Armstrong aprovechó la oportunidad. La cadena se extendió con un leve zumbido y el mayal se movió con sorprendente rapidez para colisionar con el hombro de Brutus. Por la reacción de Brutus, pensé que acababa de ser golpeado por una bola de demolición. O Armsmaster era mucho más fuerte de lo que parecía, o había algo en su arma que le estaba dando un empujón extra. Dado que él era un artesano, podría haber sido cualquier cosa.
Armsmaster no se detuvo al derrotar a Brutus. Cuando terminó de darle a la pelota el impulso necesario, Armsmaster revirtió su agarre y se lanzó hacia Grue, balanceando la parte inferior de su arma como un bate de béisbol. Grue evitó el golpe dando un paso atrás y agachándose, pero no pudo recuperarse lo suficientemente rápido para evitar el siguiente movimiento. Armsmaster siguió avanzando, sin detenerse cuando tomó el extremo del palo con sus dos manos y golpeó con fuerza la sección media de la barra contra el pecho de Grue. Grue golpeó el suelo con fuerza suficiente que casi rebota, y fue empujado con fuerza hacia el suelo por segunda vez cuando Armsmaster bajó el extremo del poste contra su estómago.
Sin pensarlo, salí de la oscuridad y luego me detuve. ¿Qué ayuda podría ofrecer interfiriendo?
Perra silbó para que un perro atacara, pero Armsmaster ya estaba reaccionando, tirando de su codo contra la cadena para controlar el movimiento de la cabeza del mayal. Dejó caer la barra y agarró la cadena para tirar de la bola hacia sí mismo, la atrapó con la mano libre y giró en un círculo cerrado para preservar el impulso del vuelo de la cabeza del mayal, y lo estrelló con fuerza contra la oreja de Angelica. Perra tuvo que dar saltos hacia atrás mientras Angelica se desplomaba en el suelo donde había estado parada.
Sin mirar hacia abajo, Armsmaster colocó una bota blindada debajo del palo mientras rebotaba contra el suelo, luego la pateó hacia arriba hasta el nivel del pecho. Tomó su arma con una mano y recogió la cadena. La cabeza del mayal volvió a su forma de cuchilla cuando se volvió a conectar con la parte superior del palo.
Dos perros y Grue abajo, y lo había hecho parecer fácil.
Me di cuenta lo que ponía a Armsmaster un paso por encima de otros artesanos, por encima de otras personas con la capacidad de inventar y realizar ciencia loca, y no era la loca cantidad de entrenamiento al que probablemente se había sometido. Los Artesanos tendían a tener una habilidad especial, una cualidad especial específica para su trabajo. De acuerdo con Tattletale, la habilidad de Armsmaster le permite combinar la tecnología y aun así hacer que funcione. Otros artesanos estaban limitados en cuanto a lo que podían cargar y tener acceso en cualquier momento dado, ¿pero Armsmaster? Tenía una solución para cada problema en el que había podido pensar, sin tener que preocuparse por la logística del espacio, el peso de su hardware y la capacidad en su cinturón de herramientas, o lo que sea. Y con todo eso, su equipo principal, su armadura y Alabarda, todavía eran devastadores y completamente confiables por derecho propio.
Mientras Armsmaster le daba la espalda, vi a Tattletale dar un paso a un lado, disimuladamente.
Judas se lanzó, y en el mismo momento en que Armsmaster reaccionó, Tattletale hizo un movimiento hacia la multitud, sacando su arma.
Miré hacia Armsmaster, y mi visión de él estaba bloqueada cuando Judas se desplomó en el suelo entre nosotros. A través de mis bichos, sentí que extendía su arma hacia Tattletale, sentí el retroceso cuando la cabeza se disparó. El gancho agarró el brazo con la pistola con fuerza suficiente como para arruinar su puntería, y los dientes del gancho se cerraron alrededor de su brazo.
Recogió la cadena al mismo tiempo que la empujo hacia él, y al hacerlo, arrojó a Tattletale por el suelo. Los dientes soltaron justo a tiempo para enviarla a toda velocidad a una de las endebles mesas de cóctel. Armsmaster tiró del mástil de su arma para controlar el vuelo del gancho mientras se recogía, golpeando la pistola de Tattletale y haciéndola pedazos.
“Sin rehenes”, dijo, “sin armas.”
Grue comenzó a pararse, cayó y luego logró mantenerse en pie con éxito en su segundo intento. Los tres perros que Armsmaster había derribado estaban tardando más en ponerse en pie. Angelica negó violentamente con la cabeza, dos veces, hizo una pausa, y luego lo hizo de nuevo.
Armsmaster miró a Perra, luego golpeó el mástil de su arma contra la palma de su guante blindado.
“Rachel Lindt, alias: Hellhound.”
“Armsmaster, alias: cara de verga”, Perra replicó.
“Si esto sigue adelante, no puedo prometer que esos animales tuyos no sufrirán daños permanentes.”
Pude ver que sus ojos se movían detrás de los agujeros de su máscara mientras echaba una mirada de lado a su izquierda para mirar a Brutus, luego a su derecha, a Angelica. Luego se encontró con su mirada, “Si los lastimas de forma permanente, te encontraremos y te haremos algo diez veces peor. Créeme, viejo, conocen su olor, podemos rastrearlo.”
Una vez más, el poste golpeó contra su guante con un sonido de metal contra metal.
Su tono fue moderado cuando le preguntó: “¿Para qué arriesgarse? Ya has perdido. Tuvimos suficientes grabaciones de tus perros que pude armar una simulación de sus patrones de lucha. Sé cómo atacan, cómo reaccionan. Sé cómo piensas en una pelea, las órdenes que das y cuándo. Todo eso está conectado a mi traje, en mi interfaz visual. Sé lo que tú y tus bestias van a hacer antes de que te hayas decidido. Ninguno de ustedes va a salir caminando.”
“No somos solo nosotros y los perros”, dijo Perra.
“¿Tus amigos? Puede que no tenga una simulación preparada para él, pero soy mejor que tu líder, Grue. Más fuerte, mejor blindado, mejor equipado, mejor entrenado. Si su amigo Regent desvía su atención de Miss Militia por más de veinte segundos, ella disparará contra uno o todos ustedes, no es que él pueda hacerme nada si lo intentara. ¿Tattletale? Inconsciente. ¿Skitter? No es una amenaza.”
¿Que estaba haciendo? ¿Por qué estaba tan concentrado en hacer que Perra admitiera que se había terminado?
Reputación, una vez más. Necesitaba salvar esta situación, y la forma más segura de hacerlo, para recuperar sus pérdidas y salir bien parado, sería hacer que el más malo, el más duro y el más notorio de nosotros nos pongamos de rodillas y concedamos la derrota.
Sin embargo, realmente no conocía a Perra.
Ella se sacó su máscara de perro de plástico barata y la tiró a un lado. En realidad, era solo una formalidad, ya que su rostro e identidad eran de conocimiento público. Su sonrisa, al extenderse por su rostro, no era la más atractiva. Demasiados dientes visibles.
“Lung la subestimó también”, le dijo, mirándome.
Armsmaster se volvió para mirar, también.
¿En serio? Quiero decir ¿en serio, perra? ¿Me pasas la pelota a mí? No tenía un plan. No había mucho que pudiera hacer aquí.
“¿Velocity?”, Me preguntó Armsmaster, casual.
Me encogí de hombros, imitando su tono informal, cuando era lo último que me nacía, “Fuera de combate.”
“Hm. Creo-”
Mientras hablaba, miré a Grue y sacudí la cabeza en dirección a Armsmaster. Armsmaster no era un despistado, y tomó mi señal como razón para caer en una postura de lucha. Sin embargo, no había nada contra lo que realmente pudiera defenderse, mientras Grue nos envolvía a los dos en la oscuridad por segunda vez.
La peor posibilidad, que Armsmaster dijera a los Undersiders lo que estaba planeando, estaba controlada por el momento. Dudaba que Armsmaster siguiera hablando mientras estaba bajo los efectos del poder de Grue.
Lo cual me dejó el problema de encargarme del tipo. Pude sentir los bichos que tenía sobre él moviéndose, mientras atravesaba la oscuridad, hacia mí. Por lo menos, si pudiera alejarlo de los demás, podría comprarles tiempo.
Corrí hacia la puerta de vidrio que conducía a uno de los patios exteriores. Miré por encima de mi hombro, y efectivamente, vi a Armsmaster emergiendo de la nube de aceitosa sombra. Giró sobre sus talones para balancear su mayal contra Judas, derribando al perro cuando salió justo detrás de él, luego giró para mirarme de nuevo. Cuando salí, la cadena se recogió, llevando la cabeza del mayal de vuelta a la parte superior del arma. Él se detuvo.
¿Por qué? Solo había una razón por la que se quedaría atrás y vacilando así, en lugar de acortar la distancia para tenerme a su alcance.
Adiviné. Sabiendo que el ataque vendría más rápido de lo que esperaba, por lo que le había pasado a Tattletale en las dos ocasiones, me tiré al piso del patio.
La bola salió volando del extremo de su arma, pero mi intento de esquivar no sirvió de nada. Azotó la cadena para cambiar la trayectoria de la esfera, y al mismo tiempo la abrió en su forma de gancho enorme. La cosa me golpeó en el costado, con las garras pasando sobre mis hombros y debajo de mis axilas. Gruñí con el impacto, y cuando traté de ponerme de pie, casi me deslicé sobre el excedente de cadena que se enroscaba a mi alrededor en la estela del gancho. Sentí la garra apretarse alrededor de mi pecho.
En el otro extremo del patio, Armsmaster plantó sus pies y levantó su arma para comenzar a empujarme hacia adentro.
No no no no no.
No iba a caer así.
No con la puta Emma Barnes y su malnacido papá abogado entre la multitud.
Empecé a juntar mis bichos desde adentro, pero me detuve. No sirve de nada traerlos aquí, cuando Armsmaster podría asesinar a la mitad del enjambre con ese destructor de bichos que había puesto en su alabarda. Puse a mis bichos en posición en el interior.
Todavía temblorosa por el golpe, agradecida por la armadura que había incorporado a mi traje, me las arreglé para agarrar el exceso de cadena debajo de mí y enrollarla alrededor de la barandilla del patio detrás de mí. Si Armsmaster quería atraparme, tendría que venir por mí, maldita sea. No iba a hacerle esto fácil.
La cadena se tensó, y Armsmaster tiró dos veces antes de decidir que sería menos problemático acercarse que aumentar el daño a la propiedad. Él me cerró la distancia a pie, deteniéndose solo para liberar su cadena de la barandilla del patio. Recogió su cadena acercarme el metro restante hacia él.
“Skitter. Pensé que te rendirías más rápido.”
Nadie más estaba al alcance del oído. “Sin importar de qué lado esté, no quiero ir a la cárcel exactamente. Mira, mi oferta está en pie. Casi tengo el último detalle que necesito de estos muchachos.”
“Algo que dijiste que tendrías hace semanas”, respondió.
“No hay otra manera de que vayas a salvar esto, Armsmaster,” me paré tan derecho como pude con el gancho de agarre a mi alrededor. La maldita cosa era pesada. Tattletale había hecho su mejor esfuerzo, incluso había quedado inconsciente, para decirnos qué tan importante era el status para Armsmaster. Necesitaba usar eso. “La única forma en que no te verás incompetente es si puedes decir que solo escapé porque me dejaste. Que todo esto pasó esta noche porque lo permitiste. Porque dejarme salir con esto significaba que podía obtener información sobre quién está empleando a los Undersiders, de dónde provienen los fondos, el equipo y la información. Luego haces limpieza y son dos equipos de supervillanos arrestados en el lapso de una semana. Dime que eso no suena bien.”
Armsmaster lo consideró por un momento.
“No”, me respondió.
“¿No?”
“No esperes nada más que un arresto rápido para ti y tus acompañantes por tus payasadas esta noche”, negó con la cabeza, “Un pájaro en mano, después de todo...”
Me dio un pequeño apretón, como para dejar en claro quién era el pájaro.
Tomé una respiración profunda, “Tenías razón, Armsmaster.”
“Por supuesto”, habló, ausente, empujándome contra la barandilla con una mano. Su gancho de agarre me liberó, reconfigurándose en lo que sospechaba que era la misma configuración que había fijado a Lung en el suelo con barras de acero inoxidable, en mi primer día en traje. Tenía la forma de un rectángulo y había dos bandas de metal en forma de "U" con electricidad formando arcos a su alrededor, las puntas de cada "U" brillaban lo suficientemente calientes como para derretirse contra cualquier superficie.
“Esto terminó desde el momento en que entramos a la habitación”, terminé.
Cerca de setecientos avispones explotaron debajo de mis paneles de armadura, todos se aferraron a él, mordiéndolo y picandolo implacablemente, fluyendo debajo de su visor, dentro de su casco, su nariz, su boca y sus orejas. Algunos incluso se arrastraron por debajo de su cuello, a sus hombros y su pecho.
Me arrojé al final de su Alabarda, abrazando mi cuerpo a su alrededor. Con una mano nos levantó a mí y a la Alabarda, y nos golpeó contra el suelo. De nuevo, sentí esos zarcillos de electricidad corriendo sobre mí, además del dolor de tener mi estómago atrapado entre el poste y el suelo. Estaba muy agradecida, la segunda vez esta noche, por los paneles de armadura que había implementado en mi diseño de vestuario.
Repitió el proceso, levantándome a un metro del suelo, luego golpeando con la barra y yo de nuevo. Después de la segunda vez, tuve que luchar para colocarme debajo del poste de nuevo en previsión de un tercer golpe, sabiendo que aguantaría el ataque de avispones por más tiempo de lo que yo resistiría este abuso.
El rescate no pudo haber llegado un segundo después.
Perra, una Tattletale inconsciente y Brutus fueron los primeros en llegar al borde del patio. Brutus chocó contra Armsmaster al pasar, golpeándolo fuera de equilibrio y dándome la oportunidad que necesitaba para levantarme y sacar la alabarda de sus manos. La sostuve en mis manos, y él estaba demasiado distraído por las avispas que se apiñaban sobre él para darse cuenta.
Lancé la alabarda por el borde del patio y corrí hacia la puerta que conducía al interior. Cogí la mano de Grue mientras él y Judas saltaban, para poder levantarme detrás de él.
Cuando saltamos desde el borde del patio, miré detrás de nosotros y vimos a Angelica y Regent siguiéndonos. Grue estaba desvaneciendo su oscuridad, para hacer que el desastre que habíamos creado fuera aún más claro para aquellos de nuestra audiencia que aún no habían logrado huir. Nuestro objetivo era humillar, después de todo.
Por la misma razón, tal vez como un poco rencoroso “andate a la mierda” a Armstrom, que había hecho todo esto mucho más difícil de lo que tenía que ser, dejé a mis bichos donde estaban, organizados en la pared a la derecha del patio y el piso frente a él. La mitad estaba reunida en forma de dos grandes flechas que apuntaban a la puerta del patio, una en el piso y otra en la pared, mientras que la otra mitad estaba ordenada en letras en negrita que deletreaban “VAMONOS.”
Envolví mis brazos alrededor de Grue, sosteniéndolo con fuerza tanto anticipándome a nuestro aterrizaje en un tejado cercano como un abrazo de despedida.
Había muchas posibilidades de que este fuera mi último trabajo como parte de los Undersiders.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.28 22:44 master_x_2k Enredo V

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredi V

Mis piernas se abrazaron a los lados del cuerpo de Judas. Podía sentir su respiración debajo de mí, la expansión de su cuerpo mientras sus pulmones se llenaban, luego se vaciaba. Soltó un bufido e hizo vapor en el aire fresco de la noche.
Dio un paso adelante, solo un poco, y pude vislumbrar el mundo debajo de nosotros. Treinta y dos pisos más abajo, los automóviles en la calle solo eran visibles por los puntos amarillos y rojos de sus faros y luces traseras. Sentí que Tattletale me agarraba más fuerte, desde donde estaba sentada detrás de mí. La pata delantera de Judas descansaba sobre la barandilla de piedra del tejado, y la apretó con fuerza suficiente como para que las puntas de sus uñas se clavaran en el cemento.
Subir hasta aquí había sido bastante fácil: Tattletale había roto la puerta de acceso de los empleados y habíamos llevado el ascensor de suministros hasta el techo. ¿Alguien había sido alertado de nuestra presencia? ¿Nos había visto una cámara? Difícil de decir. Pero el tiempo era corto, y ya habíamos perdido suficiente tiempo esperando que los perros terminaran de crecer. En el momento en que Perra los considere listos, nos moveríamos.
Este plan había sido aterrador cuando solo hablamos de él. ¿En verdad estar a punto de hacerlo? Diez veces peor.
Todavía había tiempo de pensar en una razón para echarse atrás.
El silbido de Perra, uno de esos que te hace estremecer cuando los oyes a treinta metros de distancia, atravesó el zumbido tenue y ambiental de la ciudad que está debajo de nosotros.
Última oportunidad, Taylor.
Un segundo después, Brutus, con Perra y Grue a montados sobre su espalda, pisó el borde del tejado. Judas se adelantó y siguió.
Al caer desde una altura así, no puedes gritar. El viento te quita tu voz. Si tienes algo a lo que aferrarte, te aferras a eso como por tu vida y rezas, incluso si no eres del tipo que reza. Mis manos agarraban ganchos de hueso a cada lado del cuello de Judas con tanta fuerza que pensé que podría romper el hueso o mis manos.
Tres pisos más abajo del techo, había un patio. Mientras Perra silbaba y señalaba desde su posición debajo de nosotros, Judas pateó la pared justo detrás de nosotros, empujando y alejándose del edificio. Mi corazón se elevó en mi garganta y se quedó allí cuando vi el borde del patio debajo de nosotros, seguramente fuera de nuestro alcance. ¿Había saltado demasiado pronto? La próxima oportunidad que tendríamos de tocar una superficie sería cuando nos desparramemos violentamente contra la carretera.
Sus instintos parecían mejores que los míos. Sus garras delanteras se extendieron y se aferraron al borde del patio. Cada músculo de mi cuerpo se tensó en mi esfuerzo por no ser arrojada de él cuando nos detuvimos, incluso con su poderoso cuerpo absorbiendo lo peor de la caída. Se agarró a la cornisa, luego empujó contra ella mientras apalancaba sus patas traseras en su lugar. Con cada músculo de su cuerpo, parecía, saltó. No hacia abajo, esta vez, sino fuera.
El tiempo pareció detenerse cuando dejamos el edificio atrás. Lo único debajo de nosotros era la calle, veintinueve pisos más abajo. El viento soplaba por mi cabello con un doloroso frío punzante. Habíamos cruzado el punto en que podíamos dar vuelta atrás, era ganar o morir de aquí en adelante. Eso hizo que fuera inquietantemente fácil dejar de lado todas las dudas y vacilaciones y prepararme para lo que venía después.
La Galería Forsberg tenía veintiséis pisos de altura y era uno de los edificios más reconocibles que se podía encontrar en el centro de la ciudad. Si recuerdo bien, fue diseñado por estudiantes de arquitectura en la universidad hace unos años. No era realmente una fan del diseño, que se parecía a las últimas etapas de un juego de Jenga, con cada sección formada en vidrio templado con barras de acero y vigas que proporcionan el esqueleto base. Todo estaba iluminado por luces que cambiaban según la hora de la noche.
En el gris azulado de la noche, la torre era rosada y anaranjada, haciéndose eco de la puesta de sol que había terminado hacía apenas una hora. Cuando el salto nos llevó por encima, un foco de color rosa consumió mi visión.
Mis lentes absorbieron lo peor del resplandor, y un segundo después, pude ver lo que estaba sucediendo de nuevo. Brutus, a unos cuantos metros de nosotros, se estrelló contra el cristal del techo, provocando grietas que lo atravesaron en forma de telaraña. Grue prácticamente rebotó desde donde se sentaba en la espalda de Brutus, perdiendo su asiento, golpeó el cristal del techo con su hombro, y comenzó a deslizarse. Apenas había tracción, ni siquiera en la viga de acero que separaba los enormes paneles de vidrio, y lo único al final de esa caída sería una caída muy larga.
Extendió la mano y agarró el extremo de la cola de Brutus, poniéndose en pie en el mismo momento en que Judas, Tattletale y yo chocamos contra el cristal a su derecha.
El daño que Brutus había causado en el momento del impacto fue suficiente para garantizar que pudiéramos atravesar la ventana en lugar de simplemente quebrarla. Hubo un momento en el que se podía escuchar el sonido del metal en tensión, seguido por el sonido de un montón de vidrios rotos.
Juntos, todos caímos en el centro del último piso de la Galería Forsberg, unidos por un chaparrón de fragmentos de vidrio. Grue aterrizó sobre sus pies y se tambaleó hacia atrás cuando Brutus aterrizó justo en frente de él. A nuestro alrededor, había personas con vestidos elegantes y uniformes. Trajes, vestidos... traje de capa. La gente corría gritando y buscando donde cubrirse. Los héroes dieron un paso adelante, algunos tratando de comprender la situación en medio del caos, otros poniéndose entre nosotros y los civiles.
Una cuestión de latidos después de tocar tierra, Regent y Angelica se sumergieron en la habitación, aterrizando justo detrás de nosotros. Regent perdió su asiento cuando Angelica aterrizó, pero se las arregló para rodar cuando él golpeó el suelo, poniéndose en cuclillas mientras se detenía. Casi logró que pareciera intencional. Angelica se acercó al lado de Perra, vistiendo el mismo arnés que le dimos en el asalto al banco, pero con dos grandes cajas de cartón atadas a sus costados, en lugar de bolsas.
Me sentí extrañamente calmada mientras mis ojos recorrían la habitación. El Protectorado estaba reunido alrededor del escenario en la parte posterior de la sala. Armsmaster, Miss Militia, Assault, Battery, Velocity y Triumph. Dauntless estaba ausente.
No muy lejos estaba la "mesa de los niños" con algunos de los héroes del momento. Clockblocker, Vista, Gallant y Shadow Stalker, siendo interrumpidos en su socialización con los niños ricos, los actores adolescentes y los hijos e hijas de las figuras locales. ¿La rubia platinada con el vestido de noche blanco que me estaba mirando feo? Esa sería Glory Girl, sin traje.
De pie frente a la sala, levantando sus armas en nuestra dirección, estaba un escuadrón de ERP en servicio. Sus uniformes muy reconocibles eran malla de cadena reforzada con kevlar, coronados con cascos sin rostro. El único medio que tenías para identificarlos eran los números de placa impresos en sus chalecos con números blancos gruesos. Cuatro de los cinco tenían lo que parecían lanzallamas. Todavía no estaban disparando, no podían. Estaban cargando lo mejor en armamento no letal, pero había ancianos y niños en la multitud, y según Tattletale, eso significaba que tenían prohibido abrir fuego contra nosotros por el momento.
Los civiles... hombres y mujeres con sus mejores ropas y joyas. Una combinación de las personas más ricas y poderosas de la ciudad, sus invitados y aquellos dispuestos a pagar los precios exorbitantes por las entradas. Los boletos empezaron a doscientos treinta dólares y habían trepado abruptamente a medida que los compraban. Inicialmente, consideramos asistir como invitados, para un plan de ataque, antes de decidir que era demasiado peligroso arriesgarnos a que nuestras identidades secretas fueran captadas por una cámara, o que algo saliera mal mientras intentábamos contrabandear nuestros equipos, disfraces y perros dentro. Una vez que decidimos eso, dejamos de verificar el costo de las entradas, que llegaron a los cuatrocientos dólares por persona. Los invitados podían usar treinta dólares del precio del boleto para pujar en una subasta, pero aún así era bastante exorbitante.
Reconocí al alcalde, la primera vez que lo había visto en persona. Hubo un tipo que podría haber sido un actor poco conocido, pensé que lo reconocí también. El resto solo eran personas, tal vez un poco mejor aspecto que la norma, un poco mejor vestida.
Y Emma.
Podría haberme reído. Ella estaba allí de pie en medio de la multitud con sus padres y su hermana mayor, con aspecto asustado y un pequeño vestido azul cielo y sandalias azules. Su padre era un abogado de divorcios de alto perfil. Supuse que era posible que hubiera trabajado para alguien famoso o lo suficientemente poderoso como para que su familia no hubiera necesitado una invitación o boletos caros para entrar.
De alguna manera apestaba, sabiendo que estaba a punto de darle una historia increíble para compartir con el resto de la escuela cuando terminara su suspensión. Realmente, en serio esperaba que no fuera una historia como "estos villanos idiotas intentaron una estupidez que avergonzaría hasta a Über y a Leet, y los arrestaron en cuestión de segundos.”
Tattletale se rió, con nerviosismo, “¡Mierda! ¡No haré eso de nuevo! Jodidamente intenso... " Su voz se apagó cuando Grue ennegreció a la multitud, dejando solo el lugar donde estábamos y los mismos bordes de la habitación libres de la oscuridad. Ella le lanzó una mirada asesina.
“¡Perra, Regent, adelante!” Él gritó, mientras caminaba, agarró mi mano y prácticamente me sacó de un tirón de donde estaba sentada en la espalda de Judas. Tattletale saltó hacia abajo, siguiendo un paso o dos detrás de nosotros.
Los tres corrimos hacia el frente de la habitación, mientras Perra silbaba por sus perros y corría hacia la parte trasera. Sentí cuando Regent desenganchó las dos cajas que estaban atadas a Angelica. Las cajas eran pesadas y golpearon el suelo con fuerza, rompiéndose en las costuras. Mejor de lo que esperaba. Hice que salieran mis bichos de la parte superior de la caja y de los lados divididos, y los ordené entre la multitud.
Si un poco más de los mordedores y picadores se dirigían en la dirección general de Emma, ​​no se debía a una elección consciente de mi parte.
Si todo iba según lo planeado, Perra, Regent y los perros podrían retrasar o detener a cualquiera que se aventurara más allá de la nube de la oscuridad. Todo lo demás, nuestro éxito o nuestro arresto humillante, dependía de Grue, Tattletale y yo.
Mis bichos llegaron al frente de la sala unos segundos antes que nosotros. Pude sentir sus ubicaciones, y esto a su vez me dio la capacidad de identificar dónde estaban las personas, las paredes, la puerta y los muebles.
Me estaba moviendo con mi cuchillo desenvainado incluso antes de que Grue desapareciera algo de su oscuridad para revelar una parte del escuadrón ERP que estaba estacionado en la entrada. Mientras la nube de negro se disipaba en volutas de humo, me estaba acercando a uno de los miembros del equipo, sacando mi cuchillo contra la manguera que se extendía entre el dispositivo parecido a un lanzallamas que sostenía en sus manos y el tanque en su espalda. No se cortó inmediatamente, lo que me obligó a intentarlo por segunda vez. Cuando el cuchillo cortó el material de la manguera, el miembro del equipo de PRT se dio cuenta de mí y me golpeó la cara con el codo. Mi máscara recibió lo peor del golpe, pero ser golpeada en la cara por un hombre adulto no es divertido con ninguna cantidad de protección.
Caí hacia atrás a través de la puerta incluso cuando el tanque comenzó a vaciar su contenido en el suelo. Era de un blanco amarillento, y cuando se derramó en el suelo, se expandió como crema de afeitar. El tanque probablemente tenía cerca de doce litros, lo que significaba una gran cantidad de espuma.
Grue aprovechó todo su peso para patear en el pecho a uno de los miembros del escuadrón contra la espuma, y ​​luego golpeó la palma de la mano contra la barbilla del siguiente tipo. Cuando el hombre se tambaleó, Grue agarró el tanque en su espalda y se lo puso sobre su cabeza. Esto no solo hizo que el hombre perdiera el equilibrio, sino que el peso del tanque lo mantuvo así. Grue, con las manos todavía en el tanque, tiró del casco del miembro del escuadrón hacia abajo al mismo tiempo que levantó la rodilla. El panel del casco se rompió, y el hombre ni siquiera tuvo el reflejo de levantar las manos para suavizar la caída antes de golpear el suelo.
Un cuarto miembro de la brigada salió de la oscuridad, y Tattletale se apoderó de la boquilla del arma del hombre, forzándola a un lado antes de que pudiera abrir fuego. Me puse de pie para ayudarla. Mientras Tattletale comenzó a perder el forcejeo por el arma, salté sobre la pila de espuma que aún se expandía, y luego me lancé por lo bajo para golpearle las piernas y hacerle perder el equilibrio. Cayó, fuerte, y Tattletale le arrancó el arma de las manos. Cuando él se puso de pie, ella apretó el gatillo y lo roció en la cara. Grue desvaneció suficiente oscuridad para revelar al último miembro del equipo, y Tattletale lo enterró bajo una explosión de espuma.
Había visto un especial del Discovery Channel sobre esta cosa. El EPR, el Equipo de Respuesta Parahumana, estaba equipado con armamento no letal diseñado por Artesanos para someter a los supervillanos. Esta espuma de contención era equipo reglamentario. Se eyectaba como un líquido, luego se expandía en una espuma pegajosa con algunas propiedades útiles. Era flexible y poroso cuando estaba completamente expandido, para que pudieras respirar mientras estabas dentro de él, por lo menos el tiempo suficiente para que lleguen los equipos de rescate con un agente disolvente. También era resistente a los impactos, por lo que los escuadrones de EPR podían cubrir el suelo con él para salvar a las personas que caían o evitar que los pesos pesados hicieran mucho daño.
Por la forma en que se expandía, podrías cubrir casi a cualquier villano, menos los más fuertes, y los incapacitaría. Debido a la forma en que te negaba el movimiento y era resistente a los impactos y al desgarro, incluso personas como Lung tendrían problemas para liberarse. Rematándolo todo, era resistente a las altas temperaturas y era un fuerte aislante, por lo que servía para manejar a los pirokinéticos y aquellos con poderes electromagnéticos.
Mientras el miembro del ERP luchaba inútilmente por quitarse el casco cubierto con espuma, le quité el tanque y ayudé a Tattletale a ponérselo. Grue ya tenía el suyo, y estaba obteniendo un tercero de uno de los miembros del equipo ERP capturados con espuma para mí.
Era pesado, y casi no podía soportar el peso. En lugar de tambalearme, me agaché y dejé que la base del tanque descansara contra el suelo.
Grue señaló a nuestra izquierda, y apuntamos. Un segundo más tarde, hizo que la oscuridad se disipara, mostrando la mesa del buffet rodeada por los varios Custodios y Glory Girl volando a unos pocos pies sobre el suelo. Estaban aplastando a los bichos que se arrastraban sobre ellos, pero no estaban tan distraídos para no notar la repentina aparición de la luz, o de nosotros.
“¡Glory Hole!” Tattletale insultó a la heroína, antes de abrir fuego contra ella. Grue dirigió un chorro contra Clockblocker, a la izquierda, así que volví mi atención a la persona en el extremo derecho del grupo. Shadow Stalker.
Lo admito, tenía una razón que me irritara, ya que ella escribió una nota para el padre de Emma, ​​dándole combustible para ese maldito cargo de asalto. Fue con cierta satisfacción que le descargué una corriente de espuma.
La corriente fue al blanco, pero no pareció importarle mucho mientras evadía a un lado. Le di en el pecho con otro chorro, haciéndola tambalearse un poco, pero no se cayó ni se vio atrapada en la cosa como los demás. En vez de eso, se agachó un poco, su capa ondulándose, y luego rodó hacia un lado, preparando su ballesta cuando sus pies tocaron el suelo y ella empezó a correr a toda velocidad.
Fuera eso un dardo tranquilizante o una flecha real, estaba jodida si ella me daba.
Esparcí la corriente, con el objetivo de atraparla un poco y disminuir su velocidad o arruinar su puntería. Pisó un poco de espuma y se tropezó un poco. Tattletale agregó su poder de fuego al mío, y con nuestras corrientes combinadas, Shadow Stalker cayó. Nos tomamos un segundo para enterrarla bajo la espuma, y ​​Grue le agregó algo de oscuridad.
“¡Siguiente!” Grue gritó, señalando. Arrastré el tanque pesado del suelo y me acerqué a nuestro próximo objetivo antes de volver a bajarlo y apuntar.
Esta vez, moví deliberadamente una serie de bichos al área para distracción extra. La oscuridad se disipó, y esta vez era el Protectorado, la mitad de ellos. Battery, Assault y Triumph.
Battery ya estaba cargada cuando Grue disipó la sombra impenetrable que los había cubierto, y se movió como un borrón tan pronto como pudo ver a dónde iba. Sin embargo, ella no salió corriendo hacia nosotros. En cambio, ella saltó hacia un lado, pateó a Assault en el medio del pecho con ambos pies, y luego se alejó en la dirección opuesta.
Assault era un manipulador de energía cinética, y podía controlar las energías del movimiento, la aceleración y el movimiento de forma muy similar a como otros héroes podrían manipular la llama o la electricidad. Usó la energía de la patada de Battery para lanzarse como un cohete hacia nosotros, mientras Battery se movía para flanquear.
Grue dirigió una corriente directamente hacia Asalto, pero el primer segundo espuma pareció deslizarse del hombre. Comenzó a asentarse después de eso, pero los efectos retrasados ​​le dieron a Assault el tiempo justo para golpear a Grue y enviarlo volando contra la pared junto a los Custodios. Después de eso, la expansión de la espuma le impidió avanzar mucho más.
Tattletale y yo enfocamos nuestro fuego en Battery. La mujer se agachó y esquivó el camino de nuestras corrientes, moviéndose demasiado rápido para seguir de manera confiable con nuestros ojos. Pareció tropezar con una mesa de cóctel, una de esas redondas lo suficientemente grandes como para que cuatro personas pudieran pararse alrededor, pero cualquier torpeza de su parte era una ilusión. Un latido más tarde, ella tenía la mesa en sus manos y giró en un círculo completo.
Tiró la mesa como un frisbee de gran tamaño, y empujé a Tattletale en una dirección mientras me arrojaba en la otra. El borde de la mesa le dio a arma en las manos de Tattletale y la tiró de su agarre con la fuerza suficiente para hacer que Tattletale ruede mientras golpea el suelo.
Lo cual me dejó solo a mí en pie, contra Triumph y Battery. Armsmaster, Miss Militia y Velocity estaban por ningún lado. Podría haber usado mis bichos para sentirlos en la oscuridad, pero tenía asuntos más urgentes en los que concentrarme.
Battery se estaba cargando de nuevo, aprovechando que estábamos desequilibrados para acumular una reserva de energía de nuevo. Diablos, ella probablemente había construido todo su estilo de lucha alrededor de eso. Pude ver las líneas normalmente azul cobalto de su traje brillando en un brillante azul-blanco eléctrico. Concentré mi atención en ella, atrayendo cada bicho en el área inmediata hacia ella mientras trataba de orientarme para abrir fuego otra vez. Avispas, mosquitos y escarabajos se posaron en ella, mordiendo y picando.
Por solo una fracción de segundo, vi el brillo de las líneas de su traje atenuarse, antes de encender de nuevo. Ella necesitaba concentrarse, al parecer, y mis bichos habían servido para distraerla. Cuando me puse de pie y abrí fuego, ella fue un paso demasiado lento para salir del camino de la corriente. La atrapé bajo el rocío y comencé a amontonar espuma encima de ella.
Una onda de choque me golpeó. Me tumbaron por segunda vez en cuestión de segundos y me quedaron los oídos zumbando.
Triumph tenía una temática de gladiador / león para su traje, con un casco de león dorado, hombreras y cinturón, y traje ceñido en el resto. Había logrado arrancar suficientes bichos de su cara para usar su grito sónico. Era uno de esos muchachos que era grande, musculoso y lo suficientemente fuerte como para no querer pelear con él incluso si no tuviera ese otro poder, y su otro poder era uno que le permitía perforar agujeros en el concreto.
Grue apuntó y disparó una corriente hacia él, pero Triumph fue sorprendentemente rápido al apartarse del camino. Cuando Grue reorientó su objetivo, Triumph pateó una mesa de cóctel y la agarró con una mano para usarla como escudo contra la espuma. Intenté alejarme para atacarlo desde otra dirección, pero él abrió la boca y soltó otra onda expansiva que me hizo resbalar por el suelo, peligrosamente cerca de las pilas de espuma que habían atrapado a los Custodios. Cuando intenté elevar mi boquilla en su dirección para rociarle con más espuma de contención, mi visión se distorsionó y vi doble, y un gemido agudo amenazó con ahogar todo lo demás. Bajé el arma, envié más bichos en su dirección y me concentré en recuperar mis sentidos.
“¡Aquí!” Grue gritó. Él levantó su mano. Triumph inhaló, preparándose para otra ráfaga-
Y Brutus corrió por el corredor que Grue había creado en la oscuridad para golpear a Triumph como un toro a la carga.
Tal vez un poco más duro de lo que yo habría golpeado al hombre, si hubiera sido el monstruo del tamaño de un humvee tomando la decisión. Aun así, no puedes culpar a un perro por no saberlo.
Justo a mi izquierda, Shadow Stalker liberó la parte superior de su cuerpo de la espuma y comenzó el lento proceso de liberar su ballesta. Normalmente no es posible, pero su capacidad para entrar en un estado de sombra aparentemente la hizo más resbaladiza que la mayoría.
“No”, le gruñí. “Quédate abajo.” La enterré bajo más espuma.
Me puse de pie, me tambaleé, me enderecé, tambaleé un poco más y luego trabajé en mantener el equilibrio.
“¡Skitter!” Rugió Grue, “¡Muévete!”
No perdí tiempo en arrojarme al suelo. Por el rabillo del ojo, solo vi una mancha azul y plateada donde había estado parada.
Tuve que dejarme caer sobre mi espalda para ver a Armsmaster parado a dos metros de mí, nivelando la hoja de su alabarda en mi dirección. La plata de su visor dejaba muy poco de su expresión visible. Todo lo que podía ver era la delgada y dura línea de su boca.
“Lo siento”, murmuré, lo suficientemente despacio como para estar segura de que Tattletale y Grue no lo escucharían. Apunté con el rociador de espuma.
En un instante, agitó su arma para que el extremo del mango quedara frente a mí. Hubo un sonido amortiguado de ‘whump’, y sentí algo así como una ola de aire intensamente caliente que hizo que todos los pelos de mis brazos, piernas y la parte posterior de mi cuello se erizaran. Me di cuenta de que el gatillo del rociador de espuma de contención estaba hundido y nada salía del extremo del arma. Lo intenté de nuevo. Nada.
Eso sería un pulso electromagnético arruinando la maquinaria. Mierda.
Antes de que pudiera organizar mis pensamientos y advertir a Grue y Tattletale, Armsmaster giró el arma en sus manos como verías a los cadetes militares haciéndolo con sus armas durante una marcha. Mientras giraba a su alrededor, escuché el sonido ‘whump’ dos veces en rápida sucesión.
De alguna manera, dudaba que hubiera fallado.
“Llama a tu mutante”, dijo, con ese tipo de voz que la gente obedecía. “Te lo prometo, solo se lastimaría si me ataca, y prefiero no someter a un animal a eso, cuando el amo es el culpable.”
“¡Perra!” Gritó Grue, “Dile que se detenga. Él tiene razón.”
Desde un punto que no pude ver, Perra silbó. Brutus retrocedió por el pasillo que Grue había hecho para reunirse con ella.
“Te estabas moviendo como si pudieras ver en mi oscuridad”, Grue habló, con una nota de cautela en su voz resonante.
“He estudiado tus poderes”, nos dijo Armsmaster, golpeando con la culata de su arma en el suelo. Cada bicho a menos de cinco metros de él cayó del cielo, muerto. “Esto terminó desde el momento en que entraron en la habitación.”
Miss Militia salió de la oscuridad junto al escenario, con lo que parecía una ametralladora en sus manos, Regent como su rehén. Él no tenía su cetro.
Mierda.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.28 22:42 master_x_2k Enredo IV

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IV

“Gracias a un esfuerzo dedicado de los miembros de los equipos de Custodios y el Protectorado de Brockton Bay, la pandilla local, el 'ABB' o Azn Bad Boys, ha caído.”
Brian y yo habíamos llegado al departamento justo a tiempo para ver el boletín en las noticias. Lisa, Alec, Perra y los tres perros estaban reunidos en los sofás.
“Los héroes de la hora son los jóvenes miembros de los Custodios, Clockblocker y Vista, que jugaron un papel fundamental en encargarse de una crisis con una superbomba, supuestamente utilizada por la supervillana Bakuda en un intento de tomar como rehén a la ciudad y garantizar su seguridad. Mientras que los expertos en la escena se negaron a ofrecer números fijos, una capa local fue citada diciendo que la superbomba podría haber tenido un rendimiento de nueve mil kilotones de energía. Este dispositivo, que contiene energía a la par con bombas nucleares convencionales, se fabricó con materiales domésticos extraídos del área, después de que la lucha en los muelles y la presión de las autoridades locales obligó a la presunta creadora de la bomba a trasladarse a un cobertizo abandonado hace unos días. Si no fuera por los esfuerzos de los Custodios, este podría haber sido un día trágico para nuestra nación.”
“Por mucho que podamos desear un período de sobria reflexión, otros villanos locales han mostrado poco interés en dejar pasar los asuntos recientes. Menos de una hora después de que el presunto líder del ABB, Lung y la presunta cómplice Bakuda, fueran detenidos, las oficinas centrales de Medhall Corporation fueron atacadas por fuerzas armadas, en un altercado que llamó la atención de los miembros del grupo villano ario local Imperio Ochenta y Ocho. Esto parece haber provocado una erupción de más de seis incidentes importantes en la última hora-”
Lisa apagó el televisor, volteándose en el sofá para mirarnos a Brian y a mí. “Les daré la versión corta. Los Viajeros acaban de golpear una galería de arte y a un aeropuerto en el lapso de una hora. Coil e Imperio Ochenta y Ocho aparentemente están tratando de recuperar el tiempo perdido y están a solo un pelo de la guerra abierta en las calles. Los Comerciantes, el grupo de Skidmark, se están aprovechando del caos e intentando hacer lo que hizo la ABB, pero con los traficantes de drogas locales y cero control sobre su situación... no llegarán lejos, pero estoy segura de que están teniendo una gran fiesta de saqueos.”
“Entonces el alto el fuego ha terminado”, hablé. ¿No se suponía que las cosas mejorarían con la eliminación del ABB? ¿Por qué me sentía parcialmente responsable de esto?
“Es como si todos estaban listos en la línea de salida, listos para moverse en el instante en que sonara el silbato”, dijo Alec.
“Excepto nosotros”, señaló Brian.
“No necesariamente”, Lisa negó con la cabeza, “Cinco minutos después de que Medhall fue golpeado, recibimos un mensaje del jefe. Él tiene un trabajo que quiere que hagamos, quizás el más grande hasta ahora, pero el límite de tiempo es corto. Por eso los llame aquí.”
Brian se cruzó de brazos.
“Aquí está el problema”, dijo, “La moral está baja. La ciudad está asustada, y las cosas no se están calmando como esperaban las personas. ¿El hecho de que todos hayamos esquivado una bala con esta cosa de la superbomba? No ayudó.”
Tecleó en su computadora portátil mientras hablaba: “Para colmo, no se ve bien cuando las noticias locales se enteran del hecho de que una gran parte de la lucha contra el ABB estaba siendo llevada a cabo por villanos. ¿Me captan? Entonces, con la idea de que estaban planeando una recaudación de fondos ahora, el alcalde está promoviendo una función para ayudar a vender la idea de que fueron los chicos buenos los principales jugadores aquí. ¿Resultado final? Una fiesta de recaudación de fondos-celebración que involucra al Protectorado, Custodios, las fuerzas del ERP, policías y todos esos tipos. Esta noche. La mayoría de los Custodios y New Wave van a tomar el relevo mientras tanto, para mantener la ciudad protegida, porque el alcalde está dando prioridad a las relaciones públicas aquí.”
“No me gusta la dirección en que va esto”, le dije.
Cogió su laptop y la colocó en el respaldo del sofá, mirándome a Brian y a mí. La página mostraba detalles sobre la celebración, tenía vínculos con los vendedores de boletos y lucía una imagen de un grupo de personas con trajes de etiqueta y vestidos. “El Protectorado y algunos de los Custodios van a estar allí con la elite de Brockton Bay, sus amigos y familiares, y cualquier persona dispuesta a pagar el dinero por un boleto. El jefe quiere que nosotros, y cito, 'los avergüencen', fin de cita.”
Hubo algo de silencio aturdido. Eché un vistazo a Perra y Alec, y de sus expresiones deduje que ya habían escuchado esto. Sin embargo, a diferencia de la situación que tuvimos con el atraco a un banco, no parecían tan motivados.
Brian comenzó a reírse. Después de un rato, su risa se convirtió en una risa fuerte.
No esperé a que terminara antes de decir mi opinión, “¿Estás loca? Quieres que, que, ¿Interrumpamos una fiesta, jodamos a todos los presentes y entonces nos larguemos antes de que seamos arrestados por-?” Luché por encontrar las palabras, “¿¡Por la mitad de los putos héroes en Brockton Bay!?”
“Básicamente”, dijo Lisa, levantando las manos como para hacer que me calmara, “aunque probablemente sea más como un tercio de los héroes de la ciudad.”
“Claro”, le dije, “sin ánimo de ofender, Lisa, me caes bien y todo, pero como que subestimaste la cantidad de héroes que aparecerían en el robo bancario también. No olvides que un grupo de héroes vinieron de fuera de la ciudad para ayudar con la situación del ABB, y podrían quedarse para la fiesta posterior.”
“Es cierto”, admitió, “pero aún-”
“¿Y el plan es fastidiarlos?”, Pregunté, incrédulo, “No solo ellos, tampoco, pero esa fiesta probablemente sea atendida por el alcalde, el fiscal, el jefe de policía... ¿Estás consciente de que si intentamos esto y cualquiera de nosotros es capturado, sería más o menos un viaje de primera clase a la Pajarera?.”
“Lo siento, Lis, es un no”, le dijo Brian, todavía parecía divertido, “estoy perfectamente contento dejando que todos los demás grupos hagan lo suyo por un tiempo. Hicimos nuestra parte, y no tenemos nada que perder en relajarnos por un tiempo.”
“Sí. No entiendo el punto”, dijo Perra, rascando la parte superior de la cabeza de Brutus.
“No encontrarás a nadie más dispuesto a ponerse un poco loco que a mí”, Alec le dijo a Lisa, “Pero estoy con Perra. Es un gran riesgo, un montón de problemas. ¿Para qué? ¿Pellizcarles la nariz a los buenos?”
“El jefe está dispuesto a pagar”, dijo Lisa. “Con otras consideraciones.”
“¿Consideraciones?” Pregunté.
“Tienen que entender”, suspiró Lisa, “No estoy en desacuerdo con lo que están diciendo, pero lo que puedo decir es que esta es una prueba. El jefe quiere ver si podemos lograr esto, y si podemos, somos mucho más valiosos para él. Mucho más valiosos.”
“O tal vez la prueba es si somos lo suficientemente inteligentes como para rechazar una misión condenada”, señaló Brian.
“Tal vez”, admitió Lisa, “no lo creo, pero no negaré que sea posible.”
Brian le preguntó: “¿Podemos rechazar esto? Quiero decir, nunca nos obligó a tomar un trabajo.”
“Podríamos”, no parecía feliz.
Frunció el ceño, “Creo que son cuatro votos en contra, como mínimo. Suponiendo que vas a votar a favor de este plan, ¿Lis?”
“Sí”, respondió ella.
“Bueno, a menos que hayamos cambiado de un sistema de voto mayoritario, creo que se puede decir al jefe 'gracias, pero no'”, dijo. Cuando ella no respondió, él se volvió hacia mí, “¿Quieres tratar de armar la mesa de la cocina y la mesita de noche? Te puedo invitar a un almuerzo tardío, si-”
“¡Doscientos cincuenta!”, Lisa lo interrumpió.
Él la miró, “Doscientos cincuenta...”
“Mil”, terminó por él, dejando caer sus brazos a su lado, casi derrotada. “Para cada uno. Maldición. Quería que ustedes estuvieran a bordo antes de impresionarlos con la cantidad. Suena desesperado cuando lo digo así, pero no puedo dejar que se vayan sin decirles lo que rechazaríamos.”
La suma nos hizo pensar.
“Para ser claros... Un millón, doscientos cincuenta mil dólares, divididos entre cinco”, dijo Alec, “¿Por esto?”
“Como dije”, Lisa sonrió un poco, “El trabajo más grande hasta ahora.”
“Si el jefe nos ofreciera un cuarto de millón de dólares para acercarse a esos tipos y entregarnos, no sería un escenario muy diferente”, señalé.
“Claro que sí”, replicó Lisa, “Realmente tenemos una oportunidad de superar esto.”
“Una posibilidad muy, muy pequeña”, señalé.
“Una oportunidad”, dijo. “¿Pero si hacemos esto? ¿Si le demostramos al jefe que valemos su tiempo? Ascendemos. Obtenemos más dinero, obtenemos más equipamiento, más información, obtenemos una voz en cuanto a la dirección de sus planes a largo plazo, todo lo cual puede traducirse en un mayor respeto en la comunidad de capas.”
“¿Una voz?” Pregunté, “¿Qué quieres decir?”
“Reunirnos con él, discutir lo que hacemos a continuación y por qué.”
Mi mente comenzó a correr con las implicaciones de esto.
“Estoy cambiando mi voto”, dijo Alec, “Por tanto dinero, como que resuelve el problema que tenía con el trabajo, que era que no tenía mucho punto. Un cuarto de millón de dólares son muchos puntos.”
“Dos a favor, tres en contra”, dijo Lisa. “¿Perra?”
Perra frunció el ceño, “Déjame pensar.”
Esta era una oportunidad para conocer a nuestro empleador, en un futuro no muy lejano. La pregunta era: ¿quería tomarla? Había estado posponiendo las cosas, evitando el problema, tratando de no pensar demasiado en mi plan de juego, sobre entregar a estos muchachos cuando tuviera la última pieza de información que necesitaba sobre cómo corrían las cosas, de dónde venía el dinero. Ahora tenía que hacer una llamada.
Todo el tiempo, me había estado diciendo a mí misma que los entregaría. Daria la información al Protectorado. Pero mi corazón no estaba realmente decidido. Significaría traicionar amigos. Si bien no me desagradaban Alec o incluso Perra, mis pensamientos estaban puestos en Lisa y Brian. Quiero decir, bueno, Lisa fue mi primera verdadera amiga desde Emma. En cuanto a Brian, me gustaba, lo respetaba. Odiaba la idea de hacerles lo que Emma me había hecho. Traicionar amigos.
Había renunciado a la idea de ganar respeto o prestigio por entregarlos. Quiero decir, cometí un delito grave, tomé rehenes, ataqué a otros héroes, casi maté a un hombre, luego arranqué los ojos de esa misma persona un par de semanas después.
Y podría vivir con esa parte, con no obtener crédito o elogios ni lo que sea. Pude verme volando por debajo del radar por un tiempo. Tal vez desempeñando el papel de un vigilante evitando la atención tanto del héroe como del villano, si realmente estaba ansiosa por salir de traje. O ver si tal vez, solo tal vez, podría intentar obtener el mismo trato que Shadow Stalker, convertirme en un miembro a prueba de los Custodios. Inicialmente me alejé de los Custodios por la preocupación de que sería demasiado similar a la secundaria... pero yo había cambiado en las últimas semanas. Le hice frente a Emma dos veces. Tres veces, si contaba la reunión. Tenía un poco más de agallas que hace un mes. Podía imaginarme trabajando junto a un grupo de superhéroes jóvenes que me resentía como una especie de penitencia por mis acciones malvadas, y ese era un cambio bastante grande de antes de siquiera salir de traje, cuando la sola idea de unirme a ellos era difícil de procesar.
El problema era que ir por ese camino era un caos de ‘tal vez’ y ‘posiblemente’, cada paso un lío de posibles desastres. ¿Qué pasa si me arrestaran en lugar de ofrecer membresía probatoria en los Custodios? ¿Qué pasa si los Undersiders escapaban del arresto y vinieran por mí? ¿O mi papá?
Todo se redujo a las personas que estaban en la habitación conmigo. No era solo que los traicionaría como Emma lo hizo conmigo. ¿Era lo suficientemente valiente como para pasar por lo que pase con Emma, ​​con personas que quería y admiraba convirtiéndose en mis peores enemigos?
Y si no elegía, no decidía... Bueno, si lo pospongo más, la única diferencia de quedarme para siempre por elección propia sería una buena medida de auto engaño de mi parte. El tiempo que pasé con Brian lo dejó bastante claro.
“Creo que... podría cambiar mi voto”, expresé el pensamiento en voz alta mientras lo formaba.
Hubo miradas de sorpresa de todos los presentes, excepto los perros. Lisa, especialmente, se sacudió un poco en reacción a mi declaración.
Me tomó todo lo que tenía para mantener mi fachada intacta. Al final del día, lo que me asustaba más que perder amigos y hacer que me odiaran, más que vinieran tras de mí o de mi papá, era la idea de que me odiaría a mí misma. Que me odiaría uno, cinco, diez o veinte años más adelante, por traicionar mis principios y por tomar una mala decisión con amplias implicaciones. Odiarme por tomar un camino que podría llevarme a ir a la cárcel sin posibilidad de ser rescatada por Armsmaster, o por un camino que me llevaría a lastimar a alguien inocente tanto como había lastimado a Lung y Bakuda.
Seguir con los Undersiders era una ganancia a corto plazo, claro, pero ¿a largo plazo? Tenía que seguir con mi plan original y tratar de convencerme de que lo hacía por el bien de todos.
Alec levantó sus cejas. “De Verdad.”
“¿Qué?” Pregunté.
“Eres la última persona que hubiera esperado que cambiara su voto, torpe”, dijo, “Eres cuidadosa, y este es el trabajo menos cuidadoso que hemos tenido hasta ahora.”
“Cambiar mi voto es depende de si podemos idear un plan que tenga una posibilidad decente de que escapemos intactos”, aclaré.
“Aun así, usualmente eres la sombra de Brian, haciéndole eco”, dijo Alec.
“Gracias, Alec,” Brian frunció el ceño. Brian se volvió hacia mí, frunciendo el ceño con preocupación, “¿Estás segura?”
“No totalmente”, admití, “y lo siento, por no respaldarte.”
“Eres un miembro del equipo, tienes tu propia voz.”
“¿Qué cambió tu mente?” La pregunta vino de Lisa.
Tuve que evitar disparar las alarmas con ella. La forma más segura de hacerlo sería seguir con la verdad o algo muy parecido.
“Me molesta que no sé quién es nuestro empleador. Hay algunas posibilidades realmente feas, y preferiría saber más pronto que tarde, si fueran el caso.” Ahí, verdad suficiente.
“Lo admito”, admitió Brian, “tengo curiosidad. Es... No creo que tenga curiosidad suficiente como para querer tomar este trabajo.”
“Si la niña escuálida va a hacer esto, no retrocederé”, dijo Perra. “Cambiaré mi voto también.”
“¿Chica?” Le pregunté, “escuálida, seguro, pero probablemente soy un año más joven que tú, como mucho.”
Lisa nos detuvo, inclinándose hacia un lado para ponerse entre Perra y yo. “Tenemos que mantenernos en el tema, ya que solo hay unas pocas horas para planificar y prepararse. Tenemos cuatro votos a favor, uno en contra. Parece que esto va a suceder.”
Brian suspiró.
“Lo siento”, murmuré mi segunda disculpa.
Él puso su mano sobre mi hombro, “Está bien.”
Noté que él no movió su mano de mi hombro de inmediato.
Distrayéndome, le pregunté a Lisa: “Entonces, ¿cómo hacemos esto?”
Ella comenzó a delinear un plan.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 20:47 master_x_2k Interludio Purity

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Interludio Purity______________________

Kayden estaba agachada junto a la cuna, con los brazos cruzados sobre el borde, mirando cómo el pecho de su bebé subía y bajaba. Ella se sentía en paz. Aster era perfecta, impecable, no estaba contaminada por el caos y los males del mundo más allá del departamento y la guardería. Incluso cuando estaba despierta, no era demasiado exigente, rápidamente pasando de alaridos a gemidos tranquilos cuando escuchaba garantías de que la comida, la compañía o un cambio de pañal estaban en camino. No es que ella entendiera, por supuesto, pero confiaba en que su madre la cuidaría. Kayden no podría haber pedido más. Literalmente, no había nada que Aster pudiera hacer, tener o ser que la hiciera mejor de lo que era.
De una manera extraña, Kayden suponía, se refugió en Aster. Encontró un ancla en compañía de su hija, en medio de un mundo en el que tenía pocas esperanzas.
Tomó fuerza de voluntad obligarse a sí misma a alejarse, a alejarse silenciosamente de la guardería y entrecerrar la puerta detrás de ella. Cuando vio a Theo, regordete de quince años, sentado frente a la televisión, se sintió momentáneamente desorientada.
Entonces sintió una punzada de culpa. Se había olvidado del chico, en medio del cuidado de Aster y sus preparativos para la noche.
“Theo, lo siento”, dijo ella. El muchacho había quedado cautivado por los votos finales de un programa de reality show, pero no pensó ni un segundo en silenciar la televisión y prestar toda su atención a Kayden. “He estado tan ocupada, no te he alimentado.”
“Está bien”, respondió Theo, rompiendo el contacto visual. No era así.
“Mira, voy a salir-”
“¿En disfraz?”
“Sí”, respondió Kayden. Trató de leer la expresión en la cara del niño, pero Theo era un muro de piedra. Tenía que serlo, realmente, en donde había crecido.
Resistiendo el impulso de comentar o presionar al chico para que ofreciera algún comentario, crítica o apoyo, Kayden continuó, “Te dejo aquí treinta dólares en la mesa de la cocina. Si deseas usarlo para ordenar delivery, por favor siéntete libre. De lo contrario, saquea mi alacena, mi nevera o usa el dinero para ir a la tienda en el vestíbulo, ¿de acuerdo? Si decides alquilar una película, déjala aquí para que la lleve de vuelta.[1]Es posible que quiera verla.” Kayden sonrió, tratando de fomentar la misma expresión en él.
“Está bien”, dijo Theo, con el rostro inexpresivo. “¿Cuándo vas a estar de vuelta?”
A tiempo para llevarte de vuelta a casa de tu padre, Kayden estuvo a punto de decir. Entonces ella tuvo una idea, “Podría puede que llegue tarde. ¿Estaría bien si pasas la noche? Tendrías que revisar a Aster cada pocas horas. Mantener un oído abierto en caso de que ella llore. Te pagaría la noche completa de niñero.”
Los tiempos en que Theo dejaba que un atisbo de emoción se mostrara eran pocos y distantes. Una sonrisa, genuina, tocó la cara de Theo, y casi rompe el corazón de Kayden en el proceso.
“Me encantaría”, respondió Theo, diciéndolo con honestidad.
“Entonces está arreglado. Lamento interrumpir tu programa”, dijo.
“Está bien”, dijo Theo, solo un toque demasiado rápido. Al parecer no estaba bien, pero nunca lo admitiría. Nunca podría admitirlo. Kayden sintió un destello de odio por el hombre que había erosionado cada gramo de personalidad y asertividad de su hijo. Ella daría la mano derecha por un comentario sarcástico, que girara los ojos o que la ignorara en favor de un programa de televisión.
Tenía que consolarse a sí misma de que al menos le estaba dando a Theo un respiro de una noche de ese hombre. No era suficiente, por supuesto, pero había tan poco que podía hacer. Todo lo que ella podía ofrecer eran pequeñas amabilidades, pequeños gestos de amor y afecto, y la esperanza de que ayudaran. Con eso en mente, Kayden se tomó el tiempo para sacar algunas sábanas y colocar el otro sofá para que Theo se sintiera cómodo cuando terminara de ver la televisión.
Cuando terminó, revisó dos veces el televisor para ver que no estaba interrumpiendo nada, y le dijo a Theo: “Deséame suerte.”
“Buena suerte”, respondió el chico, en un tono que era puro artificio. Las palabras falsas afectaron a Kayden más que si Theo no hubiera dicho nada en absoluto. Esta noche no era la noche para enfrentar ese problema. Ella salió del apartamento, cerrando la puerta detrás de ella. Subió las escaleras hasta el techo y se quitó la bata de baño. La prenda entró en el espacio entre dos jardineras, donde nadie la encontraría a menos que la estuvieran buscando.
Luego dio un paso más allá del borde del techo.
El viento le rasgaba el pelo y soplaba frío contra su cara. Mientras ella se tambaleaba cabeza abajo, viendo solo los destellos de las farolas y los autos debajo de ella, ella esperó. Su edificio de apartamentos tenía quince pisos de altura, lo que le daba menos tiempo del que cabría esperar. Todo lo que tomaría sería un segundo de duda, un error, una momentánea vacilación, y ella golpearía con el suelo.
Aster. Era apropiado que ella pensara en su hija. Ella siempre lo hacía, en estos días, cada vez que saltaba. Se había convertido en un ritual, como si no pudiera ir a limpiar la ciudad si no se recordaba a sí misma por qué lo estaba haciendo.
La energía inundó su cuerpo. Todo el cielo se iluminó con un brillante y cegador destello de luz. Para cuando las manchas desaparecieron de los ojos de la gente en la calle, ella ya se había ido, precipitándose sobre el centro de Brockton Bay, un rastro de luz blanca detrás de ella.
Kayden no usaba una máscara, pero no era necesario. Con sus poderes activos, su cabello castaño y sus ojos se volvían de un blanco radiante, emanando una luz tan brillante que era imposible mirarla directamente. La tela de su traje de alabastro también irradiaba un suave resplandor que se ondulaba como la luz sobre la superficie del agua.
Su rutina habitual era patrullar durante una hora o dos, tener una idea de las cosas, y luego tomar medidas donde ella creía que era más apropiado. Esta noche, sin embargo, estaba frustrada, y ni siquiera había empezado.
Hace un año, había convertido el ABB en un objetivo prioritario. De tres a cinco veces a la semana, ella había llevado a cabo ataques quirúrgicos contra las operaciones de bajo nivel de la banda, interrumpiendo envíos, golpeando a traficantes y matones, atacando sus lugares de negocios y todo el tiempo ella había estado recopilando información. Esa información había dado sus frutos de vez en cuando; se había enfrentado directamente con Lung en no menos de cuatro ocasiones, había encontrado a Oni Lee en dos. En todos menos en uno de esos encuentros, ella los había forzado exitosamente a retirarse, a abandonar lo que sea que estuvieran haciendo en ese momento. Esos eran los buenos días.
Hubo días malos también. La mayoría de las veces, ella hacia énfasis en maltratar a los miembros del nivel más bajo de la pandilla cuando los había derribado, lo suficiente como para hacer que reconsideraran su elección de carrera. Hacer que consideren ir a otra ciudad. En un momento dado, Lung le tendió una trampa y logró devolverle el favor. Le había tomado dos meses recuperarse de todas sus heridas. Otros días, que de alguna manera fueron peores, se encontró luchando por hacer una diferencia, llegando a la comprensión de que no había logrado cambiar las cosas.
Esta semana ha sido una larga serie de esos días malos. Cuando leyó en las noticias que Lung había sido detenido, ella había despejado su agenda. Kayden había tomado sus días de vacaciones y había llamado a Theo para hacer de niñero. Había sido la mejor oportunidad que tenía, pensó, de limpiar el ABB de una vez por todas. Sacar esa escoria de su ciudad, mientras ellos no tienen liderazgo.
Cinco de sus siete días de vacaciones habían pasado, y ella no había logrado nada. Menos que nada. Se estaban volviendo más fuertes.
Rompiendo su ruta de patrulla habitual, se dirigió directamente a la parte norte de la ciudad e investigó los Muelles. Estaba vacío de miembros de ABB, aparte de dos chicas coreanas que estaban tomando un descanso de prostituirse cerca del ferry, hablando con su anciano, gordo y matronal chulo. Kayden resistió el impulso de tomar medidas y huir, se resistió a interrogarlos por información. Ella había hecho eso anoche con un grupo de comerciantes, y logró poco o nada.
El ABB todavía estaba activo. Incluso con su jefe fuera, estaban más organizados de lo que habían estado bajo la influencia de Lung. Pero sus interrogatorios no pudieron obtener detalles sobre por qué. Incluso los brazos y las piernas rotas no habían lastimado o asustado a los matones lo suficiente como para que hablaran sobre lo que estaba pasando.
Esta era la situación, por lo general, en la que Kayden acudía a los informantes en busca de información, resucitaba viejas alianzas y obtenía ayuda para aplastar al ABB antes de que pudiesen recuperar el equilibrio. Ella había perseguido a viejos amigos, contactos y compañeros de equipo hace tres días, y se había sentido frustrada por la falta de respuesta, la falta de entusiasmo. Max, el padre de Theo, tenía la culpa de eso. Tal como ella había dejado a su equipo como una persona más rota de lo que había estado cuando se unió, otros pasaron por la misma experiencia. Con carisma y un gran sentido de la gente, Max había convencido a personas de todo el país para que se unieran a su equipo. Con la misma facilidad, él los había desarmado sin que se dieran cuenta de que lo estaba haciendo. Confianza rota, atormentados por las dudas, paranoicos con respecto a todos menos al hombre que había causado la paranoia en primer lugar, dividieron el equipo. No es que a Max le importara. Siempre había un nuevo suministro de reclutas con espíritu en los ojos listos para reemplazar a cualquiera que se rompiera.
Ahora la mayoría de la pandilla había desaparecido, posiblemente en un gran trabajo, y no tenía idea de dónde. Ella no tenía idea de dónde averiguarlo. Kayden apretó los dientes. Esto no estaba funcionando. Si iba a hacer algún progreso antes de que se acabaran sus vacaciones, tenía que actuar ahora. Hacer un trato con el diablo.
Ella regresó al centro. Era difícil navegar por las calles desde tan alto, incluso si eran caminos a los que ella viajaba a diario como su versión civil. Desde aquí, todos los edificios parecían iguales, con exteriores espejados y tejados de grava. Dos veces, dio vueltas alrededor de los pisos superiores de los edificios equivocados, buscando el logo en el costado del edificio que diferenciaba al edificio de Max de los demás.
La corona negra sobre un fondo rojo y amarillo. Se detuvo cuando lo vio, maldijo por lo bajo. Cuando ella se acercó, ella lo vio, todavía en su oficina. No era tan inusual, había trabajado hasta tarde todas las noches de su matrimonio. Tenía una laptop directamente frente a él, un sándwich en una envoltura de papel a su derecha, y una serie de papeles extendidos sobre el escritorio a su izquierda. Se giró para mirarla cuando ella se acercaba a la ventana, sonrió suavemente.
Maldito sea, era cinco años mayor que ella, con treinta y cinco años, y todavía era el hombre más atractivo que jamás había mirado a los ojos. Incluso las arrugas en las esquinas de sus ojos solo lo hacían más atractivo. Se había quitado la corbata y la chaqueta del traje, y las mangas de su camisa estaban enrolladas hasta la mitad de sus antebrazos, lo que la obligó a notar que todavía estaba entrenando.
Esperó, con las manos cruzadas sobre el estómago, la más leve expresión de diversión en su rostro. Ella sabía que él era capaz de abrir la ventana de su oficina. Estaba esperando que ella pidiera entrar. Era el tipo de pequeña demostración de poder que tanto le gustaba.
En otra noche, ella habría probado su voluntad contra la de él. En vano, por lo general, pero ella lo habría intentado. Probablemente hubiera terminado con ella yéndose volando, dejando en claro que podría prescindir de su ayuda. Esta noche, sin embargo, sintió la frustración de sus “vacaciones” infructuosas y se dispuso a extender la mano y golpear la ventana.
Antes de que pudiera golpear sus nudillos contra ella por segunda vez, hizo clic y se abrió hacia arriba. Ella navegó a su alrededor para abrirse paso. No pareció mover un músculo cuando abrió la ventana. Le gustaba pequeñas demostraciones como esa. Puso un pie en la alfombra de la oficina y dejó que la luz brillaba desde su interior se desvaneciera. Su cabello dejó de agitarse y retorcerse en respuesta a la energía que ondulaba a través de él, quedando flácido y volviéndose marrón. Sus ojos se oscurecieron a su color avellana oscuro. Podía escuchar un clic seguido por el más leve siseo cuando la ventana se cerró lentamente detrás de ella.
“Kayden. Ha pasado un tiempo”, logró saludarla y hacer que pareciera una crítica en el mismo aliento. Dio media vuelta para escribir en su computadora, y las luces de la oficina se ajustaron a un destello de halógeno. Cerró los ojos brevemente y se deleitó con el resplandor, sintiendo que su suministro interno de energía se recargaba.
“Max. Gracias por la luz.”
“¿Asumo que estás bien?”
“Estoy bien.”
“¿Y nuestra hija?”
“Aster está bien”, dijo, con la mayor calma posible, mientras su pulso latía en sus oídos. Ella sabía que realmente no le importaba. Él le estaba haciendo saber que no se había olvidado de Aster, recordándole que él, en cualquier día y en cualquier momento, podría tomar la custodia de su bebé. Él tenía el dinero, tenía los contactos. Ella sería incapaz de detenerlo. Ella recordó mencionar, “Theo la cuidará esta noche.”
“Lo sé. Llamó un poco antes para preguntar si podía pasar la noche. Le dije que estaba bien. Le hará bien pasar tiempo contigo y Aster. Algunas influencias femeninas en su vida.”
Kayden respondió con un brusco asentimiento. Para cualquier otra persona, esta conversación habría sonado perfectamente inocente. Como alguien que había trabajado junto a Max durante diez años y se había estado casada con él por uno, sabía que esto era todo negociación. Estaba dejando claro que le estaba haciendo un favor, y que esperaría una recompensa en algún momento, esta noche o dentro de una semana. Así era él, siempre jugando por el poder, por la ventaja, por el dominio. Todo el tiempo, él lo estaba haciendo de una manera que no podrías enfrentar. Si ella lo señalaba, él jugaría inocente y se vería como la loca, la que estaba equivocada. A veces incluso a sí misma.
“Entonces, ¿qué puedo hacer por ti?”, Se reclinó en su asiento.
“Los ABB carecen de liderazgo. O, al menos, carecen de liderazgo experimentado. Quiero derribarlos antes de que se reagrupen. Para hacer eso, quiero reunir a nuestro antiguo equipo.”
“Y admites que no puedes hacerlo sin mi ayuda.”
“Sí”, le dolió admitir.
“No estoy interesado”, dijo, dando vueltas en su silla para mirar la computadora. Hubo un clic, y la ventana detrás de Kayden comenzó a abrirse nuevamente. A medida que el aire soplaba desde el exterior, un mechón de cabello le atravesó la cara. Ella lo colocó detrás de su oreja.
“He hablado con los demás, pero nadie que haya trabajado para ti está dispuesto a ser el primero en unirse a mí. Algunos dicen que están preocupados de que te ofenderán. Otros simplemente están asustados, o ya se dieron por vencidos. Me preguntan por qué un grupo de sus rechazados lo haría mejor de lo que habían logrado como parte de su equipo. No estoy llegando a ningún lado, y el tiempo se acaba. Todo lo que tomaría sería una palabra de ti, y tendría un equipo de cuatro o cinco personas. Con eso, podría exponer y aplastar al ABB.”
Max se levantó y se sentó en el borde de su escritorio para mirar a Kayden, “No veo que valga la pena el esfuerzo. ¿Qué hay para mi ahí en esto?”
“Para empezar, la ABB se habría ido.”
“Se irán eventualmente. Soy paciente ¿Qué más?”
“No tengo nada más que ofrecerte, Max”, respondió ella. Eso era una mentira, lo sabía… pero lo más cercano que tenía a una moneda de cambio era algo que nunca abandonaría en un millón de años. Nunca Aster.”
“Te quiero a ti. En mi equipo otra vez.”
“No.”
“Serías mi segunda al mando. Hablaría con los antiguos miembros del equipo y les pediría que formaran un grupo aparte que trabajase bajo tus órdenes. Tendrías que verificar conmigo todo lo que haces, pero aparte de eso, serías completamente autónoma. Libre de usar a tu equipo como mejor te parezca.”
Aparte de eso, pensó ella. Como si fuera intrascendente, estar chequeando con él en cada movimiento que ella hiciera. “No estoy de acuerdo con la forma en que haces las cosas. No quiero asociarme contigo.”
Él rió, gutural, profundo, mientras ella permanecía allí en un silencio sepulcral.
“Kayden”, dijo, cuando se detuvo, “Ya estás asociada conmigo. La gente dice nuestros nombres al mismo tiempo, incluso cuando no hemos trabajado juntos en dos años. Cuando mi nombre aparece en los periódicos, el tuyo nunca se queda atrás.”
“Estoy trabajando para cambiar eso.”
“Y trabajarás en contra de esa impresión durante décadas, sin ningún efecto, te lo garantizo.”
Kayden se volvió y miró por la ventana, no queriendo mirar a Max con sus brillantes ojos azules por más tiempo.
Continuó, y ella supo que él estaba sonriendo con aire de suficiencia, incluso sin mirarlo, “Independientemente de nuestros diferentes métodos, siempre compartimos los mismos objetivos. El limpiar este sucio mundo nuestro.”
“Lo haces poniendo drogas en la calle, robando, extorsionando. No puedo estar de acuerdo con eso. Nunca lo hice. No tiene sentido, mejorar las cosas empeorándolas.”
Max sonrió, “Es feo en la superficie, pero es más dinero, más poder, y me da la influencia para realmente afectar las cosas. Las únicas personas a las que lastimé son las mismas personas que causan los problemas en primer lugar.”
Era un estribillo que había oído tantas veces antes. Ella se cruzó de brazos.
Cambió de táctica, “Déjame preguntarte: ¿prefieres hacer las cosas a tu manera, sin cambiar las cosas o preferirías trabajar bajo mis órdenes y hacer una diferencia?”
Estoy haciendo una diferencia”, respondió Kayden, “estoy trabajando para hacer de este mundo un lugar mejor.”
“Por supuesto”, respondió, y ella no perdió el rasgo de condescendencia en su voz, “Dejaste a mi equipo para hacer un buen trabajo, es pura coincidencia que sean criminales negros, marrones o amarillos a los que apuntas.”
Kayden frunció el ceño, “Es difícil de evitar, cuando la única banda notable de blancos es tuya. Algunos viejos amigos y aliados siguen trabajando para ti… No puedo atacarlos, ¿o sí? Estoy trabajando para mejorar nuestra ciudad, pero no voy a golpear a las personas con las que he salido a beber.”
“Y en el proceso, estás haciendo poco para cambiar la idea de que eres parte del Imperio Ochenta y Ocho”, sonrió Max, “es divertido escucharte que intentar justificar tu perspectiva, pero estás ignorando la incómoda verdad. Corta esta basura y dime que no sientes algo diferente cuando miras una cara negra, en comparación con cuando miras una blanca.”
Kayden no tenía una respuesta para eso. Era su culpa, realmente. El jugador de béisbol de la escuela secundaria que le gustaba cuando ella estaba en la escuela media[2] terminó siendo la misma persona que se acercó primero a ella cuando comenzó a salir de traje. Cegada por su buena apariencia y su habilidad con las palabras, había sido persuadida, convencida de su forma de pensar. Ella había tratado de cambiar su punto de vista desde el divorcio, pero había visto mucho en sus diez años como miembro de su equipo. Era imposible mirar la ciudad ahora e ignorar el hecho de que demasiado de lo que lo convertía en un lugar más feo para vivir y criar a un niño podía rastrearse hasta el mismo tipo de personas. Claro, los blancos también tenían criminales, pero al menos eran jodidamente civilizados.
Cuando no hubo respuesta, Max dijo: “Eso es lo que pensé. Sin embargo, nuestros métodos difieren, independientemente de si está dispuesta a admitirlo en voz alta, creo que compartimos una perspectiva muy similar. Mi oferta es esta: déjame demostrar que mis métodos funcionan. Únete a mi equipo, sirve como mi segunda al mando por un año más. La única persona a la que respondes es a mí, y te doy un equipo propio. Puedes elegir a tu propio escuadrón entre nuestros posibles miembros y ex miembros, aunque no puedo garantizar que todas las personas que menciones quiera participar...”
“Max…” Kayden negó con la cabeza.
“La parte final del trato es esto. Si no estás satisfecha con cómo fueron las cosas cuando tu año termina, Imperio Ochenta y Ocho es suyo. Por completo, incluido mi negocio, cada empleado, cada activo, legítimo o no. Me convierto en tu segundo al mando y sigo tus órdenes. Puedes convertir a Imperio Ochenta y Ocho en un esfuerzo humanitario, vender el negocio, convertirnos a todos en superhéroes. No me importa. Si no puedo impresionarte, entonces lo que estoy haciendo simplemente no vale la pena.”
Eso llamó su atención. Años atrás, Kayden probablemente habría aceptado una oferta como esta sin pensarlo dos veces. Estar casada con Max durante once meses, darse cuenta de quien realmente era, le había dado perspectiva y precaución. Ella lo consideró por unos largos momentos, tratando de descubrir el ángulo. Él estaba diciendo la verdad, ella lo sabía. Fuera lo que fuese Max, no rompería su palabra sobre algo como esto.
“¿Está fallando el negocio?”, Preguntó. ¿Ella estaba recibiendo un premio trampa?
“Prosperando. Lo prometo.”
“¿Qué quieres que haga?”
“Lo mismo que hiciste antes. Serías mi peso pesado. Mi agente. Si necesitara que hicieras un ejemplo de alguien, lo harías. La única diferencia entre entonces y ahora es que mi Imperio es más grande. Mejor. Tú y yo podemos tener un mayor impacto.”
Más sangre en mis manos. Cuando el pensamiento cruzó por su mente, miró sus manos enguantadas. Tela blanca prístina, marcada por el resplandor de las luces halógenas. Sabía lo que él estaba haciendo, sabía cuándo decidió venir. Encontraba la debilidad de una persona, la atacaba y la aprovechaba. Sabía que estaba frustrada con sus esfuerzos como agente solitaria, probablemente había planeado esta conversación días o semanas atrás, poniéndola en práctica mentalmente, teniendo una respuesta preparada para todo lo que pudiera decir. ¿Cómo podría competir con eso, cuando rara vez miraba más allá de las próximas veinticuatro horas? Era solo cómo ella era, cómo pensaba.
Probablemente por eso eran tan efectivos como pareja, se vio obligada a admitir.
“Así que te pregunto de nuevo, Kayden, ¿quieres pasar el tiempo sin poder hacerte un nombre por tu cuenta, o estás dispuesta a unirte a mí para cambiar realmente las cosas? Ven conmigo y te garantizo que ganas de una manera u otra.”
Sus ojos se iluminaron, y su cabello comenzó a ponerse blanco desde las raíces hacia afuera. En unos momentos, ella era su alter ego radiante. Purity.[3]
Como en respuesta, tomó un abrecartas y lo sostuvo frente a su pecho. Cuchillas de metal comenzaron a ramificarse desde allí, cada una convirtiéndose en más. Lento al principio, la red de metal rápidamente abarcó su pecho, y luego el resto de su cuerpo. Barras, cuchillas, tubos y láminas del metal encontraron su lugar a su alrededor. Con su poder, ella sabía, él podía hacer brotar el metal de cualquier superficie sólida a su alrededor, incluido el metal que ya había creado. Con la misma facilidad con la que podía arrojar lanzas de hierro de nueve metros de altura desde el suelo o las paredes, creó una armadura finamente trabajada y luego la embelleció con cuchillas y púas. Terminó con una corona desigual de cuchillas.
Extendió un guantelete, lo dejó allí para que lo tomara. Era el gesto más pequeño, nunca hacia un movimiento en el que alguien pudiera rechazarlo, dejarlo plantado, y significaba todo para ella, incluso cuando sospechaba que estaba calculado precisamente por ese efecto.
Perdóname, Aster, pensó ella. Estoy haciendo esto por ti.
[1]¡En el mundo de Worm todavía rentan películas físicas!
[2]La escuela media es entre la primaria y el secundario, la edad varia según el estado, pero es entre los 10 y 14 años, empezando la secundaria entre los 14 o 15 años. Según esto y la edad de Kayden y Max, ellos se conocieron cuando tendrían 13 y 18 años respectivamente.
[3]Purity: Lit. Pureza, alusión tanto a su poder de luz blanca como a la ideología de pureza racial.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.02 23:14 CharoMariposa PP, el hundimiento: los sociólogos no habían visto un desplome igual desde la desaparición de UCD

https://www.eldiario.es/politica/PP-hundimiento-sociologos-visto-UCD_0_777622927.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Socio&utm_campaign=18-06-02-adelanto&goal=0_10e11ebad6-990bbf0dce-56757977
En las oficinas de Metroscopia no se había visto un hundimiento semejante de un partido en el Gobierno desde los tiempos de UCD, que acabó desapareciendo tras las elecciones de 1982 que hicieron presidente a Felipe González y destruyeron la carrera política de Adolfo Suárez. Los paneles de la empresa de sondeos en la última semana, cuando se debatía la moción de censura en el Congreso de los Diputados, revelan que solo uno de cada diez encuestados dice que votaría al PP en unas elecciones generales.
Son datos en bruto, sin cocina, que no tienen en cuenta el recuento de voto ni otras correcciones y por tanto no pueden ser extrapolables a unas elecciones, pero sirven para medir el agujero en la credibilidad del partido tras la sucesión de escándalos. Las encuestas de la última semana, tras la sentencia de Gürtel, apuntan a que la correlación de fuerzas en el centro-derecha se ha dado la vuelta con respecto a 2016, cuando se celebraron las últimas generales.
José Juan Toharia, presidente de Metroscopia atiende a eldiario.es este jueves, pocos minutos después de que el PNV haya anunciado el voto a favor de Pedro Sánchez y decantado la moción de censura: "La intención directa del PP sin cocina es estrepitosamente baja, similar a la que tenían Izquierda Unida o UPyD en 2013, antes de que surgiese Podemos. La gente del PP está escondida. Pero no hay un voto oculto de magnitud suficiente que haga prever una recuperación. Ciudadanos ha llegado al 20% de intención directa, sin cocina, casi siempre duplicando al Partido Popular. Con una participación del 70% en unas elecciones, eso puede traducirse en un 32% del voto. Es lo que hemos visto en los últimos dos días. El modelo es calcado al de 2016 cambiando al PP por Ciudadanos. Ese es ahora el escenario. Desde el desplome de UCD en España no se ha visto una cosa igual en un partido en el Gobierno, aunque hay que tener en cuenta que ahora conviven cuatro grandes partidos y esta es una circunstancia nueva".
Lo sucedido en Cataluña en diciembre, donde el partido de Albert Rivera ganó las elecciones y borró del mapa al Partido Popular, convertido en última fuerza por detrás de la CUP, ha desatado el pánico en algunos sectores del PP que temen situaciones parecidas tras las municipales y autonómicas de 2019. La preocupación general después de las catalanas empujó a Rajoy a comparecer el pasado enero para anunciar que la maquinaria electoral popular se ponía en marcha. El partido programó una convención en Andalucía para lanzar la precampaña pero quedó sepultada bajo el embrollo del máster de Cifuentes. Y desde entonces todo ha ido a mucho peor: Cifuentes, una de las caras nuevas del PP está fuera de la Comunidad de Madrid y de la política, el portavoz parlamentario que eligió Rajoy a su llegada al PP, Eduardo Zaplana, ha sido detenido y encarcelado por blanqueo de capitales... Un aperitivo, antes de la sentencia de Gürtel condena al PP por lucrarse de la corrupción y da por probado que se financió en negro durante 20 años. El tribunal califica de paso como "inverosímil" la explicación del presidente del Gobierno durante el juicio en las que negaba la caja B.
Manuel Cobo, mano derecha de Alberto Ruiz Gallardón en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, ex responsable de Política Municipal del PP y uno de los dirigentes que más ha analizado la demoscopia en los últimos años, admite el mal momento por el que pasan los conservadores pero recomienda desmitificar las encuestas: "En los sondeos que manejábamos año y medio antes de las elecciones de 2015, los gobiernos de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento, los iba a decidir UPyD, que finalmente no sacó nada. En circunstancias tan complicadas y difíciles, cuando hay hechos como la detención de Zaplana, la sentencia de Gürtel, hay gente que oculta su voto. A mí me parece que Rajoy ha hecho una gestión excelente, teniendo en cuenta de dónde se partía. Estábamos muy mal económicamente. Hemos salido de la crisis, es cierto que con unos salarios más bajos pero la situación es infinitamente mejor. Ya no recordamos aquellos días en que todas las portadas coincidían en que nos iban a rescatar. Pues eso no ha pasado. Pero es cierto que la corrupción nos ha destrozado y contra eso es imposible luchar. Durante las municipales de 2015 recuerdo que uno de los audios que salió era un señor hablando en valenciano contando billetes". Se refiere al expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, que reventó aquella campaña, uno de los muchos sumarios que sacudieron al partido.
Todo el PP ahora mismo está noqueado tras perder el Gobierno central: no solo el presidente y los ministros tendrán que hacer la maleta, tras ellos irán directores generales, jefes de gabinete, asesores, periodistas... Centenares de personas han perdido su trabajo de un día para otro. Y se suman a los miles que ya tuvieron que desfilar después de las autonómicas y municipales de 2015 cuando los populares se dejaron casi todo el poder que habían alcanzado cuatro años antes. De aquella hegemonía no queda nada: ya solo gobierna con mayoría absoluta en Galicia, y las principales capitales se le han escapado. La hemorragia dura ya varios años y se nota en las sedes.
La sangría se nota en las sedes
La dirección del PP se resiste a facilitar datos sobre la pérdida de militantes. Rajoy ha contado en muchos mítines que llegaron a ser 900.000 afiliados y que por eso es el partido que más se parece a España. Fuentes populares admiten que la cifra de afiliados se ha caído estos últimos años y que además tienen un problema grave en Nuevas Generaciones, la cantera del partido, que no solo no suma nuevos miembros sino que ha sufrido también bajas relevantes durante los últimos años.
En la acera de enfrente la tendencia es la contraria. La afiliación a Ciudadanos ha crecido un 40% desde septiembre y ha pasado de 23.000 a 35.000. Solo en mayo el partido ha sumado 2.000 militantes, según los datos que facilita la secretaría de Organización que dirige Fran Hervías. Ciudadanos crece en todas las comunidades pero multiplica su presencia en aquellas autonomías más sacudidas por la corrupción del PP. Aparte de Cataluña, donde nació y acaba de ganar las elecciones con Inés Arrimadas de candidata, la mayor parte de sus bases están en Valencia, Madrid y Murcia. Su lista de inscritos que agrega también a los simpatizantes que no pagan cuotas asciende a 162.000 personas.
Pedro Puy, portavoz parlamentario del PP en Galicia, y responsable del programa electoral en la única comunidad donde el partido ha logrado tres mayorías absolutas consecutivas desde que estalló la crisis, asume los malos tiempos que vive su organización pero sostiene que el partido ya ha demostrado otras veces su capacidad de regeneración y rechaza cualquier comparación con UCD, que agonizó tras la caída de Súarez y acabó desapareciendo. "Hay dos diferencias muy claras. El PP, igual que Alianza Popular, no fue un partido que se hiciese desde el poder como UCD sino desde la calle. AP no heredó las estructuras de poder de la UCD en la Transición, de aquel aparato de viejos mandos del franquismo, AP se hizo en la oposición contra el Gobierno. Igual que el PP nace en la oposición al PSOE y tampoco es una implantación desde arriba, sino desde abajo en la calle. Se hizo fuerte en la calle, tiene una gran implantación social y en esas condiciones es más difícil que te desplacen, aunque el riesgo está ahí."
José Pablo Ferrándiz, sociólogo e investigador principal de Metroscopia, autor del libro El voto huérfano, avisa de que tras el derrocamiento de Rajoy estamos ante un tiempo nuevo: "A partir de ahora, el escenario en las encuestas será otro. Y no sabemos si la presidencia de Sánchez puede movilizar al PP o concentrar el voto útil en Ciudadanos. Desconocemos lo que puede ocurrir a partir del lunes en los sondeos. La duda es si ese voto va a resistir en Ciudadanos. Es difícil que el PP baje de ese suelo del 10% en intención directa sin cocina, que puede ser un 14% o un 17% en las elecciones, pero a la vez un tercio de su electorado se ha ido a Ciudadanos y cada vez parece más difícil su regreso al PP".
A su lado, Toharia, su jefe en Metroscopia, sostiene que en el actual contexto el PP tiene pocas cosas que celebrar aunque también aleja el fantasma de UCD: "De los votantes que quedan en el PP, dos de cada tres aprueban la gestión de Mariano Rajoy. Eso es una buena noticia para ellos y no parece que sucediese con el partido de Suárez. No creo que pueda desaparecer el PP, pero no descartaría una refundación o incluso un cambio de nombre. Quedan todavía muchos juicios de corrupción por salir y la marca está muy asociada a los escándalos. Convergencia i Unió tuvo que hacerlo en Cataluña. Veremos..."
Desde el PP gallego, Pedro Puy, uno de los hombres del presidente, Alberto Núñez Feijóo, que suena con fuerza en las quinielas internas para suceder a Rajoy, defiende que su partido todavía tiene fortalezas: "Frente a Ciudadanos, que es más un producto de marketing que se ha adaptado bien a la sociedad digital, el PP tiene una referencia ideológica clara, una implantación fuerte en el territorio y en la calle. Además el sistema electoral español favorece a los partidos más votados en cada provincia y ahí el PP todavía es más fuerte. La sustitución del espacio de centro-derecha que se ha dado en Cataluña en el resto de España yo no la veo".
Reaparece Aznar
Con semejante panorama, el martes reaparece José María Aznar, quien después de mucho tiempo ha programado un acto en su fundación, FAES, ya desvinculada del Partido Popular. El expresidente ha sufrido también mucho desgaste interno -no solo se le acusa de deslealtad con Rajoy, el líder al que nombró, por sus piropos constantes a Albert Rivera estos últimos años, sino que buena parte del partido recuerda que el origen de Gürtel estuvo en su Gobierno- puertas adentro en el PP se teme otra diatriba de Aznar contra el PP y su líder que todavía no ha desvelado su futuro.
De momento, no se han producido fugas de cargos relevantes a Ciudadanos ni de agrupaciones de electores, como si pasó en su día a UCD hacia AP o el PSOE pero el riesgo está ahí. En Galicia, por ejemplo, el fichaje estrella de Feijóo para su primer Gobierno en 2009, Javier Guerra, un empresario de éxito en el sector textil, negocia su incorporación al partido de Rivera tras perder las primarias para liderar el PP vigués. Junto a él prometen irse medio centenar de militantes.
El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo hizo ver este viernes que la moción de censura ha provocado una marea de solidaridad en las sedes y el retorno de algunos afiliados.
El pánico a la desbandada sigue y son muchos los que reclaman un congreso extraordinario que elija a un nuevo líder sin pasado para encarar el futuro que viene. Pero también eso entraña amenazas: que una vez perdido el Gobierno que servía de argamasa el partido se sumerja en una lucha de familias en vísperas de una campaña electoral determinante.
submitted by CharoMariposa to podemos [link] [comments]


2018.04.23 20:24 DrGenial [Te ELI5eo] La Constitución Nacional - Parte 2

Por si te perdiste la parte 1, link. En la primer parte llegamos hasta el art. 13. En esta entrega, vamos con los artículos 14 a 21.
Art. 14) Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.
Básicamente, todos tenemos derecho a hacer lo que queramos: trabajar, estudiar, comerciar, hacer las peticiones que queramos al Estado, salir y entrar al país, publicar en la prensa lo que queramos sin censura previa, usar nuestra propiedad como queramos, etc.
Ojo, esto es el derecho a que podamos hacerlo y nadie nos lo impida. No significa que el Estado tiene que asegurarnos todas estas situaciones. Simplemente, debe garantizar que las reglas del juego permitan que las personas puedan hacer su vida libremente.
Art. 14 bis) El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor, jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial.
Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.
El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.
En medio de la Constitución quedó este artículo 14 bis, porque fue un agregado de perón.
Contempla muchas cuestiones que son derechos laborales básicos (como descanso, vacaciones, etc.) que previo a su inclusión en la CN muchas (no sé si todas) ya existían. Simplemente les agregó una nueva capa de protección.
Los derechos incluidos (en un 90%) están muy bien, son necesarios, la protección es bienvenida. El problema en realidad (a mi criterio) está en cómo fue reglamentado todo en la ley laboral (donde están los verdaderos abusos contra los empleadores).
Dicho esto, las cuestiones realmente criticables (a mi entender) del 14 bis son:
  • Participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección: Honestamente, no recuerdo los fundamentos exactos, pero esto nunca fue aceptado en nuestra jurisprudencia, por más que el derecho exista (vagamente recuerdo que esto chocaba con otros derechos protegidos constitucionalmente, y que nunca fue debidamente reglamentado en la ley). Lo que sí puedo decir es que es ridículo que haya sido incluido como un derecho constitucional, cuando el empleado no participa en las pérdidas ni tiene derecho alguno sobre los bienes de su empleador. Ni hablar del derecho al control de producción y colaboración en la dirección. Por suerte este tipo de cuestiones ridículas en contra del derecho a la propiedad privada jamás tuvieron mayor aceptación.
  • Protección contra el despido arbitrario: Como dije en muchos threads, castigar el despedir a alguien sin motivos termina obstaculizando la creación de trabajo, porque tomar un empleado implica un compromiso que solo el empleado puede extinguir sin mayores costos. Y en nuestro derecho, estos costos pueden ser gigantes. Realmente gigantes.
  • Estabilidad del empleado público: Lo que nació como una protección para que cada gobierno que entraba no despida a todos y tome gente propia (lo que es algo positivo) se implementó de forma tal que cada parásito estatal que quiere vivir como ñoqui por el resto de su vida esté enquistado en su escritorio en alguna dependencia estatal viviendo de nuestros impuestos de por vida y haciendo su trabajo de forma espantosa. Protección contra el despido irracional: sí. Impedir expulsar inútiles: no.
Art. 15) En la Nación Argentina no hay esclavos: los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constitución; y una ley especial reglará las indemnizaciones a que dé lugar esta declaración. Todo contrato de compra y venta de personas es un crimen de que serán responsables los que lo celebrasen, y el escribano o funcionario que lo autorice. Y los esclavos que de cualquier modo se introduzcan quedan libres por el solo hecho de pisar el territorio de la República.
Oficialmente, la esclavitud no existe en Argentina desde hace muchísimo tiempo. En su momento, fue algo importante de consignar en la Constitución porque seguía existiendo en muchos lugares. Es una de las pocas cosas de las que nos podemos enorgullecer.
Art. 16) La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.
¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!
Perdón. Este artíc… ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!
Vamos de vuelta. Según este artículo, todos deberíamos ser idénticos ante la ley. O sea, no debería haber cargos estatales hereditarios, no deberían tratarte como si fueras un semidios por tener un cargo importante en el Estado, deberían imponer los impuestos de manera equitativa, etc. A man can dream.
Art. 17) La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el Artículo 4º. Ningún servicio personal es exigible, sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley. La confiscación de bienes queda borrada para siempre del Código Penal argentino. Ningún cuerpo armado puede hacer requisiciones, ni exigir auxilios de ninguna especie.
Lo que nos (debería) diferenciar de países de cuarta que fueron full comunista: la propiedad es inviolable. Es el derecho a la propiedad privada. Lo que es tuyo, nadie te lo puede quitar salvo que haya una sentencia judicial que lo justifique. No te pueden confiscar bienes por delinquir (ojo, no significa que si robaste algo no lo puedan recuperar, significa que si te condenan por homicidio, por ejemplo, la condena no puede además incluir que te despojen de tus bienes).
Para expropiar un bien por causas de utilidad pública (como sucede con inmuebles cuando van a construir una autopista), se puede hacer pero primero debe decidirse mediante ley, y hay que indemnizar al propietario, por un precio justo.
Art. 18) Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas políticas, toda especie de tormento y los azotes. Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice.
Este artículo es de corte netamente penal. Tiene muchas garantías fundamentales:
  • Para ser condenado por un delito, la ley que tipifica el delito debe ser previa a la acción. Si mañana algo se convierte en delito, no pueden condenar por esa ley a los que hicieron determinada acción hoy.
  • Los jueces que condenan a uno deben ser los que le eran atribuibles al momento de cometer el delito, no se puede crear un órgano especial para juzgar a alguien.
  • Uno no puede ser obligado a declarar contra si mismo. Por eso el imputado puede mentir para defenderse.
  • El arresto mediante orden escrita, no significa que si te encuentran delinquiendo no pueden arrestarte. Pero no pueden mantenerte detenido sin orden emitida por autoridad competente.
  • Como dice la ley, es inviolable el derecho a defenderse en juicio. El domicilio, los documentos personales, etc., solo pueden ser allanados mediante orden judicial fundada.
  • No se puede torturar y no habrá pena de muerte. Y aún si lo quitásemos de la Constitución, no podríamos ponerlo por los tratados internacionales que suscribimos.
  • Como el artículo venía muy serio, remataron con un chiste sobre que las cárceles no serán para castigo, sino para rehabilitación.
Art. 19) Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe.
Posiblemente uno de los artículos más bastardeados de la CN. En Argentina solemos tener la mentalidad de “no puedo hacer X si la ley no me lo permite”. En realidad es exactamente al revés: mientras la ley no lo prohíba, todo está permitido. Y sin obligación legal de hacer algo, nadie puede obligarte a hacerlo. Es difícil explayarse mucho más porque el núcleo del artículo es simplemente eso, y sin embargo la importancia de este artículo es fundamental, porque justamente la otra posición (todo está prohibido salvo lo permitido) es lo que caracteriza a los regímenes totalitarios.
Art. 20) Los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesión; poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos; navegar los ríos y costas; ejercer libremente su culto; testar y casarse conforme a las leyes. No están obligados a admitir la ciudadanía, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias. Obtienen nacionalización residiendo dos años continuos en la Nación; pero la autoridad puede acortar este término a favor del que lo solicite, alegando y probando servicios a la República.
Simple como la primer frase: para nuestra Constitución, un extranjero tiene los mismos derechos civiles de todo ciudadano argentino. INBF: “ah, pero no pueden votar”. No, claro, ese es un derecho político. Si bien el derecho a no pagar contribuciones forzosas extraordinarias no es especialmente específico (pudiendo asumirse que es una protección simplemente a que no les cobren impuestos adicionales o cosas por el estilo), por la letra de este artículo se puede interpretar que todas esas situaciones con precios diferenciados para extranjeros no debieran existir. Pero, nuevamente, lo importante es lo primero: igualdad de derechos entre extranjeros y locales.
Queda como margen debatible si este derecho constitucional puede ser reglamentado de forma tal que los extranjeros tengan los mismos derechos pero con algunas condiciones (que no limiten tanto como para que obstruyan el derecho a ejercer tal derecho). Por ejemplo, en el caso del derecho a la salud, que no se les niegue el derecho a atenderse, pero que si no son locales se les pueda exigir el pago de los servicios. Un fundamentalista podría decir que el derecho a la sauld no se encuentra impedido por esto, y que el pago de las prestaciones es un límite razonable. Son posturas discutibles.
Art. 21) Todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la patria y de esta Constitución, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo nacional. Los ciudadanos por naturalización son libres de prestar o no este servicio por el término de diez años contados desde el día en que obtengan su carta de ciudadanía.
Este articulo no tiene nada que ver con la Constitución de USA. La obligación de armarse en defensa de la patria significa que si mañana hubiera una guerra, podrían obligarnos a enlistarnos. No contempla el derecho a armarse dentro del territorio (al menos según la interpretación unánime que tuvo en nuestro país).
Nos vemos nuevamente en la tercer parte de esta saga, pronto.
submitted by DrGenial to argentina [link] [comments]


2018.03.19 18:35 master_x_2k Insinuación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Insinuación II_____________________

Correr había ayudado a despertarme, al igual que la ducha caliente y una taza de café que mi padre había dejado en la jarra. Aun así, la fatiga no ayudó a la sensación de desorientación que tuve sobre cuán normal parecía el día de camino a la escuela. Hace solo unas horas, había estado en una pelea de vida o muerte, incluso había conocido a Armsmaster. Ahora era un día como cualquier otro.
Me sentí un poco nerviosa cuando llegué a la sala de clases. Habiendo salteado básicamente dos clases el viernes anterior, sin poder entregar una tarea importante, pensé que la señora Knott probablemente ya lo sabía. No me sentí aliviada cuando la Sra. Knott me miró y esbozó una sonrisa tensa antes de volver su atención a su computadora. Eso solo significaba que la humillación se redoblaría si alguien interrumpía la clase al venir de la oficina. Una parte de mí quería perderse esta clase también, solo para evitar la humillación potencial y evitar llamar la atención.
Con todo, me sentí ansiosa mientras me dirigía a mi computadora, lo cual me apestaba porque la clase de Computación era una de las pocas partes de la jornada escolar que por lo general no temía. Por un lado, era la clase en la que me estaba yendo bien. Más al punto, ni Madison, Sophia ni Emma estaban en esta clase, aunque sí algunas de sus amigas. Esas chicas generalmente no sentían la necesidad de hostigarme sin el trío, y estaba aún más alejada de ellas porque era de las más avanzadas de la clase. Unas tres cuartas partes de las personas en la sala eran analfabetas en informática, pertenecían a familias que no tenían dinero para computadoras o familias que no tenían mucho interés en las ellas, por lo que practicaban escribiendo sin mirar el teclado y tenían lecciones sobre el uso de motores de búsqueda. Por el contrario, yo estaba en el grupo que estaba aprendiendo algo de programación básica y hojas de cálculo. No hizo mucho por mi reputación friki, pero soportarlo.
La señora Knott era una buena maestra, si no la más práctica; por lo general, ella se contentaba con darnos una asignación en clase a los estudiantes avanzados y luego enfocarse en la mayoría más revoltosa de la clase. Esto me iba muy bien, por lo general terminaba la tarea en media hora, dejándome una hora para usarla como me pareciera. Había estado recordando y repasando los eventos de la noche anterior durante mi carrera matutina, y lo primero que hice cuando la antigua computadora de escritorio terminó su agónico proceso de carga fue comenzar a buscar información.
El lugar de ir para las noticias y la discusión sobre las capas era Parahumanos en Línea. La portada tenía actualizaciones constantes sobre las recientes noticias internacionales sobre capas. A partir de ahí, podía ir a la wiki, donde había información sobre capas individuales, grupos y eventos, o a los tableros de mensajes, que se dividían en casi un centenar de sub foros, para ciudades y capas específicas. Abrí el wiki en una pestaña, luego encontré y abrí el foro de Brockton Bay en otro.
Tuve la sensación de que Tattletale o Grue eran los líderes del grupo con el que me había topado. Dirigiendo mi atención a Tattletale, busqué en la wiki. El resultado que obtuve fue decepcionantemente corto, comenzando con un encabezado que decía: “Este artículo es un esbozo. Sé un héroe y ayúdanos a expandirlo.” Hubo un anuncio de una frase sobre cómo ella era una supuesta villana activa en Brockton Bay, con una sola imagen borrosa. La única información nueva para mí fue que su traje era lavanda. Una búsqueda en los tableros de mensajes no arrojó absolutamente nada. Ni siquiera había una pista sobre cuál era su poder.
Levanté la vista hacia Grue. En realidad, había información sobre él, pero nada detallado o definitivo. En el wiki se afirmaba que había estado activo durante casi tres años, realizando delitos menores como robar tiendas pequeñas y hacer algún trabajo como matón para aquellos que querían tener un poco de músculo superpoderoso para un trabajo. Recientemente, había recurrido a la delincuencia a mayor escala, incluido el robo corporativo y robo a un casino, junto con su nuevo equipo. Su poder fue catalogado como generación de oscuridad en la barra lateral debajo de su imagen. La imagen parecía lo suficientemente nítida, pero el centro de atención, Grue, era solo una borrosa silueta negra en el centro.
Busqué a Perra después. No hay resultados. Hice otra búsqueda de su título más oficial, Hellhound, y obtuve una gran cantidad de información. Rachel Lindt nunca había hecho ningún intento real de ocultar su identidad. Aparentemente había estado indigente durante la mayor parte de su carrera criminal, viviendo en las calles y mudándose cuando la policía o una capa la perseguían. Los avistamientos y encuentros con la chica sin hogar terminaron hace aproximadamente un año. Supuse que era cuando unió fuerzas con Grue, Tattletale y Regent. La imagen en la barra lateral fue tomada de las imágenes de la cámara de vigilancia: una chica sin mascara, de cabello oscuro, a quien no habría llamado bonita. Tenía un rostro cuadrangular, de rasgos bruscos y cejas espesas. Ella estaba montando encima de uno de sus monstruosos “perros” como un jinete monta un caballo, por el carril central de una calle.
Según la entrada de la wiki, sus poderes se manifestaron cuando tenía catorce años, seguido casi inmediatamente por la demolición del hogar adoptivo en el que ella había estado viviendo, lesionando a su madre adoptiva y otros dos hijos adoptivos en el proceso. Esto fue seguido por una serie de escaramuzas y retiradas de dos años a lo largo de Maine cuando varios héroes y equipos trataron de aprehenderla, y ella los derrotó o evadió con éxito la captura. No tenía poderes que la hicieran más fuerte o más rápida que la mujer promedio, pero aparentemente era capaz de convertir perros ordinarios en las criaturas que había visto en la azotea. Monstruos del tamaño de un auto, puro músculos, huesos, colmillos y garras. Una caja roja cerca de la parte inferior de la página decía: “Rachel Lindt tiene una identidad pública, pero se sabe que es particularmente hostil, antisocial y violenta. Si la reconoce, no se acerque ni provoque. Salga del área y notifique a las autoridades su última ubicación conocida.” Al final de la página había una lista de enlaces relacionados con ella: dos sitios de fans y un artículo de noticias relacionado con sus primeras actividades. Una búsqueda en los tableros de mensajes arrojó demasiados resultados, dejándome incapaz de separar la basura, los argumentos, la especulación y el culto al villano para encontrar cualquier bocado genuino de información. Lo que podía entender es que ella era notoria. Suspiré y seguí adelante, tomando nota mental de hacer más investigación cuando tuviera tiempo.
El último miembro del grupo era Regent. Teniendo en cuenta lo que Armsmaster había dicho sobre que el chico era de bajo perfil, no esperaba encontrar mucho. Me sorprendió encontrar menos que eso. Nada. Mi búsqueda en la wiki solo arrojó una respuesta predeterminada, “No hay resultados que coincidan con esta consulta. 32 direcciones IP únicas han buscado en el Wiki de Parahumanos.net 'Regent' en 2011. ¿Te gustaría crear la página?” No aparecía nada en los foros. Incluso busqué la ortografía alternativa de su nombre, como Regence y Recant, en caso de que lo haya escuchado mal. Nada apareció.
Si mi estado de ánimo había sido algo amargado cuando llegué al salón, los caminos cerrados solo lo empeoraron. Dirigí mi atención a la tarea de la clase, creando una calculadora funcional en Visual Basic, pero era demasiado trivial para distraerme. El trabajo del jueves y el viernes ya nos había dado las herramientas para hacer el trabajo, por lo que era realmente solo trabajo para pasar el tiempo. No me molestaba aprender cosas, pero trabajar por trabaja era molesto. Hice lo mínimo posible, revisé si había errores, moví el archivo a la carpeta “trabajos terminados” y volví a navegar por la web. Al final, el trabajo apenas tomó quince minutos.
Busqué a Lung en la wiki, algo que ya había hecho con bastante frecuencia, como parte de mi investigación y preparación para ser un superhéroe. Quería asegurarme de saber quiénes eran los principales villanos locales y qué podían hacer. La búsqueda de 'Lung' se redirigió a una página general de su pandilla, la ABB, con bastante información detallada. La información sobre los poderes de Lung estaba bastante en línea con mi propia experiencia, aunque no se mencionaba la super audición, o él fuera a prueba de fuego. Consideré agregarlo, pero decidí no hacerlo. Era una inquietud para mi seguridad que mi aporte pueda ser rastreado a Winslow High, y luego a mí. Pensé que probablemente se eliminaría como especulación sin respaldo, de todos modos.
La sección debajo de la descripción de Lung y sus poderes cubrían a sus subordinados. Se estima que tenía cuarenta o cincuenta matones trabajando para él en Brockton Bay, en su mayoría procedentes de la juventud asiática. Era bastante poco convencional que una pandilla incluyera miembros varias nacionalidades como la ABB lo hacía, pero Lung había convertido en su misión el conquistar y absorber cada pandilla con miembros asiáticos y muchos sin ella. Una vez que tuvo la mano de obra que necesitaba, las pandillas no asiáticas fueron canibalizadas por recursos, sus miembros descartados. Aunque no había más pandillas importantes en el este de la ciudad para absorber, todavía estaba reclutando fervientemente. Su método, ahora, era reclutar a cualquier persona mayor de doce años y menor de sesenta. No importaba si eras miembro de una pandilla o no. Si eras asiático y vivías en Brockton Bay, Lung y su gente esperaban que te unieras o que pagaras tributo de una forma u otra. Hubo informes de noticias locales, artículos de periódicos, y pude recordar haber visto carteles en la oficina del consejero escolar que detallaban dónde las personas que fueron un blanco podían buscar ayuda.
Los tenientes de Lung figuraban como Oni Lee y Bakuda. Ya tenía un poco de conocimiento general sobre Oni Lee, pero estaba intrigada de ver que había actualizaciones recientes de su entrada en la wiki. Había detalles específicos sobre sus poderes: podía teletransportarse, pero cuando lo hacía, no desaparecía. Al teletransportarse, su ser original, a falta de un término mejor, se mantendría dónde estaba y permanecería activo de cinco a diez segundos antes de desintegrarse en una nube de ceniza de carbono. Esencialmente, él podía crear otra versión de sí mismo en cualquier lugar cercano, mientras que la versión anterior se quedaría el tiempo suficiente para distraerte o atacarte. Si eso no era lo suficientemente aterrador, había un informe de él granada en mano mientras se duplicaba repetidas veces, con sus duplicados efímeros actuando como terroristas suicidas. Para colmo, la página de la wiki de Oni Lee tenía una caja de advertencia roja similar a la que Bitch / Hellhound tenía sobre la suya, menos la parte de su identidad pública. Por lo que sabían de él, las autoridades habían considerado oportuno señalar que era sociópata. La advertencia cubría los mismos elementos esenciales: excesivamente violento, peligroso para acercarse, no debería ser provocado, y así sucesivamente. Eché un vistazo a su fotografía. Su disfraz consistía en un mono negro con una bandolera negra y un cinturón para sus cuchillos, pistolas y granadas. El único color en él era una máscara de demonio adornada de estilo japonés, carmesí con dos franjas verdes a cada lado. Excepto por la máscara, su disfraz emitía la clara impresión de un ninja, lo que aumentaba la idea de que era un tipo que podía deslizar un cuchillo entre tus costillas.
Bakuda era una entrada nueva, agregada a la wiki del ABB hace solo diez días. La imagen solo la mostraba desde los hombros hacia arriba, una chica con cabello negro lacio, grandes gafas opacas sobre sus ojos y una máscara de metal con un filtro de máscara de gas cubriendo la mitad inferior de su rostro. Una cuerda trenzada de alambres negros, amarillos y verdes se enrollaba sobre uno de sus hombros. No pude identificar su origen étnico con la máscara y las gafas, y su edad no era más fácil de descifrar.
La wiki tenía muchos de los mismos detalles que Armsmaster me había mencionado. Bakuda esencialmente había tenido un tomado de rehén una universidad y lo hizo con su habilidad sobrehumana para diseñar y fabricar bombas de alta tecnología. Había un enlace a un video titulado 'Amenaza de bomba en Cornell', pero no me pareció sensato abrirlo en la escuela, especialmente sin auriculares. Hice una nota mental para verificarlo cuando llegue a casa.
Lo siguiente que me llamó la atención fue el encabezado de la sección titulada 'Derrotas y Capturas'. Me desplacé hacia abajo para leerlo. Según la wiki, aparentemente Lung había sufrido varias derrotas menores a manos de varios equipos, desde el Gremio hasta los equipos locales de Nueva Oleada, los Custodios y el Protectorado, pero logró evadir la captura hasta la noche anterior. En una nota publicitaria, “Armsmaster logró emboscar y derrotar al líder de la ABB, debilitado por un reciente encuentro con una pandilla rival. Lung fue llevado al Cuartel del ERP para encerrarlo hasta el juicio del villano por teleconferencia. Teniendo en cuenta la amplia y bien documentada historia criminal de Lung, se espera que enfrente el encarcelamiento en la Pajarera si se lo encuentra culpable en el juicio.”
Respiré profundo y lo dejé salir lentamente. No estaba segura de qué pensar. Estaba en todo mi derecho de enojarme porque Armsmaster tomó el crédito por la pelea que podría haberme costado la vida. En cambio, sentía una emoción creciente. Sentí ganas de sacudir el hombro del hombre sentado a mi lado y señalar la pantalla, diciendo: "¡Yo lo hice posible! ¡Yo!"
Con un renovado entusiasmo, cambié las pestañas al foro y comencé a buscar lo que la gente decía al respecto. Una publicación de un fan o secuaz de Lung amenazó con violencia a Armsmaster. Hubo una solicitud de alguien pidiendo más información sobre la pelea. Una publicación me hizo detenerme, preguntaba si Bakuda podía o no usar una bomba a gran escala y la amenaza de posibles miles o cientos de miles de muertos, para rescatar a Lung.
Traté de olvidarlo. Si sucediera, sería responsabilidad de héroes mejores y más experimentados que yo.
Me llamó la atención que había una persona que no había buscado. Yo misma. Abrí la página de búsqueda avanzada para el foro de Parahumanos.net e hice una búsqueda de términos múltiples. Incluí insecto, araña, enjambre, insecto, plaga y un caos de otros términos que me habían llamado la atención cuando traté de intercambiar ideas sobre un buen nombre de héroe. Reduje el plazo de las publicaciones para buscar publicaciones realizadas en las últimas 12 horas y presioné Buscar.
Mis esfuerzos resultaron en dos publicaciones. Uno se refería a un villano llamado Pestilence[1], activo en el Reino Unido. Aparentemente, Pestilence era una de las personas que podía usar 'magia'. Es decir, lo era si crees que la magia es real, y no solo una interpretación engañosa o delirante de un conjunto dado de poderes.
La segunda publicación estaba en la sección 'Conexiones' del foro, donde las damiselas rescatadas dejaban su información de contacto para sus héroes gallardos, donde se organizaban convenciones y reuniones de fanáticos y donde las personas publicaban ofertas de trabajo para las capas y los obsesionados con las capas. La mayoría eran crípticos o imprecisos, refiriéndose a cosas que solo las personas en cuestión sabrían.
El mensaje estaba titulado, simplemente, "Bicho"
Le hice clic y esperé con impaciencia a que al sistema obsoleto y el módem escolar sobrecargado cargara la página. Lo que obtuve fue breve.
Asunto: bicho
Te debo una. Me gustaría pagar el favor. ¿Nos encontramos?
Envia un mensaje,
Tt.
La publicación era seguida por dos páginas de personas que comentando. Tres personas sugirieron que era algo importante, mientras que media docena de personas más los criticaron como sombreros de aluminio, término de Parahumanos.net para los teóricos de conspiraciones.
Sin embargo, era importante. No pude interpretarlo de otra manera; Tattletale había encontrado la manera de ponerse en contacto conmigo.
[1]Pestilencia

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.15 07:49 master_x_2k Caparazón III

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

________________________Caparazón III________________________

Alec, sorprendentemente, fue quien rompió el silencio abrumador. “Déjame ponerlo de esta manera. Cuando obtuviste tus poderes, ¿tenías un buen día?
No tuve que pensar mucho. “No.”
“¿Estaría equivocado si supusiera que estabas teniendo el peor día de tu vida, cuando obtuviste tus poderes?”
“Segundo peor,” respondí en voz baja, “¿Es así para todos?”
“Casi. Los únicos que lo tienen fácil son los capas de segunda generación. Los hijos de personas que tienen poderes.”
Lisa se inclinó hacia adelante, poniendo los codos sobre la mesa, “Así que si necesitabas otra razón para pensar que Glory Girl es una perra privilegiada, no busques más.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿Por qué pasamos por eso?”
“Se llama el evento desencadenante[1],” me respondió Lisa, “los investigadores teorizan que por cada persona con poderes, hay de una a cinco personas con el potencial para obtener poderes, que no han cumplido las condiciones necesarias para un evento desencadenante. Necesitas ser empujado al borde. Situaciones de pelea o corre llevadas hasta sus límites, más allá de los límites, incluso. Entonces tus poderes comienzan a surgir.”
“Básicamente,” dijo Alec, “para que tus poderes se manifiesten, algo realmente horrible va a tener que pasarte.”
“Lo que puede ayudar a explicar por qué los villanos superan a los héroes dos a uno,” señaló Lisa, “O por qué los países del tercer mundo tienen las densidades más altas de personas con poderes. No capas, pero mucha gente con poderes.”
“¿Pero las personas que tienen padres con poderes?”
“No necesitan un evento tan intenso como para mostrar sus poderes. Glory Girl obtuvo sus poderes al recibir una falta mientras jugaba baloncesto en la clase de gimnasia. Lo mencionó en algunas entrevistas que dio.”
“Así que básicamente nos pediste que compartiéramos los detalles sobre los peores momentos de nuestras vidas,” dijo Alec, antes de tomar otro bocado de su hamburguesa.
“Lo siento,” respondí.
“Está bien,” Brian me aseguró: “Es una de esas cosas que solo escuchas de otras capas, y solo nos conoces a nosotros.” Tal vez oirías más sobre los eventos desencadenantes si tomases una clase de la universidad en estudios parahumanos, pero dudo que tengas una visión completa allí. Tienes que pasar por ello tú mismo.”
Lisa se acercó y me revolvió el pelo, “No te preocupes por ello.”
¿Por qué mencioné los orígenes? Eventualmente habría sido mi turno, y habría tenido que compartir mi propia historia.
Quizás quería hacerlo..
“Lisa dijo que ustedes estaban hablando de mí, hablando de que pensaban que estaba pasando un tiempo difícil, especulando sobre lo que era,” logré decir, “No lo sé, creo que una parte de mí quiere hablar de ello asi no llegan a conclusiones equivocadas. Hablar sobre cuando obtuve mis poderes. Pero no sé si puedo entrar en eso sin arruinar el ambiente.”
“Ya arruinaste el ambiente, zonza.” Esto de Alec.
Brian le dio un puñetazo en el brazo, haciéndole aullar. Mirando a Brian, Alec agregó a regañadientes, “lo que significa que no hay ninguna razón para no hacerlo, supongo.”
“Adelante,” Lisa me alentó.
“No es una historia increíble,” le dije, “pero tengo que decir algo antes de comenzar.” Ya se lo dije a Lisa. La gente de la que estoy hablando... No quiero que se vengues de ellos en mi nombre ni nada. Necesito estar segura de que no lo harán.”
“¿Quieres vengarte tú misma?,” Preguntó Alec.
Me sentí un poco falta de palabras. Realmente no podía explicar por qué no quería que interfirieran, “Realmente no lo sé. Creo... creo que siento que si ustedes se metieran y los golpearan o los humillaran o les hicieran disculparse con lágrimas en los ojos, no sentiría que hubiera tratado las cosas yo misma. No habría ningún cierre emocional.”
“Así que lo que sea que escuchemos, no actuamos en consecuencia,” aclaró Brian.
“Por favor.”
“Es tu prerrogativa,” dijo, sacando un zucchini frito del plato de Lisa y mordiéndolo por la mitad. Ella empujó su plato más cerca de él.
“Lo que sea,” dijo Alec.
Me tomé unos segundos para obtener unos bocados de mi hamburguesa con tocino y compuse mis pensamientos antes de comenzar.
“Hay tres chicas en la escuela que... han estado haciendo mi vida bastante jodidamente miserable. Haciendo prácticamente todo lo que se les ocurrió para hacer que la escuela apestara, humillarme, lastimarme. Cada una de las tres tenía su enfoque individual, y por un buen tiempo, era como si estuvieran tratando de superarse a la otra en cuanto a la creatividad o la mala intención que tenían.”
Mi corazón latía con fuerza cuando levanté la vista de mi plato para comprobar las expresiones en las caras de los demás. Esta es quien soy, _pensé. _De aquí es de donde vengo. Cuando escucharan de la verdadera yo, sin las nociones o ideas que se les habían ocurrido acerca de mí o lo capaz que era, ¿cómo reaccionarían?
“Siguió durante casi un año y medio antes de que todo se calmara. El año pasado, alrededor de noviembre, ellas... no sé. Era como si se aburrieran. Las bromas se hicieron más suaves, luego se detuvieron por completo. Las burlas se detuvieron, al igual que la mayoría de los mensajes de odio. Me ignoraron, me dejaron en paz.”
“Seguí esperando que volviera a pasar algo malo. Pero hice una amiga, una de las chicas que a veces se había unido a las burlas vino a mí y se disculpó. No es uno de los matones más importantes, más como una amiga de una amiga de los matones, supongo. Ella me preguntó si quería pasar el rato. Estaba demasiado tímida, le dije que no, pero igual paso, hablamos antes y después de las clases y almorzábamos juntas. El que se acercara y se volviera mi amiga fue una de las principales razones por las que podía pensar que el hostigamiento estaba por terminar. Nunca bajé la guardia cerca de ella realmente, pero ella era muy comprensiva sobre ello.”
“Y durante la mayor parte de noviembre y las dos semanas de clases antes de las vacaciones de Navidad, nada. Me dejaban en paz. Pude relajarme.”
Suspiré, “Eso terminó el día que volví de las vacaciones de invierno. Supe, instintivamente, que me estaban jugando una mala pasada, que estaban esperando antes de que hacer su siguiente truco, para que tuviera más impacto. No pensé que serian tan pacientes al respecto. Fui a mi casillero, y bueno, obviamente habían saqueado los basureros de las chicas o algo así, porque habían apilado tampones y almohadillas usadas en mi casillero. Casi lo llenaron.”
“Ew,” interrumpió Alec, dejando su comida, “Estaba comiendo.”
“Lo siento,” miré mi plato, pinche un trozo de tocino, “puedo parar, está bien.”
“Termina ahora,” me ordenó Brian, si puedes decir que me estaba ordenando amablemente. Miró furioso a Alec.
Tragué saliva, sintiendo un rubor en mi cara, “Era bastante obvio que lo habían hecho antes de que la escuela cerrara por Navidad, solo por el olor. Me incliné para vomitar, allí mismo en un pasillo abarrotado, todos mirando. Antes de que pudiera recuperarme o dejar de perder mi desayuno, alguien me agarró por el pelo, lo suficientemente fuerte como para herirme, y me metió en el casillero.” Había sido Sophia, estaba casi segura: era la más agresiva físicamente de las tres. Pero estos chicos no necesitaban saber su nombre.
¿Por qué había hablado esto? Ya me estaba lamentando. Miré a los demás, pero no podia leer sus expresiones.
No podía dejar la historia sin terminar, después de llegar tan lejos, a pesar de cuanto quería hacerlo. “Cerraron el casillero y le pusieron traba. Estaba atrapada allí, con este olor rancio y vómito, apenas capaz de moverse, estaba tan lleno. Todo lo que podía pensar era que alguien había estado dispuesto a ensuciarse tanto las manos para joderme, pero de todos los estudiantes que me habían visto metida en el casillero, nadie estaba buscando a un conserje o un maestro para que me dejaran salir.”
“Entré en pánico, enloquecí. Mi mente se fue a otro lado, y encontró los bichos allí. No es que supiera lo que eran, en ese punto. No tenía sentido de la proporción, y con toda la información que mi poder me daba entonces, mi cerebro no sabía cómo procesarlo todo. Por lo que yo sabía, a mi alrededor, en las paredes de la escuela, en las esquinas y arrastrándose por el sucio interior del casillero, había miles de estas cosas rastreras, extrañas, distorsionadas, cada una de las cuales empujaba cada pequeño detalle sobre sus cuerpos y su jodida biología en mi cabeza.
Suspiré, “Es difícil explicar cómo es, que se te abra un nuevo sentido, pero no puedes entenderlo todo. Cada sonido que escuchaban volvía a mí cien veces mas fuerte, con el tono y todo lo demás estropeado como si quisieran hacer que fuera tan desagradable y doloroso escucharlo como fuera posible. Incluso lo que estaban viendo, es como tener los ojos abiertos después de estar en la oscuridad durante mucho tiempo, pero los ojos no estaban unidos a mi cuerpo, y lo que estaban viendo era como mirar dentro de un caleidoscopio mugriento y sucio. Miles de ellos. Y no sabía cómo desactivarlo.”
“Carajo,” dijo Lisa.
“Cuando alguien finalmente me dejó salir, salí peleando. Mordiendo, arañando, pateando. Gritando incoherentemente. Probablemente haciendo un buen espectáculo para todos los chicos que habían salido de sus aulas para ver. Los maestros trataron de lidiar con la situación, los paramédicos eventualmente llegaron y no recuerdo mucho después de eso.”
“Descubrí cuál era mi poder en el hospital, mientras me observaban, lo que me ayudó poner los pies sobre la tierra y me hizo sentir cuerda de nuevo. Los bichos son mucho más fáciles de entender, cuando te das cuenta de que son bichos. Después de una semana, tal vez, fui capaz de bloquear algo de ello. Mi papá recibió algo de dinero de la escuela. Suficiente para pagar las facturas por la estadía en el hospital y un poco más. Él estaba hablando de demandar a los matones, pero ningún testigo hablaba realmente y el abogado dijo que no iba a ser exitoso sin evidencia sólida para identificar a los responsables. No teníamos el dinero para ello, si no era algo seguro. Nunca terminé diciéndole a mi padre sobre el grupo principal de matones. Tal vez debería haberlo hecho, no lo sé.”
“Lo siento,” Lisa puso su mano en mi hombro. Me sentí agradecida de que no se estuviera alejando o riendo. Era la primera vez que hablaba sobre ello, y no estaba segura de haberlo tratado si lo hubiera hecho.
“Espera, ¿esto con las chicas todavía está pasando?,” Me preguntó Alec.
Me encogí de hombros, “Básicamente. Volví después de estar en el hospital, y las cosas estaban tan mal como lo estuvieron alguna vez. Mi supuesta amiga no estaba haciendo contacto visual o hablándome, y ni siquiera se detuvieron después de ver mi... episodio.”
“¿Por qué no usas tu poder?” Preguntó Alec, “Ni siquiera tiene que ser algo grande. Un bicho en el almuerzo, tal vez una picadura de abeja en la punta de la nariz o en los labios.”
“No voy a usar mi poder contra ellas.”
“¡Pero te están haciendo sentir miserable!” Protestó Alec.
Fruncí el ceño, “Razón de más para no hacerlo. No sería difícil adivinar quién lo esta haciendo si alguien comenzara a usar poderes para meterse con ellas.”
“¿En serio?” Alec se reclinó en su asiento, cruzando los brazos, “Mira, tú y yo no hemos hablado tanto, tal vez no nos conocemos muy bien, pero, eh, no eres estúpida . ¿Estás honestamente diciéndome que eres incapaz de encontrar una forma sutil de vengarte de ellas?”
Miré a Lisa y Brian, sintiéndome un poco arrinconada, “¿Un poco de ayuda?”
Lisa sonrió, pero no dijo nada. Brian se encogió de hombros y consideró por unos momentos antes de decirme: “Me inclino a estar de acuerdo con Alec.”
“De acuerdo, bien,” admití, “se me pasó por la mente. Consideré hacer algo que no se podía rastrear, como darles piojos. Pero ustedes recuerdan cómo me fui con Bitch después de que ella lanzo sus perros sobre mí.”
“Un poco de ira reprimida,” dijo Lisa, todavía sonriendo.
“Es lo mismo con estas personas.” ¿Sabes qué sucede si hago algo como darles ladillas? Terminan miserables, molestas, y se desquitan conmigo.”
“Oh hombre,” Alec se rió, “Ladillas. Tienes que hacer eso cada vez que vamos contra otra capa. ¿Te lo puedes imaginar?”
“Preferiría no hacerlo,” hice una mueca. La obstinada tenacidad de Alec hasta el momento en la conversación me estaba dando la impresión de que sería difícil de convencer sin una buena razón, así que distorsioné la verdad un poco cuando le dije: “Mientras los controlo, veo todo lo que mis bichos ven , siento todo lo que sienten, más o menos. No quiero que se vuelva rutina hacer que mis bichos se suban a ingles sudorosas.”
“Awww.”
“Lo que quiero decir, si dejas de cambiar de tema, es que estas chicas probablemente se descargarían conmigo, incluso si no supieran lo que estoy haciendo. No me tengo confianza de no tomar represalias, escalar el daño. Viste lo que pasó conmigo y Rachel, la primera vez que nos vimos. Las cosas escalarían, llevaría las cosas demasiado lejos eventualmente. La identidad secreta expuesta, o lastimar seriamente a alguien, como paso con Lung, solo sin la regeneración.”
“No entiendo cómo puedes sentarte allí y soportarlo,” dijo Alec, “véngate o has que uno de nosotros se vengue por ti. Acude a alguien por ayuda.”
“Ninguna de esas cosas es una opción,” le dije, con suficiente énfasis que esperaba que mi declaración tuviera alguna finalidad: “Hay demasiadas posibilidades de que las cosas se salgan de control si tomo las cosas en mis manos o hago que ustedes lo hagan por mi. En cuanto a pedir ayuda a alguien, no confío en el sistema. No después del caso judicial, no después de hablar con algunos de mis maestros. Si fuera así de fácil, ya lo habría solucionado.”
Lisa se inclinó hacia adelante, “Dime que no sería increíble si secuestramos a su líder, le cubrimos la cabeza con una capucha, la arrastramos a una furgoneta y la dejamos en el bosque a la medianoche, a diez millas de la ciudad, con nada más que su ropa interior.” [Luego la envolvemos en una alfombra y la arrojamos a un barranco!]
Sonreí ante la imagen mental, pero negué con la cabeza cuando dije: “De eso es exactamente de lo que estoy hablando. Es ir demasiado lejos.”
“¡Te metieron en el armario más grosero de todos los tiempos y cerraron la puerta!” Alec me miró como si estuviera tratando de argumentar que la tierra era cuadrada.
“Dejarla en el medio de la nada sin ropa es prácticamente invitarla a ser abusada por el primer camionero que la vea,” señalé.
“Bien,” Alec puso los ojos en blanco, “Así que atenuamos un poco. Llévala sin zapatos, sin teléfono celular, sin billetera, sin cambio de repuesto, nada que pueda usar para negociar el camino a casa. Hazla caminar.”
“Eso seguiría arriesgándose a que la asaltaran,” suspiré, “¿Una chica bonita caminando por el costado del camino por la noche?”
“¡Te han atacado!”
“Es un poco diferente.”
“La única diferencia que veo es que se lo merecen y tú no. Quiero decir, no soy listo como ustedes, así que tal vez me estoy perdiendo algo.”
Negué con la cabeza, “No te estás perdiendo nada, Alec. Estamos viendo esto desde dos perspectivas muy diferentes. Realmente no creo en eso del “ojo por ojo.”“
Estaba empezando a sentir que estaba recuperando el control de la conversación nuevamente. Entonces Alec soltó su bomba.
“Entonces, ¿por qué diablos eres un supervillano?”
“Escape.” La palabra salió de mi boca casi de inmediato, antes de que tuviera la oportunidad de siquiera pensar en lo que significaba. No podría haberme tomado el tiempo de pensar antes de hablar, o podrían haber sabido que algo estaba pasando. Lisa casi seguramente lo hubiera hecho.
Pasaron unos momentos de tensión y eché un vistazo a Lisa y Brian. Lisa estaba mirando el diálogo, una pequeña sonrisa en su rostro, su mentón descansando en su palma. Brian era inescrutable, con los brazos cruzados frente a él, sin expresión real en su rostro.
Le expliqué: “Puedo lidiar con la vida real, si puedo dejarla atrás por esto. Pateando culos, haciendo un nombre para mí, pasando el rato con amigos. Divirtiéndome.”
De alguna manera me sorprendió, pero me di cuenta de que lo que estaba diciendo era verdad, así que ni siquiera tenía que preocuparme por alertar a Lisa. Un segundo después, me di cuenta de que podría haber sido un poco presuntuoso. “Quiero decir, suponiendo que seamos ami-”
“Si terminas esa oración,” me advirtió Lisa, “voy a darte una bofetada en la cabeza.”
Sentí el calor de un rubor en mis mejillas y oídos.
“Sí, Taylor, somos amigos,” dijo Brian, “Y apreciamos, o al menos, yo aprecio que hayas confiado en nosotros lo suficiente como para compartir tu historia.”
No estaba segura de qué decir en respuesta a eso. El hecho de que lo haya escuchado y no me haya molestado, significó muchísimo para mí. Solo Alec realmente se estaba entrometiendo demasiado en mis asuntos, y no lo estaba haciendo de una manera mezquina.
Brian frunció el ceño. “¿Supongo que ninguno de ustedes va a compartir su historia?”
Alec negó con la cabeza y estiró sus brazos sobre su cabeza antes de descansar sobre su estómago lleno, su silencio era respuesta suficiente.
Lisa, por su parte, sonrió y dijo: “Lo siento. Me agradan, chicos, pero voy a necesitar unos tragos antes de compartir ese bocado en particular, y no tendré edad para beber por unos años mas.”
“No parece justo que Taylor sea la única que comparte,” señaló Brian.
“Yo... no conté mi historia porque esperaba que ustedes correspondieran,” me apresuré a agregar, “Realmente, está bien.”
“¿Te prestas de voluntario, entonces?,” Lisa le preguntó a Brian, ignorando mis protestas.
Brian asintió, “Sí, supongo que sí.”
[1] Trigger Event o evento desencadenante en español. Un Trigger (lit. gatillo) se puede referir en la vida real a una cosa o evento que genera un estado de ansiedad extrema. Común en las personas con Síndrome de stress post traumático.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.09.24 02:45 Luis0n7i Una corta reflexión sobre el temblor del 19 de septiembre

En luz del sismo de este 19 de septiembre, uno de los comentarios que más se ha circulado por allí ha sido el de “ojalá que México fuera así todos los días, chinga…”; – y el chinga es una palabra sumamente importante (tal vez, diría yo, la palabra clave), porque lleva una connotación tanto positiva como negativa en quien lo dice. Una ambivalencia, pues, ya que me doy cuenta que en este chinga o chingao habita una sensación de caer el veinte de que todo este tiempo en la Ciudad de México, quienes han ayudado, y han visto a otros ayudar con el desastre, no tenían nada que los detuviera de actuar antes del modo que se ha visto. No tenemos excusa de decir que no podíamos ayudar a quienes ya estaban viviendo una situación similar tanto en Oaxaca como en Chiapas desde antes del temblor del martes, porque como se ha visto, los esfuerzos sobrehumanos de la ciudadanía por mucho prueban todo lo contrario. De mucho han servido éstos para abrir los ojos y darnos cuenta de que todos en el país estamos sobre el mismo barco, – el cual se tambalea a veces cuando las fuerzas del mar azotan a babor o a estribor, como a proa o a popa; y nos quedamos al tanto de que el marco de nuestro navío se quede firme cuando retiembla, y las fuerzas de la naturaleza parece que nos sobrepasan.
Sin embargo también (y principalmente) ha sido un momento de alegría nacional vernos tan unidos para ayudar, y darle fuerza de entre los escombros a aquellos que se quedaron sin nada o con muy poco, y vernos desbordarnos hacia las calles movidos por un impulso para hacer lo correcto, y entender que hacer lo contrario sería igual o peor que darse por vencido. Mientras sigan habiendo niños, mujeres y hombres bajo los escombros, se seguirá haciendo todo lo posible para sacarlos, y asegurarles tanto a ellos como a sus seres queridos que van a estar bien. Que el pueblo entero les da la mano y está con ellos (y no sólo hablo de la gente en la ciudad capital). Es algo que poco o nada se ve en otros países. Aún más ahora que es septiembre ha resonado el sentimiento de nacionalismo, y la gente se siente orgullosa de ser mexicana. Es algo que tan pocas veces pasa (yo en lo personal nunca lo había visto en el tiempo que llevo de vida), y que cuentan que ya había sucedido antes hace exactamente treinta y dos años, en el otro temblor de 1985; y que también había sucedido tras la expropiación petrolera de 1938, cuando miles de mexicanos salieron a donar aún lo poco que tuvieran en apoyo a la decisión de Lázaro Cárdenas para remunerar y correr a las compañías extranjeras que tan abusivas prácticas habían llevado a cabo en territorio nacional.
Hay algo que mueve al pueblo mexicano y que se presenta tan rara vez, pero que cuando sucede, de verdad que cómo nos damos cuenta de que todas nuestras barreras sociales son absoluta y completamente artificiales, y qué rápido se esfuman cuando sabemos que hay algo qué hacer para ayudar al vecino o al compañero, ¡y que la situación debe solucionarse de forma urgente! Éste es – en fin, – el potencial que tenemos como nación mexicana. Aunque no hayan huracanes ni terremotos, ésto no tiene por qué irse, sólo puede llegar a volver a enterrarse bajo los escombros de las barreras sociales y el estatus quo; la idea de que una vez recogida toda la gente de los escombros, y una vez reconstruidas las casas y las colonias afectadas, nos volveremos a la situación anterior: a la de un trabajo que tal vez no nos guste tanto, a unas elecciones próximas y a escuchar todas las quejas de la corrupción en el gobierno y en la sociedad, a volver a preocuparse por las deudas, el predial, los seguros, y otra infinidad de cosas.
No sugiero ni por un momento que es malo encargarse de estas responsabilidades, ya que en primer lugar va eso que nos ayuda a estar bien y vivir cómodamente, y cualquiera que proponga lo contrario está completamente fuera de la realidad. A cada quien le acomodan cosas distintas y maneja su vida como deseé. Es por esto que sé que no todos quienes lean esta reflexión harán caso a lo que propondré en unos momentos. Como hemos visto con el temblor, no nos corresponde a todos ayudar en un sólo aspecto del desastre: algunos ayudaron organizando los centros de acopio, otros donaron, otros fueron a remover escombros, etc. De igual manera, no todos deberían encontrarse reflexionando sobre exactamente las mismas cosas (que de todas formas, probablemente sería imposible) y ayudando, por ende, de la misma manera al mejoramiento del país; y de cualquier manera ¡por supuesto que no todos pueden! De hecho, yo creería que la gran mayoría de la gente no puede ayudar realmente tanto como quisiera, pero justo por ahí voy: una vez recogidos los escombros y ayudadas en lo posible a las víctimas, – una vez que volvamos al estatus quo, cuando sintamos que el país no progresa más y que no hay nada que podemos hacer, ahí ya es demasiado tarde. No podemos permitirnos volver a tal estado de pensamiento.
Hemos visto estos días que el potencial de la nación mexicana brilla de entre las otras naciones, y se distingue, es conspicua, de entre aquellas las del resto del mundo. Es única y maravillosa, y tiene un potencial en sí que todos los días ruge y vibra, pero que siento que no nos damos cuenta y la llevamos a donde a veces se desperdicia. Lo que propongo, al fin, es simple: la ayuda que queremos donar no está en el dinero ni en las energías que gastamos para ayudar al prójimo en casos de urgencia, sino en el tiempo – que es gratis y del que todos disponemos 24 horas al día. El uso del tiempo no está sólo en salir y ayudar en albergues y reconstrucciones, sino en las cosas minuciosas que se nos presentan. Donar tiempo está en leer una novela o ver una película mexicana de vez en cuando. Donar esfuerzo está en buscar un trabajo que nos pague por hacer algo que se nos haga importante, o cuando menos, buscar cambiar la situación del lugar donde ya trabajamos a la de una que nos sea más agradable; promover la armonía con quienes lidiamos diariamente, o incluso reflexionar en tan sólo una actitud que tengamos. Cualquier cosa tan así de pequeña ayuda para volvernos auto-conscientes de que somos todos mexicanos, en la misma nave, y hasta la última astilla importa que esté cuidada para mantenernos a flote. Recordar que las barreras aunque puede que estén allí, son artificiales, y al fin y al cabo completamente irrelevantes.
A lo que esto lleva es que todas nuestras acciones en conjunto conllevan a lo que se vuelven después valores, tradiciones, rutinas, y modos de pensar; y todo esto es parte de la cultura en sí en la que vivimos a diario. Nadie cambia a México por sí solo, pero sí puede cambiarse a sí mismo, y consecuentemente ajustar ligerísimamente la dirección de la vela, aunque no seamos nadie los dueños del viento. No es un proceso que se da de un día para otro, ni de un mes para otro, y tampoco tiene que ser una transformación total. Repito, basta con leer un poco más a los autores nacionales, con platicar más de lo que nos importa, y tener la mente abierta; con buscar cambiar a lo que nos dedicamos o empezar un negocio que creemos que va a beneficiar a todos, o incluso aprender un nuevo hobby. Lo específico puede ser absolutamente cualquier cosa, de verdad que los ejemplos sobran, y sobran a montón; pero en luz de lo que vivimos estos últimos días nuestra prioridad más grande ahora debe ser buscar ese momento único entre diez mil donde decimos “¡ojalá que México fuera así todos los días, chinga!” y repetirlo. Explorarlo, entenderlo y cosechar en aquellos momentos esa esencia de lo que nos hace mexicanos, y explotarlo todo lo que se pueda para luego enseñarle a las próximas generaciones hacia dónde apuntar para alcanzar el futuro que desde ahora estamos labrando. No es un cambio que todos podemos, y que pocos queremos hacer, pero que sabemos ahora con la respuesta al último sismo que definitivamente sí se puede. Hacer cualquier cosa en lo contrario sería por mucho la mayor iniquidad y la peor pobreza que podríamos inflingir a México, y por ende, a nosotros mismos. Es así que ya no hay excusa para no mejorar.
Link a la publicación original.
Perdón que no hay TL;DR, pero creo que vale la pena leerlo todo y platicarlo.
submitted by Luis0n7i to mexico [link] [comments]


2017.08.15 07:49 Subversivos .........Y mato porque me toca.

El relato del crimen que transportó a este país hacia las regiones mentales más frías de los asesinos anglosajones en serie comienza cuatro años antes del 30 de abril de 1994, noche en la que un estudiante de tercero de Químicas, de 22 años, y otro de tercero de B.U.P., de 17, eliminan a un hombre con 20 puñaladas porque lo exigía el guion del juego que ellos mismos inventaron.
LOS SUCESOS DE EL PAÍS ... Y mato porque me toca Los reportajes y ensayos de esta veraniega serie han sido extraídos del libro Los sucesos de EL PAÍS, publicado en 1996 como parte de la conmemoración de los 20 años del diario, lanzado el 4 de mayo de 1976. Históricas firmas del periódico, como Rosa Montero, Juan José Millás o Jesús Duva desmenuzan algunos de los crímenes que han marcado la reciente Historia de España, de la matanza de Atocha al crimen de los Marqueses de Urquijo.
Cuatro años antes de aquella madrugada, en un campo de fútbol del barrio madrileño de Chamartín, Félix Martínez, un niño de oc­tavo de E.G.B., se embelesa con los gritos desde la grada de un chaval cinco años mayor, ojos azules detrás de gafas gruesas, metro noventa sobre el nivel del suelo, moreno y desgarbado en el andar. Félix se le acerca creyendo que declama nombres de personajes del juego del rol, el invento que surgió a finales de los sesenta en Estados Uni­dos y conquistó en forma de negocio las papelerías españolas en la década de los noventa. Varias fichas, un tablero, una historia inven­tada y unos roles, interpretaciones o arquetipos que se adjudica a ca­da participante. Inteligencia, fantasía y tiempo libre para probarlas. Ordena y manda la figura del rol master.
A Félix no le gustaba ningún deporte, ni siquiera le apasionaba el cine, ni las chicas –su primera relación amorosa la tendría dos años después–, ni las motos, ni la ropa, ni los estudios. Tan sólo leer, a ser posible historias paranormales, escribir poemas y jugar al rol.
Félix se iba a llevar una sorpresa. Allí tenía un posible compañe­ro de Rol gritando aparentemente nombres de personajes. ¿A qué es­peraba para conocerlo? El chico de E.G.B. aborda por fin al miope de ojos azules y le pregunta si también sabe jugar al rol. Dos trage­dias se dieron la mano.
MÁS INFORMACIÓN ... Y mato porque me toca Todo lo publicado en El País sobre el caso 2008: Javier Rosado, el asesino del rol obtiene el tercer grádo 1999: Félix Martínez se rehabilita en un piso de estudiantes La de Félix, fácil de resumir: nunca tuvo hermanos, su padre ge­nético murió drogadicto y enfermo de sida cuando el niño cumplía un año, la madre mexicana, también drogadicta, conoció a su padre adoptivo cuando el chaval cursaba segundo de E.G.B. y se separaría cuatro años más tarde. Félix conocería entonces el cariño incondi­cional del nuevo padre y el desbarajuste colegial de todos los maes­tros por los que iba pasando, ya fueran de Madrid, Ibiza o La Rio­ja, según adjudicaran su estancia al lado de la madre o del padre. «Nunca hubo paz, eso no era una familia», confesaría el chico. La madre muere también de sida dos años antes del crimen y dos años después del encuentro con Javier en el campo de fútbol.
Félix, un carácter inseguro, nunca líder ni siquiera de sí mismo, lector empedernido, conoce en aquel campo a otro lector más empe­dernido, un fulano con una seguridad en sí mismo extraordinaria, alguien con frases del tipo «las mejores drogas están en la cabeza de uno», solitario, bien educado, taciturno y didáctico: Javier Rosado Calvo, vecino de Félix en una calle de Chamartín donde los pisos de cien metros cuadrados cuestan hasta 30 millones de pesetas de los años noventa. El del padre adoptivo de Félix, empleado en una empresa de máquinas tra­gaperras, era tan sólo alquilado.
Javier gritaba en las gradas varios nombres pero, para sorpresa del chiquillo, aquel tipo encorvado no sabía jugar al Rol. El chasco duró sólo un segundo, porque las palabras del otro llevaban un significado aún más atractivo y profundo que el del simple juego: eran nombres, pasajes, del gran novelista de literatura fantástica H. P. Lovecraft, el genio de principios de siglo cuyos relatos de tumbas, castillos temblorosos, sueños, monstruos y nieblas llegan cargados de frases tipo: «Los hombres de más amplio intelecto saben que no existe una verdadera distinción entre lo real y lo irreal; que todas las cosas aparecen tal como son tan sólo en virtud de los frágiles senti­dos físicos [...]». H. P. Lovecraft, la pasión confesa de Javier.
«Desde que conocí a Javier y me metió en su mundo», reconoció Félix en sus exploraciones psiquiátricas y psicológicas a raíz del cri­men, «todo cambió para mí, encontré otro tipo de pensamientos le­jos de los vulgares de cada día, cambió mi interior, me entregué a es­te tipo de filosofía que era apasionante, aún me sigue pareciendo apasionante, Javier se convirtió para mí en un ser extraordinario muy superior al hermano mayor que nunca tuve, me dejé arrastrar por él [...]. Al cabo de un tiempo llegué a hablar como él y a hacer gestos como él. Él hablaba mucho mejor que yo, mis ideas me las re­batía con facilidad [...]. Todo el mundo era estúpido para él, pero yo creo que yo para él no era estúpido».
Y Javier, la otra cara de la tragedia, encontró en Félix el público de banderita y trompeta que necesitaba su egolatría, el hermano pe­queño que tampoco tuvo, porque su único hermano, un año mayor, más fuerte, vencedor en las disputas físicas, apenas se trataba con Javier. Félix sería el discípulo predilecto de una filosofía alimentada con cuatro obras de Friedrich Nietzsche, Edgar Allan Poe o Stephen King mal mezcladas y otras tantas decenas seudoliterarias, peor di­geridas.
Durante una convalecencia por lesión en una pierna, Félix le lle­va un juego del rol y Javier aprende a jugar. Al poco tiempo el en­fermo crea Razas, un juego basado en el rol. La humanidad se di­vide en 39 razas o arquetipos que él ha inventariado basándose en personajes y nombres novelescos prestados por Lovecraft. Las razas, diría Javier, son ideas humanas llevadas al extremo. La raza 37 corresponde a los psicólogos, la 25 a las mujeres, la 22 al hombre, la 1 al bien y la 7 al mal. Cuando los psiquiatras le preguntan si jugaba al Rol, hay veces en que Javier llega a enojarse y dice que su juego era mucho más importante que el rol; era Su Obra, una «filosofía total» a la que había dedicado más de mil páginas y de la que espe­raba escribir un libro.
Hasta la noche del crimen, Javier pasa por un tipo normal, sin traumas perceptibles ni siquiera por su familia. Su padre, ingeniero industrial, solía jugar al ajedrez con él, su madre, enfermera, le sa­naba las heridas, y su hermano, compañero repetidor en tercero de Químicas, aseguraba que a Javier le bastaba con asistir a clase para aprobar.
Javier no era un joven de inteligencia superdotada, en eso coinci­den profesores y psiquiatras, pero disponía de la justa para creerse con mucha, para ganar un concurso de ajedrez en la cárcel y no disimular el orgullo o para impresionar a cuatro chavales del barrio menores que él. En los dos primeros cursos de Químicas consiguió seis aprobados, dos notables y un sobresaliente. Un expediente bueno, sin más.
Personalidad, conocimientos y edad suficiente, en cualquier caso, para erigirse en Master, líder de la banda del rol, que entre bromas y veras planeó matar la madrugada del 30 de abril a la primera víctima de lo que iba a ser una serie de crímenes. Los otros dos chava­les, Javier Hugo E. S. y Jacobo P., de 17 y 18 años respectivamente, fueron encausados por conspiración para el asesinato. A Jacobo le preguntó la policía por las normas de Razas y contestó que no había normas concretas como en el fútbol: «Se trata de sobrevivir en un mundo imaginario». Unas veces había que impedir la llegada a puerto de un barco, otras, era preciso destruir una ciudad y en al­gunas ocasiones se trataba de asesinar a alguna mujer que traicionó a su raza. Todo sobre la mesa.
Jacobo declaró que cuando Javier y Félix le llevaron al descampado donde habían eliminado a un hombre y se lo confesaron, él lo tomó como una fantasmada. Javier y Félix se vanagloriaban de aquello y lo equipararon al crimen de las setenta puñaladas, perpe­trado cerca de su barrio.
Empieza el juego
Un mes antes de la noche del 30 de abril, El País publicaba el hallazgo del cadáver de un hombre con unas setenta puñaladas y los ojos sacados. La noticia no causó otro efecto en los presuntos asesi­nos que el de animarles. A partir de ahora el tablero iba a adquirir la forma de toda la ciudad, con sus cuestas, sus descampados tene­brosos, sus personajes hundiéndose en la noche; las fichas serían pu­ñales y para moverlas vendría mejor usar guantes de látex que Ja­vier tomaría de sus clases de prácticas en la facultad; las reglas, sin límite.
Félix contó a los psiquiatras: "Yo creo que todo empezó a pla­nearlo [Javier] con decisión a raíz de un libro concreto de Lovecraft: Ciclo de aventuras oníricas de Randolph Carter, y en especial el capí­tulo "A través de la llave de plata", pasaje en el que un hombre se cansó del mundo y empezó a dedicarse a sus sueños hasta que al fi­nal estos sueños invadieron su propia realidad».
Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. La realidad invadida puede ser la de un hombre casado como Carlos Moreno, con tres hijos y amigo de una viuda también con tres hijos, con la que había pasado la noche. Carlos visitaba desde hacía cinco años la casa de su amiga Modesta L., de 51 años, desde las diez hasta la una de la madrugada. Nunca pensó en separarse, ni Mo­desta se lo pidió, ni su mujer ni sus hijos, conscientes de la relación, lo obligaron. Los viernes Carlos salía más tarde de aquella casa y aquel viernes de abril salió a las tres. Si cobraba su nómina de 60.000 pesetas, montaba en taxi hasta la otra punta de la ciudad. Y si no, el búho, que es como se conoce en Madrid a la línea de autobuses nocturnos. La noche del crimen Carlos llevaba las 60.000 pe­setas en el bolsillo, pero optó por el autobús. Y en la parada encon­tró a los admiradores de Lovecraft dispuestos a soñar sus pesadillas.
El crimen perfecto exigía, según Henry, el psicópata de la pelícu­la Retrato de un asesino, un desconocimiento total de la víctima, ningún móvil, nada. Ya lo habían avanzado la novelista Patricia Highsmith y el director Alfred Hitchcock en Extraños en un tren: si un desconocido mata a mi esposa y yo a su madre, nadie ha de sos­pechar nada; en principio.
Así que ahí llegan los dos, Javier y Félix, en busca de una vícti­ma a la que nunca han visto. El escenario no podía ser más propi­cio. Un descampado de risco y pastizal, una casa desvencijada en medio de un llano, de esas que parecen existir sólo en días de vien­to, una luna de miedo y una parada de autobús, como un oasis sin nadie.
Para acercarse a los hechos valga el diario de Javier Rosado, un texto sin precedentes en la historia criminal de España:
«Salimos a la 1.30. Habíamos estado afilando cuchillos, preparán­donos los guantes y cambiándonos. Elegimos el lugar con precisión.»
«Yo memoricé el nombre de varias calles por si teníamos que sa­lir corriendo y en la huida teníamos que separarnos. Quedamos en que yo me abalanzaría por detrás mientras él [por Félix] le debilita­ba con el cuchillo de grandes dimensiones. Se suponía que yo era quien debía cortarle el cuello. Yo sería quien matara a la primera víctima. Era preferible atrapar a una mujer, joven y bonita (aunque esto último no era imprescindible pero sí saludable), a un viejo o a un niño. Llegamos al parque en que se debía cometer el crimen, no había absolutamente nadie. Sólo pasaron tres chicos, me pareció de­masiado peligroso empezar por ellos [...]. En la parada de autobús vimos a un hombre sentado. Era una víctima casi perfecta. Tenía ca­ra de idiota, apariencia feliz y unas orejas tapadas por un walkman.»
«Pero era un tío. Nos sentamos junto a él. Aquí la historia se tornó ca­si irreal. El tío comenzó a hablar con nosotros alegremente. Nos con­tó su vida. Nosotros le respondimos con paridas de andar por casa. Mi compañero me miró interrogativamente, pero yo me negué a ma­tarle.»
Félix no supo explicar después por qué Javier le perdonó la vida. Y el otro nunca lo contó.
«Llegó un búho y el tío se fue en él [...].»
«Una viejecita que salió a sacar la basura se nos escapó por un minuto, y dos parejitas de novios (¡maldita manía de acompañar a las mujeres a sus casas!).»
«Serían las cuatro y cuarto, a esa hora se abría la veda de los hombres [...]. Vi a un tío andar hacia la parada de autobuses. Era gordito y mayor, con cara de tonto. Se sentó en la parada.»
« [...] La víctima llevaba zapatos cutres y unos calcetines ridícu­los. Era gordito, rechoncho, con una cara de alucinado que apetecía golpeada, y una papeleta imaginaria que decía: "Quiero morir". Si hubiese sido a la 1.30 no le habría pasado nada, pero ¡así es la vida!»
«Nos plantamos ante él, sacamos los cuchillos. Él se asustó mirando el impresionante cuchillo de mi compañero. Mi compañero le mira­ba y de vez en cuando le sonreía (je, je, je).»
Félix alegó dos meses después ante la policía que se encontraba algo bebido y que le daba miedo desobedecer a su amigo.
«Le dijimos que le íbamos a registrar. ¿Le importa poner las ma­nos en la espalda?, le dije yo. Él dudó, pero mi compañero le cogió las manos y se las puso atrás. Yo comencé a enfadarme porque no le podía ver bien el cuello.»
«Me agaché para cachearle en una pésima actuación de chorizo vulgar. Entonces le dije que levantara la cabeza, lo hizo y le clavé el cuchillo en el cuello. Emitió un sonido estrangulado. Nos llamó hi­jos de puta. Yo vi que sólo le había abierto una brecha. Mi compañero ya había empezado a debilitarle el abdomen a puñaladas, pero ninguna era realmente importante. Yo tampoco acertaba a darle una buena puñalada en el cuello. Empezó a decir "no, no" una y otra vez. Me apartó de un empujón y empezó a correr. Yo corrí tras él y pude agarrarle. Le cogí por detrás e intenté seguir degollándole. Oí el desgarro de uno de mis guantes. Seguimos forcejeando y rodamos. "Tíralo al terraplén, hacia el parque, detrás de la parada de auto­bús. Allí podríamos matarle a gusto", dijo mi compañero. Al oír es­to, la presa se debatió con mucha más fuerza. Yo caí por el terraplén, quedé medio atontado por el golpe, pero mi compañero ya había ba­jado al terraplén y le seguía dando puñaladas. Le cogí por detrás pa­ra inmovilizarle y así mi compañero podía darle más puñaladas. Así lo hice. La presa redobló sus esfuerzos. Chilló un poquito más: "Jo­putas, no, no, no me matéis".»
«Ya comenzaba a molestarme el hecho de que ni moría ni se de­bilitaba, lo que me cabreaba bastante [...]. Mi compañero ya se ha­bía cansado de apuñalarle al azar [...].»
«Se me ocurrió una idea espantosa que jamás volveré a hacer y que saqué de la película Hellraiser. Cuando los cenobitas de la pelí­cula deseaban que alguien no gritara le metían los dedos en la boca. Gloriosa idea para ellos, pero qué pena, porque me mordió el pulgar. Cuando me mordió (tengo la cicatriz) le metí el dedo en el ojo [...].»
«Seguía vivo, sangraba por todos los sitios. Aquello no me impor­tó lo más mínimo. Es espantoso lo que tarda en morir un idiota [...].»
Carlos Moreno Fernández fue un idiota que trabajó desde los ocho años como aprendiz de relojero, un obrero que con el oficio más que aprendido se quedó en paro desde hacía nueve años y padeció de nervios hasta que su esposa lo colocó en la empresa de limpieza El Impecable Ibérico, probablemente un nombre estúpido también; Carlos Moreno Fernández fue un idiota que no consintió jamás la entrada de un fontanero, un albañil o un electricista en casa porque él solo se bastaba para arreglarlo todo, un hombre idiota que a fuer­za de trabajo había conseguido dinero para educar a sus tres hijos, que sabía cocinar y le encantaba cuidar flores, un hombre que huía de los televisivos «Quién sabe dónde», «Su media naranja» y «Códi­go Uno», porque le parecían «programas para marujas». Un hom­bre. Con sus aspiraciones a corto y largo plazo, sus pequeños y gran­des recuerdos, reducidos a un charco y un bulto entre las piedras.
«Vi una porquería blanquecina saliendo del abdomen y me dije: “Cómo me paso” [...].»
«A la luz de la luna contemplamos a nuestra primera víctima. Sonreímos y nos dimos la mano [...]»
«No salió información en los noticiarios, pero sí en la prensa, El País, concretamente. Decía que le habían dado seis puñaladas entre el cuello y el estómago (je, je, je). Decía también que era el segundo cadáver que se encontraba en la zona y que [el otro] tenía 70 puña­ladas (¡qué bestia es la gente!) [...]»
«¡Pobre hombre!, no merecía lo que le pasó. Fue una desgracia, ya que buscábamos adolescentes y no pobres obreros trabajadores. En fin, la vida es muy ruin. Calculo que hay un 30% de posibilida­des de que la policía me atrape. Si no es así, la próxima vez le toca­rá a una chica y lo haremos mucho mejor.»
Como no había nada que lamentar, sino todo lo contrario, la ha­zaña corrió de boca en boca entre la banda del rol. Así hasta que se enteró un amigo de ellos que se lo contó en confesión a un cura, des­pués al padre, y el padre lo puso en conocimiento de la policía.
Batallones de periodistas y psiquiatras comenzaron sus investiga­ciones. Nunca hasta este entonces se había dado en España un caso semejante.
Pascual Duarte, el genuino personaje de Camilo José Cela, co­menzó sus fecharías porque pensó que la perra le miraba mal. De un tiro la mató.
El ejecutivo rico, vacío y psicópata que protagoniza la novela del estadounidense Bret Easton Ellis narra con algunos años de antela­ción a Javier y con parecida frialdad su asesinato del mendigo: «Luego le corto el globo ocular... y él empieza a gritar cuando le cor­to la nariz en dos, lo que hace que la sangre me salpique un poco». El ejecutivo producto de la ficción contaba con el móvil filosófico de que los perdedores no cuentan en esta vida. El existencialista de El extranjero que inmortalizó Albert Camus en 1942 mató porque le atormentaba el calor, el resplandor insoportable del mar. A Javier y a Félix sólo les movió el juego.
Siete meses después del crimen, Félix Martínez, el compañero del autor del diario, declaró al psiquiatra José Cabreira, del Instituto Na­cional de Toxicología: «Después de leer todos los artículos de prensa que han hablado de nosotros, todo me parece basura periodística exagerada para distraer a la opinión pública de otras cosas más im­portantes. En particular se ha exagerado con el diario de Javier, en el que yo sé que lo que escribió estaba muy exagerado y fantaseado, es­cribió lo que él cree que pasó y en él es donde me inculpa. Además lo escribió muy deprisa, en dos o tres días, enseñándoselo luego a ami­gos comunes».
Javier también culpa a la prensa de su situación. Ninguno de los dos amigos ha hablado con rencor del otro. «Le llegué a idealizar», confesó Félix, «ése fue mi error y otro error, dejarme llevar demasiado». Para después añadir sin reparos: «Me dejé engañar, era cons­ciente de que me dejaba llevar, pero siempre aprendía algo».
Un monstruo
Félix sigue teniendo la impresión de que su amigo era un su­perdotado: «Javier es casi un inútil, alérgico, miope, con diarreas... Tiene de todo, incluso un estómago que es un caso único... Sin embargo en la parte mental es un monstruo... ».
Con un monstruo así era imposible que la policía los descubriese.
La banda confiaba en el Master, aunque no sabían que habían deja­do intactas las 60.000 pesetas en la chaqueta del idiota, con lo cual, la policía empezó a descartar el móvil del robo.
Nada más asesinarlo, Javier dedicó una ficha a Carlos con el nombre de Benito, el mismo que un profesor de Químicas. Lo dibu­jó con su bigote, con la bolsa donde guardaba su mono de trabajo, y puntuó sus cualidades: Fuerza 8, Poder 6, Carisma 4, Inteligencia 6, Tamaño 15, Voluntad 16.
Había que proseguir rellenando fichas, más cadáveres sobre la tumba del tablero, homicidios en serie, con la perseverancia de Jack el Destripador o sus secuaces anglosajones. Cuando fueron detenidos se disponían a salir de nuevo de cacería con los guantes de látex. Pe­ro a sus espaldas olvidaron una cosecha de pruebas. Restos de guan­tes en la cara del idiota, el reloj de Félix perdido en la pelea, el diario, el famoso diario en casa. Cuando la policía detuvo a Javier aún lleva­ba el dedo vendado que aseguró en el diario haberse herido al meter­lo en la boca del idiota. Se encaminaba a la casa de Félix, a veinte me­tros de la suya, con un paquete de guantes en la mano. Félix se derrotó enseguida, lo que en lenguaje policial significa ni más ni me­nos que reconoció todo. Entre sollozos declaró que el plan consistía en matar esa noche tórrida del 5 de junio a una chica y para eso los guantes. Pero Javier no se arredró ni por los agentes de la brigada de la Policía Judicial de Madrid, ni por las pruebas que le colocaban de­lante de su considerable nariz, ni por la lectura en vivo del diario.
–¡Dios mío, no puedo creer que yo haya hecho eso! Tengo la du­da de que sea verdad o ficticio.
–Si a las cuatro de la mañana –le preguntaba el policía– no esta­bas dando 20 puñaladas a un hombre, ¿qué hacías?
–Creo que estaba jugando al ordenador, no recuerdo bien. Después de los agentes llegó el batallón de psiquiatras a la cárcel.
Cada uno con sus entrevistas, con parecidas preguntas y distintas conclusiones. Si estaban locos, ningún crimen podría imputárseles; y si no, la condena sería por homicidio. Psicóticos o psicópatas, ése era el dilema.
Los psicóticos no son responsables de sus actos, los psicópatas, sí.
Los primeros se libran de cualquier condena, los segundos no. En el psicótico no existe conciencia del yo, en el otro, sí.
Los padres de Javier Rosado contrataron los servicios del profe­sor de Psiquiatría Forense de la Universidad Complutense de Ma­drid José Antonio García Andrade. El doctor se quedó extrañado de que su cliente declarase un cariño enorme por su padre, al tiempo que desconocía su edad y profesión. De la madre decía que trabaja­ba de ATS porque de vez en cuando le sanaba alguna herida.
Le confesó a García Andrade que de entre las razas, la que más le ha influido, la que más se asemeja a su persona es Cal, a quien de­finió como «un niño frágil, a veces una mujer rubia, que emana tal sufrimiento que es difícil acercarse a ella, aunque es peor cuando sonríe o tiene la cara machacada». Y aseguró: «Sin Cal yo no sería lo que soy. Con él aprendí a aprender. Lo conocí en 1988; Cal es do­lor; el bendito sufrimiento; ama los cuchillos, los objetos punzantes o cualquier cosa que pueda producir dolor, aunque lo que más le fas­cina es el dolor del alma».
De Cal aprendió Javier su simple teoría sobre la vida: «Aprender a usar el dolor es disfrutado como el placer. El dolor de los puntos de sutura que me dieron en la rodilla cuando tuve un accidente es mayor que el orgasmo con una mujer. El dolor es mejor que el pla­cer y más barato. La gente confunde al cenobita con el masoquista, pero no son lo mismo; éste disfruta siendo humillado y al someter­se, pero el cenobita disfruta al sufrir, porque con el dolor saca conocimiento. Cal dice que cometió el crimen del que se me acusa. Lo ha­ce para dañarme, para enseñarme, para causarme pena, desespera­ción, pero Cal no mata, sólo tortura».
¿Loco o actor? El 8 de octubre de 1994 le reveló a García Andra­de que el primer golpe a la víctima fue con un cuchillo pequeño de conchas naranjas. Le dio en el mentón y en la cara anterior del cue­llo y señaló el movimiento de su víctima bajando la cabeza hacia el tórax. García Andrade le hizo ver que este dato no venía en los pe­riódicos. Javier sintió miedo por primera vez, al menos, eso es lo que el forense contratado por su familia reseñó. «Estoy al borde de la lo­cura, necesito ayuda», cuenta el psiquiatra que dijo Javier, «es ver­dad, esto no venía en la prensa. Hay veces en que yo no miro, no veo, no siento, no huelo, no me fijo, no es una mente, es una máquina, tienes que hacer una cosa y la haces. Eso ocurrió».
En ese momento de la entrevista solicitó que se le sometiese al Suero de la Verdad, y se sumergió, según Andrade, en una gran an­gustia.
¿Loco o actor? Para el psiquiatra contratado por su familia, Ja­vier está loco, por tanto no se le podría imputar delito alguno. García Andrade sostiene que este chico de «inteligencia de tipo medio, con buena capacidad de abstracción y de síntesis» padece una «es­quizofrenia paranoide, además de personalidad múltiple psicótica y amnesia disociativa». Psicótico pues, sin lugar a la condena, además de esquizofrénico y con problemas de memoria.
Para el doctor, el juego no fue la causa de sus enfermedades, si­no precisamente la máscara. Dos años después del crimen, Javier se­guía jugando a Razas en la cárcel.
Pero el dictamen de García Andrade no era más, ni menos, que un estudio de parte, es decir, algo que había que contrastar necesa­riamente con otros estudios.
La titular del juzgado de instrucción número cinco de Madrid encargó otro informe a las psicólogas adscritas a la clínica médico-forense de Madrid Blanca Vázquez y Susana Esteban.
Cuando Javier les empieza a hablar de su perro Atila dice: «El pe­rro es una magnífica persona, cuando lea la prensa ya sabrá él a lo que me refiero».
Javier se declara ratón de bibliotecas, con más de 3.000 volúme­nes en su casa, y las psicólogas corroboran que el preso cuenta con cierto bagaje de cultura fantástica, pero no sabe quién es Martin Luther King, por no hablar de temas corrientes como ecología o Ter­cer Mundo, de los cuales asegura desconocer todo.
El dilema
¿Loco o actor? El informe de las psicólogas lo califica de psicópata pero... «este diagnóstico implica un trastorno de personalidad que no afecta en absoluto a su capacidad de entender y obrar [...]. El sujeto sabe lo que quiere hacer y quiere hacerlo cuando lo hace». Por tanto, susceptible de condena.
El informe de las psicólogas es bastante más duro que el del psi­quiatra contratado por la familia. Para ellas, Javier Rosado jamás se ha creído ser una de sus razas, sino que las conoce y controla a su voluntad y siempre desde una perspectiva de observador. Y conclu­yen: «Se trata de un sujeto altamente peligroso [...]. Bajo circuns­tancias favorables podría cometer cualquier crimen violento y sádi­co. Odia a la sociedad y a las personas, con las que no se siente implicado más que de forma racional. Busca activamente reconoci­miento social».
Blanca Vázquez y Susana Esteban concluyen su estudio de 21 pá­ginas el 7 de octubre de 1994. Doce días después Juan José Carras­co Gómez y Ramón Núñez Parras, especialista en psiquiatría el pri­mero y médicos forenses ambos adscritos a los juzgados de la plaza de Castilla, presentan a petición de la juez otro estudio sobre Javier de 51 páginas. Ambos análisis, el de ellas y el de ellos, se habían efectuado de forma paralela a petición de la juez y de eso se queja­rían por escrito Carrasco y Núñez al entender que «los retests practi­cados en fechas cercanas pierden fiabilidad».
Unos y otras se encierran con el preso, visitan a sus familiares, analizan sus escritos y, al emitir sus dictámenes, se contradicen. Ca­rrasco y Núñez sostienen que cualquiera de las múltiples personali­dades de Javier «pueden tomar el control absoluto de la conducta». O sea, exento de penas.
Aunque también hacen reseñar los doctores que tanto su madre como su hermano mayor no habían observado antes del crimen nin­gún comportamiento en Javier sospechoso de tratamiento psiquiátrico. Ni alteraciones de memoria, ni manifestaciones de las distintas personalidades, ni soliloquios. Siempre fue muy estudioso, introver­tido y lector infatigable. Nunca pensaron que precisase de psicólogos, aunque una vez en la cárcel comenzaron a verle con trastornos serios en sus visitas.
En una de sus entrevistas los dos psiquiatras llegan a plantearse si Javier actúa en plan estratega, porque alguna vez les había ad­vertido que durante su estancia en prisión iba a resucitar a Wul, el estratega que estaba adormecido, para defenderse así de funciona­rios, médicos y otros presos.
Tras varias horas de entrevistas con el recluso y su familia, tras consultar las más de 1.000 páginas que Javier escribió sobre su jue­go, además de bibliografía y jurisprudencia sobre personalidad múltiple en Estados Unidos, Carrasco y Núñez concluyen que sus tras­tornos no están buscados conscientemente como coartada porque sería muy difícil de simular un cuadro clínico de tanta riqueza, ex­presividad y contenidos. Resumen: enajenación mental completa. En cuanto a las posibilidades de cura, «no existe ninguna cuya indica­ción sea garantía de una evolución favorable».
Sin embargo, Javier Saavedra, el abogado de la familia de la víc­tima, asesorado por psiquiatras especialistas en casos de múltiple personalidad, sostiene que Javier es un psicópata dueño de todos sus actos. «Si hubiera encontrado junto a la víctima a un guardia civil, un psicótico habría cometido el crimen igualmente, pero Javier Ro­sado, no: él discernía el peligro. El psicótico puede ver perturbados sus sentidos afectivos, pero no es frío como el psicópata.»
Carlos Fernández Junquito, médico psiquiatra del Hospital Ge­neral Penitenciario, vio a Javier como una persona con la afectivi­dad prácticamente abolida. «Cierto día, estando presente en la en­trevista la psicóloga de la Unidad, le dijo: "Puede usted quedarse, es como el teléfono".»
Pero el psiquiatra Fernández Junquito le diagnosticó el 18 de oc­tubre de 1994, en el informe más breve de los tres elaborados, es­quizofrenia paranoide, algo que desecharon otros doctores.
Para el letrado Saavedra, Javier Rosado no sólo está exento de cualquier tipo de esquizofrenia sino que se trata de un psicópata res­ponsable y consciente de todo lo que hizo: «El lenguaje del psicópa­ta es estructurado, racional y lógico, como el de Javier; los psicópatas_ son seres racionales, muy manipuladores, engañan mucho, ambicio­nan el poder y para ello se valen del lenguaje, mientras que el psi­cótico pasa del poder. En el momento en que lo cogieron no es un psicótico, aunque después haya desarrollado una psicosis».
Javier se consideró impotente ante los psiquiatras para saber si él había cometido el crimen. Aseguró que si intentara averiguarlo se podía declarar dentro de su cabeza una guerra civil entre las razas, como la que sufrió con 17 años: «Hubo una rebelión en COU que fue la guerra de los Maras... fue cuando tuve el desengaño amoroso, mi depresión, Mara contra Fasein». Para investigar sobre aquel cri­men dijo que tendría que atravesar pasillos de su cerebro muy peli­grosos, porque hay razas que no dejan pasar a nadie por allí.
El 22 de junio de 1994 Javier salió esposado de la cárcel de Val­demoro para que lo examinara en los calabozos de la plaza de Cas­tilla un forense. En el trayecto del furgón a la cárcel, un redactor de El País le preguntó:
–Javier, ¿te arrepientes de lo que has hecho?
–Yo no he hecho nada –contestó con la cabeza gacha para eludir las fotos–, yo no he hecho nada.
Uno de los guardias civiles que lo custodiaban le levantó la cabe­za agarrándolo por la nuca y le dijo:
– ¿Que no has hecho nada, cabrón?
En la cárcel, algunos presos mucho más fornidos que él le respe­tan y le temen por el halo de inteligencia que le ha otorgado la pren­sa y sus partidas de ajedrez.
Pero su compañero Félix fue a parar a un pabellón de adultos donde los otros presos, en un alarde de originalidad, lo han bautiza­do con el alias de Niño.
Los psiquiatras Carrasco Gómez y Núñez Parra señalan que a pe­sar de todo Félix seguía admirando a Javier y se mostraba interesa­do por lo nuevo que podía estar escribiendo su amigo en prisión sobre Razas. «Ahora seguro que utiliza la raza 17, Wul, y la 18, la serpiente de lengua bífida, que intenta convencer haciendo daño a otros, implicar a otros para salvarse él mismo ... y es posible que Fa­sein pueda cortarse los dedos, Fasein es el que se automutila, que aprende con el sufrimiento, que se va cortando los dedos y va apren­diendo ... »
Félix a veces también duda de su personalidad: «No estoy seguro de haberlo hecho... pero quizás no fuera yo en ese momento... esta­ba muy identificado con Javier... me he metido en un lío... [sollozos], de una broma de matar a alguien nunca pensé que fuera a suceder lo que sucedió».
Mientras esperaban la sentencia del juez, Javier seguía jugando a sus Razas, inventando alguna de ellas basada en la persona de un policía que le interrogó, y Félix se entretenía con poemas como este que escribió antes del crimen:
Quiero romper las cadenas de la muerte
y volar por estepas infinitas
con un caballo de alas marchitas
cantando con el grito de un demente.
Pasarán estaciones pequeñitas
en el ritmo incesante de mi mente
con mi amargo recuerdo tan caliente
soñarán las mujeres más bonitas.
Mas te recuerdo y en mi memoria gritas.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


Ventajas de Salir con un HOMBRE MAYOR Tenía 15 años y estaba con alguien de 23  StoryTime  BrendaMim Como enamorar a un hombre mayor - YouTube Salgo con un hombre más joven, ¿puede funcionar? - YouTube #Entérate Beneficios salir con alguien de mayor edad 15 Reasons to Date an Older Man-I Like Older VENTAJAS Y DESVENTAJAS SALIR CON UN HOMBRE MAYOR  Daniel ...

Cómo salir con un hombre 10 años mayor

  1. Ventajas de Salir con un HOMBRE MAYOR
  2. Tenía 15 años y estaba con alguien de 23 StoryTime BrendaMim
  3. Como enamorar a un hombre mayor - YouTube
  4. Salgo con un hombre más joven, ¿puede funcionar? - YouTube
  5. #Entérate Beneficios salir con alguien de mayor edad
  6. 15 Reasons to Date an Older Man-I Like Older
  7. VENTAJAS Y DESVENTAJAS SALIR CON UN HOMBRE MAYOR Daniel ...

¡¡¡¡ GRACIAS POR VERME !!! ESPERO TE HAYA GUSTADO! Like / Comenta / Suscribete TU OPINIÓN CUENTA, CUENTA ME EN LOS COMENTARIOS! Hola, Soy Daniel Ballen sigue... Nuevo estilo de video, esta vez con un 'StoryTime' de mi adolescencia. Espero les guste, recuerden dejarme en los comentarios si les gustaría que hiciera más este tipo de cosas :D Video del final: No es tan fácil salir con un hombre más joven que tú, mucha gente cuestionará tu relación. En este vídeo te explico cuáles son los obstáculos y los beneficio... Mi relación con un hombre 10 años mayor ... salir con alguien que ya ... 15:00. SinEmbargo Al Aire 824,197 views. 15:00. Por qué una mujer joven se engancha a un hombre mayor ... Como enamorar a un hombre mayor Encuentra mas consejos para conquistar a un hombre en mi blog https://comoenamoraraunhombre.site Sígueme en las redes sociale... 15 Razones para salir con un hombre Mayor - Me Gustan Mayores. Este tipo de relación tiene mucho tiempo en la sociedad y si a ti te gustan los hombres mayore... Siempre te has preguntado como es salir con un hombre mayor? Aqui algunas respuestas! ... ¿Cómo es tener un NOVIO 20 AÑOS MAYOR? 😱 q&a I - Duration: 14:57. MY PEANUTS 17,277 views. 14:57